DE LOS ARCHIVOS DE NUEVO ACCIÓN: PALABRAS DEL DR. LUIS CONTE AGÜERO EN LA ACADEMIA DE HISTORIA DE CUBA

Por Luis Conte Agüero

Sábado 20 de noviembre de 2010. Koubex Center. Academia de la Historia de Cuba.

Micrófono no. La amplificación de la voz invita a la arenga. Hoy prefiero la charla que, aunque en tono quedo, la atención total escucha fácilmente y propicia el análisis.

He escuchado con preocupación porque en los temas afloraba, o espinaba, la polémica; el debate que ensombrece. Pero la elegancia de los expositores Lavernia y Llabres superó enconos; la serenidad dominó a la discrepancia que temí separara y dividiera.

El carácter del cubano; la talla de su propio talento, elementos de suspicacia e inventivas, excitan enfrentamientos. Y temo a ese talento cuando impulsa a la personalidad la voluntad dominante. Entonces se abandona la frialdad y la neutralidad de lo histórico y académico.

Frente a la tesis de que la vida es un eterno ahora sin ayer ni mañana, ciertamente se hace más expedito estudiar el ayer más ayer que al ayer más hoy. Fáciles Colón, Cortés, siboneyes, caribes; difíciles Batista, Prío, Grau, García Bárcenas; los mencionados aquí. El ayer cercano al hoy alienta sectarismos que dividen y alejan frente a la necesidad de acercarnos y hermanarnos para escribir y hacer historia que contribuya a la victoria de la libertad que ahora mismo se demanda. Que el horror a los horrores del totalitarismo nos acentúe los dulzores de la libertad y la urgencia de conquistarla.

De modo que juntamente con abrevar en todas las fuentes del pasado más pasado y los estudios que una Academia requiere, nos demos a este hoy estremecido por prisiones, paredones, exilios, cadenas, miserias. En el eterno ahora hay un ahora más ahora que practicar con dirigismo histórico. Un estudio pragmático, utilitario, que al acumular fechas, incidencias, detalles, extraiga esencias y vigencias. Vigencias; Nada menos. El pasado depurado que inyecte al presente músculos y espíritus de porvenir.

No me cansaré de repetir que no me siento desterrado sino transterrado. Vivo aquí como en otro pedazo de Cuba. Creo que sigo en mi estrella defendiendo cincuenta, caso que no es único ni excepcional y se observa en otros muchos aferrados a recuerdos y costumbres de allá. Y a ello suma asimismo este sentir, este vivir la historia que a través de tiempos, batallas, próceres, conducen a geografías, a dichos, a cachitos de patria. Y ello embellece. Pensar en Cuba acaricia. Las mañanas de Miami traen recuerdos de La Habana. El sol de mediodía nos sumerge en Santiago de Cuba.Un río, un riachuelo, recuerda al Almendares o al Cauto. Angel Luis Nigaglione acaba de escribir un libro que empieza en Santiago. Calixto Campos Corona no cesa en esos recuerdos’ Tony Calatayud no abandona a Maceo; Jorge Portuondo Jorge funda en aquella tierra sus sueños por toda la tierra humana.

Yo estoy durmiendo poco. Me desvelan recuerdos y esperanzas. Me desvelan desvelos y sueños de Cuba. Me veo en pueblos que no sé cuales son.  Mezclo alucinadamente cocos y mangos, campanadas de catedrales, vientos que danzan en palmares y cañaverales. Brilla el sol y avanzo entre tinieblas de nostalgia. Derroto olvidos de ausencia cuando regreso a Cuba por caminos de historia. Y sean tiempos de mambises o de Caribes, Cuba crece en nosotros. Y aquí hacemos mucho por allí.

Esta Academia puede hacer más aún. Parejamente con esas convocatorias y concursos y premios que tanto aportan a la investigación y al saber, aplicarse sus intelectuales a temas que graviten sobre la actualidad. La tiranía comunista se empeña en destrozar la historia como destroza al país. Ya no te dicen de San Antonio a Maisí sino de San Antonio a Punto Quemado. Y rotas las seis provincias en catorce y en quince, fabrican la provincia Granma y le ponen de capital a Bayamo, Bayamo Numancia, Bayamo ardiente del Padre de la Patria y del Himno Nacional.

Y ¿qué es Granma sino una infamia? He ahí un estudio para un académico que precise la orden de Fidel Castro al mexicano Alfonso Gutiérrez “Fofo” esposo de Orquídea Pino para que comunique a los santiagueros que deben levantarse el 30 de noviembre mientras él llega después en un barco chiquito sobrecargado para no participar del peligro y escapar a la Sierra Maestra, o protagonizar como profeta la victoria si la hay. Todos los detalles que llenen un volumen para la historia de la infamia. Eso es historia. O esa del fusilamiento de 74 cubanos arrojados a una zanja, acontecimiento macabro que puede contar a toda honra el padre Jorbe Bez Chabebe, O el testimonio del Che Guevara diciendo en Francia que Castro no participó en la guerra sino haciendo el disparo inicial de la batalla del Uvero.

Escríbase esa historia. Porque la Academia veraz que cerró Castro en 1960 acaba de substiuirla por la Academia mentirosa que se consagre a la falsedad y al ditirambo. Y es que esta Academia nuestra ya les duele. Porque escribe y hace historia. Estamos haciendo historia.

Recientemente conmemoramos el 10 de octubre en Los Angeles. Allá en el pasaje arrobador de Pomona propuse un itinerario de eventos. Y avanzamos en ello. En un acto de la Coordinadora de Ex Prisioneros Políticos presidido por Nelly Rojas propuse comenzar con ese Maceo de Calatayud evocando su muerte en el Cacahual un 7 de diciembre que como cae martes esta vez, celebrarlo el sábado 4 de diciembre a la 1 de la tarde frente al Restaurante Versailles. No es un acto del exilio sino de la Junta Militar y la Brigada y nosotros, acto que inicie reuniones que lleguen a concentraciones. El 28 de enero para la Junta Patriótica; aquí está Tony Esquivel; el 24 de febrero para la Unidad Cubana. Y así 19 y 20 de mayo, y el 4 de julio de Joaquín de Agüero, 10 de octubre, 27 de noviembre. Cada mes una efemérides. Hacer la historia que esta historia necesita.

Los tiempos son propicios. En la Isla hay señales que animan. En Miami, Ariel Sigler Amaya en silla de ruedas y alas de coraje. Y acá y allá otros hermanos. Tuve la oportunidad de mostrar apenas ocurrido los hechos de Pedro Betancourt donde en el recorrido a la casa de Juan Francisco gente de pueblo desbordó entusiasmo y valor con lemas y consignas que fueron cobrando vigor y fuerza en la medida que avanzaban impunemente. Matanceros resueltos en gritos de reto y patria. Y del periódico digital de Aldo Rosado Tuero tomé acontecimientos de Banes que también mostré en mi programa de TeleMundo donde los esbirros se quejan de ser golpeados por gente del pueblo. Uno con el ojo herido; otro en el hospital con una pierna penetrada por un piedra punzante. A pedradas también se lucha. Y dos mujeres se quejan de que la revolución aguante tales cosas. ¡Imaginen! Esbirros agredidos por anticomunistas. El miedo se va perdiendo.Y vean la sonrisa de Orlando Cordovés, Presidente de los banenses en el exilio.

Además, los tiempos convienen. Vientos de victoria en las pasadas elecciones norteamericanas deben ayudar a que ese pueblo se resista al envilecimiento. Hace años, calculando que la lucha se prolongaría tremendamente, pensé que organizaciones del destierro con tradición cubana pudieran influir en elecciones norteamericanas. Confieso que me ha sorprendido el resultado, casi mágico. Primero fueron jueces. Muchos jueces. Tres damas brillantes recientemente. Y comisionados, concejales, alcaldes. Miami Dade, Miami, Hialeah Gardens, West Miami, Miami Beach. El Doral. Representantes y senadores estatales. Jóvenes nacidos en Estados Unidos, algunos demócratas; más republicanos. Representantes y senadores estatales, Y desde hace años y premiado por su militancia en nuestro Partido el representante jefe de presupuestos en la Cámara de la Florida, David Rivera, fiel a sus raíces cienfuegueras, ahora congresista que derrotó la campaña feroz de todo un Partido nacional, y el Presidente de la Cámara de la Florida, Marco Rubio,   que en lo formal presidió nuestra juventud, elegido senador federal en avalancha y que, Dios mediante, presidirá este país. Hay tres oportunidades para comenzar, 2012, 2016, 2020, y en la tercera elección sólo tendrá 49 años. Claro que nuestra organización ha sido muy poco para todos ellos. Cuánto han sido, son y serán lo deben a sus padres, sus genes, sus talentos, su religión, su vocación de servicio público. Pero ellos agradecen nuestro respaldo moral, el vistobueno patriótico, la confirmación de cubanía y americanía.

Presente se encuentra Enrique Ros. Ileana es su hija. A lo mucho que ha hecho por Cuba, Ileana podrá agregar mucho más cuando presida la Comisión de Asuntos Exteriores de la Cámara de Representantes. Una heroína. Varios héroes luchando en esta América de sus amores por un país donde no nacieron pero que llevan también en su sangre y sus sueños.

Aspiramos a que tanto talento y honor contribuya a fortalecer una resistencia hasta ahora baldada por la escasez de recursos y la obligación de aplicarlos a procedimientos pacíficos; si bien los patriotas de la Isla tratan de desatarse y combatir. Son tiempos nuevos. Y en ellos  tenemos mucho que hacer.

Mucho hace el Presidente de la Academia, Don Emilio Martínez Paula. Sacrificio mayúsculo para sostener y realzar esta empresa de patria y luz. Aportes de tiempo y dinero. Dejar la familia y su diario La Información, Reservar en hoteles. Contribuir a los premios que se otorgan. A pesar del esfuerzo él sonríe y avanza. Urge tocar algunas puertas de gentes que puedan y quieran contribuir y amen a este país y a Cuba. Este país. Porque lo uno va con lo otro. Si el totalitarismo comunista se empecina en dañar a los Estados Unidos, nosotros no desmayamos en amarlo y servirlo. Y a Cuba abrazados marchamos en duelo y esperanza. Gracias.

(Publicado en la edición del 21 de noviembre del 2010)

Un Comentario sobre “DE LOS ARCHIVOS DE NUEVO ACCIÓN: PALABRAS DEL DR. LUIS CONTE AGÜERO EN LA ACADEMIA DE HISTORIA DE CUBA

  1. Felicito a Luis Conte Agüero por tan interesante artículo.Y saludos desde tierras lejanas.A.Ramon

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Help

WordPress theme: Kippis 1.15