DE LOS ARCHIVOS DE ESTEBITA: YO SERÍA PEOR QUE LOS HERMANOS CASTRO

Por Esteban Fernández

 Yo tengo fama de ser un tipo chévere, buena gente, simpático, jodedor y que se lleva bien con casi todo el mundo. No se deje engañar por las apariencias.

Porque les voy a decir algo: Entre cientos de dardos paralizantes que nos ha lanzado el régimen opresor hay uno muy interesante y destructivo para nosotros y es que, por ser demócratas y defensores de las libertades individuales, no debemos utilizar tácticas como las usadas por los GENOCIDAS hermanos Castro. El muerto y la china.

Enseguidita que insinuamos la acción violenta, la venganza contra los que han destruido y ensangrentado nuestra nación, alguien nos sale al paso diciéndonos: “Ah, tú eres igual a Fidel Castro”. Al escuchar eso, el 99 por ciento de los cubanos se para en seco. Yo no, yo respondo: “Si yo tuviera un poquito de poder el día de mañana VOY A SER MIL VECES PEOR QUE FIDEL Y QUE RAÚL. Con los castristas, claro está.

Estamos envueltos en una lucha contra el más despiadado de los enemigos y quieren -los tontos útiles- que tratemos a ese enemigo con decencia, y actuemos democráticamente permitiéndoles todo tipo de libertades en una Cuba libre.

Y encima de eso debemos, cuando algún día la tiranía se derrumbe, permitirles que sigan publicando el Granma, que los fidelistas continúen expresándose públicamente y a los grandes asesinos como Ramiro Valdés darles el chance de tener su abogado defensor.

Yo sería peor que los hermanos Castro porque a toda esa caterva de Generales y Coroneles del MININT los montaba en helicópteros y los arrojaba en el medio del mar para que fueran devorados por los tiburones.

Habría libertad de prensa, pero aquel que se atreva a defender el régimen derrocado va a tener que correr por toda La Habana más rápido que Rafael Fortún en sus buenos tiempos ¿Ustedes han visto como los judíos persiguen todavía a cualquier asesino nazi regado por el mundo? Eso no va a ser nada comparado con la persecución que yo le echaría encima a los grandes culpables que logren escapar.

Aquí en el exilio, sin tener poder alguno, me encantaría hacer callar a cuanto defensor de la satrapía hay en el mundo. Nómbrenme Director de El Nuevo Herald y usted verá la mandada al carajo que le doy a dar a varios de sus ejecutivos y escritores. Iban a salir de allí como bola por tronera.

Es más, si Raúl Castro fuera inteligente, el día en que decida poner pies en polvorosa debería decir “Manden a buscar a Esteban Fernández para que asuma el poder y nos haga lucir a Fidel y a mí como nosotros hicimos lucir a Batista: igual que un santo a la altura de San Francisco de Asís”.

Castro y pandilla son gentuza que han asesinado, enviado a patriotas a las prisiones por 20 y hasta 30 años, han abusado impunemente, han torturado, han sido partícipes activos en la destrucción de nuestro país y en la desmoralización de la nación y merecen un escarmiento monumental. A rajatabla y sin misericordia. ¡Cien noches de cuchillos largos!

Cansado estoy de escuchar a compatriotas de buena fe aconsejando cordura: “No, no podemos ser igual que ellos”; “Nosotros somos gente civilizada, somos religiosos, somos buenos, somos decentes, no podemos caer en las mismas atrocidades en las que han caído ellos”. Y nos tiran en la cara: “Si predicamos libertad tiene que ser LIBERTAD PARA TODOS”. La libertad que merece Miguel Díaz Canel, al igual que los miles de desmadrados del régimen, es darles a escoger la cuchilla con que los vamos a guillotinar.

Libertad total DESPUÉS QUE SE HAGA UNA PROFUNDA LIMPIEZA DE H.P’s EN CUBA, después que corra la sangre de todos los esbirros y de todos y cada uno de los miembros de la familia Castro, de los oficiales del MININT, de las Fuerzas Armadas y de todos los culpables de crímenes en mi país.

OTRAS VOCES: EL MUNDO SEGÚN TRUMP. LA AGENDA ANTIGLOBALISTA

Por, Marcia Christoff-Kurapovna-Instituto Mises

Cuando Alexis de Tocqueville expuso sus observaciones sobre la democracia estadounidense empezó sus explicaciones con una descripción del gobierno municipal. “Es el hombre”, decía, “el que crea las monarquías y establecen las repúblicas, pero el ayuntamiento parece venir directamente de la mano de Dios”. Las intuiciones a menudo admiradas y a veces malignas del francés eran razonables sobre esto: las instrucciones políticas estadounidenses se cultivaban desde la base, desde las comunidades locales; toda la vida, las instituciones religiosas y las instituciones sociales estadounidenses estaban organizadas sobre una base regional y (si hay que usar este término tan poco atractivo) populista. Esto creó una cultura política que puede no haber atraído a los prejuicios sociales de observadores extranjeros más habituados al corrupto glamur de los estados altamente centralizados.

Pero el diverso mosaico estadounidense de tradiciones regionales, localizadas y populistas se cimentó sobre el plano de lo que aparecería como la naturaleza sorprendente de la república estadounidense, una historia improbable nunca vista: lo pueblerino como base de lo imperial; el ayuntamiento aislado como base del estado más poderoso y más extenso del mundo. En resumen, el industrioso y libre país experimental que estaba, en la práctica, reprogramado para ser “globalista” en ámbito y escala era por naturaleza un país que rechazaba visceralmente la idea de una superestructura estatista.

Ese por eso que el atractivo de Donald Trump, con su estilo burdo, ha llegado este núcleo del carácter estadounidense. Su victoria electoral representa no tanto un movimiento como un reavivamiento: una resurrección del ideal enérgico del poder local, el poder regional, el poder soberano contra la malsana omnipotencia del Mundo Único.

¿Qué es el globalismo?

Para analizar qué es este fenómeno “globalista” al que Trump ha hecho la pieza central de su ira, hay que definir primero el globalismo como fenómeno. En general, el globalismo defiende el Estado sin estado, el poder centralizado sin un centro (sin una figura esencial de responsabilidad o autoridad moral) compuesto de partes flotantes e intercambiables en todas partes y en ninguna al mismo tiempo. Es una red de bancos centrales, política internacional, instituciones monetarias como la ONU, el FMI y el Banco Mundial; de conformidad académica, conformidad de los medios de comunicación y conformidad cultural extendidas de manera densa e impenetrable.

La postura de Trump no deja por tanto de ser revolucionaria. Aunque flaquea con respecto a muchas de sus posiciones políticas declaradas (ya sea sobre la OTAN, Israel o Rusia) hay tres posturas que anunció el nuevo Presidente y que, algo irónicamente, son las más importantes de su agenda antiglobalista y que aun así han recibido mínima atención en los medios. La primera fue su declaración poco después de las elecciones de que EEUU ya no se dedicaría a un “intervencionismo insensato”. La segunda fue su repetido escepticismo sobre la Reserva Federal y el ser uno de los pocos líderes políticos que ha hablado en contra de los peligros de una economía “de burbuja”. La tercera y la más importante es su comentario de que el estado-nación debe volver a ser una fuerza en los asuntos mundiales (una declaración que no es tanto filosófica como un manifiesto político). Donde han arraigado más estas ideas que es donde más se necesitan: en Europa, donde la actitud está cambiando como consecuencia de la de Trump y donde ha impactado más y será más duradero su mensaje antiglobalista.

El trumpismo en Europa

“Las élites falsas crean sus propias realidades”, esto decía el millonario empresario convertido en político con la característica sinceridad del populista y una ocasional verborrea para meterse en líos. Transformó todo un paisaje político al hacer campaña a favor de los derechos del trabajador nacional frente al trabajador global, contra la UE, contra el intervencionismo internacional y por una inmigración fuertemente controlada como parte de un programa inconformista para sacudir y mantenerse distante del sistema internacional de la posguerra.

Sin embargo no es Trump, sino más bien su más acaudalado equivalente suizo (Christoph Blocher) (en la foto de arriba) el que se anticipó al nuevo presidente estadounidense en más de una década. Blocher, que es ahora vicepresidente del Partido del Pueblo Suizo (PPS) y su antiguo líder en 2007, quién pasó, como Tillerson, de ser un desconocido becario a consejero delegado de la fabricante de plásticos suiza EMS Chemie. Es el mejor ejemplo del espíritu antiglobalista de Trump que también se está extendiendo por toda Europa.

“La gente se siente impotente contra aquellos que la gobiernan y, para ellos, Trump es un alivio”, dijo Blocher en una entrevista después de las elecciones de noviembre en EEUU. “El inesperado resultado (…) debería hacer reflexionar a todos los que están en el poder en todo el mundo”.

Este próximo año, Holanda, Francia y Alemania (y posiblemente Italia) tendrán elecciones en las que el debate probablemente esté dirigido por los partidos populistas sobre asuntos que incluyen la inmigración. En Suiza, Blocher ha encabezado varias campañas que generaron enfado en la UE por su severidad. Incluían el referendo suizo de 2009 contra la construcción de minaretes en las mezquitas, que obtuvo el 57,5% del voto nacional; la iniciativa para deportar a los delincuentes extranjeros, que consiguió un 52,3% y la iniciativa en contra de la inmigración masiva, que fue aprobada con un 50,3%.

Blocher es uno de los muchos europeos antiglobalistas que han tomado el escenario de los últimos años, un escenario al que se han unido gente como Marie Le Pen en Francia, Geert Wilders en Holanda, el auge del partido “Alternativa para Alemania”, Viktor Orban en Hungría, por no mencionar el propio voto del Bréxit. Esencialmente, el experimento de la UE está acabado en primer lugar porque nunca se deseó y Trump es una especie de jinete espiritual trasatlántico que anuncia el apocalipsis.

Lleva mucho tiempo pasando: solo hace una década, los franceses votaron en contra del Tratado de la Constitución Europea, que se suponía que reemplazaría los tratados existentes de la UE que instauraría cambios clave como el nombramiento de un ministro de asuntos exteriores de la UE. Fue seguido por un “No” todavía más fuerte en Holanda tres días después. Estos “No” triunfaron donde habían fracasado el “No” danés al Tratado de Maastricht en 1992 y el “No” irlandés al Tratado de Niza en 2000, obligando a los líderes de la UE a llegar a un nuevo tratado reformado, el Tratado de Lisboa.

Europa nunca aprendió de estas lecciones, pero Trump sí: el referéndum del Bréxit del pasado julio destacaba una realidad clave de la política del siglo XXI, que la división no está tanto entre la izquierda frente a la derecha como entre los globalistas frente a los localistas.

Por un lado están las autoridades financieras globales, la UE, los bancos y grandes empresas y muchos economistas a favor del libre comercio; por el otro una extraña combinación de izquierdistas radicales que se oponen a la austeridad y el “neoliberalismo” (definido de cualquier manera), así como nacionalistas y conservadores. La diferencia en este momento es que los primeros también tienen ideales utópicos, ya sean del euro o la inmigración, porque ignoran las implicaciones sociales del pensamiento de grupo de moda y solo piensan en términos de economía y no de historia.

Parte del problema es que los eurófilos a menudo confunden a la UE con el proyecto original europeo de posguerra, que se basaba los conceptos de paz, armonía y justicia social. Tras la Segunda Guerra Mundial y el holocausto, el proyecto europeo trataba de construir un continente unido. En vísperas del lanzamiento del euro en enero de 1999 el ministro alemán de finanzas Oskar Lafontaine hablaba poéticamente de “la visión de una Europa unida, alcanzada a través de la convergencia gradual de niveles de vida, la profundización en la democracia y el florecimiento de una cultura verdaderamente europea”.

Por el contrario, Europa se ha transportado a años luz de esta visión tópica. Después de varios años de austeridad, la crisis de la Eurozona se ha convertido en una catástrofe social. El coste se ha confirmado en términos de empleos, salarios, crecimiento económico y vidas desgraciadas. Actualmente hay casi 21 millones de personas desempleadas en la UE. Por su parte, los criterios de Maastricht pretendían facilitar la convergencia hacia el euro y, más allá de esto, hacia una unión cada vez mayor entre los miembros. Para poder acceder al euro, tanto Grecia como Italia recurrieron a entidades como Goldman Sachs, JP Morgan y otros bancos. Los bancos les aconsejaron ocultar sus deudas usando derivados. El resto, como suele decirse, es historia.

¿El fin una época?

Como observa la recientemente el Spectator londinense, la actitud de Trump hacia Europa no deja de ser revolucionaria. Con unas pocas palabras en la Trump Tower, parece haber echado abajo décadas de política del Departamento de Estado de Estados Unidos. “El pueblo quiere su propia identidad”, dice, “así que si me preguntan acerca de otros, creo que otros tendrán que irse”. Cree, como se ha mencionado, en los estados-nación y no ve a la UE como representante del continente. De hecho, dice que es “básicamente un instrumento de Alemania”.

Es difícil exagerar el efecto de estas palabras sobre la UE. Todo el proyecto de la Unión Europea estuvo siempre alimentado por el respaldo estadounidense: desde el plan Marshall, la política de EEUU ha sido consolidar la fortaleza de Europa. EEUU usó el comercio y la OTAN para hacer del continente un baluarte contra el Este. A menudo esto significó renunciar o sacrificar ganancias económicas a corto plazo para EEUU en interés de la seguridad y la paz mundial.

Trump no tiene tiempo para eso. Cree que el mundo ha cambiado y quiere ahora mejores acuerdos para EEUU y Europa (un grupo real de aliados) está prestando atención.

ESPAÑA: JUSTIFICACIÓN Y NECESIDAD DEL 18 DE JULIO.

Por Pio Moa-La Gaceta-España *

Tanto desde el punto de vista liberal como desde cualquier otro enfoque que no sea el marxista o separatista, el alzamiento del 18 de julio estuvo plenamente justificado.  Más que la rebelión de los useños contra Inglaterra o la de Cromwell,  o la de los estados del sur de Usa o la respuesta contraria, como ha recordado Stanley Payne. Sin embargo no son pocos los liberales que han condenado el alzamiento del 18 de julio y lo siguen condenando como un golpe fascista o innecesario o reaccionario, o similar.

El argumento de la victoria electoral no cuenta para los perdedores de la guerra, pues ellos se suponían defensores de la causa de “la libertad” y la “emancipación humana”, y no podían tolerar que, con victoria electoral o sin ella, mandasen los que consideraban enemigos de la libertad, la igualdad, etc., es decir “la carcundia”, los “fascistas” la “Iglesia retrógrada”, los “explotadores”y demás. El propio Azaña lo advirtió claramente, y pasa por moderado en la historiografía al uso. Que explotasen propagandísticamente las elecciones para justificarse  no dejaba de ser un pretexto: poco antes, en octubre del 34, se habían rebelado violentamente contra otras elecciones ganadas muy claramente por la derecha.

Las elecciones fueron fraudulentas y antidemocráticas por las propias circunstancias  de violencia y falta de garantías en los recuentos entre continuas ilegalidades. Pero imaginemos que, con todo ello, el Frente Popular hubiera sacado más votos o no se pudiera demostrar lo contrario. ¿Las volvía ese hecho menos fraudulentas? Considero que unas elecciones en tales circunstancias eran en sí mismas un fraude, y por tanto no admisibles.

Y ahora viene otro punto quizá más importante: la falsa victoria del Frente Popular, con más o menos votos,  dio origen a una oleada in crescendo de asesinatos, incendios y despotismos separatistas y   de todo género. En tal situación, aun si las elecciones hubieran sido regulares y las hubiera ganado regularmente el Frente Popular, la rebelión contra él quedaba legitimada, porque estaba conduciendo al país al caos, la disgregación y a una revolución confusa en la que se mezclaban ideologías y proyectos diversos e incluso contrarios (anarquistas y comunistas-socialistas principalmente, que se enfrentarían en guerras civiles parciales dentro de la general).

Pero el hecho histórico fue este: las elecciones fueron inválidas y  fraudulentas, y la oleada de crímenes que siguió fue acorde con el carácter y los propósitos de quienes así se habían apoderado del poder. La rebelión no solo estaba justificada, sino que era además necesaria. Si no se hubiera producido, las personas que podían haberla emprendido y dirigido y no lo hubieran hecho, habrían adquirido una enorme responsabilidad histórica como colaboradores de hecho con los revolucionarios y disgregadores del país. Afortunadamente no fue así.

*-Historiador y analista político español. Ha publicado unas memorias (“De un tiempo y de un país”) sobre su juventud en el PCE (Partido Comunista Español) y en el PCE(r)-GRAPO.

LA HISTORIA EN LA MEMORIA

Fotos: Clara Abraham de Boitel, madré del mártir  y su hijo Pedro Luis Boitel

RELATO DE UNOS PRESOS QUE PRESENCIARON  LA MUERTE DE PEDRO LUIS BOITEL,  EN LA SALA “PITY FAJARDO”

A Pedro lo entraron inconsciente a la 1:40 del 24 de Mayo, estaba casi frío y había sido golpeado, no le prestaron asistencia médica y estuvo toda la noche en los estertores de la agonía. Cada cierto tiempo se le acercaba un militar; sobre las 3:00 de la madrugada se le acerrcó un guardia y dijo.. ¡Ya! Así lo tuvieron hasta las 7:00 de la mañana que penetró el capitán Lemus y dio la orden de sacarlo.

Había otros presos en la enfermería que son testigos de esta barbarie y dijeron… ¡Mataron al intocable!, la reacción de todos los Presidios se hará sentir. Qué podemos esperar nosotros de ninguna manera y bajo ninguna circunstancia permitiremos que el enemigo nos intimide, por cada uno que caiga deben levantarse 10 heredando su espíritu, la muerte en nuestros casos no asusta, nos enfrentamos a diario con ella, para morir por esto que llamamos Patria cualquier lugar es bueno.

“Pedro Luis Bitel, murió golpeado en Huelga de Hambre a los 53 días”. Para titular de una noticia periodística no tiene precio, para nosotros, que lo vimos apagándose poco a poco, como la candela de un cigarro, nos parece una pesadilla, tuvo quizás la muerte más cruel y tormentosa que puede existir, ¡No le dieron Asistencia Médica!

Los cubanos dignos responsabilizamos a: Fidel Castro, Raúl Castro, Sergio del Valle, Ministro del Interior; Medardo Lemus, Jefe de Cárceles y Prisiones; Raúl O’Farrill, Jefe de Reeducación nacional; Valdés, Jefe de Seguridad del Principe y Sanabria, Responsable de la Sección 6 del Principe, de ser los ASESINOS de Pedro Luis Boitel.

Han matado su cuerpo su vida que nos era tan preciosa, pero su espíritu es inmortal, ese no se doblega nunca, durante los 12 años de cautiverio y torturas, y sigue vivo enarbolando la bandera de la libertad y la dignidad Cubana.

El día 25 los carros de seguridad rodean la casa de Clara Abraham, la madre angustiada es detenida y llevada al trágico G-2, y allí, brutalmente, el Tt. Abad le dice: “Pedro Luis Boitel está muerto y enterrado, y no grites, no estás en tu casa, estás detenida en Seguridad”. Por tres veces la golpea, arrojándola contra un sofá. Durante todo el día permanece secuestrada allí, y se le dice que no podrá volver a su casa.

Cuando llega la noche es trasladada al lugar donde vive, y éste rodeado por fuerzas de Seguridad del Estado. Le cortan la corriente al teléfono y la incomunican totalmente. Miembros del Comité de Defensa (delatores del barrio) llegan a ella para decirle que no puede gritar; ¡hasta llorar a su hijo se le niega!

Pero ya la noticia ha comenzado a filtrarse, y con el nuevo día comienzan a llegar a su casa familiares y amigos que se niegan a creer todavía la horrible verdad: “Pedro Luis Boitel ha muerto.”

A las 4 de la tarde, aproximadamente, del día 26 se presentan nuevamente en su casa los militares para informarle dónde se encuentra enterrado, pues… hasta eso le había sido negado a su madre, saber dónde reposaba! Se le autoriza a ir a la tumba a ella, a su madre, y cuando días después, el 30 de mayo, un grupo de amigas y familiares la acompañan a llevarle flores, son perseguidas, y rodeadas en el cementerio por una turba de mujeres y hombres dispuestos a llegar a la agresión física, impidiéndoseles rezar una oración.

FRAGMENTOS DEL DIARIO DE UN COMPAÑERO DE PRESIDIO DE PEDRO LUIS BOITEL

En la foto: Pedro Luis Boitel en los días que aspiraba a la presidencia de la FEU, junto a Orestes Guerra “Guerrita” y a “Richard” Heredia (Foto archivo de Aldo Rosado-Tuero

DIA 51

Lunes, Mayo 22, 1972 – Se pasó toda la mañana durmiendo o mejor dicho en estado semiinconsciente. Como a las 10 de la mañana varias moscas persistían en posarse en sus labios y boca abierta. Me dí a la tarea de matarlas. Llevaba un total de 17. Le seguí echando fresco por un largo rato. Después me sustituyeron Miguel y Jorgito. Son las 11:25 A.M. Los compañeros están algo agitados con lo que está pasando. Unos piensan que debemos llamar, otros que será peor, otros que él no quiere. Nadie da una solución, porque verdaderamente no la hay, y si la hay no sé cuál es.

4:10 P.M. Se despertó moviendose lentamente. Abría la boca como para hablar, acerqué mi oido a sus labios, no decía nada. Su respiración era lenta. Le puse el jarrito en la boca y le empujé un poco de agua. Se enjuagó la boca porque la botó. No tomó ayer ni orinó en todo el día. Hoy tampoco lo ha hecho. Lo viro, agarro la lata, levanto la sábana y lo pongo a orinar, pero nada. Se le cayó el parche del ojo izquierdo. Me miró con ojos extraviados, hasta que al fin me clavó su mirada. Era una súplica. Su ojo enfermo, al parecer, ya no estaba irritado. Interpreté su súplica como un cigarro. Le encendí y se lo puse en la boca. Aspiró el humo levemente. Dio tres o cuatro bocanadas y luego lo rechazó con un gesto. Lo apagué.

Volvió a quedarse dormido pero antes, le volví a poner otro parche.

10:25 P.M. Hemos turnado Jorgito, Miguel y yo para echarle fresco. Traté de darle agua, no le vi tragar, pero es posible que algo le haya entrado. No puede retener el agua en la boca y la vomita. Su respiración es muy lenta. Creo que de un momento a otro se acaba todo. ¡Dios mío!, esto tiene que ser una pesadilla. No puede ser verdad. ¡Como es posible que un ser humano, pueda vivir tanto tiempo sin alimento!

Hoy cumplió 51 días en huelga. Mañana inicia el 52; lo veo muy mal.

DIA 52

Martes, Mayo 23, 1972 – 5:30 A. M. No dormí pensando que surgiera alguna idea salvadora. No se me ocurre nada. La situación es difícil y penosa. Se está muriendo y hay que hacer algo por él. Tomo una decisión. Los comunistas no piensan venir, lo van a dejar morir aquí en nuestras manos. Y ellos son los assesinos de Pedro. Están dejando morir a un compañero que reclama sus derechos. No le quieren dar asistencia médica para que se muera. Así matan a Pedro Luis. Un luchador que les estorba, que les hace sombra. Ellos pueden muy bien darle asistencia médica, aunque no le resuelvan sus peticiones; pero sí pueden darle asistencia para que no se muera. Pueden alimentarlo por sonda, pueden pasarle los alimentos por la manguera, como lo han hecho otras veces. Pero ahora no lo quieren hacer porque saben que Pedro Luis es un hombre que no conoce la retirada y porque lo saben precisamente, es que quieren matarlo. ¡Asesinos!

10:20 A.M. Acabo de hablar con el compañero que está al frente de la galera como responsable de la misma. Le expliqué que comunicara a Valdés, a pesar de que Pedro no quería. Bajo mi responsabilidad, que aquí hay un compañero en estado comatoso y que es una obligación de ellos asistirlo. Que lo que ocurriera era de total y absoluta responsabilidad de Valdés y de los dirigentes del Ministerio. Sergio del Valle, O’Farrill y demás. Lo consulté con Jorgito y Miguel, ellos estuvieron de acuerdo con mi decisión. Estos dos compañeros fueron designados junto conmigo por Pedro para que le ayudáremos en sus necesidades). El jefe de la galera reunió inmediatamente a los compañeros de la galera y expuso lo dicho por nosotros. Al terminar la reunión se llamó enseguida al Sargento que estaba de poste y se le comunicó que era de extrema urgencia que Valdés se personara lo más rápido posible. A los pocos minutos anunció el posta que venía dentro de una hora. Cuando el Sargento entró a abrir la reja del patio a las 11:55 A. M. se llegó hasta la cama de Pedro. Cuando vio aquello, abrió los ojos asustado y dio un paso hacia atrás. Rápidamente se dirigió a la salida. Pedro tiene la cabeza echada hacia atrás y la boca abierta. Además, es un esqueleto y no un cuerpo lo que hay en su cama… No ha despertado aún, en la madrugada lo hizo dos veces pero se durmió enseguida. Como a las dos empezó a quejarse. No era un quejido de dolor o sufrimiento. Era como un quejido de un niño. Más bien pretendía hablar. No lo hacía. Era espaciado y no continuado.

12:10 P.M. Acaba de entrar un Sargento, segundo de Valdés, se acercó a la cama de Pedro, lo miró, lo vio respirar. Le preguntó al Jefe de la galera; ¿ por qué tiene Boitel en el ojo tapado? El Jefe de la galera le dijo que no sabía. Le preguntó, ¿para qué lo habían mandado a buscar? Se lo dijo que se necesitaba hablar con Valdés lo más rápido posible. Se fue. Pedro sigue muy mal.

12:40 P.M. Vino Valdés y el Sargento. Le preguntaron al Jefe de galera. Este le dijo delante de Miguel, Jorgito, otros compañeros y de mí, las condiciones en que estaba Pedro, que se estaba muriendo y que cualquier cosa que le ocurriese a Boitel la responsabilidad era de ellos. Yo le dije que no le quedaban 48 horas de vida. Valdés se acercó a la cama de Boitel, lo vió. A petición de él, le alcé la sábana, cuando vio aquello se le abrieron los ojos e hizo un mohín con la boca. Lo llamó, Pedro… Pedro… Pero Pedro no contestaba. Su rostro estaba sereno y su ojo cerrado, aunque sus manos tenían movimientos. Le alcé de nuevo la sábana y me dijo” “Basta, basta, ya lo ví.”Se retiró del lado de la cama y junto a la puerta de salida dijo: “Efectivamente, está muy grave. Ya lo ví. Yo informaré que está muy mal. Que está grave, se puede ver a simple vista. Ahora bien, ya nosotros estamos cansados de Pedo Luis Boitel y de sus huelgas… Lo que él pide no se lo vamos a dar. Si fuera por mí, se moría ahí mismo. Pero como yo no decido en este asunto y éste es un caso de “arriba”, yo informaré al Ministro y les explicaré en las condiciones en que está y que él decida. Pero llévate la impresión de que se vá a joder… Le dijo Valdés al Jefe de la galera. Dicho esto se fue.

Al parecer ya está firmada la sentencia de muerte de Pedro. Su suerte hace rato había sido decidida por el “Ministerio.”

4:25 P.M. Hay un silecio profundo en la galera. Llegó nuestra comida. No tengo ánimo de comer, no lo hago prácticamente hace 4 ó 5 días. No me pasa. Se le sigue echando fresco. El sigue sin moverse, la respiración es lenta. Las moscas insisten de nuevo. Se ha limpiado dos veces alrededor de su cama.

4:45 P.M. Pedro se está quejando. Lo llamé, no me contestaba. Lo volví a llamar. Le grité, al fin abrió el ojo. Me mira. Le digo: ¿No me conoces?… soy Cautivo… Mueve la cabeza de un lado para otro. Insisto. “Pedro… Boitel… escúchame, tienes que tomar agua y orinar…, me oyes? Hace un supremo esfuerzo para hablar, lo único que consigue es que salga un sonido gutural. No se le entiende nada. La respiración se hace rápida, abre el ojo y lo vuelve a cerrar. Lo pongo para que orine. No expulsa nada. Hace dos días que no toma auga ni orina. Le siguen echando fresco Miguel y Jorgito.

5:10 P.M. Se quedó dormido de nuevo. Ya está en el sueño de coma. Le cubrí con la sábana sus piernas, y le acomodé su cabeza en la almohada.

11:20 P.M. Lleva diez minutos que está quejándose. No sé explicar cómo es el quejido, más bien es un suspiro, sí eso es; un suspiro en voz alta. No ha perdido el conocimiento y aunque él no puede hablar, sí es posible que oiga todo lo que hablamos. Lo que yo le indico trata de hacerlo. Esta gente no ha contestado nada. ¡Que esperan, malditos!… La noticia de su muerte. Es de madrugada, sigue a cada rato con quejidos. Finalizó el día 52 de huelga.

DIA 53

Miércoles, Mayo 24, 1972 – 6:10 A.M. No he dormido en toda la madrugada; así como otros compañeros.

Se quejó en su inconsciencia durante toda la noche. Tiene un aguante inmenso; nunca pensé que durara tanto tiempo un ser humano sin alimentarse. Pedro es el más flaco de todos y con padecimientos estomacales que le quedan de sus huelgas anteriores. Lo que lo mantiene es su espíritu de siempre, aún en sus últimos momentos, está dando una pelea tremenda. Sus armas: La moral, la razón y la justicia. Nos está enseñando el máximo comportamiento de un idealista ante la muerte. Indudablemente que es un gigante.

8:25 A.M. Su quejido ha ido apagándose poco a poco. Es ya imperceptible, pero sigue moviéndose. Se acaba de despertar. Hoy es el tercer día sin tomar agua ni orinar. Esto es el fin.

9:10 A.M. En la galera hay un respetuoso silencio. Estamos viendo morir a un compañero. Quizás la muerte más triste “de hambre”, una muerte lenta, de horas, días y meses con plena conciencia de lo que sucede a su alrededor. Llamé a Edgar para que le eche fresco, mientras le paso un algodón mojado en agua por sus labios secos. Al sentir la humedad era comi si la vida le volvía. Se tranquilizó. Al minuto llevó sus dedos con trabajo a la boca. Quería de nuevo que le pasara por sus labios el algodón húmedo. Se lo hago. En su rostro refleja algo que no puedo explicar.

Ahora se lleva su mano derecha al muslo. Hace esta operación varias veces. Quiere decirme algo con eso, pero no sé lo que es. Hace otras señas pero no las comprendo. Quiero hablar o decir algo por gestos. Llamo a Alonso para ver si él puede entender algo de los movimientos de su mano derecha, tampoco. Lo pongo a orinar. Nada Es desesperante. Hay dos compañeros abanicándole. Lo miré bien. Prácticamente es un cadáver lo que hay acostado en la cama, es un bulto pequeño lleno de huesos.

Hablando con dos compañeros, le mostré lo que quedaba de Pedro, levanté la sábana y se quedaron asombrados. Uno comentó: “Está liquidado”, su cuerpo consumido totalmente. Apenas tiene movimiento. Pesa unas 78 libras más o menos.

10:03 A.M. Se volvió a despertar. Movió su mano derecha pero ya no tiene coordinación. Se lleva la mano derecha hacia su ojo y se le iba para encima de la cabeza, en un segundo intento se toca la frente y de ahí palpando con las yemas de sus dedos llega al fin a su ojo, lo abrió. Miró y lo cerró. Al parecer quiso ver con ansiedad todo lo que a su alrededor sucedía como queriéndo ver lo más posible en su última mirada. Tenía la boca abierta y empinada hacia arriba como queriendo atrapar el aire que se negaba a entrar en sus pulmones. Su respiración era lenta, anhelosa y ronca como la de los moribundos. Está agonizando con absoluta conciencia de su cruel situación y profunda resignación de su muerte. Sufría callado. Esperaba pacientemente…

No pude aguantar más. Le pedí al Jefe de la galera que llamara con urgencia a Valdés, que lo estaban asesinando! Inmediatamente se le pidió al Sargento que está de posta que viniera Valdés, que Pedro está muriéndose.

1:15 P.M. Llegó Valdés. Se le explicó que Pedro se moría y que tenían que llevárselo. Se le exigió. Valdés, sin mirar a Pedro, dijo que ya tenía la orden de sacarlo.

¡Al fin! Ensequida, dentro de media hora vendrían los camilleros a buscarlo. Y se retiró… ¡Hay esperanzas, hay esperanzas! Dijimos algunos.

4:40 P.M. Acaban de sacar a Pedro. Vinieron tres Sargentos con una camilla. Entre Miguel y yo cargamos a Pedro y lo colocamos suavemente, con colchón y colcha en la camilla. Alonso, momentos antes, le había colocado debajo de su almohada una medalla del Sagrado Corazón.

Tenía su ojo cerrado, pero vivo aún. Respiraba. Mientras hay vida hay esperanzas. Además, ahora no se puede morir. Los compañeros se colocaron a los lados en el pasillo, querían verlo, decirle adios a su manera. Yo le puse mi mano sobre su cabeza como un estímulo o una esperanza.

Sentí un vacío inmenso cuando salió, con él se fue algo mío. Le dijo al Sargento que me había pedido —fue en días anteriores— le pusiera los zapatos, el reloj, los espejuelos y el bastón. El reloj lo lleva puesto en la muñeca izquierda, los zapatos, espejuelos y el bastón van en la camilla. El Sargento me pidió los zapatos y espejuelos para llevarlo él. En su cuello enflaquecido colgaba su cadena de oro con sus medallas, una de la Virgen, otra de San Lázaro y una espadita. Era la 1:40 de la tarde del día 24 de Mayo. Completó su día 53 de huelga de hambre. Lo sacaron por la salida que da a la calle o a la entrada para la Sala Pity del Hospital de aquí del Príncipe. Pienso que va para el Hospital Militar, donde estuvo casi tres años la otra vez.

Ya todo terminó. Siento un gran vació dentro de mí. Con él se fue algo mío. Estoy cansado a más no poder. La fatiga invade mi cuerpo y lo que quiero es dascansar. Cerrar los ojos y que cuando los abra sabré que Pedro está bien. Creo que no hay más nada que poner. Lo demás lo dirá el tiempo.

9:25 P.M. Pensé que ya esto había acabado. Estuve esperando para ver si escribía o no. Después he meditado; vuelvo a escribir por estar relacionado con Pedro. Como a la hora de que lo sacaron, vino un Sargento y pidió el plato de él. Le dije que lo había guardado porque no hacía falta. Entonces me dijo que le diera otra o una vasija para llevarle la comida. Eso indica una sola cosa. Está en la sala Pity del Hospital de aquí o en otro lugar del Príncipe. ¿Con qué fin? Le irán a dar asistencia o lo dejarán morir. Solo queda esperar y rezar por su vida.

A LA MEMORIA DE PEDRO LUIS BOITEL

Hoy, al cumplirse un nuevo aniversario de la muerte en presidio del líder estudiantil Pedro Luis Boitel, Nuevo Acción le rinde tributo de recordación y respeto a su imperecedera memoria, haciendo votos porque un día reine en nuestra patria la justicia y la libertad por las que aquel flaco con coraje para regalar, soñó y dedicara su vida.

Un crímen del castrismo que no quedará impune. Su sacrificio y su ejemplo son acicate para no claudicar en la lucha y para clavar en la picota pública a los traidores y a los mercaderes que quieren pactar con la tiranía pasando por encima de los charcos de sangre de nuestros hermanos muertos.

PUNTO Y. APARTE

Por: El Director

“Quien se ha puesto a servir sin condiciones no puede dar por concluido su servicio sino en el mismo día de su muerte.”- Dionisio Ridruejo

Para merecer el título de patriota no basta con ofrecer a la Patria los mejores esfuerzos; no basta con agotar la salud y ofrendar la vida por el bien del pueblo que se ama y por el que se lucha; no basta con apartarse de cuantos cuidados exigen la familia y la hacienda propias. Hay que llegar a más: el despego de toda recompensa, incluso de aquella que consiste en el público aplauso.

Dios quiso hacer del verdadero patriota uno escogido entre los escogidos. Por eso, sin duda, permitió que los más ilustres directores de pueblos recogieran amarga cosecha de ingratitudes.

Tal fue la mayor señal de privilegio que pudo otorgarles: privar a su misión de todo regalo humano; dejarla en su calidad escueta y gloriosa de “deber”.

La vocación de patriota (la “pura” vocación de patriota, no sus falsificaciones) sólo llama a los mejores espíritus, a los que, por adelantado, cuentan con que la injusticia será su galardón y lo aceptan abnegadamente.

Tendrá motivo para dudar de contarse entre los elegidos quien no se sintiera capaz de soportar en silencio, heróicamente, sobre todo durante la adversidad, el clamoreo de los mediocres, el veneno de los envidiosos, la ridícula ironía de los pedantes y el desparpajo insolvente de todos aquellos que nunca sabrán lo que es llevar con dignidad sobre los hombros el grave honor de las magistraturas.

¡No importa! En ese silencio heroico se depura el alma y adquieren los ojos claridad para mirar más alto.

El temporal martirio viene a ser la investidura de la Historia; nadie sin ella logrará que su nombre resuene ensalzado durante siglos; es el purgatorio.

A mis ochenta años sigo vivo, «creyendo en tantas cosas muertas, creyendo sólo, realmente, en mi propia juventud perdida y luchadora». Voy a morir sabiendo  que «la muerte es la definitiva, hermosa y tentadora libertad, la libertad misma»… Luego empieza la gloria para siempre.

FUENTES DEL FBI PULVERIZAN LA “TRAMA RUSA”: ¿QUIÉN MATÓ A SETH RICH?

El empleado del Comité Nacional Demócrata (DNC) Seth Rich fue la fuente de los célebres correos filtrados a WikiLeaks.

Por Carlos Esteban-La Gaceta – Madrid

La cadena norteamericana Fox ha hecho pública una información que confirma oficialmente una vieja sospecha, alegando fuentes anónimas del FBI: el empleado del Comité Nacional Demócrata (DNC) Seth Rich fue la fuente de los célebres correos filtrados a WikiLeaks y casi universalmente atribuidos a ‘los rusos’. Pero, antes, un poco de historia de la ‘trama rusa’ que lleva meses copando el espacio informativo.

El diario de referencia español, El País, lo llama ‘Rusiagate’ en su primera y anuncia que Donald Trump está “cercado” por el escándalo, reflejo de unos medios de prestigio norteamericanos -televisiones y periódicos- que dedican a la denominada ‘trama rusa’ una parte desproporcionada de su tiempo en antena o espacio en papel. El asunto ha llevado al nombramiento de un fiscal especial, Robert Mueller, para que lo investigue; se supone que ha provocado el cese del director del FBI, James Comey, de quien se ha filtrado que recibió la orden de Trump de detener su propia investigación en la cuestión; ha servido como excusa al Departamento de Justicia para legitimar las escuchas secretas del equipo de campaña del entonces candidato republicano, y los demócratas (y no pocos republicanos) quieren convertirlo en base para una destitución parlamentaria del presidente que ya estaría en preparación.

Pero, ¿en qué consistió específicamente esa ‘injerencia rusa’ en las elecciones norteamericanas? ¿Alguien lo sabe?

Sabemos lo que no es. Sabemos, está probado, que no hubo posible alteración cibernética del voto. Eso fue lo primero que descartaron unánimemente todas las agencias de inteligencia y todos los investigadores del caso, y confirmaron los recuentos en tres estados solicitados por la candidata ‘verde’ Jill Stein.

También sabemos que no se limita a la preferencia apenas velada del Kremlin por el candidato republicano, no porque no haya existido, sino porque no sería ilegal en absoluto. Arabia Saudí, sin ir más lejos, proporcionó una parte más que significativa de los fondos de campaña de la candidata Clinton sin que nadie lo considerase digno de investigación. Y aún estamos en la resaca de unas presidenciales francesas en las que líderes de todo el mundo han expresado su apoyo entusiasta a Emmanuel Macron en vísperas del voto.

Queda solo la célebre filtración de los correos de altos cargos del Comité Nacional Demócrata en los que se sugería que el aparato del partido hizo trampas en las primarias demócratas para que no ganara Bernie Sanders, además de cuestiones menores que no dejaban a los colaboradores de Hillary en buen lugar. La revelación llevó entonces a la dimisión de la presidente del DNC, Debbie Wasserman. ( foto de la izquierda)

La filtración corrió a cargo del célebre consorcio de ‘hackers’ liderado por Julian Assange, WikiLeaks, en su día jaleados como héroes de la libertad de información cuando revelaba trapos sucios de la Administración Bush por los mismos que ahora les equiparan a terroristas. Y en seguida se convirtió en consigna oficial en los medios que habían sido ‘hackers’ rusos a las órdenes de Putin quienes habían penetrado en los servidores del DNC para luego pasarle el botín a Assange y que lo colgara en la red.

Rusia negó todo, y desde entonces su administración altera irritado hartazgo con burlona ironía cada vez que se ve obligada a repetir el desmentido. Assange también negó que fueran los rusos, más: insistía en que ni siquiera había sido ‘hackeo’, sino que habían contado con la colaboración de un ‘topo’ en el propio DNC, por otra parte el método usual de WikiLeaks, como puede testificar el teniente Bradley Manning, encarcelado por ello. Pero, claro, ¿qué iban a decir los acusados?

Pero seguía sin haber pruebas, la investigación del FBI no llegaba a ninguna parte y, entre tanto, WikiLeaks filtraba ‘Vault 7’, una mirada de documentos de la CIA en los que, entre otras muchas cosas, demostraba que la agencia de espionaje cuenta con herramientas informáticas que disfrazan las intrusiones ilegítimas en sistemas protegidos de modo que parezcan proceder de potencias extranjeras. Mal asunto.

Pero daba igual, bastaban las sospechas. Los demócratas basaron todo su movimiento ‘Resist 45’ en esas sospechas, en la creencia de que Trump se había confabulado con la inteligencia rusa para torpedear la campaña de su rival con el robo de los correos de sus colaboradores. Y así llevamos meses, desde antes de que Trump tomase posesión de su cargo, con ‘revelación sensacional’ tras ‘exclusiva escandalosa’ que presiden las portadas y abren los telediarios y en seguida quedan en agua de borrajas. Hasta ahora.

Porque ahora están surgiendo nuevas pruebas que pulverizan la teoría de la conspiración que tan diligente y machaconamente ha trabado la prensa. Según el citado reportaje de Fox News, fue el empleado del DNC Seth Rich quien pasó a WikiLeaks 44.000 correos electrónicos de sus jefes. Lo siento, no hay rusos.

Según la Fox, a través de fuentes anónimas del FBI, Rich tomó contacto con WikiLeaks a través de Gavin MacFadyen, periodista investigación y director de WikiLeaks que vivía entonces en Londres. Los investigadores habrían encontrado en el ordenador del experto en sistemas informáticos los correos y 17.761 archivos adjuntos intercambiados entre los responsables de la campaña demócrata de enero de 2015 a mayo de 2016 que Rich compartió con WikiLeaks.

“He visto y leído los correos entre Seth Rich y Wikileaks”, aseguró a Fox News el investigador federal, confirmando la conexión MacFadyen connection y señalando que los correos están en posesión del FBI.

¿Y qué dice el joven Rich a todo esto? Nada, porque está muerto. Y aquí es donde la trama se pone truculenta. Seth Rich fue asesinado de dos tiros en la espalda en las calles de Washington de madrugada, cuando volvía de tomar unas copas a su casa. La policía concluyó que se trataba de un atraco, aunque el supuesto ladrón dejó su cartera intacta y ni siquiera se llevó su móvil.

De hecho, esa es la investigación del FBI que, ante la curiosa incuria de la policía estatal, ha servido de base para la información de la Fox.

Las nuevas revelaciones vienen a confirmar los hallazgos de Rod Wheeler, ex investigador de homicidios y colaborador de Fox News contratado por la familia de Rich. “Estoy convencido de que la respuesta a la pregunta de quién mató a Seth Rich descansa en el disco duro de su ordenador que ahora está en un estante de la policía de Washington o de la sede del FBI”.

Esta semana, la cuenta verificada en Twitter de la embajada rusa en Londres publicaba en la red social: “El informador de #WikiLeaks asesinado en Estados Unidos, pero los medios están demasiado ocupados acusando a los ‘hackers’ rusos para darse por enterados”.

En el mejor de los casos, es asombrosa la falta de curiosidad de los medios ante un caso tan desconcertante, al que no dedican ni un minuto ni una línea. Mientras, la pregunta es: ¿quién mató a Seth Rich?

DE LOS ARCHIVOS DE NUEVO ACCIÓN: UNAS PREGUNTAS A LOS DEL “BORRÓN Y CUENTA NUEVA”

¿Qué hacemos con el vil asesino de la rastra de Playa Girón y contrabandista internacional de drogas, Osmani Cienfuegos? ¿Le dejamos que disfrute de todo lo robado al pueblo cubano o adquirido a costa del enviciamiento de tanto joven? ¿Le permitimos que muera comodamente disfrutando de sus millones y los deje a sus herederos?

¿Qué explicación les daríamos a los familiares de estos 9 valerosos patriotas que fueron a liberar a Cuba y que después de ser tomados prisioneros, fueron asesinados por órdenes de Osmani Cienfuegos, violando todas los preceptos de la Convención de Ginebra: José Ignacio Macía y del Monte, Alfredo Cervantes Lago, José S. Milián Velazco, Herminio B. Quintana Perera, Ramón Alvarez Santos, Pedro Rojas Mir, Moisés Santana González, René Silva Soublette y Joisé D. Villarello Tabares?

Por esa y muchas razones más nos oponemos al “borrón y cuenta nueva” y abogamos por justicia imparcial, sin odios, pero aplicando todas las normas del derecho para castigar a los culpables.

(Publicado en la edición del 20 de mayo del 2009)

ESPAÑA: LOS PATÉTICOS INTENTOS DE PEDRO SÁNCHEZ POR IMITAR A PODEMOS. CÍNICA IMAGEN DE ‘EL RENACIDO’ JUNTO A SU ESPOSA PUÑO EN ALTO EN FERRAZ PARA CELEBRAR LA VICTORIA

Una de las imágenes más esperpénticas de la victoria de Pedro Sánchez fue verle cantar con su mujer, Begoña López, el himno de La Internacional tras ganar las primarias socialistas con una rotunda paliza en las urnas a Susana Díaz.

Y dado que se le acusa de estar cada día más podemidizado, verle cantar con el puño en el alto un himno compuesto por un obrero de la Comuna de París en 1871 que dice “cambiemos al mundo de base hundiendo al imperio burgués” es todo un espectáculo consumado en el ridículo.

Porque Pedro Sánchez es uno de esos socialistas que calló ante el desfalco de Bankia mientras algunos en su partido -como el padre de Ramón Espinar con el que ahora quiere fundirse en un abrazo- hacían trizas la tarjeta black a cuenta de los adornistas.

El mismo Pedro Sánchez que entona “¡Arriba, parias de la Tierra! ¡En pie, famélica legión!” admiraba a ese ‘chico liberal’ llamado Miguel Sebastián a comienzos de los años 2000, cuando era todo un jefe del Servicio de Estudios de uno de los bancos más poderosos de Europa.

Ahora lo tenemos cantando La Internacional a viva voz, un himno ligado a movimientos obreros y revolucionarios de un Partido Socialista que ya no es ni una cosa ni la otra tras haber dejado la economía hecha unos zorros en 2011, y acometer en mayo de 2010 los mayores recortes sociales de la democracia.

Algunos tampoco pudieron contener la risa al ver a la esposa de Sánchez cantar La Internacional cuando ella es socia y directora de una empresa cuyas prácticas laborales se corresponden con lo que coloquialmente se define como “empleo basura”, con empleados que trabajan ocho horas al día por 400 euros al mes.

MOVILIZACIÓN MUNDIAL POR LAS VÍCTIMAS DE LA DICTADURA VENEZOLANA

Por Carlos Vílchez Navamuel

El 20 de mayo en curso, venezolanos radicados en diferentes ciudades del mundo se manifestaron al igual que lo hicieron aquí en Costa Rica, los venezolanos caminaron por las calles de la Sabana, en San José y llegaron a Rohrmoser, frente a la Nunciatura, allí se leyó un documento que fue entregado a las 9.am de ese mismo día al Obispo Antonio Arcari, Nuncio Apostólico en Costa Rica.

Los venezolanos fueron acompañados de un grupo costarricenses comprometidos con la democracia, la libertad y con el pueblo venezolano, entre ellos se encontraban el ex presidente de Costa Rica, Miguel Ángel Rodríguez Echeverría, la diputada Natalia Díaz del Movimiento Libertario y quien esto escribe que es un venezolano-costarricense que lleva a Venezuela en el alma.

La iniciativa de entregar esta petición al Obispo Arcari fue de la organización no gubernamental, sin fines de lucro, denominada UN MUNDO SIN MORDAZA, cuyo objetivo (según el documento) es promover la defensa de las libertades fundamentales a través de las expresiones artísticas y de un gran número de venezolanos en el extranjero quienes han conformado un enorme movimiento con presencia en más de 80 ciudades en el mundo para visibilizar y ayudar a los venezolanos que cada día enfrentan graves violaciones a su integridad, su vida y a su libertad.

El sitio Analítica confirmó el día de hoy 20 de mayo de 2017, que las manifestaciones de este sábado se produjeron en 87 ciudades en todo el mundo en el marco de la “Movilización Mundial por las Víctimas de la Dictadura en Venezuela”. La misma fuente explica que: “Entre las ciudades con mayores incidencias de manifestantes, resaltó Kuala Lumpur, Madrid, Buenos Aires, Berlín, Oslo, Ottawa, Barcelona, Torino, Bilbao, Boca Ratón, Andorra, Bologna y Chicago. La actividad fue apoyada por las organizaciones no gubernamentales Un Mundo Sin Mordaza, informó que junto a Fundeci, Cedice, Acceso a la Justicia y Mujeres en Acción”. http://www.analitica.com/actualidad/actualidad-internacional/protestaron-en-87-ciudades-del-mundo-por-heridos-y-caidos-en-venezuela/

El documento dirigido al Nuncio Apóstolico entre otras cosas dice: “Desde el 4 de abril del presente año, en Venezuela se han llevado a cabo una serie de manifestaciones pacíficas contra las decisiones del gobierno veneolano, las cuales no ofrecen soluciones a la peor crisis de la historia del país, que por el contrario la han recrudecido. Reconocemos y valoramos los esfuerzos a favor de un diálogo entre los principales actores políticos de la oposición y el oficialismo, que en el pasado desde el Vaticano se promovió, sin embargo el gobierno nacional no ha cumplido con dos de los compromisos inicialmente asumidos, a saber la liberación de los presos políticos y la apertura de un canal humanitario que disminuya los problemas de salud pública generados por la escazez de alimentos y de medicinas”.

Y añaden: “El gobierno nacional ha respondido a las protestas pacíficas con una cruel y feroz represión mereciendo el repudio de la comunidad internacional y de representantes de poderes del Estado venezolan, como es el caso de la Fiscal General de la República, Luisa Ortega. El resultado del uso excesivo de la fuerza públic, a la fecha ha provocado el fallecimiento de más de 40 personas en su mayoría jóvenes entre 17 y 30 años de edad, más de 700 heridos y alrededor de 1700 detenidos, siendo juzgados algunos de ellos por la justicia militar, lo anterior constituye de manera flagrante una violación a los derechos humanos garantizados en los pactos suscritos por Venezuela en la Constitución de la República y en la legislación vigente”.

La petición aquí en Costa Rica fue firmada por Eduardo Velasco Torres, Por un Mundo Sin Mordaza, al final de la lectura, José Rodríguez (Pepe) le agradeció a todos los costarricenses que han dado muestras de cariño y solidaridad con el pueblo de Venezuela, y mencionó a los ex presidentes de Costa Rica, Oscar Arias, Laura Chinchilla y a don Miguel Ángel Rodríguez quien como señalamos anteriormente se encontraba participando en esta marcha.

NI ADVERSARIO NI ALABARDERO DE TRUMP

por Esteban Fernández

Lo que está pasando con respecto a Donald Trump es increíble: ¡NO SE PUEDE OPINAR SOBRE ÉL!

Demostrar simpatías o antipatías por este señor trae aparejado que te caiga encima “una carga de machetes” de la mitad de los habitantes de USA.

Y eso me cae como una patada porque soy una persona que me encanta expresar libremente mis pensamientos sobre todo lo que acontece – para eso vine aquí- pero al respecto parece que no se puede decir “ni ji” sin que medio mundo quiera pelearse con uno.

El 99.9 de mis amigos son “Trumpistas” y los poquitos que no lo son -SI SON SINCEROS ANTICASTRISTAS- siguen siendo mis amigos. Al que está en contra de la tiranía me importa poco si le gusta o le disgusta Trump. Ese es un derecho de vivir en democracia.

Por ejemplo: hay una amiga de Facebook que se llama Janett Jalil que me parece que no apoya a Donald Trump. Llamé a Aldo Rosado e indagué sobre ella y Aldo me dijo que “es 100% anticomunista y anticastrista”. Y eso es todo lo que necesito para mantenerla entre mis compañeros de lucha.

Mis sentimientos sobre Donald Trump son extremadamente ambivalentes. Durante la campaña electoral mis simpatías completas estaban del lado de Marco Rubio. Quería que fuera Marco el candidato y el presidente electo.

Ah, pero no fue así, Marco no resultó ser el preferido de las masas y postularon y salió electo Donald Trump. No hubo tormento ni lloré como las huestes Clintonianas.

Yo me alegré en el alma que ganara Donald Trump y que perdiera Hillary Clinton porque la detesto a ella y a su marido, y me caen como una patada Obama, Michelle, Biden y prácticamente el Partido Demócrata en pleno. Y bajo ningún concepto iba -ni voy nunca- a hacer causa común con ellos. Y si mañana se celebraran elecciones de nuevo volvería a votar por Donald Trump.

Y ahora más cuando veo la campaña brutal anti Trump que está realizando la prensa norteamericana izquierdista que yo detesto, entonces no me da la gana de compartir con ellos sus críticas.

Porque lo cierto es que yo no soporto a CNN, ni a MSNBC y mucho menos al Washington Post, ni a sus repugnantes reporteros ni a sus detestables comentaristas. Y odio con toda las fuerzas de mi ser al New York Times porque le otorgo el 80 por ciento de la culpa de que Fidel Castro llegara al poder.

Y aunque en determinados momentos me pueda caer mal Donald Trump (y quede claro que en la mayoría de los casos estoy muy de acuerdo con muchísimas cosas que él propone) sólo necesito escuchar y ver en la televisión a Maxine Waters, Jorge Ramos, Anderson Cooper, Al Sharpton, Mika Brzezinski, a Don Lemon, Eugene Robinson, Brian Williams para tener deseos de levantarme de mi sillón y aplaudir al Presidente.

Y cuando cometa o haga una barrabasada (y a veces las hace y las comete) voy a echarle con el rayo. Porque si durante los años 59, 60, 61 y parte del 62   grité a voz en cuello en Cuba lo que pensaba de Fidel Castro, aquí digo, pienso y escribo lo que me salga de las entrañas sobre Donald Trump.

Porque no soy su enemigo y mucho menos su canchanchán. NI ADVERSARIO NI ALABARDERO. Si quiero lo ovaciono y si quiero lo critico con todo respeto. Dije, digo y diré lo que mi conciencia me indique en cada instante y al que no le guste, que se vaya a ver a quienes están completamente sectarizados como Rachel Maddow en MSNBC y Sean Hannity en Fox News.

 

POR LOS FRENTES DEL MUNDO: INFIERNO DE COBARDES (ERA MI ESPAÑA)

Por, Laureano Benítez Grande-Caballero.- Alerta Digital

Durante más de 70 años, hemos vivido en España un sueño maravilloso: creyendo que habíamos desarmado y hecho cautivo al ejército rojo, danzamos y cantamos en bellas noches en nuestros jardines, en hermosas verbenas patrias que nos llenaron de regocijo y de orgullo, porque creíamos haber exterminado al Leviatán rojo al que hasta entonces nadie había podido domeñar.

Por entonces éramos cruzados, defensores heroicos de una patria irreductible contra la que nada pudieron hacer las mismísimas puertas del infierno, soldados de unos tercios legendarios que al Averno rojo hacían temblar, al grito de «¡Viva España!».

Pero no estaban muertos, sino que simplemente hibernaban, encapsulados en sus tumbas draculianas, dispuestas en las sentinas de nuestro «Enterprise», que creímos que nos llevaba al «Star Trek» de una gloria galáctica, en un viaje alimentado por las reservas espirituales de Occidente.

Mas, en realidad, desde la Transición nuestro país no estaba siendo dirigido hacia una apoteosis patriótica de destino en lo universal, sino hacia la chatarra interestelar de una tercera República, hacia el agujero negro de un populismo luciferino, hacia los escoriales globalistas donde aliens rojos de toda calaña devorarán nuestros huesos. Del infinito al cero, del incienso al azufre luciferino, del nacionalcatolicismo al rojopopulismo: sic transit gloria mundi.

Es así como estamos protagonizando un siniestro remake de «2001: una odisea en el espacio», con la diferencia de que la supercomputadora de nuestro «Enterprise» no se llama HAL, sino NOM, instalada por los plutócratas globalistas; la cual, en vez de asesinar a los tripulantes como HAL, tenía como misión despertar a los monstruos crionizados, a los ectoplasmas de la segunda República, para que protagonizaran entre nosotros un holocausto zombi como jamás se vio, musitando con sus mandíbulas leporinas aquello de: «Sé lo que hicisteis en el último 39».

Y aquí están de nuevo ―redivivos, agresivos, vociferantes, blasfemos y golpistas―, los milicianos de la segunda República, con el puño en alto, organizando barrikadas, preparando revoluciones desde sus trincheras, dominando el cotarro desde sus orgías mediáticas, okupando plazas y patios, asaltando capillas, escracheando a todo lo que se mueve a su derecha ―incluido el mismo Congreso de los Diputados―, confeccionando listas negras con todos aquellos que no hacen genuflexiones ante su pensamiento globalistamente correcto, amenazando con sus hordas de matones a las bancadas derechosas, ejecutando su proverbial golpismo con mociones de censura…

Parece que fue ayer, pues estas turbas de ultraizquierda son las herederas directas de las chusmas de socialistas, anarquistas y comunistas que se enseñorearon impunemente de las calles durante la segunda República, jugando a un cruel pinball con religiosos y gente a la que consideraban non grata, asaltando alcaldías en las que hacían ondear la bandera con la hoz y el martillo mientras cantaban sus internacionales, mientras fusilaban por el simple hecho de llevar corbata, ir a misa, o tener un negocio… eso sí, robando después a los cadáveres hasta los anillos de boda.

Ante sus fechorías, las derechas callaban, asustadas, medrosas, cobardes, esperando que amainase el temporal, huyendo despavoridos como alma que lleva el diablo.

Si, España, que viviste un sueño y ahora despiertas en una pesadilla… España, Titanic a la deriva, en plena zozobra después de chocar contra el Ice-Bilderberg, mientras una banda de perroflautas canta impertérrita La Internacional, sabedores de que están a punto de mandar a la gélida mar océana a los que le ganaron la guerra.

Fotograma de “Infierno de cobardes”, el legendario film protagonizado por Clint Eastwood.

Es como una desbandada de vampiros al amparo de la noche gótica que se ha abatido sobre nosotros, como un ejército desencadenado de saurones despiadados, de lobos siniestros que en las tinieblas desentierran los cadáveres azules, en valles de los caídos, en templos arrasados por profanadores impunes, en calles donde figuran carniceros rojos mientras se elimina a Dalí y Pemán.

El NOM lo ha tenido fácil, pues bastaba resucitar a estos milicianos insepultos, a estos aliens venidos de un maléfico planeta rojo, haciéndoles agitar banderas separatistas, regurgitando cantonalismos en la «nación de naciones», en el «país de países»; era suficiente con conjurar en noches de espiritismo al fantasma de Buenaventura Durruti, de Largo Caballero, de Andreu Nin… con invocar en aquelarres dantescos el guerracivilismo rencoroso de los perdedores.

Les está siendo fácil destruir España, porque ya no somos los mismos, ese pueblo gallardo, valeroso y heroico que escribió tantas epopeyas en la historia. Como dijo García Lorca, «yo ya no soy yo, ni mi casa es ya mi casa». Ni mi España es ya mi España, abandonada a los leones, amenazando ruina sus muros, mancillado sus valles y sus caídos, mientras se preparan nuevos holocaustos en los coliseos de siempre, mientras los mamelucos cargan contra los españoles aborregados.

Indiferente o cobarde, España vuelve la espalda ante este meteorito de horror que se anuncia en el firmamento. Si, el NOM lo está teniendo fácil, con un pueblo cobarde, sin pulso, como decía Manuel Silvela en 1898, tras el desastre de Cuba: «No se oye nada: no se percibe agitación en los espíritus, ni movimiento en las gentes. Los doctores de la política y los facultativos de cabecera estudiarán, sin duda, el mal: discurrirán sobre sus orígenes, su clasificación y sus remedios; pero el más ajeno a la ciencia que preste alguna atención a asuntos públicos observa este singular estado de España: dondequiera que se ponga el tacto, no se encuentra el pulso […] pero el corazón que cesa de latir y va dejando frías e insensibles todas las regiones del cuerpo, anuncia la descomposición y la muerte al más lego».

Hoy, al igual que ayer, callan las derechas, porque en España no hay ningún partido que pueda adscribirse a ninguna bancada azul. Aquí lo que tenemos es un cobarde liberalismo reformista-progresista, incapaz de defender las tumbas de sus próceres, de defender la vida de los no-nacidos; cobarde hasta para eliminar ―con su mayoría absoluta― la nefasta Ley de Memoria Histórica. Vendidos al Club Bilderberg, ¿qué se podía esperar de ellos?

Y también calla la Iglesia ante las persecuciones al catolicismo. Claro, ya no queman conventos e iglesias, ya no violan monjas… estos ataques de ahora de las luciferinas turbas de la ultraizquierda son chiquilladas de niños traviesos, como dicen algunos obispos, mientras oponen a sus fechorías anticatólicas un feroz #respetamife.

Callan las mayorías silenciosas ―indiferentes y cobardes―, con un ominoso silencio de los corderos, consumiendo sus vidas entre la telemierda y los lavados de cerebro estilo NOM de laSexta, entre terrazas cerveceras y consumismo devastador.

Conquistamos lejanas selvas, atravesamos procelosos mares, dominamos mundos inaccesibles, derrotamos a poderosos imperios, reconquistamos durante siglos nuestros solares a la morisma, humillamos al invencible Napoleón, arrasamos la revolución roja como nadie había hecho hasta entonces… para acabar así: siendo carne de cañón para el Club Bilderberg, esclavos del NOM, siervos del globalismo, borregos que los gerifaltes mundialistas sacrificarán a placer.

Si una imagen vale más que mil palabras, una imagen de Quino ―creador de Mafalda― es la mejor ilustración para la España cobarde de hoy: un plutócrata de manos ensortijadas y habano en la boca discurre por una calle, de pie en su impresionante descapotable, arrojando chupetes a una población que se arrodilla ante él con la boca llena de baba aduladora, con ojos de cordero degollado, mientras pugna por hacerse con uno de aquellos regalitos.

España es hoy un impresionante territorio komanche, donde un pueblo antaño invencible y heroico contempla cobardemente desde los visillos de las ventanas de sus casas la invasión de sus calles por bandas de forajidos, que penetran violentamente en nuestras ciudades “Far West” como caballos locos, arrasando nuestros solares con sus dantescos espectáculos, entre orgías de pólvora bolchevike, destrozando cacharrerías, desencadenando impunemente su matonismo bolivariano, violando los principios y valores que nos hicieron grande como Nación.

Y hay una película para todo esto: dirigida y protagonizada en 1972 por Clint Eastwood, en ella éste hace el papel de un pistolero que llega un pueblo, el cual le contrata para que organice la defensa ante la llegada de una banda de forajidos. El pistolero, a la hora de la verdad, deja que la horda de malhechores arrase gran parte de la población, antes de intervenir en su defensa. El motivo de esta acción fue que el pueblo contempló impune y cobardemente cómo los forajidos masacraban al sheriff, sin que nadie hiciera nada por impedirlo.

Cuando le preguntan el por qué de su venganza contra el pueblo, el pistolero responde: “Era mi hermano”.

Si: era mi España. ¿Cómo se llama la película?: “Infierno de cobardes”.

Sí, infierno de cobardes, como escribió Dante Alighieri: “Los lugares más calientes del infierno están reservados para aquellos que en un período de crisis moral mantuvieron su neutralidad. Llega un momento en que el silencio se convierte en traición”.

En nuestras tumbas podrían escribirse muchos epitafios, pero con el denominador común de la cobardía:

“Quien no participa en la lucha, participa en la derrota”. “Los cobardes mueren muchas veces antes de morir” (Gandhi).

“Para que triunfe el mal, basta con que los hombres de bien no hagan nada”, frase de Edmund Burke, que resuena en esta otra de Martin Luther King: “Lo preocupante no es la perversidad de los malvados sino la indiferencia de los buenos”.

DE LOS ARCHIVOS DE NUEVO ACCIÓN: “GRANMA” ATACA A NUEVO ACCIÓN

En su edición impresa para Cuba, de este 20 de mayo, el mentiriódico “Granma” vuelve a usar a su jinetero intelectual estrella, Jean Guy Allard, para desparramar su veneno y sus acostumbradas calumnias y paquetes inventados, en que siempre mezclan los mismos ingredientes ya viejos y caducados y las mismas consignas repetidas hasta el cansancio por más de medio siglo.

Esta vez, de la sucia boca del esbirro mercenario sale una calumniosa afirmación  que retamos a que pruebe. Acusa a este diario digital de estar en contubernio  con la alcaldía de París, la CIA, Reporteros sin Fronteras y Alpha 66. ¡Vaya amalgama estúpida la de este papagayo a paga de la tiranía más cruel y longeva de la historia de este Hemisferio!.

Afirma Granma, en el último párrafo de su mentirosa información: “Convocada por el alcalde adjunto Pierre Schapira, con el apoyo de la organización CIA, Reporteros sin Fronteras, la actividad había sido señalada con entusiasmo, hace unos días, por el sitio web terrorista de Miami ‘Nuevo Acción’, asimilado al grupo Alpha 66”.

Aquí tienen. Más de lo mismo: “Nuevo Acción”, Página terrorista (¿cómo se come eso?) CIA, Reporteros sin Fronteras, Alcaldía de París y Alpha 66. Vaya ajiaco el que ha formado el mercenario extranjero defensor a sueldo de la tiranía cubana.

¿Aldo Rosado y Nuevo Acción a sueldo de la Agencia Central de Inteligencia (CIA)? ¡Eso no se lo cree nadie que tenga la más ligera noción de la lucha anticastrista de los últimos 50 años! Por favor, inventen algo más creíble.

Otra vez, reiteramos que en este país las ayudas recibidas son record público y que desde hace años se han desclasificados muchísimos documentos secretos de la CIA. Les retamos a que prueben que Aldo Rosado trabajó o cobró alguna vez para agencia extranjera alguna y que Nuevo Acción, recibe subvención, grants o ayuda de ninguna clase.

Enjúaguese la boca antes de hablar de Nuevo Acción miserable extranjero pernicioso, mercenario a sueldo de los asesinos de mi pueblo. (Publicado en la edición del 20 de mayo del 2010)

CUBA EN MARCHA: AMPLIO REPORTAJE GRÁFICO

Texto: Aldo Rosado-Tuero. Fotos: Nuevo Acción  y colaboradores 

Temprano al mediodía comienzan a llegar los asistentes.

El pasado sábado día 20, en los terrenos del Memorial Cubano, contra todo pronóstico y a pesar del silencio de los canales  locales y la falta de cobertura de los medios habituales,  quedó demostrado que  la llama de la rebeldía no está apagada y Cuba, la Cuba Eterna, la de los irreductibles y los que no se rinden se ha puesto en marcha otra vez.

Arriba: Virgilio Paz Romero y Flor de Lis  Grotestan, promotores de la idea y motores incansables de la movilización

Esta vez la convocatoria fue apartidista, sin siglas y sin que se les cediera el protagonismo y la organización a los líderes habituales.

Foto de arriba: Representación del Presidio Político Histórico

Encima de estos renglones:  Representantes de Alpha 66 con su bandera

En la foto: Tres de  las personas que mantuvieron la campaña por las redes sociales. De izquierda a derecha: Sonia Garro, Aldo Rosado-Tuero y Janett Jalil.

Arriba: Didier, otro de los constantes que creyeron en la idea y ayudaron a convertirla en realidad.

Y sobre todo, es de destacar el hecho de que los nuevos medios electrónicos, las redes sociales, los blogueros y periódicos digitales,  los usuarios de twitter y de Facebook, lograron romper la cortina de silencio que se trató de tender por los canales y emisoras de radio locales—con una sola excepción—que ignoraron la convocatoria y que ni aún, el mismo sábado con una multitud de automóviles y personas presentes, no se preocuparon de cubrir el evento.

Flor de Lis, declamando el poema publicado en Nuevo Acción en la edición del sábado 20 de mayo.

Otro aspecto de la concurrencia

Es destacar la cohesión y el espíritu de camaradería reinante entre todos los asistentes,  sin que existieran líneas divisorias partidistas,  entre los miembros de distintas organizaciones, como Alpha 66, El Presidio Político Histórico y los veteranos de la Unidades Cubanas del Ejército Norteamericano, entre otros, que interactuaron como los que somos: “Cubanos todos”

En la gráfica de arriba, una parte de la representación de los veteranos cubanos del Ejército norteamericano

En un gesto que lo enaltece y que prueba que los cubanos comenzamos a andar el camino de la convivencia democrática a pesar de diferencias de táctica, estrategia y matices ideológicos, Ramón Saúl Sánchez hizo acto de presencia para acompañarnos en la última parte de la ceremonia llevada a cabo antes de partir en la enorme caravana que recorrió las calles de Miami desde el Memorial Cubano hasta el Monumento a los héroes de la Brigada 2506  en la 8 y la 13 del South West.

Arriba: Cabeza de la caravana, que comenzaba a formarse al terminar la ceremonia en el Memorial para recorrer las calles de Miami.

NOTICIA CON COMENTARIO: PALABRAS, PALABRAS, PALABRAS… PAROLES


“En el aniversario 115 del surgimiento de la República de Cuba este sábado, el presidente Donald Trump felicitó a los cubanoamericanos y prometió que trabajará para que los cubanos en la isla tengan un gobierno que respete la democracia y las libertades civiles.

“Hoy recordamos patriotas como José Martí, quien se dedicó a hacer de Cuba una nación económicamente competitiva y políticamente autónoma. Él nos recuerda que el cruel despotismo no puede apagar la llama de la libertad en los corazones de los cubanos, y que la persecución injusta no puede destruir el sueño de los cubanos de que sus hijos vivan libres de la opresión”, agrega el comunicado.

Trump también destacó las “contribuciones sobresalientes” de varias generaciones de cubanoamericanos a EEUU.

“Cubanoamericanos se han distinguido en la literatura, las artes, los negocios, los deportes, los tribunales, el Congreso, y dentro de mi Administración”, señaló. Asimismo agradeció especialmente a los que han servido en las fuerzas armadas “y que se han sacrificado en defensa de nuestra libertad”.

LLEGÓ LA HORA DE DECIR ¡BASTA! Y ROMPER EL PACTO INFAME DE HABLAR A MEDIA VOZ

LOS MALOS TRIUNFAN DONDE LOS BUENOS SON INDIFERENTES. 

Una nota de Aldo Rosado-Tuero

Hay que salir pública y ardientemente a protestar contra la hipocresía y la canallada orquestada por el derrotado partido demócrata-marxista-musulmán en contubernio con la gran prensa vendida a los propulsores del Nuevo Orden Mundial, para tergiversar y criticar cada medida o hecho protagonizado por el presidente Donald Trump.

Los mismos que guardaron silencio cómplice ante cada  acto de traición a Norteamérica protagonizado por Barack Obama durante sus desastrosos ocho años de desgobierno, hoy levantan el diapasón para  sobrevalorar  cualquier  medida o gesto del actual presidente.

¿Con que moral va la gran prensa a criticar y alborotar el gallinero de la opinión pública ante cada gesto de Trump–sea de la índole que sea–sabiendo, como sabemos la complacencia  observada ante cada “metida de pata” del obamismo.

¿Se ha preguntado Ud. que hubiera pasado, si el que–ignorando que había un micrófono abierto–le hubiese susurrado al oído al Presidente ruso Dimitri Medvedev, un recadito para Vladimir Putin, tal y como hizo Barack Obama (Ver foto que encabeza este comentario), hubiese sido Donald Trump? Seguramente, a esta hora se hubiese iniciado un proceso de destitución al presidente Trump.

Pero nada de eso ocurrió con Obama…y la prensa se apresuró a callar esa pifia y no la calificaron–como se debía de haberlo hecho–de traición.

Entonces, ¿Por qué vamos a seguir soportando en silencio toda la hipócrita fanfarria orquestada contra cada gesto, cada frase, cada actuación del primer mandataro electo por el pueblo norteamericano?

Aceptemos como debe de ser en una república democrática la genuina crítica a errores cometidos por el actual presidente–que los ha cometido–pero rechacemos el odioso doble estándard  de una prensa y una casta política derrotada en genuinas elecciones, que  obvia las innegables traiciones, engaños y actos malintencionados ejecutados y cometidos por la anterior Administración y se  mantienen en permanente vigilia 24 horas al día para  salir a criticar si el presidente glotonamente, mientras todo el mundo en la Casa Blanca se come un “scoop” de helado, se come dos. Cuando no tengan hechos que avalen un empeachment  seguramente  lo tratarán de destituir por  glotón fanático del helado.

Lo repito: En Nuevo Acción no somos ni incondicionales del actual presidente, ni Trumpistas a ultranza, pero, ¡coño! bueno es lo bueno!, pero ya lo de los liberales-demócratas-marxistas, la gran prensa, los criados de Soros,  del NOM y  los tontos útiles pasa de castaño obscuro.

EN ESTE 20 DE MAYO ¿QUÉ TE PASA PUEBLO MÍO?

Pueblo de estirpe mambisa

Herencia del indio Hatuey,

Tierra que diste la ceiba

Y el temerario jagüey,

Pueblo que lleva en la sangre

La sangre de los Maceos.

¿Quién ha visto a los gigantes

prisioneros de pigmeos?

¿Quién ha visto al huracán

amarrado con cadenas?

¿Quién ha visto al mar en furia

retenido por la arena?

▼▼▼▼

Pueblo que ayer fuiste esclavo

y renaciste del todo,

¿Hoy te encuentras en la nada

y durmiendo están tus toros?

Yugos, no veis que te han puesto

En las raíces del alma

y se ha secado la hierba

Que inundaba tu montaña,

¿Por qué reposan en tus surcos

los aperos de pujanzas?

¿Por qué crepúsculos haces

y no fabricas el alba?

 ▼▼▼▼

Pueblo que has dado leones

y has dado en tu vientre, águilas.

¿Qué te pasa pueblo mío,

que no arrancas esas cañas

 y como bravo guerrero

las conviertes en tus lanzas?

 ▼▼▼▼

¡Despierta pueblo rebelde!

y defiende tu esperanza,

con las uñas, con los dientes,

con la vergüenza que espanta,

defiéndela con el fuego,

con el fuego que te abrasa,

con el fuego inquebrantable

de tu inquebrantable raza.

▼▼▼▼ 

Y si tú, pueblo indomable,

Sigues en letargo sueño,

sin despertar al estruendo

del huracán que te azota,

 le diré a la Madre Tierra:

abre tus profundos poros,

¡Ábrelos, madre leona

y empieza a parir cachorros!

Autor: Juan Orlando García

LECTURA DEL SÁBADO: LA FIEL INFANTERÍA

Rafael García Serrano.

En la foto: Rafael García Serrano

Por Juan Manuel de Prada Fuente: ABC- Vía hispaniainfo

Se cumple el centenario del nacimiento de Rafael García Serrano (1917-1988) sin que casi nadie lo recuerde, como ordena la hemipléjica memoria histórica. Navarro hasta la médula, de carácter brioso y poco amigo de componendas, García Serrano se traslada a Madrid para estudiar Filosofía y Letras y afiliarse a la Falange, que sería su amor nunca traicionado. El estallido de la guerra lo sorprende en Pamplona, donde se alista como alférez provisional en la columna de García Escámez. En la batalla del Ebro cae enfermo de tuberculosis; y, durante la convalecencia, escribirá su primera novela, «Eugenio o la proclamación de la primavera» (1938), dedicada a su «joven césar», José Antonio, una obra restallante de belleza e ímpetu panfletario, híbrida de nostalgias imperiales y anhelos futuristas, por la que pululan los ángeles custodios de Valle-Inclán y Gómez de la Serna.

Frente al lirismo más «quietista» o señoritingo de otros escritores de la Falange, García Serrano es un lírico de trinchera, con aroma de pólvora y asperezas de vino peleón y cuajarones de sangre. Sus dotes de novelista quedarían ratificadas con la magnífica «La fiel infantería» (1943), obra todavía de técnica vanguardista en la que se respira la influencia de las novelas bélicas de entreguerras; sólo que, allá donde aquellas novelas condenaban el militarismo, García Serrano hace una exaltación de la camaradería y el heroísmo de quienes combaten en los frentes, con desprecio de la muerte y ansia de estrellas.

Toros y balas

Aunque obtiene el Premio Nacional de Literatura, «La fiel infantería» sería retirada de las librerías, por petición del arzobispo primado de Toledo, Pla y Daniel, que juzgó que estaba «salpicada de expresiones indecorosas u obscenas» y que describía «cruda e indecorosamente escenas de cabaret y prostíbulo». A García Serrano –católico a machamartillo– estos tiquismiquis clericaloides no lograron intimidarlo; y siguió escribiendo crónicas desde Roma para el diario «Arriba», del que llegaría a ser director.

En 1949 publica «Cuando los dioses nacían en Extremadura», una excelente crónica novelada de la conquista de México por Hernán Cortés; y en 1951 la que tal vez sea su obra maestra, «Plaza del Castillo», en la que narra los Sanfermines del 36 y rinde homenaje a los mozos que corrieron delante de los toros antes de ofrecer bizarramente su pecho a las balas, bien confesadicos y comulgadicos y con un detente en el bolsillo de la camisa.

La obra de García Serrano está llena de un espíritu fraterno que se salta las trincheras

«Plaza del Castillo» tal vez sea, junto con «Madrid de Corte a checa», la novela cumbre de la literatura falangista; y en ella se palpa el talante de García Serrano, que siempre trató al enemigo sin los rencores biliosos de otros coetáneos, y hasta con cierta fraternidad fundada «en siglos de catolicidad en la sangre». Más tarde completaría otra magnífica trilogía sobre la Guerra Civil, formada por «Los ojos perdidos» (1958), «La paz dura quince días» (1960) y «La ventana daba al río» (1963); y hasta llegaría a dirigir en 1966 una adaptación cinematográfica de la primera, una película llena de tragedia y misterio que –como ha escrito con atinado oxímoron Fernando Alonso Barahona– «acaricia el alma hasta raspar las entrañas».

Antes había escrito el guión de «La fiel infantería», que filmaría Pedro Lazaga; y con el tiempo llegaría a desarrollar una muy fructífera colaboración con el gran Rafael Gil. Cultivó, además, el cuento, en títulos como «Los toros de Iberia» (1945) o «Las vacas de Olite» (1980), y reunió sus crónicas y artículos en diversas antologías. Su ímprobo «Diccionario para un macuto» (1964) recoge expresiones propias de los combatientes en la Guerra Civil; y vuelve a estar lleno de un espíritu fraterno que se salta las trincheras y de un estilo a la vez sarcástico y elegíaco, bronco y compasivo.

Viejo y honrado

A diferencia de otros camisas viejas que se fueron quedando afónicos o cambiando de bando, García Serrano nunca dimitió de sus convicciones políticas, que prodigó, con ironía cáustica o tremebunda aspereza, en el «Dietario personal» que publicaba en «El Alcázar»; y de las que levantó acta orgullosa en su libro de memorias «La gran esperanza» (1982), con el que obtuvo el premio Espejo de España.

Umbral lo recuerda hacia el final de sus días, viejo y honrado, en las sobremesas del Mayte Commodore, con hablar dulce y bigote nietzscheano, «creyendo en tantas cosas muertas, creyendo sólo, realmente, en su propia juventud perdida y luchadora». La democracia, tan perdonadora de todo bicho viviente con tal de que cerdease un poco, no lo perdonó nunca; pero a García Serrano, que no lo habían asustado los tiquismiquis clericaloides, no iban a asustarlo tampoco las novísimas beaterías. Murió sabiendo que «la muerte es la definitiva, hermosa y tentadora libertad, la libertad misma». Y lo hizo en el día de la Hispanidad, como corresponde a un español viejo, no sin antes pedir a su hijo Eduardo un vasico de clarete de Olite en los estertores de la agonía.

Nadie podrá cantarle nunca aquella versión entre cínica y chistosa del «Cara al sol» –perfecto epitafio para el chaqueterismo patrio– que él recoge en «La gran esperanza»: «Tranquilito y bien alimentado / formaré como un buen emboscado, / impasible el ademán, / viviendo al pelo como un sultán».

EL CUARTITO ESTÁ IGUALITO- XXIII: Y SEGUIRÁ IGUALITO POR OTRO BUEN RATO

Llevan dos semanas anunciando que el cuartito cambiaría este sábado 20 de mayo, cuando el presidente Trump anunciara su tan esperada  postura en referencia a la política hacia la tiranía castrista, pero una vez más nos ha vuelto a tocar a los cubanos volver a bailar con la más fea, ya que el presidente ha decidido iniciar una gira internacional que lo llevará a Israel y otros países, sin que que antes dedicara ni un segundo al tan anunciado cambio del mobiliario del cuartito. Mientras tanto,  a los cubanos anti castristas no nos queda de otra que seguir observando el cuartito que sigue igualito, y conformarnos con aguardar que se cumplan las promesas  pre electorales, cosa a las que ya nos hemos  acostumbrados, pues llevamos 56 años confiando en las mismas o parecidas promesas, que se olvidan en cuanto terminan las campañas políticas.

LOS TRES VILLALOBOS

Por, Esteban Fernández    

 Aparte de los jugadores del Club Almendares los héroes de mi niñez eran Rodolfo, Miguelón y Machito, los intrépidos cowboys de la serie radial Los Tres Villalobos.

Los tres Villalobos y yo somos contemporáneos. Ellos surgieron en el año 1943 y yo en el 44. Ellos en RHC Cadena Azul (después se pasaron para CMQ Radio) y yo en Cuba, ellos en el Valle del Ayatimbo, yo en el Valle de Güines.

Creo que mis únicos fanatismos de muchacho eran mi equipo favorito de béisbol y mi programa de radio.

Mi locura con Los Tres Villalobos eran de tanta magnitud que les aseguro que uno de los días más tristes de mi vida fue cuando se corrió el rumor de que Rodolfo Villalobos estaba muerto.

Mi martirio fue apoteósico cuando unos minutos antes de terminarse el episodio Miguelón y Machito se encuentran un ataúd, lo abren y ambos gritan: “¡Rodolfo!” A mí me parecía que me iba a dar una sirimba. Y mi pueblo, y todos mis amigos, parecían que estaban de luto.

Coincidió esto con que el Doctor Aucar conocido otorrinolaringólogo procedente de la Capital les había dado un turno a mis padres para operarme de amigdalitis precisamente a las 12 de día de la mañana siguiente.

Increíblemente yo logré que mi mamá llamara a la Capital a la consulta de Aucar y cancelara la operación. Imagínense ustedes la gran pena que tendría que pasar mi abnegada madre para explicar que “Mi hijo no puede operarse a esa hora porque mañana se decide si Rodolfo Villalobos está vivo o muerto”.

Desde luego que el autor de la serie llamado Armando Couto se aconsejó y permitió que Rodolfo siguiera vivito y coleando. Para alegría mía y de media Cuba.

Y no solamente quería entrañablemente a los tres hermanos sino también a Azabache el caballo de Jesús Alvariño “Machito”, Tormenta el de Rolando Leyva “Miguelón” y Centella el de Ernesto Galindo “Rodolfo”. Tremendo escándalo que se formó en el parque de mi pueblo cuando se corrió la bola de que todo el elenco de Los Tres Villalobos se encontraba de visita en el aledaño Santiago de Las Vegas.

¡Oh, cuanto me encantaban sus amigos El Gago Quiñónez, el viejito Tobías, el indito Ciervo Ligero, y cuanto odiaba a sus archi enemigos Sakiri el Malayo, Emilio Capetillo, el Indio Karinoa y el Látigo Negro!

Y todos, en una Cuba feliz, cantábamos contentos: ¡Tres eran tres, los tres Villalobos, tres eran tres  y ninguno era bobo!

Como era de esperar la tiranía intentó renacer y convertlr la serie en una lucha de campesinos contra los terratenientes y latifundistas y yo ni corto ni perezoso mandé a los Tres Villalobos para casa del carajo.

ASAMBLEAS PROSTITUYENTES

Por, Álvaro Riveros Tejada- Hoy Bolivia

Por lo general las dictaduras, sean éstas populistas de izquierda; populistas de derecha; o simplemente del clásico corte militar, aspiran siempre a perpetuarse en el poder a costa de cualquier sacrificio, y qué mejor si éste recae sobre las espaldas del sojuzgado pueblo que gobiernan.

Para el eficaz cumplimiento de dicho objetivo, las técnicas usualmente utilizadas por los autócratas son por demás conocidas, ya que éstas se remontan a tiempos inmemoriales como ser: la desinstitucionalización del Estado, suprimiendo aquellos organismos donde se funda la democracia, se garantiza la seguridad personal y jurídica de sus pueblos y se respeta la libertad de prensa irrestricta, así como la alternancia pacífica, democrática y civilizada del poder.

Con el objeto de ocultar bajo la alfombra sus miserias internas, no están exentas de esta suerte de artimañas dictatoriales, la creación artificial y maquiavélica de pleitos internacionales, en especial con países con los que se guarda diferendos de antigua data, para despertar y enfervorizar el nacionalismo del pueblo. Son provocaciones que uno sabe cómo comienzan, pero nunca cómo terminan.

Junto a esta estrategia viene aparejada una cruel y criminal represión, como la que está ejerciendo el inmaduro autócrata venezolano, decidido a perpetuarse a sangre y fuego en el poder. Para ello, no ha dudado un instante en masacrar a su pueblo y, junto a los gases que le administra diariamente, ha convocado a una asamblea constituyente cívico militar, como novedosa fórmula jurídica que no cabría ni en la afiebrada cabeza de un Stalin o de un Robert Mugabe.

Ahora bien, sería injusto atribuir únicamente al déspota, toda la obsesión de esta pertinaz permanencia en el poder, ya que en su entorno existe una miríada de sanguijuelas que no le permiten que renuncie y lo obligan a perpetuarse para encubrir sus latrocinios y seguir desangrando a esa nación.

Es el caso de la situación que se cierne sobre Cuba, ante el desmoronamiento de la ayuda venezolana y la necesidad de su gerontocracia de tener que convencer a su pueblo la necesidad de otra era de carestía, después de haber probado por gotas, la dulzura de la libertad. Datos oficiales de las Naciones Unidas nos indican que el año pasado Cuba dejó de ganar un 97% por la exportación y venta de derivados del petróleo que parasitariamente Venezuela le vino obsequiando, a un ritmo de 100.000 barriles diarios. O sea, de 500 millones de dólares, a sólo 15 millones.

De ahí que un cambio de régimen en Caracas significaría una hecatombe para Castro quien, en una mesa presidida por Maduro, en marzo de este año dijo: “No están solos” “en Venezuela se libra hoy la batalla decisiva por la soberanía, la emancipación, la integración y el desarrollo de Nuestra América” lo que en buen romance significa que la única salida a la recesión que padece Cuba depende únicamente de su intercambio comercial con Venezuela y del apoyo de algunos países de la región, que todavía abrazan la utopía del esperpento socialista, por lo que han decidido luchar hasta el último venezolano y, si es necesario, hasta con asambleas prostituyentes.

¡COMO VIENE VA! PRESIDIO POLÍTICO HISTÓRICO APOYA LA CONVOCATORIA PARA EL MEMORIAL CUBANO

De: PRESIDIO HISTORICO <ppchistorico@gmail.com>
Fecha:05/17/2017 09:21 PM (GMT-05:00)

Asunto: Fecha patria del 20 de mayo

El Presidio Político Histórico Cubano anuncia su presencia en el Memorial Cubano este sábado 20 de mayo para honrar la fecha patria que dio inicio a la República.

En la Asamblea del mes de abril pasado, la misma acordó apoyar esta iniciativa y cumpliremos el acuerdo que de ella emanó.

El Presidio Político Histórico supo primeramente de la iniciativa del Memorial Cubano y allí estaremos para honrar nuestra fecha nacional.

También declaramos que el PPHC apoya este acto, pero que no está involucrado en ningún aspecto de su organización y que asistiremos solamente para dar cumplimiento al mandato de la Asamblea.

José L. Fernández PP# 26425  Pte. PPHC                                                                          

Orlando L. Periú PP#31211 Sec. PPHC

WordPress theme: Kippis 1.15