LA INTRANSIGENCIA ANTICASTRISTA

PROTESTA18SEPTELEXILIORESPONDIOALLLAMADODELCOMITE

ESTEBITATRAGICOYSERIOPor Esteban Fernández

Hoy me voy a referir a los intransigentes cubanos a los cuales los castristas, los infiltrados, los pacifistas, los hombres nuevos, los “asere que volá”, los que invierten en Cuba, llaman “cavernícolas y dinosaurios”.

Intentan barrerlos del mapa, o que los años, los fallecimientos y los achaques los eliminen del panorama. Ese es el objetivo y el sueño dorado de cuanto desmadrado existe la faz de la tierra.

Son los no han cedido ni un centímetro en este proceso y que por mantenerse firmes logran una verdadera victoria moral. Quizás en todo el mundo, en la historia universal, no ha existido nunca un grupo de seres humanos que les dificulten tanto mantener esa posición -con tantos obstáculos- como a los titanes cubanos. Son los intolerantes. Son los que contra de viento y marea siguen adelante. Más de medio siglo al pie del cañón.

Sí, porque los intransigentes anticastristas y anticomunistas consideran una claudicación ¡hasta ir al cine! Porque el cine,  Hollywood y sus estrellas, está inundado de fidelistas, de izquierdistas y de H.P. y por cada artista patriota hay cientos de Jane Fonda, de Robert Redford, de Harry Belafonte, de Ed Asner, de Danny Glover, de Oliver Stone, de Martin Sheen, de Susan Sarandon, de Sean Penn, de Tim Robbins, de Robert De Niro. etc. Y cientos de “etc.” más.

No visitan países que mantengan simplemente amables relaciones con Cuba. Es decir, si les regalan un pasaje en primera clase, y todos los gastos pagados, para pasarse unas vacaciones en Venezuela mandan al diablo a quien les haga la oferta.

Adoran y añoran a la tierra que los vio nacer pero no han regresado allí en más de 50 años. Y no ponen un pie en Cuba a no ser que Cuba sea libre.

Están disgustados con la inmensa mayoría de las naciones del mundo que viven de espaldas a nuestra tragedia. Se defecan en Nicolás Maduro, en Daniel Ortega, en Rafael Correa y en Evo Morales por su apoyo incondicional al castrismo.

Votan en contra de todo candidato que no mantenga una línea clara contra la dictadura. No participan en ninguna fiesta, ni pachanga, donde toquen o actúen artistas que representan al desgobierno cubano como los Van Van por ejemplo.

Veneran al béisbol pero mandan al carijo al equipo de pelota enviado por la satrapía. Es más, los verdaderos hermanos míos intransigentes ¡no quieren verlos ni jugar por la televisión! Y los que han entrado al stadium es para enseñar un
letrero diciendo “Abajo Raúl”.

Son gente con buenos sentimientos que hasta les cuesta trabajo matar una mosca, sin embargo, han disfrutado la muerte y las enfermedades de la hiena (al igual que yo)  y si pudieran se orinaran en sus cenizas. Y al ser incinerado estamos dando la fiesta (usando una frase mexicana) por la muerte de ese “hijo de su pinche madre” que ojos humanos han visto en el mundo entero.

Odian ver que las ropas sean fabricadas en China, o Viet Nam, o Corea o de algún país comunista. Hasta con España (que siempre muchos han considerado “la madre patria”) están súper incómodos desde que abrieron un montón de hoteles en la Isla.

¡Hasta el color rojo les molesta! Y muy difícil que usen una combinación de camisa y pantalón (o blusa en caso de que sea una cubana intransigente) roja y negro. Hoy sufren al verse rodeados por agentes del castrismo que han convertido al exilio en un verdadero estercolero.

Puede ser la mejor persona del planeta pero si se pone un T-shirt con la efigie del Che Guevara lo consideran un imbécil, un ignorante o un hijo de perra. Ahí mismo dejó de ser buena gente. Quizás cada día vayan siendo menos, pero cada día son más intolerantes contra la basura castrista.

Y yo comparto plenamente esa actitud: Ni un paso atrás en el radicalismo, ni un fallo, ni tramitación, ni transición. El amigo de nuestro enemigo es nuestro enemigo. Nada de pacifismos, nada de contemporizar con el monstruo. El que simpatice con la tiranía no nos interesa como cantante, ni como pelotero, ni como actor, ni como ser humano. Y que se vayan al infierno. Y el país que nos rechace o nos traicione puede tener miles de turistas menos a nosotros. Y los enemigos ¡qué se atengan a las consecuencias el día en que Cuba sea libre!. Esos son mis hermanos del alma.

CENIZAS

lutoobligado

Por, Juan Martín Lorenzo-Open Cuba

Cuando crezcan, se conviertan en adultos y traten de andar con esos pies su propia vida, se preguntarán qué hicieron para ganarse el lugar en el mundo. Qué pensamientos portaron, qué sentimientos forjaron, qué proyectos, ilusiones y sueños eligieron para sus vidas. Se preguntarán de cuáles gestos de ocasión se arrepienten, cuáles deben reafirmar, qué principios humanos soportarán sus destinos humanos. Entonces no tuvieron un rostro, pero portaron el ajeno.

La vida se forja en sus primeros años, pero ellos no conocieron el rostro de este hombre. No le oyeron hablar, trazar planes que nunca llegaron a convertirse en algo que ellos pudieron reafirmar. No conocen la historia, su historia, más allá de las frívolas anécdotas de escuela, repetidas, primorosamente selectas por una religión ubicua que adoptó el apellido de ese rostro.

¿Son eternas las obras de los hombres? ¿Son invencibles? Así lo creyeron los que levantaron la guillotina en París durante la revolución francesa. También lo creyeron los que asaltaron el Palacio de Invierno en San Petesburgo, para comenzar el triste camino de la revolución bolchevique. También los que convirtieron a China en un enorme campo concentrado de rehabilitación política durante su revolución cultural. Pero con el paso del tiempo una a una las revoluciones, todas, fueron desojando sus pétalos para convertirse en esa broma macabra que generó hordas de fieles, apóstoles y sagrarios.

De la revolución francesa lo que más se recuerda es su guillotina, dibujada en el marco humano del alféizar de la ventana de Robespierre, mientras escribía con letras ardientes las palabras sublimes de su memoria histórica.

De todas ellas quedan memorias. De todas ellas hay quienes aplauden las palabras y esconden los crímenes que las secundaron. De todas quedan los nombres de las víctimas, sicarios y fundadores, seguidores y seguidos. De todas quedan los adoradores y los que las condenan. Y de todas, fundamentalmente, no quedan ni los más sublimes principios por los cuales levantaron sus guillotinas y cadalzos sus seguidores.

¿Quedará algo de la cubana? Miles de personas enmarcan la caravana de la derrota en camino a Santiago. Es como si Carpentier, desde su tumba, se burlara de su ídolo reescribiendo su «Viaje a la semilla» en una farsa. Todo está calculado, hasta las lágrimas.

La pregunta fundamental es qué se recordará de toda esta comedia en el futuro de Cuba. Esas manos que portan un rostro que no es el suyo, ¿qué decidirán con sus vidas cuando lleguen a la edad adulta? ¿Escaparán de la isla en una balsa? ¿Se apuntarán en la lotería de emigración en la embajada americana? ¿Llenarán ávidos las planillas de su escape en la burocracia canadiense de su embajada en La Habana para viajar a Toronto, Quebec o a cualquier otra ciudad nevada?

¿Desesperados harán la larga cola de espera para solicitar su pasaporte español en la conocida esquina de «La Punta»? ¿Se quedarán en New York durante un aterrizaje de emergencia de su vuelo de regreso a la isla? ¿Se convertirán en «merolicos», cazadores de fortunas, oficiales del gobierno, embaucadores de esquina, profesionales en la agotadora búsqueda de su mísero salario?

La realidad insostenible es que muchos de los que se han ido han tenido también sus lágrimas alguna vez por el rostro que portan esas manos. Son lágrimas de arrepentimiento y reproche hoy, ayer fueron lágrimas de júbilo. ¿Tendrán ellos también que arrepentirse? Esta larga comedia de nueve jornadas es el epitafio ridículo de la historia de un pueblo que, aún desde lejos, cree en los déspotas.

El trágico destino de Cuba es que, por generaciones, creyó más en Maceo ignorando a Martí; creyó más a los generales ignorando a sus patriotas civiles; creyó más en la fuerza ignorando la inteligencia; creyó más en la arrogancia, la mano de hierro, la palabra ardiente, la política de cuartel y las botas de cuero, ignorando la civilidad, la virtud de la democracia y de la temperancia en el uso del poder político, jurídico y social. El pasado de un pueblo es el ladrillo, el barro, el cimiento y cantera filosófica y moral de su destino.

Los cubanos de ambas orillas siguen adorando a déspotas, aún a nombre de su propia democracia. En La Habana lloran a un difunto, en Miami aplauden a un adorador de autocracias: Trump. Es fácil descubrir la huella de esa dolosa herencia de la muerte en Dos Ríos de la verdadera civilidad cubana.

¿Habrá un futuro mejor para estos jóvenes con el rostro ajeno? Las cenizas recorren la caravana de la derrota en su vuelta a casa. Reposarán cerca de los restos de aquel que quizo hacer de la civilidad en Cuba un templo. Es la misma disyuntiva que tuvieron los cubanos hace más de un siglo. Dos despojos humanos que no comparten nada y se diferencian en todo, en el mismo lugar de reposo.

El símil lo eligió con ironía el mismo hombre de esa foto. Convertirse en cenizas para emular a quien fue el maestro de ceremonia de la civilidad y la democracia en Cuba. Pero como todo hombre viejo, muerto en el último capítulo de su vida, la esclerosis intelectual le jugó la ironía última y fatal de su propia historia: lo sembró en la memoria como el general, pero nunca como el pastor de un pueblo.

Cuba debe elegir entre estas dos cenizas y levantarse sobre su propio cuerpo, por encima de cualquier cadáver. De quien elija dependerá su final, su futuro, su historia.

TRUMP: POLÍTICA DE SEGURIDAD DEBE CENTRARSE EN COMBATIR EL TERRORISMO

trumprevelanuevosnombramientos

EL(dpa, reuters)

El presidente electo estadounidense anunció que fortalecerá a las instituciones de defensa en busca de “promover la estabilidad”.

El presidente electo de Estados Unidos, Donald Trump, afirmó que el que calificó como “ciclo destructivo de intervenciones y caos” debe finalizar de una vez. En un discurso ante sus seguidores en Fayetteville, en el estado de Carolina del Norte, Trump señaló que sus políticas exteriores y de seguridad nacional estarán “guiadas por las lecciones de la historia y el deseo de promover la estabilidad, la estabilidad en todas partes, y fortalecer” el país. Trump aseguró que promoverá la estabilidad en el mundo, fortalecerá la defensa estadounidense y “sólo apelará al uso de las fuerzas militares cuando sea del vital interés de la seguridad nacional de Estados Unidos”.

“Ciclo destructivo”

“Este ciclo destructivo de intervención y caos debe llegar de una vez a su fin”, apuntó. El presidente electo afirmó que Estados Unidos debería centrarse en combatir el terrorismo en vez de en los cambios de régimen. “Dejaremos de correr detrás de derribar regímenes extranjeros de los que no sabemos nada, con los que no deberíamos estar involucrados”, dijo. “En lugar de ello debemos centrarnos en vencer al terrorismo y destruir (al Estado Islámico)”, señaló. El acto en Carolina del Norte formó parte de su gira de agradecimiento (thank you tour) a los electores.

Gira de agradecimiento

En la noche del martes Trump estuvo acompañado por el ex general James Mattis, quien será su secretario de Defensa. El militar de 66 años agradeció su nominación a Trump y dijo en su breve discurso estar contento con su futura tarea. Trump visitará en los próximos días y semanas otros estados, sobre todo los llamados “swing states” que le aseguraron la victoria del 8 de noviembre.

DONALD TRUMP Y EL ANTIGLOBALISMO

donaldtrumpcloseup

Por, Leonid Savin

La victoria del candidato ajeno al sistema Donald Trump ha influido directamente en la transformación del movimiento antiglobalización en los Estados Unidos. En este artículo va a ser considerado el desarrollo de este movimiento, su facción principal y una serie de estructuras subsidiarias y grupos asociados a ella en la campaña contra Trump.

El movimiento antiglobalización surgió a finales de los 90 del siglo pasado como reacción a la globalización unipolar y al impacto del fuerte aumento en la vida social y política de las corporaciones multinacionales. El desarrollo de las tecnologías de la comunicación permitió a activistas de diferentes países coordinar sus acciones e intercambiar opiniones sobre diversos temas. Inicialmente, los anti-globalistas fueron bien conocidos por organizar contra-cumbres en los distintos países en las que se celebraron congresos paralelos a los del Banco Mundial, el Fondo Monetario Internacional, las cumbres del Foro Económico Mundial de la OTAN y demás.

Al mismo tiempo hicieron intentos de organizar sus propias iniciativas. El primer Foro Social Mundial se celebró en la ciudad brasileña de Porto Alegre en enero de 2001, y en Europa se lanzó la Iniciativa PGA (People’s Global Action), que era un paraguas para una variedad de movimientos: ambientalistas, defensores de los derechos humanos y de la protección de los inmigrantes, anarquistas, hackers y otros.

GEORGESOROSFOTOMASCHICAAunque inicialmente los organizadores e inspiradores del movimiento antiglobalización afirmaron que su objetivo era buscar alternativas al neoliberalismo, una parte de este movimiento se asoció con la ideología neoliberal de la izquierda. El ala izquierda del movimiento anti-globalización en los Estados Unidos y Europa occidental, inicialmente era simpático a las ideas del trotskismo, el matrimonio entre personas del mismo sexo (como la libertad de expresión) y tenía una actitud extremadamente negativa hacia los valores tradicionales, tales como la familia y la religión. Por otra parte, George Soros (foto arriba a la izquierda) financió una serie de organizaciones anti-globalización, tratando de ponerlas bajo el control directo del “Open Society Institute”, o utilizando la influencia informal a través del apoyo financiero.

Algunas organizaciones de izquierda anti-globalización se han adaptado con éxito a las políticas actuales de la UE, convirtiéndose en los titulares de una línea bastante oficial. Otra parte prefirió fuentes “independientes” de financiación de sus actividades, adaptándose al mismo tiempo a los intereses del donante, que era George Soros.

Sin embargo, teniendo en cuenta la globalización en general, debe tenerse en cuenta la posición de los activistas anti-globalización de derecha. Ellos abogan por la preservación de la soberanía nacional. Este sector también ha reaccionado positivamente ante la victoria de Trump. Además, Trump se asoció con una anti-globalización suave que puede suspender la globalización unipolar con una política aislacionista suficientemente verificada.

Sin embargo, siempre hay un riesgo de infiltración en las estructuras de los anti-globalización de derecha por parte de los liberales internacionalistas, recubiertos por las ideas de justicia social. Por ejemplo, en los Estados Unidos y en Europa Occidental (y con su oferta en muchas otras regiones), se ha generalizado el término “Social Justice Warrior” [“Guerrero por la Justicia Social”] – SJW -, que describe un nuevo tipo de activistas políticos que actúan no sólo en las calles, sino penetrando en las universidades, organizaciones juveniles, sindicatos, medios de comunicación e instituciones religiosas. De hecho, es una re-edición agresiva del trotskismo con una imagen positiva.

En general, se pudo ver un cambio interesante en el comportamiento de una serie de estructuras anti-globalización y en el discurso, inmediatamente después del reconocimiento oficial de Donald Trump como presidente electo de los Estados Unidos. En Rusia, casi todas las estructuras de izquierda comenzaron a acusarlo de fascismo y de racismo (sin ninguna evidencia).

Lo anti-globalistas moderados de los EE.UU. y de europa Occidental, cuya actividad principal era el pacifismo, la ecología y los derechos humanos, también azotaron a Trump y su (no hay que olvidarlo) todavía no formada agenda sobre política exterior y doméstica.

El Institute of Political Studies (EE.UU.) llama a una revitalización de los movimientos sociales después de la victoria Trump. Al mismo tiempo, hay un énfasis en la creación de “vínculos con los movimientos que están proporcionando la primera defensa para las comunidades en peligro, ya sean inmigrantes, personas de color, musulmanes, árabes, mujeres, o las comunidades LGBTQ”.

johnfefferOtro autor de esta organización, editor del sitio web Foreign Policy in Focus, John Feffer (en la foto), utiliza el enfoque clásico en el espíritu de “Gandhi Soros”: la negativa a cooperar. Sin embargo, sus argumentos plantean serias dudas sobre su razonamiento lógico.

Él escribe: “… Tenemos alternativas fuertes, democráticas. Podemos organizar para mitigar el poder de Trump dos años a partir de ahora. Podemos movilizar para derrotar a Trump cuatro años a partir de ahora. Y, más importante aún, podemos hacer todo lo posible fuera de la cabina de votación para lanzar arena en los engranajes del gigante Trump”.

“Pero, ¿qué pasa si Trump pone en práctica políticas que yo respaldo?” Él no un es fanático de los acuerdos de libre comercio, quiere evitar una guerra con Rusia y, en el plano interno, favorece las inversiones en infraestructura y otros esfuerzos de creación de empleo “.

“Sí, y Hitler construyó la autopista, Mussolini hizo que los trenes funcionaran a tiempo (en realidad no lo hizo), y Stalin sacó la economía soviética pataleando y gritando al siglo XX”.

Aquí se debe prestar atención al dispositivo retórico. Aunque el autor alega la política de Trump como un todo, encuentra su posición, inmediatamente le pega su etiqueta de villano, recordándonos a las personas que son consideradas dictadores sanguinarios (en la sociedad americana ,el enfoque general de mezclar diferentes ideas o personas para desacreditar a algunos de ellas, es un rasgo característico de la ciencia política Americana).

Sin embargo, anteriormente esta ONG se opuso a la política de Obama y criticó agudamente a Clinton. Un enfoque tan sesgado hacia la nueva administración de la Casa Blanca significa un sesgo claro hacia las técnicas de Soros, basado en la ideología del liberalismo occidental.

Varias organizaciones asociadas con el enfoque racial en las relaciones internacionales se unieron de esta manera siguiendo esta retórica anti-Trump. Así, la red internacional de Pambazuka, que se ocupa de los problemas de África (con sede en Londres). “El éxito de Trump significa la deportación masiva, el gasto militar masivo, la continuación y la escalada de la guerra global, un Tribunal Supremo conservador, un departamento de justicia y un sistema de seguridad dedicados al crecimiento del estado de vigilancia de la era Bush/Obama y la guerra contra los activistas; políticas fiscales que acelerarán la desigualdad de ingresos; recortes masivos en el gasto social, y mucho más. Se necesitan estrategias concretas para la organización popular para resistirse a esto”, como escribe Robin DG Kelley en el sitio web de la organización.

Pero esto es una descripción más adecuada a la política planeada por Hillary Clinton. Kelly no explica por qué todos estos hechos deben suceder durante la administración de Trump. Los principales esfuerzos para desacreditar a Trump se hacen en el campo liberal.

thomaskellogsEl artículo del director del programa del fondo para el oeste asiático de la “Open Society”, Thomas Kellogg (foto de la izquierrda), es bastante indicativo para futuras acciones del lobby neoliberal. Fue publicado en la página web The Diplomat. Por supuesto, la victoria de Trump fue percibida como una seria amenaza, y no sólo para ciertas camarillas políticas, sino, según el autor, para los valores estadounidenses que los facultan a continuar extendiéndose por todo el mundo.

Kellogg escribe: “Para los internacionalistas liberales de todo tipo, y en particular para las organizaciones localizadas en Estados Unidos que trabajan en asuntos internacionales, puedo pensar en por lo menos cuatro prioridades clave: explicar, defender, participar y apoyar… También queremos recordar a nuestros socios internacionales -tanto en palabras como en hechos- que la visión de Trump sobre el mundo representa sólo una cepa del pensamiento americano sobre los asuntos internacionales, y que esa visión no será ascendente indefinidamente. Cuatro años es mucho tiempo, pero dista mucho de ser para siempre… “.

“Sin duda, una parte clave de nuestro trabajo en el futuro será abogar hacia, y cuando sea necesario, incluso luchar contra la administración entrante. La agenda específica del activismo sólo se hará evidente según Trump y su aún no formado equipo de política exterior comiencen a presentar sus planes concretos, pero parece probable que algunas luchas a gran escala se ciernen en el horizonte… “.

“Finalmente, tendremos que redoblar nuestros esfuerzos para apoyar a nuestros compañeros de ultramar que trabajan para reformar sus propios países. El renovado ataque global a los valores liberales comenzó mucho antes del 8 de noviembre, como los activistas en países tan diversos como Rusia, Egipto y Venezuela pueden confirmar. Los activistas, abogados e intelectuales de China, donde yo hago la mayor parte de mi propio trabajo, están tratando de luchar contra el ambiente doméstico más represivo en un cuarto de siglo. Hasta el momento, los activistas internacionales fallaron en desarrollar suficientes respuestas innovadoras al ataque global contra los derechos humanos y el imperio de la ley. En la era de Trump, este nuevo pensamiento sobre cómo responder a la creciente crisis de derechos global toma una nueva urgencia. No se equivoquen: la elección de Trump es un gran revés para los valores progresistas, tanto en los Estados Unidos como en el extranjero”.

Como se puede ver, Donald Trump tendrá serios enemigos y oponentes. Si los grupos de presión cercanos al Partido Demócrata tienen sus propios intereses relacionados con la ejecución de los contratos y la continuación del trabajo de ejecutar las técnicas políticas, una parte del campo anti-globalización atacará a Trump sobre la base de motivos ideológicos (y, por supuesto, con el apoyo financiero de patrocinadores poco conocidos).

Seleccionar el equipo adecuado no resolverá todos los problemas de los Estados Unidos en el corto plazo, y el campo neoliberal, unido por la izquierda anti-globalización, aprovechará todas las oportunidades para desacreditar tanto a Trump como su programa político. En la situación actual no será capaz de aumentar los impuestos, ya que afectará a los intereses del estadounidense medio. Pero necesita estudiar los mecanismos de redistribución de los recursos que encajan orgánicamente en su campaña bajo el lema “drenar el pantano”. Pero en este caso, esto pasa por el camino de las camarillas político-oligárquicas neoliberales, que percibirán dolorosamente esta decisión.

Esto suena bastante paradójico, pero sólo un nuevo enfoque de las relaciones internacionales ayudará a Trump. La adecuada gestión de los recursos y de la mano de obra (en todo caso, la globalización afecta fuertemente las políticas internas de casi todos los países del mundo), podría desplazar el equilibrio a favor de la gran mayoría de los ciudadanos estadounidenses.

LA VERDAD SE VA ABRIENDO PASO: ISRAEL ROJAS ¿FIDELISTA O REPRESOR?

israelrojasduobuenafehaciendodeclaracionesentvcubana

Al cantante y director de Buena Fe(Israel Rojas: foto de arriba) lo conocí cuando era oficial del Ministerio del Interior (MININT) en Guantánamo

robertodejesusquinonesRoberto Jesús Quiñones Haces -Cubanet

GUANTÁNAMO, Cuba.- Hay artistas cubanos que asombran por su volubilidad. En Madrid o Miami afirman una cosa y cuando regresan a Cuba otra. Esta idea me la ha provocado una entrevista que recientemente le hizo Orlando Figueredo Reinaldo a Israel Rojas, director del grupo Buena Fe y que el pasado 4 de diciembre publicó Cubadebate.

A Israel Rojas lo conocí de vista cuando él era oficial del Ministerio del Interior (MININT) en Guantánamo. En la ya lejana década de los noventa del pasado siglo, durante una fiesta en la Unión de Juristas de la provincia, hice un comentario sobre política estando él presente y meses después un colega me comentó que cuando aquél día me fui Israel dijo: “Lo que él no conoce es el tamaño del expediente que le estamos haciendo”.

En otra ocasión el susodicho, junto con Yoel y una joven que entonces se decía era la esposa de Israel, se presentaron vestidos de uniforme en una tertulia sobre cine que yo conducía en la Unión de Escritores y Artistas de Cuba (UNEAC) en Guantánamo. Aquello me extrañó pues jamás los había visto en otras actividades culturales. Todavía desconocía lo que había dicho Israel sobre mí en la Unión de Juristas, pero después que lo supe he pensado que, de ser cierto, su presencia en la UNEAC quizás se debió a su interés en buscar otros elementos para hacer más abultado mi expediente.

Luego Israel se fue de Guantánamo y, según aseguran los medios oficialistas, triunfó en La Habana. Para mí su música es meliflua e intrascendente. Quizás esté equivocado pero de lo que sí estoy convencido es de que prefiero a Jorge Drexler, Joaquín Sabina, Ana Belén, Víctor Manuel, Manú Chao ,Mercedes Sosa y a tantos otros realmente buenos para escuchar, por delante de Buena Fe. En Guantánamo tenemos aún a Josué Oliva, un cantautor desconocido para el resto del país, pero que es un verdadero poeta de la guitarra, de quien Israel tomó sin permiso una frase de su canción “Amor de Buena Fe”, para darle nombre a su grupo.

En la entrevista de marras, publicada con el título “Israel Rojas: Soy fidelista y no tengo miedo a decirlo”, el guantanamero explica por qué decidió cancelar una gira que por estos días debía hacer en los EE.UU y se extiende sobre otros temas.

Desconozco qué es ser “fidelista” para Israel Rojas. Lo que sí sé es que sólo hay diferencias entre el pensamiento expuesto públicamente por Fidel Castro antes de 1959 y el que luego puso en práctica al tomar en poder. A partir de entonces no tiene sentido hablar de fidelismo porque este término es sinónimo de comunismo a la usanza castrista. Si Israel hubiera dicho que el Fidel que él valora y reconoce es el anterior a 1959, que prometió democracia para todos los cubanos, restablecer la Constitución de 1940 y elecciones libres entonces sí creo que sea fidelista. La pregunta es entonces: ¿fidelista o represor?

Hace unos años Israel Rojas hizo declaraciones bien diferentes en Miami, las que provocaron una airada reacción de uno de los comisarios culturales del Caimán Barbudo.

Pero el cambio está permitido, aunque asombre por su rapidez o lo tornadizo de sus giros, y ahora Israel declara no sólo que es fidelista sino que “la ética, la moral y la dignidad han perdido la importancia que debería (sic) tener entre los seres humanos”. Aclaro que el error de concordancia no es mío sino de Cubadebate.

Sería bueno que Israel se diera un saltico los domingos hasta donde desfilan las Damas de Blanco de la capital —para que las vea, no para golpearlas como dicen que hizo Tony Ávila— y constate la represión que se ejerce contra ellas. O que cuando venga a Guantánamo visite a Celina Osorio Claro, coordinadora del movimiento aquí, y conozca cómo han sido golpeadas por sus excompañeros del MININT, detenidas arbitraria e ilegalmente y despojadas del dinero que les envían desde el exilio para poder vivir pues el gobierno “fidelista”, incumpliendo con el art. 45 de su propia Constitución, les niega el derecho al trabajo.

No le pido una canción sobre esos abusos pues sería demasiado, pero al menos podría reflexionar acerca de qué tienen de dignos, éticos y morales esos actos represivos. Y ya que dice que hay que buscarse problemas, sería bueno que el “problemático” de Israel Rojas intercediera por ellas ante sus antiguos jefes del MININT para que cesen tanta represión y abusos en su contra.

Dijo también Israel que él no va a traicionar a Silvio Rodríguez, que a él tienen que encontrarlo aquí para que lo arrastren sobre las rocas cuando la revolución se venga abajo. Yo creo que Silvio hace rato se traicionó él mismo defendiendo lo indefendible y que lo que Israel sigue llamando “revolución” hace decenios se vino abajo. Igualmente pienso que cuando la democracia vuelva a Cuba —porque de qué volverá no me cabe ninguna duda— nadie lo va a arrastrar a él por las calles, tampoco a Silvio, porque entonces habrá una fuerza policial que sí protegerá a todos los ciudadanos, no como la de ahora que existe para reprimirlos.

Lo que sí es posible que alcance a Silvio y a Buena Fe es el olvido, un olvido tan largo y oscuro como la manipulación que ambos protagonizan.

RECUERDOS DE UNA ANTIGUA CÁMARA

robertocruzamorapresojuntohubertmatosyotros

Histórica foto tomada el 21 de octubre del 1959. En ella aparecen el Comandante del Ejército Rebelde Huber Matos y varios de sus capitanes, cuando eran conducidos en un omnibus al aeropuerto de Camagüey para ser llevados a La Habana para ser juzgados por alta traición a la revolución, después de haber sido detenidos por el falderillo de Fidel Castro, Camilo Cienfuegos, quién siguiendo fielmente las instrucciones del tirano mayor Fidel Castro vino a Camagüey a llevarse preso a Huber Matos, decidiendo incluir a los capitanes que se negaron a tomar el mando del Regimiento Agramonte en sustitución de Huber. En la foto reconocemos a: Huber Matos, segundo de derecha a izquierda y a su capitán ayudante Roberto Cruzamora, tercero desde la derecha. Ambos ya fallecidos.

CÓMO EL MARXISMO CULTURAL DE LA ESCUELA DE FRANKFURT INVENTÓ LA PERSECUCIÓN AL DISIDENTE

antoniogramsciselloconmemorativo

Sello conmemorativo de Antonio Gramsci, teórico comunista

El analista Roniel Aledo, ex analista de la CIA, expone cómo el marxismo cultural impone “la dictadura del pensamiento” a quien se atreve a cuestionar los nuevos ‘dogmas’. La Escuela de Frankfurt, inspirada por Gramsci, instituyó conceptos-dogma como lo ‘políticamente correcto’.

onielaledoPor Roniel Aledo*.Fuente: Adri Bosch Blog

Ante la tremenda contrarrevolución, verdadero milagro, que estamos viendo, cabe preguntarse: ¿Qué es exactamente el marxismo cultural, producto de la Escuela de Frankfurt contra la que la mayoría silenciosa de Trump se levanta?

Pues bien, el marxismo cultural, obra de la Escuela de Frankfurt, es la estrategia para debilitar y de hecho exterminar el cristianismo y la cultura occidental. Una estrategia que ha tenido un éxito arrollador en Occidente.

A principios del siglo XX muchos radicales marxistas y anarquistas vieron con rabia cómo las masas no se levantaban en revolución sangrienta y espontanea por toda Europa.

El italiano comunista Antonio Gramsci decía que los obreros no se levantaban en revolución porque estaban impregnados de la cultura tradicional occidental en todas sus formes y síntomas: Los hombres eran hombres y se comportaban como tales, las mujeres eran mujeres  y se comportaban como tales, la gente creía en Dios, los europeos estaban orgullosos de su historia, los franceses seguían orgullosos de su imperio, los británicos seguían orgullosos de su imperio, los españoles seguían orgullosos de haber colonizado un nuevo mundo, todos daban por seguro que la cristiandad era la verdadera religión y las otras religiones falsas.

todos seguían defendiendo que el ‘todo’ Occidental, desde Mozart a Davinci, de Copérnico a Cervantes, de San Alberto Magno a Mendel, desde Pasteur hasta Tesla, de Shakespeare a Volta y desde Wagner hasta Miguel Ángel, era superior a las otras culturas. Esto era, según Gramsci, el freno mayor, el impedimento y barrera que no dejaba avanzar la revolución en Occidente.

Para contrarrestar esto, Gramsci decía que había que extirpar por todos los medios la cultura cristiana occidental en un “combate cultural”, al que él llamaba “camino largo” o “marcha larga”.

Esta “marcha larga” debía dirigirse hacia todas las instituciones: universidades, escuelas, museos, iglesias, seminarios, periódicos, revistas, hoy día también televisión, cine, etc.desde donde se propague una anti-cultura que acabe con los cimientos y las convicciones de la cultura cristiana occidental para que la gente, una vez debilitada en sus convicciones, se adhiera a los ideales marxistas que antes habían rechazado de forma natural.

Así pues nace la teoría (después puesta en práctica con increíble éxito como vemos hoy día) de que hay que destruir todo (y a todos) lo que defienda o promueva el cristianismo, la familia tradicional, el rol natural del hombre y la mujer, las etnias autóctonas europeas, la superioridad de la literatura, arte, y música europea, la creencia en Dios, el orgullo en la historia europea (especialmente la conquista y colonización de otros continentes, culturas y religiones), el hetero-sexualismo, y en fin todo lo que componía la cultura y realidad occidental cristiana.

Había que debilitar cual quinta columna, desde dentro, la cultura de Occidente, debilitar la creencia en Dios, en la Ley Natural, en el orden natural de la sociedad y había que defender todo lo que fuera anti cristiano, anti Europa, anti Occidente.

georgluckacs

Georg Lukacs, primer director de la Escuela de Frankfurt (foto de arriba)

Así, en el 1923 nace en Frankfurt (Alemania) el Instituto para la Investigación Social o, simplemente, la Escuela de Frankfurt dirigida por el húngaro Georg Lukacs y financiada por Félix Weil para diseminar y llevar a la practica la estrategia concebida por Gramsci.

Sobre el objetivo de esta Escuela, decía su primer director George Lukacs: “Vi la destrucción revolucionaria de la sociedad como la única solución para las contradicciones culturales de la época… Tal volteamiento mundial de valores no puede ocurrir sin la aniquilación de los antiguos valores y la creación de otros nuevos por los revolucionarios”.

“Horkheimer afirma en su ‘Teoría Critica’ que la manera de destruir la civilización occidental era el ataque sistemático a todos sus valores asociados a esta, y así, por ejemplo, defendía la destrucción del matrimonio y la familia con hijos”

Otros pensadores marxistas se unieron al esfuerzo con dedicación: Adorno, Marcuse, Fromm, Benjamin, Horkheimer, etc.

De inmediato la Escuela tuvo muchísimo éxito y tanto en el mundo académico como en el cultural se empezó a notar la puesta en práctica de la estrategia, algo muy reflejado en la decadencia de a finales de la década de los años 20, los “locos” años 20. Sin embargo, tanto el trabajo como la influencia en la cultura del instituto se detuvieron bruscamente por la gran Depresión, primero, y por la II Guerra Mundial, después.

Muchos de los grandes arquitectos de la Escuela de Frankfurt se instalaron en la Universidad de Columbia de Nueva York y esperaron tiempos más favorables para impulsar de nuevo su revolución cultural.

Fue en la década de los 60 cuando una nueva generación de adolescentes y jóvenes que no conocían la Depresión ni la Guerra Mundial tomo de nuevo el proceso revolucionario de la Escuela de Frankfurt. De ahí que la estrategia de la Escuela de Frankfurt “explotara” con rotundo éxito en los 60 por todo Occidente.

Así, la obra ‘Eros y civilización’ de Marcuse se convirtió en el máximo fundamento doctrinal del hippismo. También es Marcuse quien reenfoca los esfuerzos del marxismo cultural poniendo como máximo objetivo el ganarse y adoctrinar (lavar el cerebro) a los universitarios de clase media y alta.

markhorkeimerPor su parte Max Horkheimer (foto de la izquierda) afirma, en su ‘Teoría Critica’, que la manera de destruir la civilización occidental era el ataque sistemático a todos sus valores asociados.

Así, por ejemplo, defendía la destrucción del matrimonio y la familia con hijos llegando a decir que el matrimonio puede ser cualquier tipo de unión donde intervenga la atracción sexual sin ningún fin concreto.

De la misma manera Fromm decía que la masculinidad y la feminidad no eran reflejo de diferencias biológicas, sino que era imposición debida a la “opresión” que los heterosexuales ejercían en la sociedad. Así, a la teoría y estrategia de la Escuela de Frankfurt, una vez puesta en práctica, esto es una vez que salió del salón de clase y empezó verdaderamente a destruir la cultura cristiana occidental, se le llamó marxismo cultural. Según esta corriente, las personas de cultura occidental son por definición una clase opresora y malévola por naturaleza.

En contraste, la nueva clase oprimida y buena por naturaleza está constituida por todos los individuos de cultura, religión y etnias no occidentales o por las minorías que contradicen en sus acciones y pensamiento lo tradicional cristiano: todas las razas no blancas, homosexuales, inmigrantes del tercer mundo, feministas, ateos “científicos”, musulmanes, etc. “el propósito del Marxismo Cultural era destruir todo lo que hasta entonces había sido la Civilización Occidental: la cultura, la Ley Natural, el rol masculino en la sociedad, el rol femenino en la sociedad, la creencia en Dios, todo lo pro europeo, todo lo pro cristiano”

 Entre las armas que usa este marxismo cultural, producto de la Escuela de Frankfurt, está la inmigración masiva de gentes del tercer mundo con religiones y culturas ajenas a la europea, y la imposición de leyes de “discriminación positiva” que favorezcan a todas las “minorías” (desde los homosexuales hasta todos los que practican religiones no cristianas).

Y una fuerte imposición de leyes que atenten contra los derechos de todos aquellosque defiendan la Ley Natural moral, la cultura occidental, el rol natural de los hombres y las mujeres, la familia tradicional, etc.

marcuseEn su ensayo ‘Tolerancia Represiva’, Marcuse (foto) da nacimiento indirecto a lo que se convertiría después en el concepto de nuestros días de lo ‘políticamente correcto’, o sea la dictadura del pensamiento que condena con el martillo del rechazo, la vergüenza e incluso la multa o la cárcel a todo aquel que se atreve a cuestionar los nuevos ‘dogmas’ impuestos a golpes y lavado de cerebro por el marxismo cultural.

Decía Marcuse: “La conclusión obtenida es que la realización del objetivo de la tolerancia exige intolerancia hacia orientaciones políticas, actitudes y opiniones dominantes y en cambio, la extensión de la tolerancia a orientaciones políticas, actitudes y opiniones puestas fuera de la ley o eliminadas… (esto es) intolerancia hacia los movimientos de la derecha, y tolerancia de movimientos de la izquierda (…) se extendería a la fase de acción lo mismo que de discusión y propaganda, de acción como de palabra” (Tolerancia Represiva, Marcuse).

De ahí que entendemos que el propósito del marxismo cultural era destruir todo lo que hasta entonces había sido la civilización occidental: la cultura, la Ley Natural, el rol masculino en la sociedad, el rol femenino en la sociedad, la creencia en Dios, todo lo pro europeo, todo lo pro cristiano, la historia basada en la superioridad de una civilización e historia fundamentada en la verdadera religión cristiana.

Para destruir eso había que imponer todo lo que fuera anti europeo, anti cristiano, anti historia y legado europeo, anti ley natural, anti rol natural del hombre y mujer en la sociedad.

De esa manera y después de la gran “explosión” del marxismo cultural en la década de los años 60, EEUU y el resto de Occidente llevan ya casi 50 años sufriendo bajo esta revolución cultural y social impuesta por los medios de educación y comunicación.

Más aun, los últimos ocho años de Obama sólo sirvieron para acelerar al máximo la profundidad y la devastación de ésta. Durante los últimos ocho años, Obama impuso a martillazos y de manera radical la revolución de la Escuela de Frankfurt, y por supuesto, la Europa occidental siguió el ejemplo de su referente por excelencia (EEUU) intentando copiar en todo a Obama para demonstrar lo ‘modernos’ que eran. Como decimos en EEUU, monkey see, monkey do [N. del Editor: el mono imitamonos].

En España también se vive aún con las leyes marxistas culturales zapateristas y las persecuciones que cada día vemos contra los nuevos ¨herejes¨ que se atreven a defender el sentido común, la ley natural y la razón contra la dictadura del pensamiento y lo políticamente correcto.

Lo que intentaron hacer con el cardenal Cañizares y lo que Cristina Cifuentesintenta hacer con el director del colegio Juan Pablo II de Alcorcón (¿para ganarse un par de votos homosexuales cuando intente sustituir a Rajoy?) es solo la punta del iceberg.

Por eso veo en Trump una clara muestra de la contrarrevolución. Una contrarrevolución que ha tardado 50 años en llegar pero que finalmente está aquí presente.

El Brexit es también síntoma de que la contrarrevolución ha comenzado. La gente se revela, la mayoría silenciada empieza a hablar, y los regímenes y engendros masónicos volterianos se empiezan a tambalear.

  • Roniel Aledo es ex analista de la CIA.

¿COMIENZA EL N.O.M.(*) A INFLUENCIAR A TRUMP? TRES NOMBRES CLAVES DEL EQUIPO ECONÓMICO DE TRUMP

wilbur-ross En la foto: Wilbur Ross, con más de dos décadas en la casa Rothschild

diegosanchezdelacruzPor, Diego Sánchez de la Cruz-Libremercado.com

El nuevo Presidente contará con dos capos de Wall Street y con la secretaria de Empleo de Bush.

La llegada de un outsider como Donald Trump a la presidencia de Estados Unidos se ha traducido en que la configuración de su equipo de trabajo ha cobrado un enorme interés. En el plano económico, el hombre fuerte de la Administración Trump será Steve Mnunchin, un veterano de Wall Street que pasará ahora a llevar las riendas del Departamento del Tesoro.

Mnunchin ya trabajó codo con codo con el futuro Presidente en la campaña presidencial. Antes de dar el salto a la política, trabajó durante más de 15 años en Goldman Sachs y estableció su propio fondo, Dune Capital, que volcó en la industria cinematográfica. Esta faceta le ha reportado pingües beneficios, ya que Mnunchin ha sido partícipe empresarial de algunos de los mayores taquillazos de los últimos años.

En paralelo, Mnunchin le dio la vuelta a la entidad financiera Indymac, que traspasó en 2015 con el nombre de OneWest, una lucrativa operación que le permitió vender dos veces por encima del precio que pagó en el momento de adquirir la sociedad. A esto hay que sumarle otros trabajos como asesor en el ámbito financiero.

Wilbur Ross suena para la Secretaría de Comercio

Medios estadounidenses como Forbes dan por sentado que Trump va a incluir también al inversor Wilbur Ross en su equipo de gobierno. Ross tiene una larga trayectoria en Wall Street, con más de dos décadas en la casa Rothschild y una fortuna de 2.900 millones de dólares. En los años 90, se sumó al polémico inversor activista Carl Icahn para pedir a los acreedores de Trump que reestructurasen las deudas del conglomerado empresarial del futuro presidente de Estados Unidos.

Ross lanzó su firma de capital riesgo en el año 2000, comprando por 200 millones de dólares el fondo de inversión que él mismo llevaba años manejando dentro de la casa Rothschild. Apenas seis años después, Ross vendió la firma a INVESCO por un total de 375 millones, si bien ha seguido ejerciendo de presidente y jefe de estrategia.

El financiero ha apoyado en reiteradas ocasiones a Trump, a quien ha respaldado en su agresiva retórica contra el libre comercio. Cabe señalar que muchas de sus inversiones se han concentrado en el ámbito de la industria y las manufacturas, dos campos en los que el mensaje de Trump ha calado hondo.

El regreso de Elaine Chao

En el Departamento de Transporte ya se han dado los primeros nombramientos. Elaine Chao será la cabeza visible del ministerio, regresando así a un puesto de primer nivel tras sus ocho años como secretaria de Trabajo del gobierno de George W. Bush. Desde 2009, Chao ha formado parte del equipo de investigadores destacados de la Fundación Heritage, el búnker intelectual de la derecha americana.

El nombramiento de Chao ha tenido un doble efecto positivo en las filas republicanas: en primer lugar, tiene experiencia en cargos de responsabilidad, lo que tumba los nervios de los más impacientes con el nuevo Presidente; en segundo lugar, es la esposa del senador Mitch McConnell, que lidera la mayoría republicana en el Senado de Estados Unidos y será una pieza clave en la nueva era política del país del Tío Sam.

*N.O.M. = Nuevo Orden Mundial

DEFENDIENDO LO INDEFENDIBLE

lanuevacasadefidel

Por, Ojel Rodríguez- © Libertad.org

Al fin fue el funeral, después de 9 largos días. Mi reacción ante la muerte de Fidel Castro no fue de felicidad o celebratoria, sino de reflexión por mis familiares cubanos que vivieron la experiencia de esta dictadura. No hay duda que, por su influencia, Fidel Castro es una figura importante en la historia, pero lo es por todas las razones negativas posibles. Sin tener que discutir el nefasto legado del tirano en términos de respeto a los derechos naturales, económicos, humanos, etc… una de las cosas que sabía que sucedería y que mencione en mi cuenta de Twitter, fue que la izquierda se encargaría de presentar una apología revisionista de la trayectoria de este dictador.

Uno de los más sorprendentes sucesos fue ver cómo la mayoría de los medios de comunicación  alababan a Fidel Castro. En algunos, como TELESUR, lo ponderaban como un gran gobernante, otros lo denominaban icono del siglo XX, por ejemplo la BBC. Entre los escasos medios que indicaban el horrendo legado de su revolución estuvo Fox News . Los medios izquierdistas simplemente hacían de la vista gorda con lo que ha sido y es una cruel dictadura, supongo que por motivos ideológicos y por el antiamericanismo tan arraigado en los medios y que compartían con Castro.

No obstante, me parece que la reacción más absurda fue la del socialista Justin Trudeau, primer ministro de Canadá. En un comunicado divulgado por la Oficina del Primer Ministro, Trudeau declaraba: “Es con profundo dolor que hoy supe de la muerte del presidente de Cuba que más tiempo ha estado en el poder” (Qué ironía… presidente con más tiempo en el poder porque ha sido un dictador). “Aunque era una figura controvertida, tanto los detractores como simpatizantes de Castro reconocen su tremenda dedicación y amor por el pueblo cubano que tenía un profundo y duradero afecto por “el Comandante”. Esto fuera de los miles que asesinó y encarceló, más los 2 millones de exiliados de la isla que huyeron para salvar la vida.

Reacciones de líderes como Trudeau y las de los principales medios de comunicación son un intento de ocultar la cruel dictadura castrista. Muchos comentaristas y analistas hablan de su política social, evitando tocar asuntos como los abusos contra los disidentes, los asesinatos, la violación de los derechos humanos, la opresión, el hambre y la prostitución. Se enfocan en criticar a países con mayor respeto por los derechos y la ley. Sus comentarios o análisis buscan un revisionismo positivo para describir la gestión de Castro.

Me parece que estas respuestas limitadas hacia su política social refleja el casi enamoramiento que sienten por Fidel. Porque estas reacciones denotan la hipocresía de la izquierda aún atada a las ideas fracasadas, corruptas y rechazadas que representa Fidel Castro. Ven en Castro el “líder revolucionario” que buscaba poner en práctica las ideas socialistas que muchos de ellos adoran.  Es decir, que a diferencia de otros dictadores, Castro era uno de ellos, siempre listo a declararle la guerra al capitalismo y a Occidente. Y es que a la izquierda le encanta la ingeniería social.

La apología de Fidel Castro debería ser rechazada por todos los que valoramos la libertad. Este revisionismo pro-castrista busca es presentar un lado positivo de Fidel y su revolución que sacó a un dictador para imponer a otro dictador, él mismo. Es un revisionismo que ignora la historia, fortalece la mentira y aporta al engaño de lo que fue la promesa de una revolución cubana que acabó en una miserable dictadura comunista que convirtió a Cuba en una isla cárcel.

MADURO HACE MONUMENTAL RIDÍCULO: PRESENTA RELOJ DE BARATIJA RUSO COMO ORIGINAL

maduroconsurelojde30pesosMaduro y su reloj de 30 dólares

Es difícil de creerlo, pero Nicolás Maduro, un huérfano de éxitos y de apoyos, en cadena nacional presentó orgulloso un reloj, pidiéndole a la cámara que lo enfocara. Entonces Maduro afirmó “Este reloj que ustedes ven aquí fue el primer reloj que llegó al espacio… fuera del planeta Tierra, lo llevó el primer cosmonauta… Yuri Gagarin… y me lo acaba de regalar el viceprimer ministro de Rusia, con el cual he sostenido una reunión de una hora y media”.

gagarinsurelojymaduro

El reloj que presentó Nicolás se consigue por 30 dólares en lugares de ventas digitales como e-bay. Es frecuente su compra por algunos nostálgicos de la era soviética que son complacidos por el capitalismo produciendo copias funcionales. El que presentó Maduro tiene incluso la misma correa del chimbón imitativo que vende e-bay.

relojfalsodegagarinenebay

Arriba: El reloj de Maduro, anunciado en E-Bay

¿Puede un hombre que presenta en cadena nacional un reloj chimbo como original dirigir un país? Los resultados están a la vista.

maduromostrandoelrelojde30dolares

(En la foto de arriba: Maduro en Carabobo, muestra su reloj “original” de $ 30.00 dólares)

Las carcajadas de los rusos en Moscú se oyen en Caracas. Se oirán por años. Por supuesto que Maduro culpará a la traductora. Como siempre. Y los rusos seguirán vacilándose al poder local con enormes guisos en ventas militares y relojitos “espaciales” de 30 dólares. ¡U-A! (Fuente: La Patilla)  

HOY 7 DE DICIEMBRE, NUESTRO HOMENAJE AL “TITÁN DE BRONCE”

sonetoalosmaceo

Por Bonifacio Byrne

 

Estirpe de colosos y titanes,

ellos alimentaban sus legiones

con médula y con sangre de leones

para lograr mejores capitanes.

 

Su séquito era sólo de huracanes,

su música: la voz de los cañones,

las nubes del espacio, sus bridones,

sus amigos ausentes: los volcanes.

 

Para narrar sus épicas hazañas,

hay que escribir exámetros de acero,

interrogando al cielo y las montañas.

 

Y para ese milagro es lo primero,

bajar de la tumba a las entrañas

y a Dios pedir que resucite Homero

DESDE ARGENTINA: TRISTEZA Y PREOCUPACIÓN

fidelcastroyelcheguevara

ARMANDORIBASPor Armando Ribas- Informador Público

“Ver en calma un crimen, es cometerlo”, José Martí.

La muerte de Fidel Castro hoy me está produciendo más tristeza que la alegría que implica la muerte del criminal más grande que ha sufrido América latina. Es más que incomprensible que el mundo ante la muerte de Fidel, pretende ignorar los crímenes cometidos desde el inicio de su gobierno, en conjunto con su socio el Che Guevara.(foto de arriba) Esa tristeza es un sentimiento indiscutible de todos aquellos que como el que habla hemos sufrido en algún sentido las consecuencias del arribo de la revolución castrista.

Nadie parece compartir la tristeza de los que mataron, de los que murieron en su intento de abandonar Cuba en busca de libertad a través del Golfo de México, algunos de los cuales fueron muertos por los aviones cubanos. Por supuesto la tristeza de los familiares de las víctimas de la Revolución, así como la separación de la familia ocurrida a través de los años. Igualmente no hay que olvidar que una mayoría de cubanos perdieron su fortuna pues en la Cuba precastrista no se sacaban los dólares porque había seguridad jurídica y por ello los cubanos no distinguían entre un peso y un dólar.

Más aún, se desconoce que Cuba en 1959 tenía el nivel de vida más elevado de América Latina. Cuando llegué a la Argentina en 1960 el atraso de un país que había sido uno de los países más ricos del mundo, era sideral. Todo lo que en Cuba se tomaba por dado en Argentina no existía. Un ejemplo eran los teléfonos que en Argentina no funcionaban y un teléfono costaba casi el equivalente del costo de un modesto departamento. En Cuba por el contrario si uno se mudaba la compañía de teléfono le daba otro número telefónico.

Otro aspecto que se desconoce es que la llegada y permanencia de Fidel Castro en Cuba se la debemos a Estados Unidos. Eisenhower ya antes de la llegada a la Habana era partidario de Fidel Castro y lo ayudaba económicamente. Léase “El Cuarto Piso” del entonces embajador de Estados Unidos Earl S. T. Smith, en el cual culpa indiscutiblemente al departamento de Relaciones Internacionales americano de la llegada de Fidel Castro. Ya en 1958 después de las elecciones para presidente que ganara el candidato de Batista, Eisenhower le pidió a Batista que abandonara la isla y le prometió una residencia en Daytona Beach. Quedó como presidente Urrutia durante los primeros seis meses y los cubanos le llamaban cuchara, pues ni cortaba ni picaba. Factualmente el que gobernaba desde su llegada era Fidel Castro y por ello a los seis meses echó a Urrutia del gobierno.

Con anterioridad ya se había producido el ataque al Cuartel Moncada por los guerrilleros al mando de Fidel Castro en Santiago de Cuba. Allí asesinaron a algunos jóvenes militares cuando se estaban bañando. Los guerrilleros perdieron la batalla con los militares y los pusieron presos con Fidel incluido. Pero entonces el Arzobispo de Santiago de Cuba monseñor Pérez Serante le pidió a Batista que los liberara y Batista cumplió.(Nota de Nuevo Acción: esta afirmación es un error histórico. Fidel y los demás asaltantes fueron amnistiados por Batista, después de haber sido condenados a varias penas de prisión)

Desde su llegada al gobierno Fidel Castro comenzó la nacionalización de la tierra, razón por la cual tuvo una discrepancia con su colaborador Huber Matos, en aquel momento gobernador de la provincia de Camagüey. Fidel mandó entonces a Camilo Cienfuegos, otra de las figuras fulgurantes de la revolución, a Camagüey para que hablara y lo convenciera a Matos. El resultado del encuentro fue distinto y Camilo llamó a Fidel dándole la razón a Matos. Entonces en su vuelo de regreso a la Habana cayó su avión, nadie sabe por qué, y murió Cienfuegos. Asimismo cerró todos los colegios católicos y expulsó a todos los curas extranjeros, cuya mayoría eran españoles. Por supuesto eliminó la libertad de prensa y comenzó la represión a todo el que manifestaba su oposición

Dicen que al principio Fidel no se manifestó comunista y que quería un acuerdo con Estados Unidos. Yo por el contrario recuerdo su primer discurso a su llegada a La Habana en el cual dijo: “Nosotros no estamos aquí por el Pentágono, sino en contra del Pentágono”. Ahí me di cuenta de lo que acontecería con la economía cubana, que dependía de la relación con Estados Unidos, y así ocurrió. Comenzó entonces la nacionalización de las propiedades de los cubanos y de los americanos sin compensación alguna. Se estima que el valor de las propiedades americanas era de u$s 7.000 millones, que hoy alcanzarían a más de u$s 80.000 millones. Igualmente expulsó al embajador americano, y la consecuencia fue la imposición del embargo que hoy la izquierda denomina falazmente como bloqueo y se pretende falsamente encontrar en el mismo la causa de la pobreza en Cuba.

Fue entonces como consecuencia de la realidad que se estaba viviendo en Cuba que se proyectó la invasión de Bahía de Cochinos, inicialmente en acuerdo con el entonces presidente Kennedy. Así los americanos habían prometido darles apoyo aéreo a los cubanos disidentes en ese proyecto. Lamentablemente Kennedy finalmente aceptó la propuesta de Adlai Stevenson de que Estados Unidos no participara de la invasión a Cuba. Por tanto no les dieron el apoyo aéreo prometido y la consecuencia fue la derrota de los cubanos a los cuales mataron o pusieron presos a perpetuidad. Seguidamente en 1962 se produjo la llamada crisis de los misiles. Los rusos habían decidido mandar misiles a Cuba, lo cual Kennedy consideró una amenaza bélica, por más que en aquel entonces el poder militar americano superaba grandemente al ruso. Entonces le propuso a Kruhchev que sacara los misiles y Estados Unidos, que no permitiría ningún ataque a Cuba y tampoco que los cubanos se escaparan a Estados Unidos. Cuba así pasó a la órbita soviética. También Kennedy se obligó a quitar los misiles colocados en Turquía en defensa de Occidente.

Desde la llegada de Castro falta la libertad en Cuba y se generó la pobreza de los cubanos en tanto que Fidel dispone de un patrimonio de más de u$s 600 millones. Como bien señala punto por punto en un artículo Gloria Álvarez, Cuba en 1959 era el primer país de America Latina. Tenía ventaja telefónica, radial, televisiva, médica, el analfabetismo era menor y se había adelantado en la tenencia de ferrocarriles. Hoy es más pobre que Haití, y todavía aparece ante el mundo que fue el embargo el causante de la pobreza en Cuba. Por ello en alguna oportunidad me opuse públicamente al embargo, porque aparecía ante el mundo como la causa de la pobreza, y de hecho era la justificación y la excusa de Fidel Castro por los desastres que había hecho. El embargo sólo impedía comerciar con los EEUU, pero no con el resto del mundo. De haber habido un bloqueo, Castro hubiera caído en cuestión de meses.

Si bien no puedo dejar de reconocer los daños que le ha hecho Castro a Cuba, su muerte en sí no significa un cambio del sistema totalitario que rige en Cuba, ahora bajo las órdenes de Raúl. No obstante el acuerdo con Obama en Cuba no hay libertad y los cubanos no tienen derechos. Ahora se ha hecho una manifestación por la muerte de Fidel a la que aparente está habiendo una gran concurrencia. Pero tengo entendido que más allá de que en la misma haya partidarios de Fidel, la concurrencia a la manifestación es obligatoria y se penaliza a los que no van.

Cuando digo que la muerte de Fidel me causa tristeza no es por el hecho en sí, sino por la evidente confusión que existe al respecto en el mundo. El mundo manda condolencias a Raúl y una parte de los presidentes de América Latina o sus cancilleres van a concurrir a Cuba. Ortega de Nicaragua, Maduro de Venezuela, Bachelet de Chile y parece que Santos no sabe. Macri no va pero va nuestra Ministro. La tristeza me ahoga “en este mundo traidor en que nada es verdad ni es mentira y todo es según el color del cristal con que se mira”. Y evidentemente se mira en rojo, y ello me preocupa pues ya debiéramos saber los resultados.

POR LOS FRENTES DE IBEROAMÉRICA: DECLARACIONES DE RESTAURACIÓN NACIONAL DE COLOMBIA

loslideresdelno

Los líderes del NO

Gobierno de Transición

Advertimos hace dos meses que los auto denominados líderes del NO se prestaban para la trampa que Santos preparaba para desconocer el veredicto del 2 de octubre. Tal vez por ignorancia o por ingenua complicidad, una vez el pueblo colombiano derrotó al régimen y su pretendido acuerdo con el hampa, estos corrieron prestos al palacio presidencial a poner a los pies del derrotado mandatario el veredicto popular.

Santos, puesto en jaque por la ciudadanía, no le quedaba otro camino que renunciar y suspender el proceso de negociación de La Habana; pero sorpresivamente se le apareció la virgen con poncho y sombrero ofreciéndole sanar sus quemaduras. Uribe, Ordoñez, Ramírez y Pastrana se adjudicaron una victoria que solo pertenecía a Dios y al pueblo colombiano; y con esa representación que no habían recibido expresamente en la urnas, se exhibieron ante el quemado presidente y le arrojaron un salvavidas. Bajo el pretexto de buscar un mejor acuerdo, le permitieron recuperarse.

Colombia no había votado por un ‘mejor acuerdo’, ni por un ‘si pero no así’, ni por un ‘renegociemos el acuerdo’, sino por un rotundo, explícito, cortante y definitivo NO. Pero gracias a la tergiversación de este resultado los opositores compartieron mesa con los vencidos y le permitieron al derrotado presidente recuperarse y darle un nuevo hálito de vida a su funesto acuerdo. El nefasto resultado de esta rendición de la oposición y su desconocimiento del mandato popular dio al traste con una apabullante derrota que sin medios, sin dinero, y sin maquinarias políticas le propinamos al siniestro régimen. Los opositores se dejaron enredar por el tramposo, logrando neutralizar una reacción popular para hacer respetar la voluntad del constituyente primario. Mientras tanto ganaba el tiempo necesario para que la euforia del NO se aplacar, para fraguar el conejo a los colombianos y preparar el autogolpe que ayer puso en escena en la obra teatral del 24 de noviembre.

Colombia presenció entonces con asombro e indignación el deplorable espectáculo montado en el Teatro Colón por el régimen; en el que, contrario a las magnas obras que acostumbra hospedar ese noble monumento, se presentaba una escena más de esa espantosa tragicomedia en la que el pueblo colombiano ha sido meramente espectador de oídas.

Una obra concebida por una mente siniestra, escrita en Cuba por un avieso tirano, y dirigida por un caballero ruin, infame e impostor. Tal director de orquesta pareciera más la encarnación de un personaje de una obra de Molière que el dirigente de un pueblo lúcido, valiente, y guerrero. Nefasto que sea este impostor, un avaro y tramposo; un mediocre y ladino; estafador e hipócrita quien determine el curso de la historia que nuestro pueblo aguerrido deba proseguir.

santosconpiedadcordoba

Santos engañó a Colombia

El Tartufo engañando a su benefactor se quedó con su herencia, y presentándose como fiel devoto tramó un ardid para seducir a la esposa, enamorar a su hija y quedarse con su casa. Pero algo diferencia a este personaje de Molière con nuestro Tartufo. Todo ese complot y engaño lo tramó no para apoderarse él mismo de todo lo mal adquirido, sino para favorecer al principal enemigo de su benefactor, con el que hizo alianza.

Este tartufo entregó las instituciones del Estado, la Constitución de la República y el territorio colombiano a esa bestia monstruosa, que pareciera surgida de alguna obra mitológica, representada por una alianza perversa entre las Farc, el Castro comunismo y la corrupta oligarquía, comparable tal vez a esa figura deforme, infame y contradictoria que con solo mirarla causaba la muerte: El Basilisco. Y como si se tratara de un maestro del engaño, emulando a otro camarada también con Nobel, quiso construir un nuevo género de la literatura política: El Pacifismo Trágico, una mezcla de farsa, tragicomedia, sainete y mitología, a la que están invitados toda la élite política, empresarial, militar y hasta clerical, menos el mayoritario pueblo colombiano.

Montado sobre el tinglado de la Paz, ese artilugio usado como talismán para taimar a la población, convoco a todos los poderes. Como si se tratara de una obra palaciega, todos acudieron al sainete, que fue el preludio de una obra más atroz: El Gobierno de Transición, cuyo primer acto empezó con la firma del acta de defunción de la Republica.

Hoy la situación es mucho más catastrófica que antes del plebiscito, por cuanto desesperados y avisados por los resultados del 2 de octubre, han dado inicio al proceso de consolidación de un régimen de transición liberal-comunista para evadir el proceso electoral de 2018; y que si no reaccionamos pronto, ya no habrá nada que hacer para evitar semejante catástrofe.

Algunos les parecerá exagerada tal afirmación ¿Cómo se va atrever a cancelar elecciones y establecer un Co-Gobierno de hecho, con las Farc? Como si lo que ha hecho hasta ahora el Tartufo no fuera golpes continuos a la institucionalidad, desprecio de la ley y autocracia para hacer lo que se le da la gana. Pero quienes tan ingenuamente proceden también nos cuestionaron cuando afirmamos a tiempo que Santos era un caballo de Troya en el uribismo, que traicionaría a su patrocinador y establecería un régimen exclusivo y excluyente, llamando a gobernar a su histórico partido familiar. También advertimos que Santos negociaba en secreto con el grupo narcoterrorista de las Farc, y hasta locos nos dijeron. Otra hubiera sido la historia de Colombia si la dirigencia opositora hubiera escuchado esa voz que gritaba en el desierto.

Queda al pueblo colombiano asumir el combate contra este golpe de Estado propiciado por Santos en complicidad con el Congreso para encumbrar en el poder a la banda más criminal de la historia de Colombia con una ideología criminal, el marxismo-leninismo, como norma supra constitucional. ¡Compatriotas! No esperemos hacerlo de mano de los políticos que entregaron nuestro triunfo al régimen derrotado. No pensemos tampoco que estamos bajo un sistema democrático, respetuoso de las instituciones o de la voluntad popular. Desgraciadamente estamos bajo una tiranía, que no desafío en las urnas y ganamos, y que ahora nos declara la guerra. ¿Vamos a permitir que Santos haga lo que se le dé la gana? ¿O vamos a armarnos de valor para enfrentarlo, y decirle que somos un pueblo soberano, valiente, digno y patriota que no entregara su destino y el de sus hijos a una banda narco comunistas para que nos oprima?

Restauración Nacional

OTRAS VOCES: EL MUNDO LLORA A FIDEL CASTRO Y OLVIDA A LOS VERDADEROS HÉROES

ernestodiasrod

Foto: Ernesto Díaz Rodríguez

elizabethburgosPor Elizabeth Burgos

No deja de sorprender la ola de elogios a la figura de Fidel Castro y el carácter planetario que se le ha reservado a su desaparición. Era previsible. Es el resultado del inmenso capital que invirtió desde los comienzos de su irrupción en el escenario político cubano. Es de hecho una de sus obras mayores: la creación de su propio personaje. Genio de la propaganda política, forjador de su propia imagen, político convertido en actor, la presencia avasalladora del cuerpo expuesto en actitud incitadora al afecto, la performance antes de que existiera el género. Hoy cunde y se impone el modelo en el mundo.

Sugestión de las masas mediante promesas irrealizables, que la ilusión, la droga de los pobres, les enseña el arte de la espera. Fidel Castro logró imponer su imagen hasta convertirla en parte del imaginario colectivo de allí que no importara, durante el período senil de su vida, mostrar su decadencia física. Los diarios y los semanarios europeos vienen repletos de galerías de fotos del caudillo cubano durante los momentos estelares de su vida. Las del viejito senil de los últimos años, han desaparecido del escenario.

Para América Latina, la influencia del castrismo ha significado una involución de la democracia. De hecho, desde la llegada de Fidel Castro al poder en1959, la historia de América Latina se ha caracterizado por el forcejeo, no entre izquierda o derecha, sino entre democracia y totalitarismo. Forcejeo que debutó en Venezuela con la visita de Fidel Castro a Caracas en enero de 1959, en donde falló su capacidad de seducción. Rómulo Betancourt no sucumbió al encanto del cubano, poseía elementos para desconfiar de él.

El otro aspecto en el que destacó el genio de Fidel Castro, es en el sistema de control de la sociedad cubana, y en su complemento, donde el sistema carcelario alcanza niveles de perfección. El sistema represivo cubano es uno de los más sofisticados y crueles que existen. La represión, la tortura, los desaparecidos, las vejaciones, son métodos exclusivamente adjudicados a las dictaduras militares que han cundido en América Latina. El régimen cubano está eximido de eso, cuando en realidad, se le puede considerar como uno de los mayores logros. Convertir a todo un país en ciudadanos dóciles, infantilizados bajo el peso de un padre abusivo “al que le deben todo”, gracias al férreo e inhumano sistema de represión que se practica en la isla y sin embargo, lo de Castro, goza del privilegio de la legitimidad que se le reserva a los totalitarismos comunistas.

Sin embargo, muchos, miles de cubanos no han sido dóciles y desde muy temprano se rebelaron contra el régimen de Fidel Castro, pero el avasallamiento mediático del régimen impidió que se conozca la larga y heroica gesta de los miles de cubanos que desde 1960 emprendieron una lucha en solitario contra los designios totalitarios de Fidel Castro. La mayoría de estos “alzados” conocieron el paredón. Algunos, en tanto que rehenes, tras muchos años de prisión, fueron canjeados en diferentes momentos en que Castro, siempre seductor, deseaba obtener la simpatía de un Jimmy Carter, o de Danielle Mitterrand.

Conocí a algunos de estos héroes de la libertad. Muchos ya fallecidos, me han dejado un recuerdo inolvidable por su inmensa calidad humana, y su abnegación hacia los compañeros que han permanecido presos.

Ernesto Díaz Rodríguez,(foto de encabeza este artículo) el más joven y todavía activo, fue condenado a 40 años de cárcel por enfrentarse al régimen. Liberado en marzo de 1991, después de pasar 22 años preso. Durante su cautiverio, escribió sus vivencias y la de sus compañeros que logró ir sacando en trocitos de papel biblia escritos con una letra mínima, apretujada, legible sólo por él, que al recobrar la libertad logró transformar en un libro, Rehenes de Castro, uno de los testimonios más trágicos y terribles sobre el universo penitenciario cubano y yo diría del mundo. En uno de los capítulos más conmovedores, narra el final de la vida del líder estudiantil cubano Pedro Luís Boitel tras 52 días de huelga de hambre. La figura de Pedro Luís Boitel es ejemplar para los demócratas cubanos, por tratarse de un líder estudiantil que se opuso desde muy temprano al régimen. Boitel tiene también un significado para Venezuela donde estuvo exiliado y se incorporó a la lucha contra Pérez Jiménez, prestando sus servicios de técnico radial en una estación de radio clandestina de la oposición en Caracas. Retornó a Cuba, y a la Universidad.

Fue postulado para ocupar la presidencia de la Federación Estudiantil Universitaria (FEU) en la Universidad de La Habana. Fidel Castro intervino personalmente, como siempre lo ha hecho, e impuso su propio candidato. La orientación comunista y los rasgos totalitarios del liderazgo de Fidel Castro, manifestados muy tempranamente, condujeron al grupo de Boitel a quitarle el respaldo al nuevo régimen, y a integrar el Movimiento de Recuperación Revolucionario (MRR). Movimiento que surgió desde 1960 como respuesta a la traición de Fidel Castro que en lugar de la democracia prometida, instauraba un régimen abiertamente comunista. Detenido en 1961 y sentenciado a diez años de cárcel. En 1972, ya habiendo cumplido su condena, le imponen cargos adicionales extendiendo la sentencia. En realidad, el sistema carcelario cubano determina que el preso que se niega a “rehabilitarse”, es decir, a convertirse en colaborador del régimen, se le somete al sistema de “recondena”. Mantenido en régimen de incomunicación, como la mayoría de los presos políticos de Cuba, no le quedó otra alternativa como medio de presión que la huelga de hambre. “Tampoco él parecía respirar; aplastado en su cama por el peso del hambre, se iba muriendo a chorros ese día. Era el 24 de mayo de 1972. La víspera de su partida hacia la inmensidad de la nada. Su última jornada de vida”. “Cincuenta y dos días llevaba Pedro Luis Boitel sin ingerir alimento cuando cayó en estado de coma”.

Díaz Rodríguez va narrando en su libro las atrocidades cometidas contra los presos: Lidia Pérez López, asesinada a patadas en la cárcel de Guanajay, en 1961, cuando se encontraba en estado de gestación. Ernesto Díaz Madruga muerto a bayonetazos en el presidio de Isla de Pinos, cómo le arrancaron la vida a Julio Tang Texier, asesinado de la misma forma en el campo de trabajo forzado de Isla de Pinos el 3 de septiembre de 1966. Los jóvenes Raúl Valmaceda, Mario Fernández Rico y Rafael Peña Torres, ametrallados a mansalva en la cárcel de Boniato el 19 de marzo de 1971 y así sucesivamente, la lista de asesinatos se hace interminable.

JORGEVALLSQ.E.P.D.Jorge Valls (1933 – 2015), escritor, poeta, poseedor de una erudición ilimitada, es uno de los personajes más conmovedores que he conocido. Cristiano, escribió un bello y terrible testimonio de su experiencia en la cárcel. Mi enemigo mi hermano, en el que no menciona nunca el nombre de Fidel Castro. Narra el calvario que vivió y el de sus compañeros, sin jamás manifestar odio contra sus carceleros. Desde el golpe de estado de 1952 se rebeló contra el régimen de Batista; participó junto a José Antonio Echeverría en la fundación del Directorio Revolucionario.

Por decisión de Fidel Castro se le condena a 20 años de prisión en 1964 por defender a un amigo Marcos Rodríguez, acusado de delatar a las víctimas de una matanza que tuvo lugar en La Habana tras el fallido asalto al Palacio Presidencial. En realidad se trataba de una de esas puestas en escena organizadas por Fidel Castro con el objeto de deshacerse de aquellos que obstaculizaran su poder absoluto, en este caso, los antiguos comunistas de los cuales ya se había servido y ya no necesitaba más y podían hacerle sombra. Valls no ignoraba lo inútil de su gesto, y “ser el único elemento discordante de aquella cuidadosa coreografía”, porque sabía que Rodríguez estaba condenado de antemano, pero concurrió a declarar en el juicio de su amigo. Fue apresado y condenado a 20 años de cárcel que cumplió hasta el final. Al ser liberado, fue recibido por Juan Pablo II, al que le entregó un puñado de tierra que había recogido del terreno en donde habían fusilado tantos compañeros suyos.

eusebippenalverconjoaquimembribe

Teniente del Ejército Rebelde Eusebio Peñalver luchando contra la tiranía de los Castro en las montañas del Escambray junto al jefe de guerrilla Joaquín Membribre

Eusebio Peñalver, (1936 – 2006) un mulato fornido que respiraba la vitalidad, quien tras el golpe de Batista se unió a la guerrilla. Se dice que Mandela fue el prisionero negro que más años pasó en la cárcel: 26 años. Eusebio Peñalver, pasó 28 batiendo el record, pero el mundo lo ignora. Fue uno de los guerrilleros del Che Guevara en los últimos días de la guerra. Pero muy pronto se percató de que Fidel Castro “se había burlado del pueblo cubano”. Fue hecho prisionero en 1960 por haber tomado de nuevo las armas contra la dictadura en ciernes de Castro. No fue fusilado, como lo fue la mayoría de los “alzados”, gracias a su piel negra pues se suponía que la misión de la revolución era la liberación de los negros por lo que había que cuidar las relaciones con ese sector de la población.

Así me narró sus experiencias en los diferentes lugares en donde cumplió condena: “Estuve en la prisión de Isla de Pinos; luego La Cabaña y Boniato, en la que dejamos a tantos compañeros asesinados a tiros, bayonetazos o en huelga de hambre. El plan de trabajos forzados de Isla de Pinos fue brutal, sádico y asesino: seres humanos comiendo hierbas, sumergidos en “mojoneras” (en la zanja donde desembocaban todos excrementos del presidio de Isla de Pinos), masacrados a mansalva. Después vino “Boniatico”, es decir, una prisión dentro de otra prisión, construida para un grupo de más o menos 110 hombres, donde estuvimos 10 años “tapiados”, desnudos, prácticamente olvidados por el mundo, aunque no por aquellas bestias carcelarias que hacían todo lo posible para que nuestro diario vivir fuera un infierno, como en efecto lo fue. El confinamiento en celdas donde sólo se podía permanecer de pie por la gran cantidad de presos que metían en ellas, las requisas desnudando a nuestros familiares, los guardias lanzando orines y excrementos sobre los confinados en celdas de castigo. ¡Cuántas salvajadas no habré visto! ¡Cuántas golpizas ha sufrido mi cuerpo! Siempre he vivido orgulloso de ser cubano, pero jamás pensé que pudieran existir cubanos tan malos, de tan bajos sentimientos… porque la mente se me resiste a creer que por el mero hecho de tener ideas contrarias al gobierno, se pueda traspasar a un ser humano con una bayoneta, o cortar un brazo, un muslo con un machete, a sangre fría. No es fácil, sin faltar a la verdad, describir cómo esos esbirros, machete en mano, protegidos por los fusiles de la guarnición, golpeaban hasta el cansancio a uno o varios presos hasta dejarlos sin conocimiento en el suelo. Algunos no se levantaron jamás, otros como yo, llevamos en nuestros cuerpos las cicatrices de tan bárbaros castigos”.

MARIOCHANESDEARMASMario Chanes de Armas (foto de la izquierda), (1927-2007) es el preso que más años ha pasado en la cárcel: 30 años sin haber cometido delito alguno: simplemente se negó a colaborar con el régimen por el que había combatido más que ningún otro, pues participó en el célebre “Ataque del Cuartel Moncada” y en el desembarco del yate Granma. Tras el ataque del Moncada, fue condenado junto a sus camaradas de entonces entre los que se encontraba Fidel Castro a la prisión en Isla de Pinos, más tarde con el indulto de Batista en 1955 se asila en Miami, es convocado por Fidel Castro para viajar a México para que participe en la expedición del yate Granma, desembarca en Cuba el 2 de diciembre de 1956. A partir del 1° de enero de 1959, colabora con el alto mando de la revolución. Se da cuenta de los manejos internos del nuevo poder para limitar la recién conquistada democracia, decide alejarse del entorno de los hermanos Castro y se aísla en su casa, negándose a continuar colaborando con la nueva clase dirigente. Fidel Castro no admite ese tipo de desacato. Prisionero, es condenado a 30 años de cárcel que cumple hasta el final. En la cárcel supo del nacimiento y luego la muerte de su único hijo Mario, de veintidós años, al que no se le permitió asistir al entierro. Como todos los presos llamados “Los Plantados” (se negaron a rehabilitarse y a colaborar con el régimen), pasó siete años en una celda de castigo, desnudo, sin ver el sol, durmiendo sobre una laja de cemento.

Huber Matos, (1918-2014) comandante de la revolución, formó parte del grupo de los comandantes históricos, se le ve al lado de Fidel Castro sobre un tanque cuando llegan a La Habana en enero de 1959. Matos también renunció cuando se hizo evidente que la revolución se encaminaba hacia el comunismo y decidió también irse a su casa. Fidel Castro percibió el peligro que significaba tener de opositor a un hombre que gozaba de un inmenso prestigio en las filas de las nacientes FAR. Castro, bajo el pretexto de que Matos se había “alzado”, le ordenó al popular Camilo Cienfuegos arrestarlo, con la intención de que Matos prestara oposición y Camilo se viera obligado a abrir fuego y terminara matándolo, o que se mataran entre ellos. Al no oponer resistencia Matos, y entregarse a Camilo, el escenario forjado por Castro no se realizó. Camilo desapareció en un avión una semana después del arresto de Matos. Sus restos nunca fueron encontrados. Matos no fue fusilado para no crear ronchas en las filas del ejército en donde gozaba de gran prestigio. Terminó siendo sentenciado a 20 años en prisión. Pese a haber cumplido su sentencia, su liberación se debe a la presión del gobierno de Venezuela de entonces y el de Costa Rica.

Ninguno de estos ex presos políticos mencionado colaboró con la dictadura de Batistas: todos lucharon contra, al igual que lucharon contra la dictadura de Fidel Castro. Hoy el mundo los ignora, mientras llora por el que les destruyó la vida.

TERRORISMO: IMPORTANTE AUMENTO DE LA ACTIVIDAD ARMADA MAPUCHE QUE PRESAGIA LA LLEGADA DE LAS FARC A LA PATAGONIA.

guerrilasenlapatagonia

carlostortoraPor, Carlos Tórtora- Informador Público

Este medio publicó días atrás que parte de la cúpula de las FARC, dadas las nuevas condiciones desfavorables para ellos en su zona de origen, planearían trasladarse a la cordillera patagónica.

Sintomáticamente, en las últimas semanas, los organismos de inteligencia chilenos detectaron un enorme aumento de la llamada resistencia mapuche, que podría tener que ver con el apoyo que estarían ya recibiendo por parte de las FARC.

Los grupos mapuches extremistas son el soporte logístico natural para una mudanza de las FARC a nuestro sur.

El siguiente es un documento que revela la actual escalada, de por sí significativa:

  • WEICHAFE en el documento traducido es jefe guerrero y es importante porque las comunidades tienen loncos que son jefes decorativos pero la comunidad para la guerra nombra un jefe guerrero. Ése es el weichafe. Se hacen nombrar en sus células jefes guerreros.
  • El RAM (Resistencia Ancestral Mapuche) reivindica y se adjudica acciones de sabotaje.
  • 30/11/2016, Noticias de Esquel.
  • Mediante un comunicado, integrantes del movimiento RAM (Resistencia Ancestral Mapuche), reivindican acciones de resistencia y anuncian la conformación táctica de “Unidades Ancestrales de Liberación Territorial” (UAL).
  • Aclaran que sólo atacan propiedades e infraestructuras del capitalismo y desligan al Lonko Weichafe Facundo Jones Huala, de las acciones de sabotaje.
  • Afirman que “Los weichafes de la RAM (Resistencia Ancestral Mapuche) vengaremos a Inacayal”.

El comunicado es el siguiente:

A NUESTRA NACIÓN MAPUCHE Y A LA OPINIÓN PÚBLICA EN GENERAL.

Pu Weichafes de la R.A.M (Resistencia Ancestral Mapuche) responsablemente reivindicamos las siguientes acciones de resistencia a través de la conformación táctica de “UNIDADES ANCESTRALES DE LIBERACION TERRITORIAL” (UAL). Como embrión para la conformación de la división -Puel Willi Mapu- de estructuras propias, para la Resistencia Territorial y Liberación Nacional.

Kiñe_A: Paraje Mallín Ahogado sabotaje mediante quema de dos retro-excavadoras que prestaban servicio al imperialista británico Joe Lewis, dueño de la Estancia Lago Escondido, mayor accionista de energía eléctrica del país, accionista de PETROBRAS, entre otros.

B: El Hoyo: sabotaje, quema de cabañas del mafioso sindicato de PETROLEROS PRIVADOS del Chubut, parte del complejo de cabañas del turco, vinculado no solo al usurpación del territorio, sino también al EXTRACTIVISMO, A LA TRATA DE PERSONA Y AL NARCOTRÁFICO.

Estas dos acciones coordinadas en hora y fecha 19/07/2016, a las 3 AM, aprox., por dos unidades de liberación (UAL) MahuidaKeche.

Epu_A: Sector rural El Hoyo, quema de dos máquinas pertenecientes a MINAS MAGRI, quienes destruyeron el mallín en extracción de turbas para la industria petroleras y exportación de abono a Europa.

B: Quema de puesto (La Escondida) perteneciente a “Benetton”, ambas acciones simultáneas entre U.A.L MahudaKaChe y U.A.L KurraMapuKeChe, el día 29 de agosto, 3AM aprox.

Kula_: Emboscada con armas de fuego en Ruta Nacional 40, sector rural Epuyen por (UAL MahuidaKaChe), un móvil dañado y un oficial con impacto de bala en el chaleco antibalas, el día 31 de agosto de 2016 a las 00:30 Hs aprox. En coordinación de barricadas con Pu Kona de diversas Lof y territorios, en el marco del juicio de extradición del Lonko Weichafe Facundo Jones Huala.

Las acciones se enmarcaron en la prisión política del Lonko. La persecución y represión legal e ilegal sufrida tanto por la Lof Aukache Kurra Mapu (comunidades en resistencia de Cushamen).

Como por el conjunto del (MAP), la movilización social y política de comunidades y organizaciones, combinando todas las formas de luchas es la que han logrado liberar un prisionero político, una victoria política del pueblo organizado.

Meli_: Ataque armado a patrulla policial sector Vuelta del Río, Cuadro “15 pescado” (alrededor de 30 disparos) el día 3 de noviembre.

Kechu_: Sabotaje a la empresa “Plantas del Sur” del empresario Nicolás Del Sel, dedicado a la exportación de plantines de frutillas a Europa, las cuales generan un daño irreparable en el territorio, debido a la gran cantidad de químicos utilizados. Contaminando el Río Chubut, no es como dijeron, un simple y pequeño productor, ni siquiera campesino.

Destruyendo así: 3 tractores, 2 zampis, 2 arados y una casilla. Acción realizada el día 11 de noviembre, a las 2 AM aprox. por (U.A.L KurraMapuKeche).

Desligamos al militante Lonko Weichafe Facundo Jones Huala, de las acciones de sabotaje antes mencionadas, ya que en la mayoría de ellas, se encontraba en prisión política.

Sosteniendo así nuestros planteos Políticos y Filosóficos para la Reconstrucción y Liberación de nuestro Pueblo Mapuche con el objetivo de la expulsión del latifundio y las empresas transnacionales. Aclarando que solo atacamos propiedades e infraestructuras del capitalismo, siendo consecuentes con el legado que nos dejaron nuestros Kuifikecheiem y enfrentamos a la represión, acorde a su nivel de Violencia y Terror de Estado.

No somos sionistas, ni nos bancan los gringos británicos, tampoco quemamos bosque nativo, somos comuneros hartos de la opresión.

RESISTENCIA, TERRITORIO, AUTONOMÍA Y LIBERACIÓN

Los weichafes de la RAM (Resistencia Ancestral Mapuche) vengaremos a Inacayal.

UNA DISCUTIBLE OPINIÓN: MIGUEL DÍAZ-CANEL PODRÍA SER EL SUCESOR DE LA DINASTÍA CASTRO EN CUBA.

migueldiazcanel

Miguel Díaz-Canel, actual vicepresidente de Cuba

AFP (La Habana)-Fidel Castro murió y el mandato de su hermano Raúl, de 85 años, culmina dentro de 15 meses. A partir de 2018 el sucesor de los Castro deberá asegurar la continuidad del único régimen comunista en Occidente.

Por primera vez en medio siglo una persona que no combatió en la revolución y que no se apellida Castro puede quedar al mando de Cuba. El foco apunta a Miguel Díaz-Canel, actual vicepresidente de 56 años.

Fidel Castro murió y el mandato de su hermano Raúl, de 85 años, culmina dentro de 15 meses. A partir de 2018 el sucesor de los Castro deberá asegurar la continuidad del único régimen comunista en Occidente que comenzó tras el triunfo de la revolución en 1959, a tan sólo 150 km de Estados Unidos.

Con el reloj en cuenta regresiva, la posibilidad de un cambio de generación cae en Díaz-Canel, un ingeniero electrónico que viste jeans o traje, no uniforme militar, y que se declaró en favor de una mayor apertura de Internet en la isla.

“Hoy, con el desarrollo de las redes sociales (..) Y de la Internet, prohibir algo es casi una quimera imposible, no tiene sentido”, dijo en un discurso.

Alto y canoso, de él dicen que es un hombre sencillo. Y muchos en Cuba lo comparan con el actor Richard Gere. Sin embargo, apenas sonríe, y no sobresale por su carisma u oratoria.

“El compañero Díaz-Canel no es un novato ni un improvisado”, declaró Raúl, cuando lo designó en 2013 en el segundo puesto político en importancia de Cuba.

Fidelidad  

Durante décadas muchos se han preguntado si la revolución podrá sobrevivir sin su líder máximo, que falleció el 25 de noviembre a los 90 años y se retiró del poder en 2006 por enfermedad.   El sábado Raúl Castro prometió fidelidad al legado de su hermano: “Ante los restos de Fidel (…), juramos defender la patria y el socialismo”.

Al igual que muchos cubanos, Tomasa Savatel, tiene una fe casi ciega en las decisiones de Raúl. “Y después de él, hay otros”, señaló esta técnica de sistemas de 61 años.

Nacido en 1960, Díaz-Canel es el rostro más destacado de esa generación que no pertenece a la de la revolución. “Según la lógica institucional, él está en la línea sucesoria”, afirmó Arturo López-Levy, de la Universidad de Texas.

Pero también fue bastante simbólico el protagonismo que tuvo el canciller Bruno Rodríguez Parrilla, de 58 años, durante los funerales de Castro.

Fue el único funcionario que se vio en la foto de la familia, además de militares y Díaz-Canel, al partir la caravana con los restos de Fidel hacia Santiago desde La Habana.   También forman parte de la nueva generación Marino Murillo, de 55 años, considerado el mentor de las reformas económicas recientes, y el único hijo varón de Raúl Castro, Alejandro Castro Espín, coronel del Ministerio del Interior.

Bajo presión     

Quedan al frente algunos de la vieja guardia, como José Ramón Machado Ventura, de 86 años y segundo secretario del Partid Comunista de Cuba (PCC), y Ramiro Valdés, de 84 años, uno de los barbudos que participó el 26 de julio de 1953 en el histórico asalto del Cuartel de la Moncada.

Algunos de los hombres de Fidel, como el vicepresidente Carlos Lage y el excanciller Felipe Pérez Roque, que parecían las figuras de recambio en Cuba, salieron del radar, acusados de haberse tentado con “las mieles del poder”.

Pero Díaz-Canel ha hecho una carrera distinta.

Profesor universitario en Villa Clara, dirigente de la Unión de Jóvenes comunistas en esa provincia, desde 2003 es miembro del selecto Buró político del partido y ha representado a Cuba en varios viajes al exterior.   Y quedará bajo el ojo de de Raúl Castro, quien no prevé jubilarse del todo ya que quedará probablemente como el máximo dirigente de PCC.

Díaz-Canel “ha sido un buen soldado en la sombra. De todas maneras tiene ante sí tres grandes retos: el primero será lidiar con los históricos; lidiar con una generación que quiere cambios; y con el Ejército, pero aquí podría contar con el apoyo de Alejandro Castro Espín”, señaló a la AFP Christopher Sabatini, de la Universidad de Columbia.

El sucesor de los Castro heredará un país con una de las tasas de envejecimiento más altas de América Latina y donde muchos de sus jóvenes sueñan con emigrar, con una economía golpeada por la crisis en Venezuela, y Donald Trump gobernando Estados Unidos.   Pero las cosas pueden rápidamente cambiar.

“No veo otro rival (que Díaz-Canel) ni otro escenario. Pero hemos visto en el pasado jóvenes preparados para el liderazgo, y que luego fueron removidos del poder”, dijo Ted Piccone, del centro de estudios estadounidense Brookings Institution.

GERALDO RIVERA

geraldorivera

ESTEBITAESTAESAHORALABUENACARAJOPor, Esteban Fernández

Uno de los grandes problemas que tenemos los exiliados anticastristas es la creencia generalizada de que no podemos hacer nada: “Que estamos muy viejos, que estamos solos, y que amigos y familiares nos dicen que lo de Cuba nunca se arreglará”. Y miles de excusas más invalidando nuestros deseos de poner nuestro granito de arena contra la tiranía. Quizás no podemos tumbarlos pero podemos dañarlos.

Ustedes nunca se han hecho la pregunta muchas veces de ¿Qué hago, qué puedo hacer? Y no encuentran una respuesta adecuada. Hablamos con la familia, peleamos con la televisión, hacemos comentarios en Facebook, y hasta discursos lanzamos en cualquier esquina del exilio. Pero eso no es suficiente.

Hay que llegar a la conclusión de que a las grandes empresas televisivas, a los periódicos y revistas, lo que les interesa es únicamente los dólares y las ganancias y que por ahí es que podemos darles duro a los enemigos de la libertad de Cuba y a los que quieren convertir a los Estados Unidos en otra Cuba o Venezuela, y entonces  hemos logrado responder a la pregunta de ¿Qué puedo hacer?

La palabra clave es BOICOT y como siempre hay que comenzar con algo, debemos hacerlo con Geraldo Rivera. Este tipejo es una espina clavada, un dardo envenenado en la prensa norteamericana.

Y no está (donde verdaderamente debe estar) en esas cloacas de estiércol llamadas CNN y MSNBC sino que está incrustado en lo que representa un oasis en el desierto llamado Fox News. Es una especie de ladilla confusa y confundidora que hace un daño de extraordinarias proporciones.

Y no es el caso de gente como Al Sharpton o Whoopi Goldbert, que están obviamente en el campo opuesto, que son nuestros enemigos obvios y definidos. No, este Geraldo nunca se sabe por dónde va a destilar su veneno. Y unas veces dice una cosa y otras, otras. Dice que es “íntimo amigo de Trump” y constantemente lo ataca con todos los hierros. Pero esa parte me importa tres pepinos. Porque este es un país libre donde todo el mundo tiene el derecho de pensar políticamente como mejor le venga en ganas. Y lo mío es Cuba, Cuba es la que me duele.

Lo que me mortifica es su detestable y enrevesada posición con respecto a la tiranía castrista y su amor por la caja de cenizas en la que ha sido convertido el monstruo. Y en vida este mequetrefe lo adoraba.

Mi boicot personal se los manifesté hace más de dos meses cuando les dije que “apagaba el televisor o cambiaba de canal, o lo ponía en mute cuando hablaba Geraldo” desde el día en que dijo que: “La emoción más grande de su vida fue cuando conoció a Fidel”…

Pero después de toda la basura que ha hablado tras la muerte del tirano, creo que mi boicot debe ser apoyado por la masa de patriotas que todavía quedan vivos y coleando.

Hay que llamar, hay que escribir, hay que quejarse, hay que condenar las declaraciones detestables de este individuo que en realidad no se sabe ni qué cosa es porque unas veces dice ser boricua, otras judío y otras americano. O las tres cosas o ninguna de las tres.

¿Qué hacer? Se preguntan muchos. Bueno ¡vamos a lograr que Fox News lo tire en el latón de basura! Qué se vaya a rumiar sus ideas rojizas y fidelistas a casa del diablo en estaciones como CNN o MSNBC, que -dicho sea de paso- hace mucho rato que a mí no me lleva ni un minuto pasarles por encima con mi control remoto. Y ese es un segundo trabajo que les pido encarecidamente que hagan: bloqueen a toda la prensa amarilla, cancelen suscripciones con el Miami Herald, con el New York Times, con Los Ángeles Times, con el Washington Post.

Y que conste, no estamos en contra de la libertad de prensa, lo que estamos es en contra de que se defienda a la satrapía castrista. Y lo mismo será en la Cuba liberada: Libertad menos para hablar bien de Fidel, de Raúl y hasta del último castrista que quede allí.

Me dirán que esa  misma cosa es la que hacen los fidelistas. Sí, exactamente, yo quiero ser peor que los castristas en contra de los castristas. Solamente así se les va a ganar la pelea.

PARA ANLLELE—TRAS LA MUERTE DE UN SÍMBOLO (*)

fidelcastro-alfinmurio

joseraulvidalfrancoPor, José Raúl Vidal y Franco

Durante años pensé conocer al ser humano, al menos a medias; especialmente a quien se dice familia. No supe hasta ahora que albergabas tanto odio. Me sorprende y siento pena por ti. Siempre te conté entre mis hermanas a pesar de las diferencias políticas que nunca intercambiamos. Nunca respeté la idea comunista, como a tantas otras, pero sí el derecho del ser humano a elegir su creencia cualquiera que esta sea. El fundamento de la verdadera democracia es el respeto al prójimo en sus ideas aun cuando su plataforma sea discutible y cuestionable.

Sin embargo, creo firmemente que ninguna ideología, ni siquiera alguna fe religiosa merecen ofender a un padre o hijo o hermano del modo en que tú lo haces. Tu reacción habla mucho de ti como ser, pues como dice el proverbio: “de la abundancia del corazón habla la boca”; y la tuya profiere solo odio y resentimiento. ¡Qué triste!

Siempre he tenido un problema con leer improperios que se ajustan a ofender y se escapan del campo de las ideas para erigirse en enjuiciamientos del carácter de la persona humana. Gran diferencia entre defender una tesis y ofender sin la tesis y sin el más elemental sentido de lo común, sobre todo si se ofende a un hijo, un hermano o un padre.

En la sociología suelen llamar a eso juicio de valor, y en algunos sectores religiosos, fundamentalismo. Se trata de un análisis basado en un conjunto particular (solo personal) de creencias, formas de vida o de valores que por esas cosas del ser humano, terminan casi siempre en el linchamiento físico o espiritual de la persona humana.

¿Conoces esos detalles? No lo creo. ¿Me conoces a mí? Tampoco. No tienes la dicha del hermano varón  que toda hermana siempre quiere tener. Si me hubieras conocido mínimamente, no hubieses osado ofenderme, me amarías orgullosamente como tu hermano.

Pero entiendo que tu frustración es fruto del desespero ante una realidad desbordante,  sobre todo porque después de haberte aprendido todas las respuestas, te han cambiado todas las preguntas. Y para eso, no estabas programada.

Vocablos como amor, amistad y familia fueron vaciados de tu cerebro. Y en su lugar implantaron odio, desprecio y división para acentuar la diferencia con quien no des-piensa como tú sin importar el vínculo sanguíneo. Pero te informo que la pluralidad de pensamiento es algo inherente al ser social, no monopolio de un partido político que asfixia la capacidad trascendente de la persona humana.

La Ideología que pone madres contra hijos, hermanos contra hermanos dista mucho de ser paradigma de la moral social, individual o familiar. De hecho, nada hay de civismo en la fórmula  Socialismo o muerte, pues el uno implica a la otra. Mira a tu alrededor y verás las miseria en que vive nuestro pueblo. Un pueblo sin medicina, alimentos ni libertad. Un pueblo temeroso, como tú, de expresarse a sí mismo. Un pueblo adoctrinado en el paternalismo, tan confundido que desea vivir en el extranjero con los beneficios de la democracia capitalista pero sin responsabilidad cívica ante su patria.

consignasymasconsignasfidelistas

El desgobierno cubano sólo ha engendrado injusticias y desigualdades de las que tú eres vivo ejemplo. Si en algo han sido iguales los cubanos de la isla, ha sido en la pobreza moral y espiritual que carcome el alma y la sociedad de nuestro pueblo. La ideología que defiendes, lejos de crear un hombre nuevo, creó un hombre falso que ha ido a refugiarse en la ilegalidad y la violencia, en la mentira y la hipocresía, en el alcoholismo y el suicidio, en el pingerismo y la prostitución. Un ser, no hombre, subvertido que sale de su patria y luego regresa a lucrar con la pobreza de amigos y familiares abofeteándoles la cara con el dólar americanos. Un ser, no hombre,  que sigue haciendo del tonto útil para un sistema que divide.

Nada que hablar, por otra parte,  del alto índice de divorcios, embarazos precoces, abortos desmedidos, hijos sin padres, escasez de alimentos y medicinas, insalubridad callejera, desempleado e inseguridad ciudadana, robos y asesinatos a causa de pacotillas, todos  indicadores de una sociedad que toca fondo en su miseria: la pobreza generalizada.  No hay triunfo en nada de eso. Ni el partido ni la premisa que hoy defiendes permiten el bienestar material sino que el cubano viva en una intensa indigencia para poder controlarlo mejor. De ahí los vocero como tú, privilegiados por el régimen, que salen a trompetear falsos logros y conquistas al mejor estilo de un comentario de Atalaya.

Hay un daño profundamente antropológico en el cubano de la isla. Muchos se quejan del falso statu quo pero nadie achaca las vicisitudes al des-gobierno imperante sino a la imposibilidad de resolver por sí mismo la existencia diaria. Hay mucho además de fragilidad personal que algunos creen como la causa fundamental del resquebrajamiento socio-espiritual de la persona humana ante la ausencia de respuestas. Las secuelas son imborrables y las experiencias inenarrables. Desde la violencia social y el encarcelamiento al opositor, la represión a las Damas de Blanco, los destierros bendecidos por la Iglesia hasta el hacinamiento en las cuarterías de barrios marginales, se inflige un daño físico y psicológico que atrofia  la conciencia del ser en su totalidad. De ahí que muchos, como tú, repitan consignas por conveniencia o por temor para seguir sobreviviendo desde la hipocresía y el disimulo y  evitar así los desmanes de la represión. Pululan entre ellos los des-cabezados, incapaces de pensar por sí mimo, sustraídos de su voluntad personal para vivir un voluntariado impuesto por decreto— el maleficio de comer como el gato—con los ojos cerrados.

¡Pobre de quien no vocifere consignas desdeñables contra su hermano! ¡Pobre de mis hermanos víctimas de la dictadura! ¡Pobre te ti, de tu vida pequeña y raquítica!

Que todo se dificulta, es una verdad de Perogrullo—el techo, el pan, la salud, las relaciones humanas—lo cual parece suceder por degeneración espontanea. Esas carencias nos presentan a un ser forrado en cáscara de exterioridades que le permiten practicar el doble discurso, la doble moral y la doble vida ante la fractura y debilidad de su mundo interior. Nada, ni consignas ni pancartas, dan la respuesta.

Ni qué decir del profesional que termina de mesero o del médico que prefiere vender viandas. Cervezas, frutas y hortalizas producen mejor savia para vivir. Esa es la realidad.

Seis décadas de populismo doctrinal no han brindado más que muerte, exilio, y sobre todo, un asistencialismo que sólo promueve dádivas, acentuando los problemas y deferencias  sociales, sin ocuparse de estructuras seriamente sentadas en el bienestar de la persona humana. Las instituciones, por ejemplo —si existiera alguna en Cuba—sin importar cuan alto sean sus fines, no funcionan. Por lo tanto, el individuo no puede ejercer sus derechos, porque entre otras cosas, también ignora sus derechos. Anda y deambula por entre callejones sin salida, mutilado en su ser más íntimo, desesperanzado, con una única meta en la nariz; un trozo de pan o salir de Cuba.

¿Alguna vez ejercitaste el privilegio del voto? No contestes, es pura retórica. ¿Vives y te expresas libremente? No contestes, es pura retórica. ¿Por qué emigra el cubano? No contestes…, es pura retórica. Sí, los más lúcidos, se aferran a la idea de la diáspora sin importar a qué confín del Globo Terráqueo vayan a parar. Tres millones de cubanos son testigo de ello.

miamilaciudadqueconstruyeronloscubanos

No es cuestión de ideología, ni del discurso manido del bloqueo o del imperialismo. Se trata de una realidad tangible y cercana. Vuelve la vista a tus vecinos, a los barrios marginales, a los niños descalzos, a los hospitales infestados, a las escuelas destruidas, a los huecos de la calle, a las casas apuntaladas, a toda esa miseria material y espiritual, y te darás cuenta de que el único gran logro de la Revolución cubana ha sido la Gran Ciudad de Miami (foto encima de este párrafo).

Otra verdad de Perogrullo! El necio defiende lo indefendible a causa de intereses creados y criados a la sombra del egoísmo. De ellos habla el Apóstol en un poema que tanto a ustedes gusta, Yugo y estrella:

“Este, es un yugo: quien lo acepta, goza:

Hace de manso buey, y como presta

Servicio a los señores, duerme en paja

Caliente, y tiene rica y ancha avena.”

para resumir más adelante:

“Pero el hombre que al buey sin pena imita,

Buey vuelve a ser,  y en apagado bruto

La escala universal de nuevo empieza.”

Muchas serían mis perugrulladas en las que no cabe ninguna de las tuyas. Tus prebendas, militante, son la obsesión de un odio que pretende desesperadamente convencer a alguien de que are la tierra con arpas de violín. Y digo más, tu adoctrinamiento es tan  brutal que si ahora Cuba fuera verdaderamente libre, no sabrías qué hacer con la Libertad. Tendrías que empezar por replanteártelo todo tras largo años de vivir una  mentira, pues en verdad no tienes punto de referencia ni anterior ni del mundo actual. Si tuvieras acceso a la información libre cuestionarías la miseria en que vives.

Soy capaz de entender que hasta los treinta alguien puede ser comunista, a los treinta y cinco, raya con la estupidez, pero a los cuarenta, está liquidado como ser humano. A Dios gracias hay muchos hermanos que no se han dejado cercenar la inteligencia y piensan. NO practican la cultura del odio. Hay esperanza. Sólo por ellos te escribo esta carta.

En cuanto a Martí, otro dato menor a sotto voce; los militantes como tú lo conocen poco y no leen nada. Mal repiten si acaso frases fuera de contexto y con ello se gradúan de martistas. Creen ser albacea de su pensamiento al cual no tienen derechos los cubanos fuera de la isla. La arrogancia es galopante.

La figura del Apóstol ha sido exacerbada en las últimas décadas al punto de la irritación. Deshonesta campaña han tergiversado la obra escrita del Apóstol. Ha venido mucha gente a desagraviar su ego des-Martizando el texto a sus intereses. Frases como Mi onda es la de David, Con todos y para el bien de todos, han saltado del papel a las ruinas una pared de barrio. Pero el  mayor de todo el sarcasmo ha sido adjudicarle la autoría del Moncada. Apólogas como tú lo han trocado en el Alfred Rosenberg del castrismo. Razón suficiente para que muchas generaciones de cubanos lo odien sin conocerlo, al punto incluso, de generarse un rechazo de conjunto hacia nuestros padres fundacionales.

En verdad, nada quiere saber el pueblo de un Martí partidario de persecuciones, encarcelamientos, destierros y fusilamientos. Un Martí intolerante  e irrespetuoso del criterio ajeno. Un Martí odiador.  El por qué es muy simple: “Martí es el Autor Intelectual del Moncada, El Moncada es el motor impulsor de la Revolución”, y la Revolución, hoy 2016, tiene al pueblo cubano sumido en la crisis moral, social, económica y espiritual más que grande que haya sufrido nación alguna. Por lo tanto…, ¡al carajo Martí!

Pero nada más lejos de la verdad. El Apóstol es más que octosílabos y frasecillas fuera de contextos. Para él, servir no fue una decisión moral,  sino  una obediencia al deber, un llamado a la responsabilidad social verdadera. Es el Hombre con un estilo de vida sobrio y austero, despojado de toda ambición personal que nos conduce a la dignidad plena del hombre. El Homagno que murió por ti y por mí. El Homagno que vive en mí.

Te reitero, por último, el e-mail que provocó tu rabia desmedida:

A mis hermanos,  Cubanos Todos:

Muere un símbolo del mal.  Y nosotros los cubanos alzamos nuestra bandera tan alto como sea posible. Honramos así a tantos hermanos que nacieron y murieron sin conocer la verdadera libertad, a los que se aventuraron en el estrecho de la Florida a costa de su propia  vida, a las víctimas de Remolcador 13 de Marzo,  a los vilmente asesinados Hermanos al Rescate, a las Damas de Blanco, y a tantos presos y fusilados. No puedo decir que siento respeto  ante la muerte de quien no respetó  la vida  de millones de cubanos.  Celebro, Sí,  en Voz Alta y me siento cada vez más libre.

Viva mi Cuba eternamente Libre!

Créeme, la Patria no es el ideal enfermizo que  confundes con un partido. Es alzar la voz por el que sufre y aborrecer a quien lo oprime. Tu hermano,

 José Raúl Vidal y Franco

(*) Mi respuesta a los insultos de mi hermana al enterarse de mi júbilo tras la muerte del Fidel como símbolo del Mal.

LA VOZ DE UN CAMARADA NACIONALISTA ARGENTINO: MURIÓ CASTRO: LA BATALLA CONTINÚA

fidelcastroyelcheguevara

ANTONIOCAPONNETTOPor Mario Caponnetto- Cabildo

Fidel Castro ha muerto. Rezamos por su alma. Pedimos que la infinita misericordia de Dios, a quien negó, del que abominó y cuyo Santo Nombre procuró, en vano, desterrar del alma y de la tierra de los hombres que padecieron el yugo de su tiranía, le haya finalmente alcanzado. Pedimos, fervientemente, que esa absolución que con tanta arrogancia exigió a la historia ‒y que ésta le negará para siempre‒ le haya sido otorgada por el Señor de la Historia.

En estos días de su muerte se han dicho y escrito multitud de cosas, casi todas disparatadas e insensatas, salvo escasas excepciones. Reléveme el lector de intentar cualquier antología de tales dichos; convengo, por cierto, en que esa antología resultaría, a la postre, un acabado muestrario de la estupidez, la hipocresía y la perversidad del mundo contemporáneo. Pero quede el intento en otras manos y en otros ánimos. El mío, mi ánimo, va por otro lado. Personalmente la muerte de Castro ha reavivado recuerdos, ya muy lejanos en el tiempo, pero siempre presentes con una presencia a flor de piel como la de un dolor o la de un amor que no pasa.

No tenía aún veinte años cuando advino al mundo la que se dio en llamar la Revolución Cubana. Me tocó vivirla desde mi puesto de joven militante del Nacionalismo Católico, el mismo en el que sigo ahora y en el que, si Dios me da su gracia, pienso permanecer hasta el último día. Desde ese puesto puedo decir que aquella generación de los sesenta que soñó, luchó, cantó, mató y murió bajo la fascinación de la Cuba castrista, no fue en absoluto, mi generación. Mis camaradas y yo, los que soñábamos con una primavera en Argentina, fuimos unos verdaderos outsiders, unos extraños. Los aguafiestas de la gran bacanal revolucionaria que transformaría al mundo.

Después vino la guerra y nos arrastró a todos. La Cuba castrista fue la cabecera de playa de la guerra revolucionaria del comunismo y el centro de operaciones de la subversión continental. Las democracias, sobre todo Estados Unidos, jugaron un papel fundamental en el triunfo del castrocomunismo. Sin ese apoyo, aquel esperpéntico “ejército” de bandoleros mal armados y peor conducidos, jamás hubiera entrado en La Habana. Nos hicieron creer que Castro había engañado a Estados Unidos. ¡Nada menos que la primera potencia del mundo engañada por un fantoche desaliñado de una isla perdida en el Caribe! He aquí la gran mentira: nadie engañó a nadie. Pasó lo de siempre: los banqueros del Poder Internacional del Dinero financiaron al comunismo, unos y otro al servicio de la Revolución Anticristiana. Lo mismo que en Rusia en 1917.

Así Castro estableció el baluarte comunista desde el que esparció la guerra revolucionaria a todo el Continente. Los débiles estados hispanoamericanos, sumidos en su esencial contradicción histórica y en su coesencial corrupción ¿cómo iban a hacer frente a la avalancha revolucionaria? La historia es conocida; una vez más reléveme el lector de reiterarla aunque sí recodaré dos cosas: la primera, que la guerra armada terminó (mal para el castrismo), la Unión Soviética se hundió y volvieron las democracias en las tierras hispanoamericanas. La segunda, que quienes habían combatido y derrotado al castrismo con las armas fueron diezmados, encarcelados y condenados al oprobio eterno; Fidel Castro pasó a ser el niño mimado del Nuevo Orden Mundial y hoy los plañideros del stablishment lloran su muerte.

Los hombres de mi generación somos contemporáneos no tanto de Castro sino de la configuración de su mito, más allá de la enorme distancia que separaba al mito de la realidad del personaje. ¿Qué es lo que atraía de esta figura legendaria y mítica, en aquellas décadas de los sesenta y setenta, a los jóvenes y no tan jóvenes de entonces? Era un acendrado sentido de lo heroico y de lo épico que se vivía y se respiraba en el ambiente.

Fidel Castro (y Guevara)(foto que encabeza este artículo) eran la encarnación de la utopía, el vehemente deseo de transformar el mundo, de hacer nacer el hombre nuevo, el revolucionario. Esa utopía tenía un nombre propio: el socialismo marxista en sus varias versiones. Hacia la consumación del socialismo se encaminaba ineluctablemente la historia y oponerse a ello era necedad, era condenarse a quedar fuera de la historia, cerrar los ojos a los signos de los tiempos. A esta utopía había que sacrificarlo todo, la vida incluso y no sólo la propia sino la de cuantos fuese necesario inmolar.

Quienes por la gracia de Dios más que por propio mérito, no sucumbimos al espejismo de la utopía comunista, procuramos hacer frente a esta ola revolucionaria. Lo hicimos desde diversas perspectivas. En mi caso personal, como ya dije, me animaba esencialmente la visión católica que llevaba no sólo a enfrentarse al comunismo declaradamente ateo sino, además, a ciertos sectores católicos, eclesiales, que por desgracia habían abrazado las tesis marxistas sustituyendo la Fe católica por la utopía revolucionaria. Y en este último aspecto, se mezclan inevitablemente la historia y la propia vida: ¡cuántos camaradas nacionalistas fueron llevados a matar y morir por obra de los curas guerrilleros! ¡Cuántos desgarros, cuánta muerte cercana! ¡Cómo olvidar a aquel condiscípulo de las lecturas tomistas que perpetró uno de los peores atentados de montoneros! (De paso, ¿no sería oportuno reiterar el pedido de mi esposa de abrir los otros archivos vaticanos?).

Eran tiempos de lucha. Los círculos juveniles a los que yo pertenecía oponíamos al mito de Castro y del Che, que se iba configurando no sólo a través de la propaganda sino también por medio de la literatura considerada de vanguardia (recuerdo entre otros, el cuento de Julio Cortázar, Todos los fuegos el fuego, la novelística del boom latinoamericano, etc.), la figura de los verdaderos héroes y la esperanza cristiana que es lo opuesto a las utopías.

Y así decíamos con José Antonio, el Fundador de Falange Española asesinado por el comunismo en España, que a los pueblos no los mueve sino los poetas; por eso era preciso levantar frente a la poesía que destruye la poesía que promete. Castro representaba esa poesía que destruye: era la contrafigura del héroe, la antítesis del guerrero que combate en guerra justa.

Esta fue la experiencia de mi juventud. Esos eran los tiempos cuando las figuras del Che y de Castro se consolidaban como el icono de una épica utópica, sangrienta, enemiga de Dios y enemiga del hombre. Eran días trágicos, llenos de confusión, en los que tantos se dejaron arrastrar por esta épica utópica y optaron por el camino de la guerra revolucionaria. El resultado está a la vista: aquel delirio revolucionario dejó tras de sí una estela de sangre y de luto cuyas secuelas nos golpean hasta hoy.

La guerra subversiva que enlutó a la Argentina y a casi a todos los países de nuestra Iberoamérica tuvo en Castro, antes que a un estratega o comandante, el componente mítico, imprescindible en toda guerra. Esto explica el fanatismo revolucionario que llevó a tantos a abrazar una vida llena de peligro, de incomodidades, de sacrificio: el Che, un aristócrata que abandona todo, combatiendo en la selva, con su asma a cuestas, constituía la fuerza moral que movilizaba ese heroísmo suicida y homicida que llevó a tantos a matar y a morir.

Ese fue, y es, el verdadero Castro que acaba de morir: la poesía que destruye, el odio como motor de las acciones, la utopía como meta, el hombre nuevo como contrafigura blasfema y sacrílega del hombre nuevo cristiano del que nos habla San Pablo.

Pues bien, todos estos recuerdos acudieron a mi memoria mientras oía hablar de la mortalidad infantil en Cuba, de la salud cubana, de la educación en la Isla, de la falta de libertad de expresión, de si ahora Cuba se hará con los beneficios de la democracia, de si la paz del Papa sobrevivirá Trump, de si los fusilados fueron tres mil o si sólo murieron por alguna enfermedad venérea…

Los hombres de mi generación no entendemos demasiado de estas cosas sobre todo cuando se juega el destino de la Civilización; nos vimos envueltos en una batalla que fue ante todo espiritual, metafísica: en efecto, en esos días se enfrentaban dos visiones del mundo cuya dilucidación definitiva sólo era posible a la luz de la gran idea agustiniana de las dos ciudades.

Todo esto suena un tanto anacrónico en este mundo de hoy, en esta posmodernidad que ha declarado la debilidad del pensamiento y ha decretado el fin de todas las batallas.

Pero ante la muerte de Castro me empecino en evocar, todavía, esa batalla metafísica porque, pese a todo, hay algo que sigue dando guerra: el imperio de la mentira y del infierno que de ella se sigue. Castro ya no está pero Cuba sigue existiendo; y su existencia es el desafío de quienes sostenemos el Reinado de Cristo, la auténtica libertad y la dignidad del hombre. Mientras exista Cuba no podemos llamarnos al descanso: la batalla continúa.

LILIAN TINTORI, ANTONIETA MENDOZA Y MITZY LEDESMA SE ENCADENAN EN EL VATICANO

esposadepresosploiticosvenezolanosencadenasenelvaticano

Las mujeres le piden a la Iglesia Católica interceder por la libertad de los más de 100 presos políticos en Venezuela

Lilian Tintori, Mitzy Ledezma, Antonieta López protestan de manera pacífica pidiendo al papa Francisco la libertad de los presos políticos(foto de arriba). Estas valientes mujeres venezolanas, demostrando su compromiso con el país y con la libertad, inician una huelga frente al Vaticano para exigir la liberación de todos los presos políticos y el cese a las persecuciones. Nuestra admiración y respeto para @liliantintori @antonietamlopez y Mitzy de Ledezma, ustedes nos inspiran a seguir luchando con fuerza por el cambio que merece Venezuela. ¡Fuerza, guerreras!

“Tenemos fé en el Vaticano para que nos ayude a salir de esto, Venezuela es un país católico que cree en su santidad y cree en el bien. Por eso estamos aquí pidiendo la libertad de los presos políticos”, dice Tintori.

En el acto de protesta, las tres mujeres piden reiteradas veces a la Iglesia Católica que en el momento está presente como mediador en un diálogo entre el Gobierno Venezolano y la Oposición, que sirvan como garantes para devolverles los derechos a los presos políticos en ese país.

liliamtintoriprotesta

En un discurso de 18 minutos la esposa del político Leopoldo López (arriba), afirma que esta es una acción simbólica de paz y solidaridad con los más de 100 presos políticos que nunca debieron estar presos y se les están violando sus derechos.

LA LECTURA DEL SÁBADO: FRAGMENTOS DEL CAPÍTULO “EN EL FRENTE DE JUVENTUDES” DEL LIBRO “RECUERDOS DE AURELIO”

RECUERDOSDEAURELIONOVELA

ALDOROSADOTUEROPRESENTACIONRECUERDOSDEAURELIO2003Por Aldo Rosado Tuero

(En la foto: Aldo Rosado-Tuero firma ejemplares de su novela)

Posteriormente Franco disolvió el Frente de Juventudes y lo sustituyó por la OJE (Organización Juvenil Española). El Frente era una cueva de falangistas ortodoxos, de los que se habían opuesto a la unificación a la cañona impuesta por el Caudillo. Y adoctrinaban a los jóvenes en el más estricto sentido de la Falange verdadera, con las consignas de fuerte contenido de justicia social, provenientes de los viejos textos de Las JONS (Juntas de Ofensiva Nacional Sindicalista) de Ramiro Ledesma Ramos, fusilado por los rojos en la Cárcel Modelo de Madrid en 1936.

Los derechistas del régimen llamaban a los muchachos del SEU (Sindicato Español Universitario) y del Frente de Juventudes, socarronamente “nuestros rojos”. Allí Aurelio oyó por primera vez la frase de “la revolución traicionada” acusándose a Franco, de haber traicionado los ideales de La Falange.  Años después esta frase se haría popular en Cuba, cuando Fidel Castro torció el rumbo de la Revolución Nacionalista del 26 de Julio. La historia se repitió. Dos gallegos que se valieron del sacrificio de unas juventudes y el ansia de libertad de dos pueblos para encaramarse en el poder y ejercerlo caprichosa y unilateralmente para beneficio personal y satisfacción de sus inconmensurables egos.

Se dio la contradicción de que aunque el gobierno presidido por Franco pagó los gastos de su invitación y estadía, Aurelio regresó a Cuba siendo un anti franquista. Con simpatías por Falange, la Falange auténtica, la no contaminada con la adición de La Ceda (Confederación Española de Derechas Autónomas), los Carlistas, los otros grupos monárquicos, los ultra católicos y la oligarquía española, que junto a militarotes como Queipo de Llano, de triste recordación en la familia de Aurelio, habían usurpado, el uniforme, los símbolos y la doctrina que no seguían, en provecho propio y la usaban para afianzar la dictadura personal de Francisco Franco, pero totalmente en contra de la dictadura del Caudillo- de España- por- una- gracia- de- Dios.

DIONISIORIDRUEJOENSUBIBLIOTECASu breve estadía la aprovechó para hacer amistades que aunque se movían dentro de las filas oficiales estaban descontentos y hacían lo imposible por hacer volver al régimen, al cauce de las esencias falangistas. Supo del malestar de Pilar Primo de Rivera, hermana del Fundador y Secretaria de la Sección Femenina. De Dionisio Ridruejo (en la foto), el joven poeta de la Falange, que llegó a ser considerado en algún momento “el delfín de Franco”, voluntario de la División Azul en el frente ruso, que ahora a pesar de haberle sido concedido ese mismo año por el Jurado Calificador de los Premios Nacionales de Literatura, el “Nacional de Literatura Francisco Franco” sobre poesía, por su obra titulada “En Once Años”, que acababa de regresar de un semi exilio de dos años y medio en Italia, y vivía apartado y perseguido en Madrid.

MANUELHEDILLASUBSTITUTODEJOSEANTONIOENLAJEFAT.DEFALANGEEn la misma Palma de Mallorca había estado confinado, después de salir de durísima prisión, hasta hacía solo 4 años, Manuel Hedilla Larrey (foto de la izquierda), nombrado Jefe Nacional de Falange Española, en sustitución de José Antonio al ser fusilado éste por los republicanos en la Prisión de Alicante el 20 de Noviembre de 1936. Hedilla había jugado un papel importantísimo en coordinar a los falangistas en apoyo del Alzamiento del 18 de Julio de 1936 y gozaba de la confianza de la actual plana mayor de Falange, ya que la gran mayoría de los Jefes habían caído en los primeros momentos de la lucha o habían sido fusilados por los rojos por encontrarse o prisioneros o en la zona roja al ocurrir el alzamiento. A este hombre trabajador, callado y humilde, fiel a los principios fundacionales del Movimiento, Franco lo había hecho condenar a muerte, y después “magnánimamente” le cambió la pena por treinta años de cárcel y más tarde por la de confinamiento por cincuenta años, de cuales pasó 4, precisamente en Palma de Mallorca, en el Hotel Perú, un hotel de mala muerte, casi una fonda, acosado constantemente por la policía secreta franquista. Le habían conmutado la pena en 1946 e indultado en 1947, tratando de atraerse a aquel hombre de la estirpe de Pelayo y del Cid, pues había que presentar otra cara al mundo a raíz del triunfo de los aliados. Hedilla se negó a ningún contubernio con el régimen. Como lo había hecho desde su prisión de Gran Canaria, y después desde el confinamiento de Mallorca, sólo insistía constantemente en su rehabilitación.

¿El delito de Hedilla? Ninguno. Solamente se negó a aceptar el cargo de Segundo Jefe Nacional en la Falange unificada por Franco y renunció al puesto que le ofrecieron de Consejero Nacional de la Junta de Mandos. Nada más. No se opuso a Franco, pues estimó que en aquellas circunstancias habría beneficiado a la anti patria, representada (según su punto de vista, por los remanentes de la república, en manos de los rojos), pero no aceptó ningún cargo en la nueva organización, para testimoniar su oposición a la mixtificación del ideario de José Antonio y de Ledesma Ramos. Pero eso le valió el odio de Franco. Fue involucrado, junto a otros ochenta jerarcas falangistas, que simplemente se mostraron contrarios a aquella “unificación” por decreto, que no les fue consultada. La acusación: conspirar contra la seguridad del Estado. El Consejo Nacionalista de Guerra, condenó a catorce a muerte y a 20 a cadena perpetua.

Al recordar estos hechos Aurelio se indignaba después en Cuba, cuando alguien se refería a la dictadura de Franco, como “falangista”.

Nueve años después relacionaría el hecho ocurrido con Hedilla y sus falangistas verdaderos, con lo acontecido en Camagüey el 21 de Octubre de 1959, con el Comandante Rebelde Huber Matos y los valerosos oficiales que le acompañaron en la denuncia de la infiltración y la creciente influencia comunista en el Gobierno de Fidel Castro. Misteriosamente la historia se volvía a repetir en otra latitud y en otra era. Huber Matos, solamente había querido renunciar para no hacerse cómplice de la traición a la revolución, que ya se vislumbraba. Lo metieron en la cárcel junto a sus colaboradores. Y para más semejanza, al igual que con Hedilla, muchos de los acusados salieron de la cárcel o del juicio para reintegrarse a la revolución.

Así sucedió en Cuba. Así había sucedido años antes en España. Uno de los acusados en la causa de Hedilla, condenado a dos años, sería el mismo José Luís de Arrese, autor del libro que había inspirado a Aurelio. De la cárcel salió directamente para la Gobernación Civil de Málaga, y un año después, sería nombrado nada menos que secretario General del Movimiento y se convertiría en un fiel y sumiso colaborador de Franco. Lo mismo sucedió en Cuba. Aurelio recordaba, entre otros, el caso de Paco Cabrera: Era uno de los capitanes acusados por lo del 21 de octubre. En el juicio se tramitó. Después de unos años de ostracismo purgando “su error”, llegó a ser nada menos que Vice Ministro de las Fuerzas Armadas a cargo de la DAAFAR (Defensa Anti Aérea y Fuerza Aérea Revolucionaria). Se convirtió en el hombre que, con el grado de General, mandaba las Tropas Coheteriles, que constituían la mejor arma de la tiranía para repelar una agresión en gran escala, con potencial ofensivo inclusive para alcanzar con sus cohetes no sólo la Florida, sino varias ciudades sureñas de los Estados Unidos.

NOTA: La segunda edición revisada de esta novela, con el título de “El Tomeguín Blanco” puede ser adquirida a través de Amazon.

CASTRO Y SUS RAÍCES

revistamundohispanico

Foto: Revista “Mundo Hispánico”

HUGOBYRNEPor Hugo J. Byrne

En un artículo de fondo publicado en un periódico de España que me envía un buen amigo de California, se describe la gran ayuda tanto económica como diplomática brindada por el régimen franquista a Castro, como causada por el “nacionalismo” que ambos sistemas profesaban. Esto, como tantas otras confusiones históricas, no es producto de malicia sino de cruda ignorancia.

No es la primera vez que el concepto de nacionalismo se usa en error. Así como libertad y democracia son ideas singulares y diferentes, capaces de ser antagónicas, las premisas de socialismo y nacionalismo son totalmente irreconciliables. Esto fue tácitamente admitido por el propio Tirano al llamar a “su” revolución literalmente; “Internacionalismo Solidario”.

No es una coincidencia que el partido único de Alemania desde 1933 a 1945, se llamara contradictoriamente “Nacional-Socialista”: el sangriento disparate que culminara en hecatombe mundial reclamando más de 50 millones de víctimas, también ostentaba un título disparatado. Esto fue como para que todos lo reconocieran (aunque muy pocos lo hicieron).

Aunque el tercer grupo económico más afectado por los latrocinios armados de Castro durante la primera parte de la década de los sesenta fueron muchos comerciantes españoles, después de los cubanos y norteamericanos, Madrid nunca protestó. Estados Unidos tomó algunas medidas ineficaces. Los cubanos se alzaron en las montañas del centro de Cuba, se desangraron en acciones de sabotaje urbanas y trataron sin éxito de enfrentarse a la represión en muchos lugares, muriendo en encuentros con las fuerzas del Régimen, o siendo capturados por estas.

Estos últimos pagaron con el cadalso o con largas penas en viejas mazmorras coloniales. La Cabaña, El Príncipe y San Severino, entre otras, reverdecieron los tiempos nefastos del Conde de Balmaseda y de Valeriano  Weyler.

FRANCISCOFRANCOJOVENFranco (foto) no levantó un dedo ni balbuceó una queja. Favoreció al castrismo, no porque ello redundara en beneficios importantes para España o para su régimen, sino porque coincidía con la Bestia en la fobia antiamericana y el profundo desprecio hacia las instituciones que se diera libremente la República de Cuba. Haciéndolo complacía su ego, ayudando a realizar una estéril venganza histórica sobre los insurrectos cubanos de 1895. De aquí la estrecha relación que siempre existió entre Castro y Fraga Iribarne, Felipe González y otros políticos peninsulares.

De éste último sin embargo, se burló cuando todavía era Presidente. Para ello utilizó al premio Nóbel de literatura Gabriel García Márquez. “Gabo” era un enano moral quien se prestaba de correveidile de la Bestia. “Tengo un mensaje personal de Fidel para usted Sr. Presiente: quiere que usted sepa que para él, usted es maricón”.

De acuerdo a todas sus biografías y a lo escrito por Torcuato Luca de Tena, antiguo Director del madrileño ABC, Franco escribía con el seudónimo de “Hispanicus” para algunos medios de la prensa española durante su régimen, entre ellos una revista titulada “Mundo Hispánico”, órgano oficial del llamado “Instituto de la Hispanidad”, una especie de academia peninsular en un tiempo dedicada a la quimérica reconquista del “Imperio Español de América y Asia”.

Uno o dos ejemplares de “Mundo Hispánico” me fueron prestados por una amiga quien era alumna de mi madre en la Escuela Superior #1 de Matanzas. Las revistas eran propiedad de su padre, un comerciante español de la localidad. Aunque no puedo precisarlo, creo que eso fue por el año 1946. Como compensación a olvidarme hoy de lo que fui a buscar a mi habitación en cuanto llego a ella, recuerdo con bastante precisión lo ocurrido cuando tenía solamente once años de edad.

En un largo artículo firmado por el tal “Hispánicus” en una de las dos revistas se afirmaba que “la independencia de Cuba era el resultado perverso de la villanía de masones y traidores”. Tengo muchos amigos cubanos, todos ellos buenos (de lo contrario no serían mis amigos), quienes afirman que “Franco salvó a España” y quienes simpatizan con el diminuto ferrolano.

Salvar a España no es ni nunca fue asunto de mi interés, sino el de los españoles. Por lo que a mí respecta tengo que parafrasear a Martí: “Otros pueden, yo no”.

POR LOS FRENTES DE IBEROAMÉRICA: NI PAZ OS DEJO, NI PAZ OS DOY

santosytimochenkoenelteatrocolonFoto: Santos y Timochenko en el Teatro Colón

JESUSVALLEJOMEJIAPor Jesús Vallejo Mejía- Periodismo sin fronteras

Por obra de leguleyos de pocas entendederas y de políticos aviesos se ha pretendido imponer la deplorable tesis de que la paz puede lograrse a expensas del ordenamiento de la Constitución, cuando esta es precisamente la garante de aquella

De este modo resumió hace días un ingenioso trinador el legado de Santos.

Su cacareada paz con las Farc no será tal, sino el comienzo de nuevos y quizás peores conflictos que enrarecerán aún más la atmósfera vital de nuestra patria.

Hay que reiterar que lo que inició la semana pasada en el Teatro Colón es a todas luces un golpe de estado contra la Constitución y la voluntad popular que se manifestó rotundamente en contra del Acuerdo Final (AF) con las Farc el dos de octubre pasado.

Su alevosía pretende que sea el Congreso, mediante un acto a todas luces contrario a derecho, quien refrende el Nuevo Acuerdo Final (NAF), contrariando así el mandato del pueblo y la doctrina de la Corte Constitucional que sostuvo que ante el triunfo del No el AF no podría someterse a nueva refrendación, como tampoco implementárselo, salvo que se tratase de un documento diferente. Y el NAF, como lo han sostenido públicamente voceros tanto del gobierno como de las Farc, no lo es.

Llama la atención que gente de la que habría que esperar seriedad salga a afirmar que el Congreso, como representante del pueblo, puede sustituirlo en la ratificación de lo que este rechazó en el plebiscito.

armandobenedetticontimochenko

Selfie de Armando Benedetti con Timochenko, durante la firma del “nuevo” acuerdo

A los que tal desaguisado sostienen, como el editorialista de “El Espectador” o el senador Lizcano, hay que darles una lección elemental de Derecho Constitucional, recordándoles no solo el texto del artículo 3 de la Constitución Política, sino que esta misma se expidió sobre la base de promover el tránsito de una democracia representativa a una participativa. Esta goza, por consiguiente, de prelación sobre aquella.

Por obra de leguleyos de pocas entendederas y de políticos aviesos se ha pretendido imponer la deplorable tesis de que la paz puede lograrse a expensas del ordenamiento de la Constitución, cuando esta es precisamente la garante de aquella. Benito Juárez dijo en frase lapidaria que “El respeto al derecho ajeno es la paz”. Hay que añadir que esta no solo es resultado del respeto al derecho subjetivo, sino al derecho objetivo, es decir, al ordenamiento jurídico y en especial al de la Constitución.

Como lo expuse en mi más reciente escrito, cuando el alto gobierno y los congresistas la desconocen descaradamente, están invitando con ello al estamento armado y al pueblo a que obren de la misma manera. Por consiguiente, el recurso a las vías de hecho en que anda empeñado Santos no es otra cosa que una invitación a la anarquía, que es fuente inagotable de males para la sociedad.

No es una paz estable y duradera, como la mendacidad de los promotores del NAF lo anuncian, la consecuencia que sea dable esperar de toda esta ominosa trapisonda. Lo que vendrá, de consumarse el golpe, será la resistencia sorda y silenciosa de la mayoría que votó No en el plebiscito. Y esa resistencia se hará sentir con mayor intensidad a medida que los abusos de las Farc y sus conmilitones, amparados en las exorbitantes ventajas que lograron en el NAF, vayan apretando a tirios y troyanos. Para eso lograron que De La Calle y Jaramillo les aceptaran la instauración de una Gestapo que seguirá las instrucciones de la inteligencia cubana. Al fin y al cabo, es esta la que ha movido todos los hilos de esta siniestra tramoya.

Hay todavía alguna esperanza de salvación de la institucionalidad colombiana, si la Corte Constitucional toma en serio su papel de guardiana de la integridad de la Constitución y hace respetar la doctrina que en varios fallos ha reiterado acerca de que solo por medio de una asamblea constituyente elegida por el pueblo sería posible cambiar los elementos sustanciales de nuestro ordenamiento fundamental.

La ponencia que acaba de radicar la magistrada María Luisa Calle acerca del “Fast track” con que se pretende poner en ejecución el NAF nos da aliento para esperar que todavía haya jueces en Bogotá, lo que escribo parodiando lo que dicen que dijo un “humilde molinero cuando supo que el rey de Prusia Federico II, el Grande, había ordenado demoler su molino porque afeaba las vistas de su flamante palacio en Postdam. Conforme a la fe del molinero, los jueces fallaron a su favor y ordenaron la reconstrucción del molino y el pago de una indemnización.”(http://www.eluniverso.com/opinion/2014/09/03/nota/3674921/aun-hay-jueces-berlin).

Tengamos, pues, la fe del molinero en que la Corte Constitucional enderezará el pavoroso entuerto que está fraguando Santos para entregarle el país a la organización criminal de las Farc.

 

PLEGARIA PARA EL DÍA DEL CUMPLIMIENTO DE LA PROFECÍA DE SAN ANTONIO MARÍA CLARET

vivacristorey

No sabemos el día, la hora o el espacio,

nos resulta escondida la fecha y el paisaje,

pero habrá una batalla, un asalto postrero,

que será a Tu servicio, lidiando en Tu homenaje.

 

Confirma nuestra Fe, para no defraudarte,

las aguas bautismales confírmanos al alba,

revalida en nosotros la fuerza de los héroes,

tu espaldarazo danos, Señor, porque nos salva.

El temblor se disipa, sabiendo que acaudillas

un ejército invicto transfigurado en grey,

con vivac en el cielo, la gracia por vanguardia

la muerte derrotada, vivando a Cristo Rey.

Antonio Caponnetto

WordPress theme: Kippis 1.15