EE.UU. ¿CÓMO LLEGAMOS A $19 BILLONES DE DEUDA?

EEUU19BILLONESDEDEUDA

ROMINABOCCIAPor, Romina Boccia-© DailySignal-Traducción al español de Libertad Org.

Este lunes, la deuda nacional de EE.UU. alcanzó un nuevo récord: $19,012,827,698,418. Es la primera vez que la deuda nacional superó los $19 billones. Eso es más de $58,000 de deuda por cada persona que vive en EE.UU. (incluidos los niños).

Vea aquí lo que es un billón de dólares.

El principal culpable por este creciente déficit y deuda es el gasto federal, sobre todo entre el Seguro Social, Medicare, Medicaid y Obamacare.

Tradicionalmente, el Congreso establecía un límite para la cantidad de deuda en la que EE.UU. podía incurrir (conocido simplemente como el límite de la deuda). Pero en lugar de poner un límite más alto a la deuda, los legisladores y el presidente han suspendido varias veces el límite de la deuda, la última vez en noviembre de 2015 hasta el 15 de marzo de 2017. Durante el período de suspensión del límite de la deuda, el Departamento del Tesoro está autorizado a pedir prestado todo lo que necesite para pagar todas las obligaciones federales que vencen. Esto significa que, básicamente, no hay límite para la deuda en la que Estados Unidos pueda incurrir.

El Subcomité de Servicios Financieros de la Cámara para Supervisión e Investigaciones celebrará una audiencia sobre “el insostenible gasto federal y el límite de la deuda”. Estaré entre los peritos, junto con mis colegas Dan Mitchell del Instituto Cato y Veronique de Rugy del Centro Mercatus.

Varios analistas han exhortado a que se suspenda el límite de la deuda de forma permanente o que se derogue totalmente el estatuto que lo regula. En su opinión, el límite de la deuda es una ley arcaica que sirve poco o ningún propósito útil hoy. Ellos argumentan que debido a que el Congreso autoriza todos los gastos, es absurdo tener un límite separado para los préstamos. Además, advierten que las negociaciones sobre el límite de la deuda son peligrosas y llevan a la nación al borde del impago.

Este punto de vista es erróneo. En momentos en que más de $8 de cada $10 en gasto federal adicional, durante la próxima década, está aumentando con el piloto automático puesto, el límite de la deuda es una herramienta fundamental en el arsenal del Congreso para lograr un cambio positivo.

Y cambio es lo que se necesita desesperadamente. La Oficina de Presupuesto del Congreso (CBO) proyecta que los gastos crecerán de $3.7 billones en 2015 a $6.4 billones en 2026. Por otra parte, se prevé que el crecimiento del gasto superará el crecimiento económico, ya que se espera que los gastos crezcan de 20.7% del producto interno bruto (PIB) en 2015 a 23.1% del PIB en 2026.

Los programas federales de atención médica como Medicare, Medicaid y Obamacare, así como la Seguridad Social, además de los intereses sobre la deuda, son responsables del 83% del previsto aumento en el gasto para la próxima década.

El creciente gasto está creando déficits cada vez más grandes. Se estima que los déficits alcanzarán el billón de dólares para 2022 y seguirán creciendo a partir de ahí. En total, se prevé que el gobierno federal acumulará adicionalmente $9.4 billones en déficit por gastos durante la próxima década.

La CBO proyecta que la deuda será de $26.3 billones a finales de esta década. El límite de la deuda presenta una ocasión para tomar acción decisiva que obligue al Congreso a convertir en hechos todas sus palabras y proseguir con las reformas estructurales de los derechos a beneficios que pondrán el presupuesto en la senda constante hacia el equilibrio.

Esto significa el Congreso debe actuar–y pronto–trazando una ruta hacia el equilibrio con el presupuesto anual del Congreso. Luego el Congreso deberá continuar con su plan presupuestario aplicando legislación.

El Congreso debe utilizar toda su influencia para evitar una crisis fiscal, durante el cual los inversores exigirían tasas de interés mucho más altas para seguir prestándole a Estados Unidos. El impago no debe ser nunca una opción.

Hace falta que el Congreso reforme los programas de derecho a beneficios y ponga el presupuesto en la senda al equilibrio antes de aumentar el límite de deuda otra vez.

OTRAS VOCES: LA FASCINACIÓN DE LAS MASAS CON LOS FALSOS MESÍAS.

DONALDTRUMPOFENSIVO

ALFREDOCEPEROPor Alfredo M. Cepero- La Nueva Nación-vía Baracutey Cubano

“No siendo capaces las muchedumbres ni de reflexión ni de razonamiento, carecen de la noción de lo inverosímil, porque generalmente las cosas más inverosímiles son las que hieren más profundamente en su espíritu”. (Psicología de las Multitudes, Gustavo Le Bon, Cap. III).

Muchos de quienes hemos observado durante años a la sociedad norteamericana y a su extraordinario experimento de democracia, hemos atribuido cualidades superiores a su pueblo. La racionalidad, la disciplina, la puntualidad y la ética de trabajo de sus hombres y mujeres fueron para muchos de nosotros ejemplos a seguir y metas a conquistar. Jamás se nos habría ocurrido que en los Estados Unidos pudiera ganar influencia o poder un orate como Adolfo Hitler, un simulador como Fidel Castro o un payaso como Hugo Chávez.

Hagamos un breve recorrido por el camino seguido por estos farsantes para esclavizar a sus pueblos. En noviembre de 1923, un desconocido Adolfo Hitler y un reducido grupo de seguidores intentaron dar un golpe de estado en Munich a un legítimo gobierno alemán. El intento fracasó y Hitler fue a parar a la cárcel pero sirvió de inicio a su carrera política. Nueve años más tarde, el Partido Nacional Socialista de Hitler llegó al poder por elección popular, aunque sin la mayoría absoluta que demandaba el endemoniado.

Para lograrla por la violencia, el 27 de febrero de 1933 prendió fuego al Reichstag (Parlamento Alemán), anuló importantes derechos fundamentales como la libertad de opinión, de prensa, de asociación y reunión, se suspendió el secreto epistolar y telegráfico, así como la garantía de la inviolabilidad del domicilio y se autorizó a la policía a prohibir reuniones. Así empezó el régimen que, según Hitler, perduraría por un milenio pero que terminó doce años más tarde con el saldo alucinante de los 60 millones de muertos de la Segunda Guerra Mundial.

El 26 de julio de 1953, un pandillero de 26 años de edad encabezó a un abigarrado grupo de jóvenes ilusos que entraron a tiros en un cuartel militar de la dictadura de Batista y, en una orgía de sangre, dieron muerte incluso a enfermos recluidos en el hospital de la institución. Como su ídolo alemán, Fidel Castro fue a parar a la cárcel. Y, siendo un discípulo aventajado, seis años más tarde, el primero de enero de 1959, se hizo con más poder que ningún otro gobernante previo en la convulsionada historia de Cuba. La pesadilla que ha desatado por 57 años le ha robado al cubano no sólo la prosperidad material sino sus principios morales y su dignidad personal. Hoy somos un pueblo sin derrotero y sin puerto que no encuentra donde anclar el barco de su esperanza.

Volviendo a su camino diabólico, a partir de 1959 Castro desplegó una habilidad extraordinaria para el engaño, la mentira y el encantamiento de un pueblo arrodillado a sus plantas. Desde un principio negó ser comunista y dijo que celebraría elecciones libres, que no estaba interesado en el poder, que no utilizaría la fuerza para mantenerlo y que se iría cuando el pueblo no lo quisiera. Prometió cosas descabelladas como que Cuba tendría el mejor ganado del mundo, que produciría más naranjas que la Florida, que pronto se convertiría en exportador de petróleo y que el pueblo alcanzaría un nivel de vida superior al de los Estados Unidos.

Pero donde alcanzó la cima de lo inverosímil y perpetró la mayor burla contra un pueblo crédulo fue cuando dijo que su Vaca Ubre Blanca daría leche suficiente para llenar la Bahía de La Habana. El resultado trágico es tan conocido que basta con resumirlo. Centenares de miles de presos por el simple hecho de contradecirlo, dos millones de cubanos regados por el mundo y más de 100,000 muertos entre fusilados, asesinados, muertos en prisión, misiones internacionales y devorados por los tiburones en el Estrecho de la Florida. Nunca ha celebrado elecciones libres pero estoy seguro de que si lo hubiese hecho en los primeros cinco años de su “reinado” las hubiera ganado con facilidad.

Al mismo tiempo, el discípulo de Hitler tuvo también su propio discípulo en un payaso carismático llamado Hugo Chávez. En 1992, aquel analfabeto osado intentó dar un golpe de estado contra el gobierno constitucional de Carlos Andrés Pérez pero fracasó en el intento. Como Hitler y Castro, Chávez sufrió primero cárcel y después destierro. Regresó de su curso en La Habana preparado para hacerse con el poder por el mismo camino del engaño de los dos anteriores. Entre 1998 y 2012, Chávez ganó cuatro elecciones presidenciales contra cuatro contrincantes diferentes, por lo menos las primeras tres con resultados reales.

En el curso de esos 14 años, Chávez dijo que no sería dictador, prometió que no confiscaría empresas privadas y afirmó que respetaría la libertad de los medios de comunicación. Cuando la providencia se apiadó de Venezuela y se lo llevó a la tumba ya Chávez no sólo había violado todas sus promesas sino había sumido en la miseria a su pueblo para mantener en el poder a la tiranía obsoleta y al régimen fracasado de los hermanos Castro. Como los cubanos, los venezolanos no escucharon a quienes tratamos de advertirles sobre el terremoto que se les venía encima y, como los cubanos y los alemanes, los venezolanos cayeron presa del encantamiento de su Mesías.

Por estos días los Estados Unidos parecen enfilarse por el mismo camino de los alemanes, los cubanos y los venezolanos. En un panorama nacional hipertrofiado por la pesadilla que ha sido Barack Obama, aparece un Donald Trump con su narcicismo galáctico, su conducta incoherente y su retórica corrosiva. Con ello se ha ganado un lugar destacado en el salón de la fama de los falsos Mesías y puesto en peligro la tarea de restaurar la armonía tan necesaria en esta sociedad pulverizada por el fanatismo y la polarización.

En realidad, Trump y Obama, dos hombres, supuestamente ubicados en polos opuestos del espectro ideológico, tienen tantas similitudes como diferencias. Pero, como la paciencia del lector es limitada, destacaré solamente la capacidad de ambos para hechizar multitudes y la inmensa habilidad para manipular a las comunicaciones masivas. Obama llegó al poder sin dar detalle alguno sobre sus planes de gobiernos. Su lema central de “Hope and Change” (esperanza y cambio) fue diseñado para estimular sentimientos de solidaridad hacia un joven elocuente e “idealista” que era hijo de una raza sufrida. La gente le dio un cheque en blanco en el cual Obama ha escrito 20,000 millones de dólares de una deuda nacional que ha hipotecado por muchos años a los Estados Unidos.

Aunque desde un ángulo diferente, Donald Trump está haciendo algo muy parecido. Cuando algún periodista le pregunta sobre planes específicos de gobierno, Trump la emprende con una diatriba sobre la incompetencia de Barack Obama y la corrupción de los políticos de ambos partidos. Insulta a sus adversarios en las primarias republicanas y amenaza a gobiernos como los de China, Japón y México con los cuales los Estados Unidos han mantenido y seguirán manteniendo relaciones políticas y comerciales. En esto difiere del simulador y cautelosos Barack Obama de las elecciones del 2008. Pero al igual que Obama, su lema de “We will make America great again” (Haremos a America grande de nuevo) no es un plan de gobierno sino un mensaje de alta carga emotiva a quienes resienten el deterioro de los Estados Unidos en los últimos siete años. Dos falsos Mesías vestidos con distintos ropajes.

En conclusión, el éxito de estos cinco farsantes en su misión de hacerse con el poder absoluto demuestra que tanto pueblos de supuestos altos niveles de desarrollo económico, madurez ciudadana y sofisticación cultural como pueblos considerados más atrasados son vulnerables al hechizo de los falsos Mesías. Podríamos quizás aventurarnos a decir que a pesar de los adelantos de la civilización desde la llegada del hombre a la Tierra, de todas las conquistas sociales, de los descubrimientos de la medicina y de los progresos tecnológicos, el hombre de los rascacielos y el hombre de las cavernas comparten los mismos instintos básicos y padecen de las mismas debilidades. Quizás la mejor enseñanza que podemos sacar de todo esto es que la libertad nunca está totalmente segura y que el precio de mantenerla es la vigilancia perpetua.

“No siendo capaces las muchedumbres ni de reflexión ni de razonamiento, carecen de la noción de lo inverosímil, porque generalmente las cosas más inverosímiles son las que hieren más profundamente en su espíritu”. (Psicología de las Multitudes, Gustavo Le Bon, Cap. III).

Muchos de quienes hemos observado durante años a la sociedad norteamericana y a su extraordinario experimento de democracia, hemos atribuido cualidades superiores a su pueblo. La racionalidad, la disciplina, la puntualidad y la ética de trabajo de sus hombres y mujeres fueron para muchos de nosotros ejemplos a seguir y metas a conquistar. Jamás se nos habría ocurrido que en los Estados Unidos pudiera ganar influencia o poder un orate como Adolfo Hitler, un simulador como Fidel Castro o un payaso como Hugo Chávez.

Hagamos un breve recorrido por el camino seguido por estos farsantes para esclavizar a sus pueblos. En noviembre de 1923, un desconocido Adolfo Hitler y un reducido grupo de seguidores intentaron dar un golpe de estado en Munich a un legítimo gobierno alemán. El intento fracasó y Hitler fue a parar a la cárcel pero sirvió de inicio a su carrera política. Nueve años más tarde, el Partido Nacional Socialista de Hitler llegó al poder por elección popular, aunque sin la mayoría absoluta que demandaba el endemoniado.

Para lograrla por la violencia, el 27 de febrero de 1933 prendió fuego al Reichstag (Parlamento Alemán), anuló importantes derechos fundamentales como la libertad de opinión, de prensa, de asociación y reunión, se suspendió el secreto epistolar y telegráfico, así como la garantía de la inviolabilidad del domicilio y se autorizó a la policía a prohibir reuniones. Así empezó el régimen que, según Hitler, perduraría por un milenio pero que terminó doce años más tarde con el saldo alucinante de los 60 millones de muertos de la Segunda Guerra Mundial.

El 26 de julio de 1953, un pandillero de 26 años de edad encabezó a un abigarrado grupo de jóvenes ilusos que entraron a tiros en un cuartel militar de la dictadura de Batista y, en una orgía de sangre, dieron muerte incluso a enfermos recluidos en el hospital de la institución. Como su ídolo alemán, Fidel Castro fue a parar a la cárcel. Y, siendo un discípulo aventajado, seis años más tarde, el primero de enero de 1959, se hizo con más poder que ningún otro gobernante previo en la convulsionada historia de Cuba. La pesadilla que ha desatado por 57 años le ha robado al cubano no sólo la prosperidad material sino sus principios morales y su dignidad personal. Hoy somos un pueblo sin derrotero y sin puerto que no encuentra donde anclar el barco de su esperanza.

Volviendo a su camino diabólico, a partir de 1959 Castro desplegó una habilidad extraordinaria para el engaño, la mentira y el encantamiento de un pueblo arrodillado a sus plantas. Desde un principio negó ser comunista y dijo que celebraría elecciones libres, que no estaba interesado en el poder, que no utilizaría la fuerza para mantenerlo y que se iría cuando el pueblo no lo quisiera. Prometió cosas descabelladas como que Cuba tendría el mejor ganado del mundo, que produciría más naranjas que la Florida, que pronto se convertiría en exportador de petróleo y que el pueblo alcanzaría un nivel de vida superior al de los Estados Unidos.

Pero donde alcanzó la cima de lo inverosímil y perpetró la mayor burla contra un pueblo crédulo fue cuando dijo que su Vaca Ubre Blanca daría leche suficiente para llenar la Bahía de La Habana. El resultado trágico es tan conocido que basta con resumirlo. Centenares de miles de presos por el simple hecho de contradecirlo, dos millones de cubanos regados por el mundo y más de 100,000 muertos entre fusilados, asesinados, muertos en prisión, misiones internacionales y devorados por los tiburones en el Estrecho de la Florida. Nunca ha celebrado elecciones libres pero estoy seguro de que si lo hubiese hecho en los primeros cinco años de su “reinado” las hubiera ganado con facilidad.

Al mismo tiempo, el discípulo de Hitler tuvo también su propio discípulo en un payaso carismático llamado Hugo Chávez. En 1992, aquel analfabeto osado intentó dar un golpe de estado contra el gobierno constitucional de Carlos Andrés Pérez pero fracasó en el intento. Como Hitler y Castro, Chávez sufrió primero cárcel y después destierro. Regresó de su curso en La Habana preparado para hacerse con el poder por el mismo camino del engaño de los dos anteriores. Entre 1998 y 2012, Chávez ganó cuatro elecciones presidenciales contra cuatro contrincantes diferentes, por lo menos las primeras tres con resultados reales.

En el curso de esos 14 años, Chávez dijo que no sería dictador, prometió que no confiscaría empresas privadas y afirmó que respetaría la libertad de los medios de comunicación. Cuando la providencia se apiadó de Venezuela y se lo llevó a la tumba ya Chávez no sólo había violado todas sus promesas sino había sumido en la miseria a su pueblo para mantener en el poder a la tiranía obsoleta y al régimen fracasado de los hermanos Castro. Como los cubanos, los venezolanos no escucharon a quienes tratamos de advertirles sobre el terremoto que se les venía encima y, como los cubanos y los alemanes, los venezolanos cayeron presa del encantamiento de su Mesías.

Por estos días los Estados Unidos parecen enfilarse por el mismo camino de los alemanes, los cubanos y los venezolanos. En un panorama nacional hipertrofiado por la pesadilla que ha sido Barack Obama, aparece un Donald Trump con su narcicismo galáctico, su conducta incoherente y su retórica corrosiva. Con ello se ha ganado un lugar destacado en el salón de la fama de los falsos Mesías y puesto en peligro la tarea de restaurar la armonía tan necesaria en esta sociedad pulverizada por el fanatismo y la polarización.

En realidad, Trump y Obama, dos hombres, supuestamente ubicados en polos opuestos del espectro ideológico, tienen tantas similitudes como diferencias. Pero, como la paciencia del lector es limitada, destacaré solamente la capacidad de ambos para hechizar multitudes y la inmensa habilidad para manipular a las comunicaciones masivas. Obama llegó al poder sin dar detalle alguno sobre sus planes de gobiernos. Su lema central de “Hope and Change” (esperanza y cambio) fue diseñado para estimular sentimientos de solidaridad hacia un joven elocuente e “idealista” que era hijo de una raza sufrida. La gente le dio un cheque en blanco en el cual Obama ha escrito 20,000 millones de dólares de una deuda nacional que ha hipotecado por muchos años a los Estados Unidos.

Aunque desde un ángulo diferente, Donald Trump está haciendo algo muy parecido. Cuando algún periodista le pregunta sobre planes específicos de gobierno, Trump la emprende con una diatriba sobre la incompetencia de Barack Obama y la corrupción de los políticos de ambos partidos. Insulta a sus adversarios en las primarias republicanas y amenaza a gobiernos como los de China, Japón y México con los cuales los Estados Unidos han mantenido y seguirán manteniendo relaciones políticas y comerciales. En esto difiere del simulador y cautelosos Barack Obama de las elecciones del 2008. Pero al igual que Obama, su lema de “We will make America great again” (Haremos a America grande de nuevo) no es un plan de gobierno sino un mensaje de alta carga emotiva a quienes resienten el deterioro de los Estados Unidos en los últimos siete años. Dos falsos Mesías vestidos con distintos ropajes.

En conclusión, el éxito de estos cinco farsantes en su misión de hacerse con el poder absoluto demuestra que tanto pueblos de supuestos altos niveles de desarrollo económico, madurez ciudadana y sofisticación cultural como pueblos considerados más atrasados son vulnerables al hechizo de los falsos Mesías. Podríamos quizás aventurarnos a decir que a pesar de los adelantos de la civilización desde la llegada del hombre a la Tierra, de todas las conquistas sociales, de los descubrimientos de la medicina y de los progresos tecnológicos, el hombre de los rascacielos y el hombre de las cavernas comparten los mismos instintos básicos y padecen de las mismas debilidades. Quizás la mejor enseñanza que podemos sacar de todo esto es que la libertad nunca está totalmente segura y que el precio de mantenerla es la vigilancia perpetua.

DESDE EL ARCHIPIÉLAGO: EL PERDÓN DE LOS SANTONES DE CALPUTA

ACRALOSGIMENEZALCALDEDEMIAMIDADE

En la foto: Carlos Gimenez, el Alcalde del Condado de Miami-Dade, quien nos acaba de pedir a los cubanos que nos olvidemos de todo lo pasado.

JUANGONZALESFEBLESPor, Juan González Febles- Primavera Digital

Lawton, La Habana, Juan González Febles, (PD) Como un remedo para ausentes santidades, surgen en el ambiente miasmático en que nos movemos en ambas orillas, los llamados al perdón y el olvido en sufragio de los castristas.

Surgen estos llamados desde una atmósfera empobrecida desde hace más de cinco décadas por el aliento y el empuje de cuatreros, estafadores, pandilleros y otros marginales, regenerados y empoderados desde la violencia política revolucionaria.

Así, hoy parecen haber llegado para quedarse los santones del perdón. Estos santones convocan al perdón no solicitado para quienes jamás han pedido tan siquiera disculpas. Se trata de que no sienten ni han sentido jamás la necesidad de hacerlo.

No se trata solamente de haber destruido un país, hecho para lo que quizás, existan dudas sobre si se hizo por incompetencia o fue solo mera perversidad. Se trata de perdonar ejecuciones sumarias, cárceles dantescas, privilegios escandalosos, robos y latrocinios que no parecen encontrar final a la vista.

Es entonces que aparecen nuestros santones de Calputa. Estos santones olvidan que lo que vivimos en la actualidad, llegó consagrado entre otros detalles de este estilo, por el odio de algunos, entre los que ocupa lugar destacado, en específico aquel que aspiró a ser una fría y eficiente máquina de matar. Hecho que sirvió posteriormente a otro del mismo pelaje para proclamar y exigir que nuestros niños y niñas fueran como quien proclamó el engendro.

Se trata de perdonar lo imperdonable que ya pasó, para dar continuidad a cosas que pasan en la actualidad. Desde golpizas programadas cada domingo y otros atropellos con los que se convive y se hace políticamente incorrecto criticar. Pero en todo ello, hay una gran dosis de oportunismo. Hacen como los rusos y perdonan las deudas que piensan jamás poder cobrar.

Hoy se trata de que si un pastor cumple con su obligación pastoral y acompaña y conforta a quienes enfrentan bandas parapoliciales, el pastor será posteriormente amenazado. Así no habrá que preocuparse en el futuro y tanto quien amenaza, como quien golpea, tendrán certificado el perdón para un futuro.

Los santones de Calputa garantizan a la pandilla del miedo no solo impunidad para robar y atropellar en el presente, sino además, para que en un futuro consigan disfrutar en paz el botín obtenido, ya sean yates, ropa interior o cámaras fotográficas. A cambio, recibirán generosas compensaciones materiales de promotores y financistas influidos por la misma ‘generosa condición’.

Como sea, bueno es seguir el ejemplo de nuestros aliados de los Estados Unidos que nos dan el ejemplo sobre cómo perdonar. Primero, les roban un misil en España. Luego, este aparece en Cuba. Solo que aquí, quizás ya no puedan devolverlo. Ya debe estar vendido en piezas – a causa del embargo- o puesto en manos del mejor postor el know how de Lockheed Martin. Pero señores, como ya todo pasó, se impone perdonar.

Aun así, está en pie la anunciada visita del Sr. Presidente de esa gran nación a Cuba. Esperémosle y démosle la bienvenida que merece. Hay quienes comentan que al igual que hizo la ex primera ministra británica Margaret Thatcher cuando visitó a Solidaridad en el transcurso de su visita a Polonia y pasó por alto el disgusto, la reconvención o ambas, de aquel gobierno comunista felizmente depuesto, el Sr. Barack Hussein Obama quizás visite y salude a las Damas de Blanco en su sede o visite el Parque Gandhi un domingo de marcha ciudadana pacífica. Allí, compartirá con nuestros activistas pro democracia y será testigo de cómo #TodosMarchamos ratifica cada vez el derecho a la manifestación pacífica en las calles y el hoy vetado actuar político ciudadano independiente. La foto de familia de ese encuentro, ciertamente valdrá la pena.

Para no ser tildado de intransigente, la visita podría ser también para los marginales de los grupos parapoliciales que defienden su derecho a golpear y reprimir, dirigidos por oficiales de la policía Seguridad del Estado. Estos, aviados para la ocasión con uniformes limpios, ropa interior ocupada y hasta alguna cámara fotográfica –también ocupada- conservarán una constancia del encuentro. No olvidar que no se trata de ladrones, son solo revolucionarios que se esfuerzan por ser fríos y eficientes para lo único en que tienen una vocación reconocida.

De perdonar y olvidar se trata, así lo demandan nuestros santos de Calputa. Entonces, ya saben, las palabras de orden son: ¡Perdón y olvido!

HILARIA LA PERDULARIA

HILLARYCLINTONFOTONOTRUCADAESTEBITAESTAESLABUENAHORAPor Esteban Fernández

No hay que ser un sicólogo, ni un siquiatra ni un experto en las reacciones faciales para darse cuenta de que en todo momento y sobre todos los temas Hillary Clinton miente. No solamente lanza mentiras constantes sino que invariablemente  dice lo que le conviene y tergiversa cuanto acontecimiento ha vivido, imaginado o soñado. Esta mujer es la inventora del truco y la maraña.

Pudiera dedicar 20 columnas para hablar de los embustes de Hillary Clinton pero hoy les voy a hablar de uno grande en particular por ser el menos comentado y es: “ese cariño y esa solidaridad con el presidente Barack Obama”. Ese es un cuento mal contado.

La verdad es muy diferente: Ella odia con todas sus fuerzas a Obama y si detesta al presidente ¡muchísimo más aborrece a su esposa Michelle! Si Hillary Clinton fuera electa yo les aseguro que los Obama no irían a la Casa Blanca ni de visita protocolar.

A todos los candidatos les encanta amenazar con que “lo primero que yo haría al ganar las elecciones sería esto o aquello”… Bueno, yo les aseguro que lo primero que haría Hillary es echar a la basura cuanta vajilla, cubiertos, cuadros, y hasta los clavos que pusieron en las paredes los Obama y que dejaron rezagados. Yo creo que Hillary se tomaría el trabajo de quitar la letra “O” de la computadores en la residencia presidencial.

Marian Robinson la suegra de Obama, las muchachitas Sasha y Malia, Valerie Jarrett, Craig el hermano de Michelle, y cuanta parentela tengan saldrían de allí como bola por tronera, esa gente  mejor que se dediquen a tirarle fotos a los cuartos y salones de la White House porque ahí no van a pernoctar ni por 10 minutos y solamente verán la Casa Blanca en cuadros, pinturas y fotografías.

O ¿alguien en el mundo es tan ingenuo de creer que sinceramente “los Bonnie and Clyde modernos y en esteroides”, le han perdonado a Barack Obama la monumental pateadura y choteada -barriendo el piso con ella- que le dieron en las primarias de 2008? Créanme que los Clinton no son gente muy dada a la misericordia ni  a poner la otra mejilla.

Todo ese paquete de la solidaridad con los siete años de gobierno de Obama no es más que “oportunismo” porque el futuro de Hillary Clinton está en las manos del presidente.  En estos momentos sólo él puede tirarle una toalla y salvarla de ir a chirona y a no tener que ponerse un exclusivo “pantsuit” color naranja.

Pero si ella desgraciadamente ganara y al mismo tiempo saliera del atolladero en que se encuentra trataría de enviarlo de embajador al país más atrasado de África. Ese cuento chino de que lo va a proponer para la Corte Suprema de Justicia es un paquete más de esta loca embustera con ojos desmesurados.

¿Alguna vez ustedes se han enterado de una visita de los Obama a la residencia de los Clinton en Chappaqua? ¿Cuántas veces ustedes han visto a Michelle y a Hillary simplemente conversando amigablemente? Porque les voy a decir algo: el desdén es mutuo. Michelle también desprecia profundamente a esta Maquiavélica farsante.

Esa falacia de que la elección de ella representaría un “tercer término de Obama”  es el paquetazo del siglo, algo momentáneo, cogido con pinzas y alfileres  y extremadamente desechable.

Y voy a ir más lejos: No vayan a creer tampoco que Bill Clinton va a campear por sus respetos en la Casa Blanca, porque si la relación con Obama es puramente convenenciera a su marido tampoco le ha perdonado que le pusiera los cuernos en la mismísima Oval Office. Por lo tanto, si a Obama lo manda para Kenya a Bill lo manda para Angola. Si “Vil” (como lo llama Luque Escalona) penetra la Casa Blanca será lo único que penetrará allí porque me parece que Hillary sería muy capaz hasta de ponerle un cinturón de castidad.

Y entonces si ustedes me preguntan: “Chico ¿no existe nada en lo cual tú concuerdes con Hillary?” les respondo: “Bueno, en una sola cosa: en que compartimos  la inquina contra Obama.  Y viceversa: también coincido con Barack Obama en que a  él  le cae como un purgante  esta   vieja manipuladora y trepadora.            

TED CRUZ Y LOS CUBANOS DE MIAMI

CUBANOSDEMIAMIPORTEDCRUZNota de la redacción : este artículo fue el otro que el servidor ” no logró rescatar” y que se había publicado para el pasado martes, pero tenemos la suerte de que teníamos el original  las fotos…y hoy se lo brindamos a los lectores.

FERNANDOGODOPARAILUSTRARARTICULOSPor, Fernando Godo

Esta imagen va tomando fuerza en las calles de Miami. Varias personas portan carteles con el nombre de Ted Cruz. Los conductores se detienen ante la luz roja y escuchan por los altoparlantes el efecto contagioso.

El entorno político del estado de la Florida ha sido sacudido por una sorpresa en la campaña republicana. Ted Cruz, el senador de Texas, gana terreno minuto a minuto. Una de las razones es su origen cubano. Pero hay otras.

Dotado por una capacidad oratoria impresionante, Ted Cruz es un político constitucionalista. “Uno de los alumnos más brillantes que ha pasado por la Universidad de Harvard en los últimos 50 años” ha dicho un profesor de la institución.

Ted Cruz se graduó en leyes y ha dedicado su vida a rescatar el prestigio de Estados Unidos. “Hay que acabar con el Cartel de Washington” ha repetido una y otra vez. Y es que a pesar de postularse por el partido republicano, no vacila en denunciar la corrupción, aun dentro de su propio partido.

Por eso el elector republicano conservador cree en Ted Cruz, y ha desplazado en la Florida a un “líder histórico” como Jeb Bush, e incluso a la figura emergente del establishment republicano, Marco Rubio.

Al comenzar la campaña, Ted Cruz era conocido en Miami por las personas que siguen la política a nivel nacional. Incluso entre ellos, muchos no sabían que su padre, Rafael Cruz, nació en Matanzas, y sufrió prisión cuando el gobierno de Fulgencio Batista, que en definitiva lo hizo partir de Cuba como exiliado político.

Ahora es diferente. Ted Cruz se ha impuesto como el más agresivo de los candidatos. Su programa incluye la abolición gradual del Internal Revenue Service (IRS), la agencia del gobierno (o policía política) que saca dinero del bolsillo de los ciudadanos.

La prensa demócrata <resalta> la figura de Donald Trump (mientras más lo atacan más personas lo siguen), porque creen que Hillary tiene más oportunidades contra él.

Pero ellos saben que el peligro real es Ted Cruz. Un hombre honesto y sin las manchas de Trump. Un hombre al que no tienen como atacar. “Donald Trump no teme a decir la verdad” me dijo un señor hace unos días. Trump (además de otras cosas que se le cuestionan), no tiene pantalones para incluir la abolición del IRS en su programa. Y de estos pantalones carecen los demás republicanos en campaña.

El gobierno asfixia cada vez más a los pequeños negocios con impuestos y regulaciones. Y con ello se avanza hacia la destrucción de la clase media, que es la mayor proveedora de empleos del país.

El programa de reducción de impuestos de Ted Cruz, incluye reducir al mínimo el tamaño del gobierno federal. Un ataque directo a los monopolios que compran a los políticos para ser favorecidos.

Ted es profundamente cristiano. Se opone al aborto y cree que el matrimonio es la unión sagrada entre un hombre y una mujer. Su programa incluye la lucha contra la inmigración ilegal, un tema manipulado por la prensa, casi totalmente controlada por los demócratas. Es un defensor de la segunda enmienda de la constitución, y propone una política internacional de lucha incansable contra el terrorismo, muy alejada de las concesiones que ha hecho el presidente Obama a los países que lo patrocinan.

Pero Ted también juega al dominó entre cubanos. Y su padre Rafael, además de ser pastor evangélico y tremendo orador, es un cubanazo conversador, enemigo acérrimo de la dictadura de Fidel Castro.

Por eso los cubanos de Miami ven a Ted Cruz como otro de los suyos. Y muchos se han alejado de políticos cuyas posiciones cambian como la temperatura del día a la noche; o cuyas campañas están financiadas por personajes que también dan dinero a los demócratas

Sigan la pista del dinero. Verán quien está comprometido y quién no.

Las encuestas señalan que los electores indecisos tienen a Trump como última opción. Esto da muy buen pronóstico para que Ted gane en las primarias republicanas. Y dado el desprestigio de Hillary Clinton y el partido demócrata…tengamos a Ted Cruz como próximo presidente de los Estados Unidos.

DEL 11 DE SEPTIEMBRE AL 3 DE FEBRERO, DOS FECHAS PARA LA INFAMIA: BARACK OBAMA VISITARÁ UNA MEZQUITA EN EE.UU. PARA HABLAR DE… ¡TOLERANCIA!

OBAMAMUSULMANNota de la redacción: Este artículo debió de haber sido publicado en la edición del pasado martes y fue uno de los pocos que el servidor ” no logró rescatar”, pero nosotros conservábamos el original y las fotos.

El presidente de los Estados Unidos visitará mañana miércoles 3 de febrero una mezquita musulmana por primera vez como mandatario del país.

Según anunció la Casa Blanca, en el encuentro con los miembros de las Sociedad Islámica de Baltimore, Obama hablará sobre la tolerancia y la libertad religiosa.

“El miércoles, 3 de febrero, el presidente viajará a Maryland para visitar la Sociedad Islámica de la mezquita de Baltimore con el objetivo de celebrar las contribuciones que los musulmanes estadounidenses hacen a nuestra nación y reafirmar la importancia de la libertad religiosa en nuestro modo de vida”, informaron fuentes oficiales, según reportó la agencia de noticias EFE.

“El presidente llevará a cabo una mesa redonda con miembros de la comunidad y dará un discurso, donde reiterará la importancia de mantenerse fieles a nuestros valores fundamentales, acogiendo a nuestros compatriotas estadounidenses, hablando en contra de la intolerancia, el rechazo a la indiferencia, y la protección de la tradición de nuestra nación de la libertad religiosa”, agregaron.

El objetivo del encuentro que llevará a cabo Obama es para hacer frente a las declaraciones en contra de los musulmanes realizadas por el precandidato republicano a la presidencia, el magnate Donald Trump, quien en una de sus propuestas dijo que llevaría a cabo una prohibición temporal del acceso de los musulmanes al país.

OBAMAENMEZQUITADEKUELALUMPUREn abril de 2014, el presidente estadounidense visitó la Mezquita Nacional de Kuala Lumpur, Malasia, dentro de una gira asiática y en junio de 2009 acudió a la mezquita cairota del Sultán Hasan, considerada por los egipcios y los musulmanes suníes como una de las obras maestras de la arquitectura mameluca.

5MENTARIOS…PERO PARA MORIR DE RISA

FIDELCASTROELMUERTOVIVODice Prensa Latina y la prensa amordazada de Cuba:

“El líder histórico de la Revolución cubana, Fidel Castro, fue elegido hoy en Santiago de Cuba delegado al VII Congreso del Partido Comunista (PCC) por los secretarios generales de los núcleos en el distrito José Martí de esta ciudad.

Durante la reunión, el miembro del Buró provincial del PCC, Gabriel Blanco, expresó el honor de los militantes en esa demarcación urbana por tener tan digna e histórica representación en el próximo evento de los comunistas cubanos, con sede en La Habana en abril venidero.

Tras un breve audiovisual con un recuento biográfico del artífice fundamental de la Revolución Cubana, mediante imágenes desde la infancia y la voz del presidente, Raúl Castro, los participantes en la reunión votaron unánimemente por su elección como delegado y sellaron con aplausos y vítores esa aprobación.

Esta asamblea se inserta en el proceso previo a la magna cita del Partido Comunista de Cuba que tiene lugar en todo el territorio nacional.”

DE REGRESO DE UNA BUENA BATALLA

ALDOROSADO-TUEROOTRAUna nota del director 

Hoy volvemos a la palestra, de regreso de una buena batalla ganada, de lo que no salimos incólumes, pues nos costó dos días de constante batallar a Jarixa (nuestra Webmaster) y un día a mí, y el dinero que se suponía nos iba a costar quedó reducido—gracias a la peligrosa combinación de inmensa dulzura  con instantes de firme dureza,  que sabe exhibir muy bien mi querida ahijada Jary—a solo el 10 % de lo pedido y en la mañana de ayer hubo momentos en que mi pulso llegó a elevarse entre 149 y 154 pulsaciones por minutos; lo cierto es que impedimos que Nuevo Acción perdiera la data publicada en los últimos tres años.

El martes día dos nos encontramos con la terrible noticia de que el servidor había borrado toda nuestra data, debido—según nos dijeron—a un inexplicable error.

Sería muy largo contar todos los detalles de las negociaciones, conversaciones, reuniones, y hasta las amenazas—por nuestra parte—de acciones legales, que nos condujeron a lograr que el servidor restaurara toda la data, especialmente después que el martes en la tarde nos decían que solo habían logrado conseguir hasta el 2 de febrero del 2014.

Aunque en ningún momento se haya admitido nuestra sospecha bien fundada de que existen poderosos intereses que están haciendo extrañas maniobras para acallar nuestra voz, si quedó demostrado que no existía razón legal alguna ni explicación convincente posible para tamaña torpeza, teniendo en cuenta que después de decirnos que solo se había salvado la data que habían restaurado ayer, al seguir nuestra constante protesta y nuestra firme postura, en menos de tres horas apareció la otra “perdida” data.

En fin, no vamos a seguir con las quejas ni las denuncias, porque ya llueve sobre mojado. Solo le decimos a nuestros lectores: ¡GRACIAS POR SU PREOCUPACIÓN, SUS MENSAJES Y SU PACIENCIA!  Y a los scoundrels que mueven constantemente fichas  para acallar nuestra voz y nuestras denuncias, que les volvió a salir el tiro por la culata.

SOBRE EL LIBRO CUBA: EL PARAÍSO PERDIDO

CUBAPARAISOPERDIDOPORTADA 001
ALDOROSADOCIRCA1962Una nota de Aldo Rosado-Tuero

Muchos lectores me han contactado preguntando donde pueden conseguir mi libro “Cuba: El Paraíso Perdido”, del que han visto algunas de las fotografías en la sección Recuerdos de una antigua cámara. Este libro está agotado y solo se consiguen algunos ejemplares de coleccionistas a precios elevados.

Yo perdí en 1992, cuándo el huracán Andrew destrozó mi finca “Villa Terra Incognita”, la mayor parte de mi biblioteca y entre esos estaban unos cuantos ejemplares de este libro, que yo había reservado. Hace poco más de dos años conseguí a través de Amazon, un ejemplar que me costó casi cien dólares; y hace dos semanas otro—por la misma vía—a un costo de $ 43.00 dólares. Si se toma en cuenta que en la época de su publicación (1966) (arriba a la izquierda: foto del autor en esa época)  el precio de venta era de $ 3.25 dólares, se apreciará el valor que ese documento histórico ha alcanzado.

Les prometo que iré publicando muchas de las magníficas fotos que aparecen en el libro.

Copio para los lectores la presentación que entonces—hace casi 50 años—escribí para esa obra:

“PRESENTACIÓN

No pretende esta obra ser un ejemplo de erudición o abarcar todos los órdenes en que nuestra Cuba brilló por su grandeza. No nos propusimos al editarla atiborrar al lector de cifras y estadísticas.

Es este solo el modesto esfuerzo de un grupo de cubanos que aspira a mostrar algunas facetas de nuestra ayer alegre y feliz isla.

Pretendemos mostrar al mundo algunos aspectos del progreso de nuestra patria, dando un rotundo mentís al ritornello comunista de que éramos u  país subdesarrollado.

Aspiramos a que aquellos extranjeros que no conocían la realidad de nuestra nación, conozcan parte de nuestro pasado de grandeza; y a que los cubanos que hoy sufren, en tierra amiga, pero extraña, la nostalgia de la patria lejana, recuerden momentos agradables y se transporten con la imaginación  a aquellas épocas pretéritas en la que los cubanos vivíamos y trabajábamos alegre y despreocupadamente (quizás demasiado despreocupadamente) levantando una nación cuya grandeza, en el orden material, mostrábamos con orgullo ante las demás naciones del Orbe.

Nuestra mayor aspiración es que este libro sirva para que nuestros hijos nacidos en el extranjero tengan presente siempre y lo proclamen con orgullo,     que la patria que supieron forjar sus padres podía parangonarse con las naciones más adelantadas del mundo.

Que la pequeña islita del Caribe, con solo 114, 524 Km2. Estaba a la altura de cualquier gran nación y que el materialismo comunista es capaz de transformar, de la noche a la mañana, un paraíso en un terrible infierno.”

CUBA: AMOR A PRIMERA VISTA

PARTEMARTIDEGUINESOTRAESTEBITAOTRACONOPor, Esteban Fernández

Recuerdo perfectamente “mi primer vistazo a Cuba”. Yo debo haber tenido, más o menos, cinco años de nacido. Este es “MI PRIMER RECUERDO DE CUBA”: Con dificultad halé una silla, la acerqué a la ventana, me encaramé en el respaldo, abrí la persiana y miré hacia afuera. Les juro que me acuerdo como si hubiera sido ayer.

Lo primero que vi fue a un vendedor ambulante con un palo en sus hombros, a cada punta del palo tenía atado un montón de patitas de puercos. Me dio una mala sensación. Recuerdo que por primera vez pude observar en el cielo un rabo de nube. Increíblemente el carnicero de al lado de mi casa, Joaquín Quintero, salió para la calle con un filoso cuchillo en sus manos para “cortar el rabo de nube”. Me quedé frío.

Y vi unos muchachos mayores (de unos 8 o 9 años, pero me lucieron unos hombres) jugando a las canicas. Pensé: “Muy pronto me voy a dedicar a eso”. Parece que en mi inocencia imaginé que “eso era una profesión muy agradable”.

Miré a la izquierda y vi la carnicería, al frente  estaba una bodega propiedad de Joseíto Márquez. Al mirar hacia la derecha vi un bello parquecito. Era el Parque Martí (foto de arriba que encabeza este artículo) donde después me pasé la mitad de mi corta vida en mi pueblo jugando a la quimbumbia.

De sopetón vi algo que me impresionó: Un hombre uniformado de amarillo (color “caqui”), tenía altas polainas, tremendo revólver a la cintura, montado en un gigantesco caballo, iba pasando por frente a mi casa. Asustado me iba a bajar de la silla pero en eso vi que venía mi padre y saludó al Guardia Rural amablemente. Eso me tranquilizó.

Recuerdo que al entrar mi padre a la casa me miró sorprendido y me dijo: “Bájese de esa silla, muchacho atrevido, eso de mirar por una rendija es cosa de gente chismosa”. No le hice caso.

Y vi algo que me encantó: Pasaban una muchacha y un muchacho agarrados de las manos y dándose besitos. Estoy seguro de que fue la primera vez en que usé la palabra: “¡Ñoooo!”. Dije: ” Ñooo, cuando sea grande voy a hacer lo mismo con la vecinita que tanto me gusta”

Vi a un tipo pregonando: “¡Maní, maní!” y añadía: “También tengo crocante habanero y “Bohemia” para que se enteren de las noticias de la semana”. Me sonreí porque ya hacía dos días que el gran amigo de mi padre Henio del Castillo nos había traído la revista de regalo. Recuerdo vehementemente que dos gorriones se posaron en la baranda del portal.

Algo me llamó poderosamente la atención: pasó un bello Cadillac (era un tremendo” Cola de pato”) manejado, me enteré después, por un coterráneo al que llamaban “Mingo” Troya. El cielo se puso encapotado, comenzó a caer un aguacero. Una mujer que pasaba dijo: “¡Están cayendo raíles de punta!”. Era la primera vez en mi vida que escuchaba esa frase.

Y de pronto llegó a mi oídos la voz de mi madre que me gritaba: “¡Te vas a caer de ahí, Esteban de Jesús!”. En sus manos tenía un amenazador cinto. Al paso del tiempo descubrí que ese cinto nunca iba caer sobre mi espalda, jamás se utilizaría para pegarme y que sólo era un alarde maternal para asustarme.

Y entonces mi madre dijo algo que tenía tremenda lógica: “¿Qué necesidad tienes de hacer eso, por qué mejor no abres la puerta y te sientas tranquilo en un sillón en el portal y ves a la gente pasar?” Y como para meterme miedo me dijo: “¿Ya tu padre te vio encaramado ahí, qué te dijo?”. “Nada, solamente me llamó chismoso”

Pero como yo estaba subido en el respaldo de la silla la única excusa que se me ocurrió fue: “Es que estoy muy alto y tengo miedo a bajarme”, y mi mamá respondió: “De la misma manera que te subiste, bájate, niño malcriado, te vas a partir una pata”.

Me sonreí porque a mi madre se le había olvidado el consabido: “¿Tienes limpia la ropa interior?” porque esa era una preocupación eterna de mi madre: que yo tuviera que ir de emergencia a una Clínica y que el doctor notara que yo tenía empercudido el calzoncillo y que por ese motivo no me atendiera.

Y mi mamá me preguntó por curiosidad: “Y ¿qué viste?” Y con picardía le respondí: “¡Mami, vi muchísimas cosas interesantes!: Desconfiada me respondió: “¿Cómo qué?”. Y le dije: “Bueno, el viejo Gustavo ya necesita un bastón para caminar”. Ella se rió con esa risa que hoy diera lo que no tengo por escucharla de nuevo.

Mentira. No vi nada del otro mundo pero al pasar más de 60 años se me antoja recordar que esos fueron unos 15 minutos bellos y sublimes. No, ya sé que ni tiene comparación con el descubrimiento que hizo Cristóbal Colón en 1492 pero lo cierto e interesante para mí es que no recuerdo haber visto nada antes de ese día.

Y de la misma manera que hoy se me aguan los ojos recordando la ventanilla del avión por donde di MI ÚLTIMO VISTAZO A LA ISLA, lo mismo me ocurre con este “primer vistazo a Cuba” a través de la ventana de la casa de la calle Pinillos 463 en Güines.

¡QUE TRES PIEDRA PAL FOGÓN NEOCATRISTA! Y LA CUARTA PATA DEL GATO

BUENASPIEDRASPARAUNFOGONOTRA
SANTIAGOCARDENASDR.Por, Dr. Santiago Cárdenas- Especial para Nuevo Acción

El fatídico Lazarazo del  2014 destapó  la cloaca. Algo bueno: ya sabemos con certeza quiénes  aquí apoyan  la náusea del cambio-fraude. Neo castristas  impúdicos enseñando la orejita en Miami. ¿Quién lo  iba a predecir?  Nadie.

Las  tres patas  pa’l fogón   son:  los saladrigadoers; el Trampa, perdón, el Trimpa Group y  Cuba Now. (con soporticos de menor importancia; los callaítos del partido demócrata social).

¿Qué decirles? ¿Cómo  decirles? ¿Cuándo decirles, para  que no se ofendan? ¡Susceptibles  que a la críticas son! Siempre a la defensiva. Ni una pizca de humildad.

Yo les diría que están jugando a la traición. Y esa es una palabra mayor. (No con el  desgobierno cubano; que los desprecia e ignora)  sino validando con  hechos  sus posiciones  antipueblo, antipatrióticas, ante un gobierno “extranjero”. Mas plattistas que Orville Platt.

El billete, y el poder—esos dos cuernos  de  la Babilonia  apocalíptica  son visibles en la  Casa Blanca  de estos  cubanoamericanos—y al parecer, casi todo lo pueden.  Los  tres fogoneros de Miami imponen sus decisiones; y las imponen  sin haber consultado con el pueblo del exilio y el de Cuba. De a pp. Pero ahí siguen…los antidemocráticos embriones de autócratas  disfrazados  de  Estatua de la Libertad, pero sin derechos humanos.

El deshielo es un gato muerto  en la  carretera. La cuarta pata del este animal  es lo más importante  para mantener el fogón  viable. Sin ella las otras tres carecerían de apoyo.  Son las encuestas de  los asociados de Bendixen aereadas por los comentaristas dominicanos y uruguayos—ellos tan neutrales—en el prime time  de la tv “cubana”  a las ocho de la noche.

Las preguntas y sus resultados  son más propias  para retrasados mentales y morones de primera línea  que para un estudio serio de la problemática cubana. Aún con el respaldo de FIU y Miami University, prestas a  negociar  con la tiranía, que sucursales de sus campus  allí quieren.

En  un  exilio trágico y largo  y en un archipiélago esclavo de nada  sirven las encuestas. No obstante, sí nos podemos  guiar por los fidedignos resultados de las elecciones en la Fla.,   por las historias  balséricas   y el costarricazo recurrente. Eso sí  que es evidencia. Los cuidadanos de a pie no le llaman presidente  a Raúl, como los saladrigadoers y sus  entusiastas seguidores.

Asistimos por vez primera en la historia  de tres  siglos  de capitalismo, al cabildeo  de millonarios para lograr el consentimiento de su  probable inversión. Juana y su hermana saben que   lo que quieren estos   mercaderes es  una garantía   que saldrá de nuestros bolsillos, para invertir  al “segurete”  en un país de alto riesgo.

Para lograr sus objetivos los tres fogoneros y su cuarta pata  están dispuestos  a  perder su ética.   ¡Qué pena! Tontos: no se trata del fin de la guerra fría sino de la traspolación del manifiesto comunista de 1848 al Caribe

DE LOS ARCHIVOS DE NUEVO ACCIÓN: NUEVO ACCIÓN, CAUSA, NO EMPRESA

ALDOROSADOTUEROPREMIEREDEDOCUMENTALARTIMEUna nota del director Aldo Rosado-Tuero, publicada en la edición del  martes 6 de febrero del 2007, que tiene hoy aun vigencia

Estamos consientes de que muchas veces sonamos impertinentes, porque decimos las cosas con crudeza, pero hablamos claro y derecho, porque tenemos el alma clara y derecha. Pensamos que la única manera de conservar a nuestros lectores es siendo fieles a la verdad. Por eso, a veces tenemos que decir cosas que no caen muy bien. En otras palabras:  somos políticamente incorrectos. Pero decimos lo que nos dicta nuestra conciencia, sin que nos guie ningún interés bastardo, ni la búsqueda de posiciones o canongías. Como humanos, nos equivocamos, pero siempre la buena fe rige nuestras decisiones.

Por eso- sería muy tedioso hacerles la misma explicación individiualmente- hoy tenemos que enviar un mensaje a algunos periodistas “independientes” que, desde Cuba, parece que han creído las mentiras del enemigo, que los sojuzga y se han acercado a Nuevo Acción con miras a recibir un pago por sus colaboraciones. Aclaramos que es sólo un  pequeño grupo y que en él no se encuentran nuestros corresponsales clandestinos. : Nuevo Acción es Causa, no empresa y no recibe, no ha recibido, ni recibirá fondos de gobierno alguno. Y no contamos con abundantes medios materiales para pagar regularmente por pequeños artículos, que generalmente se envían a mas de una docena de órganos del exterior. Si en ocaciones hemos hecho llegar alguna ayuda ha sido, solamente eso: UNA PEQUEÑA AYUDA Y NO UN PAGO POR ARTÍCULOS.

Nos obliga a la aclaración el hecho, que se ha repetido últimamente, más seguido de lo que esperábamos, que nos da la sensación de que algunos (otra vez aclaramos que una ínfima minoría) se han afiliado a esta línea como un modus vivendi y para resolver su situación económica en Cuba. Hace algunas semanas un fotógrafo ( de fotografías artísticas) no contactó y nos ofreció sus fotos, con la condición de que “no se les sacara  provecho político” (eran la mayoría fotos de techos de La Habana) a cambio de que le publicáramos un libro profesional de fotografías. Le explicamos que eso valía mucho y  aparte de estar fuera de nuestro alcance, no estaba en nuestra línea de lucha, se molestó mucho y nos envió una ofensiva carta en la que se quejaba de que nadie de fuera lo ayudaba económicamente ni le le mandaba dólares y que por lo tanto rompía sus lazos con nosotros. Luego otro “periodista” le envió unos artículos a un buen colega, que se los publicó y como una ayuda, de su propio peculio le hizo llegar una remesa de euros. A la semana siguiente recibió dos artículos más del mismo periodista independiente, que publicó. Pasados unos días recibió una carta de muy mal talante en que se le reprochaba que no había recibido nada por esos dos artículos y que si no le envíaba dinero no le mandaría más ningún artículo. Y por último, hemos constatado que otros mandan los mismos cuatro renglones a media docena de publicaciones, con una apelación, que si se le responde afirmativamente por cada destinatario, resultaría en el envio de una cantidad tal, que vivirían como sultanes en la isla.

Nosotros comprendemos las limitaciones, los trabajos y los peligros que se corren al hacer periodismo independiente en Cuba, pero de ahí a que eso se convierta en una fuente de divisas, para unos cuantos, va mucho trecho. Desde que tenía quince años de edad  he estado arriesguando el pellejoy poniendo en riesgo el bienestar de mi familia,  por la libertad de mi país y por que reinara la democracia en mi patria, y nunca se me ocurrió ni siquiera pensar que debía recibir un centavo por eso. Tal vez, yo sea un estúpido, y por mi estupidez, no entienda a esos que quieren cobrar por servir a la patria.

Creo que cuando los órganos de prensa del exterior, publicamos los artículos de los periodistas independientes y les damos su debido y ganado crédito, les estamos sirviendo en lo que se  supone que sea su tarea de dar a conocer la verdad de Cuba y darse a conocer ellos mismos.

Así que ya lo saben: Nuevo Acción seguirá, como lo ha hecho hasta ahora, ayudando en la medida de nuestras fuerzas a los que allá en la isla esclava se la juegan por ideales y por ser fieles a la verdad, pero no paga a mercenarios de la pluma.

LA HISTORIA EN LA MEMORIA: FRANCISCO FRANCO EN SU TESTAMENTO

FRANCISCOFRANCOJOVEN

«Españoles: 

Al llegar para mí la hora de rendir la vida ante el Altísimo y comparecer ante su inapelable juicio pido a Dios que me acoja benigno a su presencia, pues quise vivir y morir como católico. En el nombre de Cristo me honro, y ha sido mi voluntad constante ser hijo fiel de la Iglesia, en cuyo seno voy a morir. Pido perdón a todos, como de todo corazón perdono a cuantos se declararon mis enemigos, sin que yo los tuviera como tales. Creo y deseo no haber tenido otros que aquellos que lo fueron de España, a la que amo hasta el último momento y a la que prometí servir hasta el último aliento de mi vida, que ya sé próximo.

Quiero agradecer a cuantos han colaborado con entusiasmo, entrega y abnegación, en la gran empresa de hacer una España unida, grande y libre. Por el amor que siento por nuestra patria os pido que perseveréis en la unidad y en la paz y que rodeéis al futuro Rey de España, don Juan Carlos de Borbón, del mismo afecto y lealtad que a mí me habéis brindado y le prestéis, en todo momento, el mismo apoyo de colaboración que de vosotros he tenido.

No olvidéis que los enemigos de España y de la civilización cristiana están alerta. Velad también vosotros y para ello deponed frente a los supremos intereses de la patria y del pueblo español toda mira personal. No cejéis en alcanzar la justicia social y la cultura para todos los hombres de España y haced de ello vuestro primordial objetivo. Mantened la unidad de las tierras de España, exaltando la rica multiplicidad de sus regiones como fuente de la fortaleza de la unidad de la patria.

Quisiera, en mi último momento, unir los nombres de Dios y de España y abrazaros a todos para gritar juntos, por última vez, en los umbrales de mi muerte,

 “¡Arriba España! ¡Viva España!”.»

TRUMP Y LA CONSTITUCIÓN. EDITORIAL DEL WASHINGTON EXAMINER

TRUMPASPIRANTEADICTADOR2Ilustraciones agregadas por Nuevo Acción

“De todos las características que distinguen a los conservadores de los liberales, la más importante es la antigua fidelidad a la Constitución. Durante los debates de las primarias presidenciales, la Constitución ha sido mencionada más de 50 veces por los republicanos y solamente siete por los Demócratas.

Pero, el candidato que lleva la delantera en la carrera por lograr la nominación del Partido Conservador de América (GOP) es un hombre que ha pasado mucho de la campaña prometiendo socavar la Constitución.

En solo siete meses desde que él entró en la carrera presidencial Trump ha propuesto políticas que son claramente inconstitucionales y otras que resultan muy dudosas. Él ha prometido terminar el derecho de ciudadanía por nacimiento, unilateralmente deportar millones de inmigrantes ilegales y cerrar parte de la Internet. Ha propuesto crear un registro de musulmanes que vivan en los EE.UU. y temporalmente prohibir que musulmanes entren al país. Trump también ha prometido hacer una orden ejecutiva que haga mandatoria la pena de muerte para quienes asesinen a un oficial de policía, “ES UNA DE LAS PRIMERAS COSAS QUE  YO VOY A HACER EN TÉRMINOS DE ORDENES EJECUTIVAS (DECRETOS PRESIDENCIALES)

Trump justifica la mayoría de esas promesas en el nombre de la seguridad. “Nosotros vamos a tener que hacer cosas que no se han hecho nunca antes” dijo Trump durante una entrevista en noviembre, en la que dejó flotar la idea que requeriría que los musulmanes obtuvieran una tarjeta nacional de identificación o se registraran en una base de datos. Afirmó: “A algunas personas esto les va a molestar, pero yo creo que ahora todo el mundo siente que la seguridad va a primar. Y ciertas cosas, que nunca pensamos que se harían, serán hechas, en términos de información y aprender acerca del enemigo. Y por lo tanto nosotros vamos a tener que hacer cosas que eran francamente impensables hace un año”

En tiempos de mucha ansiedad sobre la economía, los trabajos y el terrorismo, las políticas autoritarias de Trump podrían tranquilizar a algunos votantes quienes, con alguna justificación, han perdido la fe en la voluntad política del Gobierno Federal para hacer su trabajo. Pero por mucho que justifiquen sus preocupaciones, Trump no podrá ser la respuesta para los que quieren un gobierno constitucional.

Una prohibición para que los musulmanes entren al país probablemente violaría la Primera Enmienda prohibiendo el establecimiento de religión, la Quinta Enmienda que garantiza el debido proceso, y la 14 que promete igual protección.

Las características anticonstitucionales de Donald Trump están al borde del autoritarismo. Esto se ve en los devaneos de Trump con el presidente ruso Putin,  en quien el magnate de bienes raíces, ve mucho que admirar. Trump  ha afirmado que él “se llevará muy bien” con Putin”, a quien ha llamado “un líder absoluto” y “un hombre altamente respetado dentro de sus país y más allá”. Trump se ha referido a una reunión con el matón clectócrata del Kremlin “un gran honor”.

Cuando los reporteros le han recordado a Trump que periodistas críticos de Putin han sido asesinados, él ha dicho: “El (Putin) dirige su país, y por lo menos él es un líder, Uds. saber, no como lo que tenemos en este país”

La afinidad de Trump con Putin, podría explicar por qué un reciente análisis de datos de encuestas encontró que la más importante variable para predecir porqué alguien es un simpatizante de Trump es porque tiene inclinaciones autoritarias

(Traducción libre de Aldo Rosado-Tuero).

“¡QUÉ CLASE DE MIERDA ES EL COMUNISMO!”, ÁLVAREZ GUEDES. LAS PETROCASAS, VIVIENDAS DEL FUTURO SEGÚN PROMETIÓ LA TIRANÍA

LAPETROCASADEVENEZUELAENCUBADecenas de familias que perdieron sus viviendas por derrumbes, incendios o ciclones se sintieron dichosas cuando les otorgaron un apartamento en el barrio El Molino. Eran los elegidos para habitar las “viviendas del futuro”…Después que se fueron las cámaras de la televisión y cuando las familias se pusieron a buen recaudo bajo el nuevo techo, lo primero que descubrieron es que no podían colgar un cuadro en aquellas paredes. Después se percataron de las vibraciones que provocaban los pasos en los altos y, en menos de seis meses, comenzaron a aparecer las filtraciones.

En 2008 el director del proyecto de petrocasas, Julián Alonso, aseguró a la prensa oficial que “Cuba producirá más de 14.000 viviendas anuales a partir del policloruro de vinilo (PVC), gracias a un proyecto binacional con Venezuela”. Sin embargo la cuota nunca se cumplió y en 2015 la cifra total de viviendas planificadas –amén de su estructura o método constructivo– se recortó a 30.000, al menos 17.000 de ellas por esfuerzo propio.

Los paneles para erigir las petrocasas serían fabricados en un polo petroquímico que el fallecido presidente venezolano prometió desarrollar en la ciudad de Cienfuegos. La obra no se concluyó en toda su extensión y muchos de los paneles de PVC que se usaron en la barriada de Clara se importaron de otros destinos, como España.

PAREDDEPETROCASALa mala calidad de la construcción ha marcado al asentamiento desde su primer día: empezaron a caerse algunas ventanas, a rajarse el cemento de los pisos, producirse cortocircuitos en las instalaciones eléctricas y salideros en las tuberías de agua, comentan a 14ymedio varios vecinos de la barriada. Un mal día de viento fuerte, el techo del vecino del último piso de Clara estuvo a punto de salir volando.

Rosa Helena, madre de dos niños, duerme en la sala para evitar la humedad que hay en el dormitorio. Se queja de que cuando el vecino de los altos echa agua en el piso, a los pocos minutos empieza a gotear sobre sus muebles. “Para arreglar estos problemas no ha venido nadie, pero nada más que llegamos fundaron el Comité de Defensa de la Revolución”, alega.

Asentamientos de este tipo se han levantado también en el reparto San Agustín, en San Miguel del Padrón, Guanabacoa y Alberro. Los vecinos han rebautizado las petrocasas como “casas de cartón”.

Este martes, los vecinos del barrio El Molino, en el municipio Cotorro, fueron convocados en dos grupos a la sede del Poder Popular municipal para informarles de que en un plazo no mayor de 18 meses serán reubicados en otras viviendas, debido al estado calamitoso de las petrocasas que les entregaron hace menos de un año.

Según los testimonios de varios residentes del lugar que participaron en la reunión de este martes, la presidenta de la Asamblea Municipal, Teresa Beltrán Santana, les hizo saber que sus quejas habían llegado “muy arriba” y que, de acuerdo con los estudios realizados, a “las edificaciones les quedaba apenas un año de vida”.

Para algunos, como Zoraida Dopico, el problema no termina con el traslado de los vecinos hacia otro lugar. “Lo peor de todo es que a nadie le importa quién va a pagar todo esto”. “Estas piezas las trajeron de España, pagaron salarios y gastaron millones haciendo esto que quedó mal”, asegura la vecina (Material e información tomado de 14yMedio)

SIENDO POLÍTICAMENTE INCORRECTOS. LA OTRA CARA DE LA HISTORIA: PAUL RASSINIER Y SU OBRA “LA MENTIRA DE ULISES”-31- Por, Paul Rassinier

LAMENTIRADEULISESPAULRASSINIERPORTADACAPÍTULO VI- EL COMANDANTE DE AUSCHWITZ HABLA…,de Rudolf Höss

PAULRASSINIERPor, Paul Rassinier 

Desde el momento en que, apenas terminadas las hostilidades, fue revelada al mundo la existencia de los campos alemanes de concentración – por otra parte, al mismo tiempo que al pueblo alemán – no hubo más que un grito: nunca se había visto esto y era necesario un genio tan demoníaco como el de Alemania para inventarlo. Nadie observó en aquel momento que los que gritaban más fuerte eran los comunistas. Y como los comunistas añadían que se habían comportado en ellos lo mejor posible, que gracias a ellos muchas personas destinadas al exterminio se habían salvado de una muerte horrorosa, todo el mundo cedió a su voluntad excepto algunas personas de carácter. La gente les creyó tanto más fácilmente porque habían encontrado dos escritores de talento, si no de una indiscutible probidad, para responder por ellos: David Rousset en Francia y Eugen Kogon en Alemania.

Con el tiempo, si las cosas no volvieron del todo a su orden normal, al menos la verdad salió poco a poco a la luz.

Los historiadores, asombrados momentáneamente por la versión comunista, aunque no se atrevieron a decir nada al estar los comunistas en el poder en la mayoría de los países de la Europa occidental, empezaron a escribir que Alemania no había inventado los campos de concentración, que los ingleses los habían utilizado contra los boers en Africa a fines del pasado siglo, que los franceses habían encerrado en ellos a los españoles en 1938,  [245] que los rusos los empleaban desde 1927 y retenían en ellos hasta 20 millones de personas, etc. En una palabra, que todos los países del mundo habían empleado esta institución en un período u otro de su historia, v que cada vez se habían podido comprobar en ellos los mismos horrores que en los campos de concentración alemanes, cualquiera que fuese la forma de gobierno.

Para mí estaba clara la maniobra de los comunistas: poniendo el acento sobre los campos alemanes, pensaban entretener y desviar la atención del mundo de los 20 millones de personas que ellos guardaban en sus propios campos, y a las cuales imponían unas condiciones de vida de las que los testimonios publicados hoy por algunos supervivientes (Margareth Buber-Neumann, especialmente) han probado ampliamente que eran peores todavía que las que nosotros conocimos en los campos alemanes.

Además, al cultivar el horror apoyándose en David Rousset y Eugen Kogon, los comunistas, cuyo tema central era: «Nunca olvidéis esto» (1), querían mantener a las potencias occidentales en estado de división, y, más especialmente, impedir toda reconciliación entre Francia y Alemania, pilares de la unión general.

Solamente hoy, uno se da cuenta de que en este último punto han conseguido su propósito, y se empieza a comprender que no les ha ayudado poco su tesis sobre los campos alemanes de concentración. En lo relativo al horror inherente a los campos de concentración, en cualquier país y bajo cualquier gobierno, es la misma Francia la que aporta el testimonio más significativo: en julio de 1959, mientras hacía un reportaje en Argelia, el periodista francés Pierre Macaigne, de Le Figaro, tuvo ocasión de visitar el campo de concentración de Bessombourg, donde veía a millares de personas en el mismo estado de salud que era el nuestro cuando salimos de los campos alemanes. El informe de la Cruz Roja internacional publicado en 1959, asegura por otra parte que en Argelia hay «más de cien campos» como aquél, con un total de 1.500.000 personas detenidas, o sea 1/6 de la población…

Quedando establecido este punto, no es indiferente el entrar en el detalle y ofrecer algunos ejemplos de «verdades» reveladas [246] por los comunistas, admitidas ayer por una opinión crédula y de las cúales se puede decir hoy que eran desvergonzadas mentiras.

Pues los comunistas no han abandonado sus proyectos: el cultivo del horror – de un horror en el que tienen su buena parte, ya que ellos mismos administraban los campos alemanes de concentración y mandaban en todo – habiendo servido tan admirablemente a sus designios políticos, intentan mantenerlo publicando de vez en cuando lo que ellos llaman en un delicioso eufemismo, un testimonio. Se sabe, ciertamente, que viniendo del otro lado del telón de acero, todos estos «testimonios» infunden la sospecha de haber sida fabricados por las necesidades de la causa.

Pero la propaganda comunista está tan bien hecha, los tiene traducidos en todas las lenguas y tan abundantemente propagados en la Europa occidental, que los espíritus no prevenidos que a pesar de todo son la mayoría, pueden dejarse engañar. Aun cuando este trabajo resulta fastidioso, se hace necesario el examinarlos minuciosamente para poner en evidencia el engaño.

NYISZLIMIKLOSEn 1953, tuvimos “S.S.-Obersturmführer Dr. Mengele”, por el comunista húngaro Nyiszli Miklos (en la foto), y hoy tenemos Der Kommandant van Auschwitz spricht que pretende ser una confesión redactada en la cárcel por Rudolf Höss, en los días que precedieron a su ejecución en Cracovia el 7 de abril de 1947.

Ambos «testimonios» se refieren a Auschwitz-Birkenau, y han sido publicados para probar que la mayoría de los internados, y más especialmente los judíos, fueron exterminados sistemáticamente por medio de las cámaras de gas. Estoy satisfecho de poderlos confrontar hoy, pues la contradicción existente entre el primero y el segundo confirma más allá de toda esperanza la tesis que sobre este punto sostengo en La mentira de Ulises.(Continuará)

LA HISTORIA DE UN CONSULTORIO DE OPTOMETRÍA PARA LA ASOCIACIÓN SAN JOSÉ OBRERO

CONSULTORIODEOPTOMETRIACLINOCASFDEASISASJOPADREALEJANDROLOPEZTUEROPor, Padre Alejandro López Tuero

Muchos amigos que vienen a traer cosas a los contenedores (en Miami) no se imaginan cómo evolucionan sus donaciones cuando son descargadas en Choluteca…y me preguntan: ¿Qué haces tú con todas esas cosas tan diferentes, cuando llegan a allá? ¿Todo lo que la gente trae le sirve a alguien? ¿Para qué te puede servir esa “chatarra”?

Sería demasiado largo explicar en detalle el proceso de todas las donaciones. Muchas de las cosas que traen tienen una larga historia, que algunas veces los donantes me cuentan. Como por ejemplo…la historia de un consultorio para optometría que nos donó el Dr. Octavio N. Sabater, camagüeyano, farmacéutico y optometrista. Su padre también era optometrista y además joyero. Familia numerosa: 9 hermanos varones y una mujer.

Eduardo lleva 61 años de feliz matrimonio con Raquel Tomé, también farmacéutica y maestra. Llegaron a Miami en 1967 con nueve hijos. Eduardo comenzó a trabajar de inmediato en un taller de óptica. Caer en Miami en aquel tiempo y con 9 hijos no debe de haber sido cosa fácil, pero Eduardo asegura que la unidad familiar fue su salvación en el exilio.

En 1972, Eduardo estableció su propia óptica y allí trabajó asiduamente, hasta que hace dos años tuvo que someterse a una cirugía de corazón y sus hijos se pusieron de acuerdo para “retirarlo”. Parece que no era fácil persuadirlo de que cerrara su óptica y dejara de trabajar. Por fin convencieron al padre de que todos sus equipos de optometría y muebles de oficina podrían de ser de gran utilidad en Choluteca, en la Clínica San Francisco de la Asociación San José Obrero, de la que todos ellos son colaboradores. Eduardo se dejó convencer por este argumento  y muy generosamente donó su oficina completa.

Hoy, los hijos de Eduardo y Raquel son todos profesionales exitosos. Además, tienen dos biznietos y 21 nietos, algunos de ellos son ya profesionales (3 médicos, un dentista, etc., etc.)

Toda la oficina y los equipos para optometría del Dr. Eduardo Sabatés ya han comenzado una “nueva historia”, prestando servicios en la clínica San Francisco de Asís, tal como aparecen en la foto (que encabeza este artículo). Tenemos un oftalmólogo en la clínica, cuya hija es optometrista y viene dos días por semana a atender personas que no pueden pagar por ese servicio o comprarse los espejuelos.

¡Muchísimas gracias a Eduardo, a su esposa Raquel y a toda la familia Sabatés! ¡Que Dios los bendiga!

Nota: El padre Alejandro  estará en Miami en los lugares y fechas siguientes:

En San Lázaro del 4 al 11 de febrero-4400 W. 18 Ave-Hialeah

En St. Dominic del 12 al 14 de febrero- 5909 N.W. 7 St-Miami.

Pueden traer cualquier cosa que deseen donar o que ya no necesiten, especialmente ropas de todas clases, medicinas, laterías, leche condensada o en polvo, juguetes, electrodomésticos, materiales de construcción,  etc.

LO QUE LE PIDO A TRUMP PARA COMENZAR A CREER EN ÉL

DONALDTRUMPPICHONDEDICTADORALDOROSADOTUEROENALAINTEMPERIEPor Aldo Rosado-Tuero

Tengo muy buenos amigos que se han obnubilados con Donald Trump y me reprochan que yo no solo haya dicho que no le votaré, sino que esté criticando sus declaraciones y disparates.

Francamente tengo un problema de conciencia, porque—si todo sigue como hasta ahora—y Trump es el candidato Republicano, francamente no sé cuál va a ser mi posición, ya que nunca votaría por Hillary, Sanders, y mucho menos por Bloomberg.

Me sorprende ver el fanatismo de muchos electores que han abrazado la causa de Trump, que atacan con saña y toda clases de insultos, a cualquiera que se atreva a expresar una duda o la más mínima crítica a este candidato. La muestra es evidente en Facebook; y esto me retrotrae a los primeros años del fidelato en Cuba, cuando los que habíamos combatido a Batista, comenzamos a levantar nuestra voz contra el dictador que ya avizorábamos en Fidel; y sus “fanáticos”—muchos de los cuales no habían hecho nada contra Batista—salían como fieras a comernos y a insultarnos. A veces me da la impresión que muchos cubanos simpatizantes de Trump, aspiran a instalar aquí una especie de “fidelismo de derecha”, en la que criticar o cuestionar al “Máximo líder” se convierte en anatema y el “atrevido” es atacado con los peores calificativos, al  mejor estilo fidelista.

Pero para los amigos, tal vez todavía confundidos,  escribo esta corta nota: Yo pudiera ponderar votar por Trump si este explicara cómo va a cumplir muchas de las propuestas que ha hecho.

Por ejemplo: ¿De dónde va sacar el dinero para convertir en un par de años a las Fuerzas Armadas de los EE.UU. en tan poderosas que nadie se atrevería ni siquiera a encender un fósforo para amenazar a esta Nación? No se debe de olvidar el enorme déficit y la deuda trillonaria que arrastra este país y los presupuestos desbalanceados de los últimos años.

O que explique cómo va a llevar cabo su plan de que va levantar un muro en la frontera sur, que “se costearía con el dinero que envían los ilegales a México”. Por favor quiero ver en blanco y negro la solución detallada de la manera que va a quitarles el dinero a los inmigrantes, que ahora usan para enviarlo a sus familiares.

Y para no alargar demasiado esta nota: ¿Cómo va a lograr subyugar a China económicamente, cuando los EE.UU. están endeudados hasta la cocorotina con el gigante chino, y quienes están en estos momentos en condiciones de dictarnos condiciones e imponernos sanciones son ellos a nosotros?

Claro que entre las  cosas de las que Trump ha hablado, existen muchas que necesitan atención inmediata por el nuevo presidente que tome posesión el 20 de enero del 2017, pero las soluciones milagrosas que propone Trump, son de imposible cumplimiento. Creo que hay otros candidatos republicanos que podrían abordar esos problemas con una visión realista y sin demagogia, basados en soluciones viables y posibles.

Para comenzar a creer en Trump, se impone que ya deje la demagogia barata, la payasada histriónica y la egomanía dictatorial y empiece a dar a conocer los planes que tiene para implementar esas fabulosas proposiciones, que le han atraído a un electorado, que cada día que pasa se me parece más en sus reacciones al mismo electorado creyente en todo lo que se le promete, que llevó a Obama a ganar la presidencia.

Por Dios, ojalá que el pueblo norteamericano no cometa el mismo error, yéndose por la ley del péndulo, hacia el lado contrario, siguiendo a un falso líder que se nos vende como conservador, cuando no es más que un populista peligrosísimo y con una veta dictatorial que da grima.

Hace algún tiempo, que afirmé que Obama “no era el Mesías” escogido por los promotores del Nuevo Orden Mundialista, sino el “Juan el Bautista” que venía a prepararle el camino, al dictador que nos llevaría hacia el Gobierno Mundial, y que para eso, iba en camino de llevar a USA a una situación económica similar a la de la Alemania de la República de Weimar, para que los ciudadanos de los Estados Unidos, dieran la bienvenida a un dictador. Ojalá que me haya equivocado. Yo sería el más feliz en reconocer mi error.

EN USA: PROYECTOS PARA FRENAR LA EXTRALIMITACIÓN DEL GOBIERNO

REGULACIONESGUBERNAMENTALESSegún los encuestadores de Gallup, los americanos creen que el gobierno fue el principal problema del país en 2015, por delante de la economía, la atención médica y el desempleo. Y no es difícil saber por qué, si se tiene en cuenta que nuestro gobierno federal es el responsable de un régimen regulador que ha crecido hasta alcanzar el récord de 82,000 páginas en el Registro Federal, con un costo aproximado de $2 billones anuales. Y lo peor es que gran parte de las nuevas normas proceden de burócratas no electos en agencias federales y no de los representantes electos al Congreso.

El Instituto de Empresa Competitiva calculó que el Congreso aprobó unas 87 leyes en 2015, en comparación con las 3,408 normas y regulaciones emitidas por las agencias y oficinas federales. Eso supone alrededor de 39 normas y regulaciones por cada ley. 548 de esas nuevas normas afectan a las pequeñas empresas, por lo que a su vez pueden afectar a los empleados y sus nóminas.

Y aunque el Congreso no es el que ha elaborado la mayoría de estas normas públicas, sí tiene poder para detener algunas de ellas.

La Ley de Revisión del Congreso de 1966 permite que éste revise y anule las principales regulaciones de las agencias, que le cuestan a nuestra economía $100 millones o más al año (sólo el año pasado se publicaron 35 de esas costosas normas, por cierto). A pesar de este poder, el Congreso solamente ha revisado 43 normas desde 1996. Y ha desaprobado sólo una, a pesar de que la extralimitación regulatoria supone cerca de $15,000 por hogar y año (más que el promedio de gasto familiar en atención médica, comida y transporte).

Sin embargo, puede que haya dos nuevas iniciativas legislativas en camino. Se espera que la Cámara de Representantes acepte esta semana un par de proyectos de ley que abarcarán dos aspectos diferentes de la regulación federal.

Uno es la Ley de Información Pública sobre Decretos y Resoluciones Regulatorias, que sería un avance para detener la práctica denominada como “demanda y acuerdo”, por la que las organizaciones entablan demanda a las agencias federales y luego llegan a un acuerdo en privado. El resultado suele ser la aparición de nuevas regulaciones favorables a dichas organizaciones demandantes, con poco o ningún escrutinio público. Como indica la Cámara, este proceso conculca los principios de gobierno abierto y participación pública.

Un ejemplo “por antonomasia” es el Plan de Energías Limpias de la Agencia de Protección Ambiental (EPA), que establece directrices para la reducción de las emisiones de dióxido de carbono específicas para cada estado con el fin de abordar el cambio climático. El Comité de Medio Ambiente y Obras Públicas del Senado (EPW) emitió un informe el año pasado en el que se indicaba la connivencia entre responsables de la EPA y del Consejo para la Defensa de los Recursos Naturales (NRDC), un grupo que quería que el Plan de Energías Limpias incluyera algunas de sus propias disposiciones. El Comité especificó que la EPA y el NRDC “compartieron información a través de cuentas de correo electrónico privadas, mantuvieron una reunión informal en un Starbucks de Washington e incluso debatieron las palabras que se usarían para explicar el plan a la opinión pública”.

Sin embargo, aquellos que se verían directamente afectados por el Plan de Energías Limpias no participaron en esa negociación.

El proyecto de ley de “información pública” cambiaría eso. Proporcionaría más transparencia al exigir que las agencias publicasen e informasen al Congreso sobre quejas por casos de “demanda y acuerdo”, permitiría que las partes interesadas participasen en las negociaciones relativas a los litigios y las resoluciones y ofrecería un periodo de alegaciones una vez que se alcanzase un acuerdo.

El otro proyecto de ley se denomina Ley “SCRUB”  y aspira a reducir el costo que suponen las regulaciones para la economía. La ley establecería una comisión para efectivamente “barrer” de las regulaciones federales existentes las normas anticuadas e ineficaces que deberían ser derogadas. También se exigiría a las agencias que revisasen todas las regulaciones cada diez años.

WordPress theme: Kippis 1.15