4 DE JULIO: DIA DE LA DEMOCRACIA MUNDIAL. DESDE AHORA EN ADELANTE Y PARA SIEMPRE

Por, Luis Conte Agüero

Como PORTICO CUBANO de esta efemérides mundial de la libertad que es el 4 de julio y su influencia en pueblos y gentes, evoquemos aquel 4 de julio de 1851, San Francisco de Jucaral, partido de Cascorro, Camagüey, Cuba, en que al prócer Joaquín de Agüero y de Agüero  (iloustración  de la derecha) le crece la grandeza al dictar la primera Declaración de Independencia hecha en los campos de Cuba: “Ya decididos a no vivir por más tiempo sometidos a España”. “De hecho y de derecho nos constituimos en abierta rebelión contra todos los actos y leyes que emanen de nuestra antigua metrópoli. desconocemos toda autoridad, de cualquier clase y categoría que sea, cuyos nombramientos y facultades no traigan su origen exclusivamente en la mayoría del pueblo de Cuba, solo en moral a quien reconocemos con facultades para darse leyes en la persona de sus representantes”.

Al celebrar la Declaración de Independencia de los Estados Unidos, 4 de julio de 1776 – antecedida por acuerdos tomados en mayo por el Estado de Virginia- John Adams recomendaba que el día fuera “solemnizado con pompa y desfiles; con espectáculos, juegos, deportes, disparos de cañón, campanas, fogatas e iluminaciones, desde un extremo al otro de este continente, desde ahora en adelante y para siempre” expresión ésta que define la necesidad de que aquellos conceptos y sentimientos, ideales y valores, permanezcan vigentes cada día para que viabilicen e impulsen el desarrollo humano en todos los aspectos, la prosperidad de los pueblos, “the persue of happiness”; ese seguimiento, ese recorrer de la felicidad como objetivo cardinal individual y colectivo.

La palabra “pompa”, vinculada a presunción y vanidad, adquiere esencias entrañables de una nacionalidad que no quiere extraviarse en angustias y justificaciones de desencantos sino avanzar en sonrisas y riquezas. Al buscar la independencia aquellas 13 colonias devenidas Estados, procuran grandezas basadas en el trabajo duro, la familia, la libertad, la fe en Dios.  Entonces, a las múltiples formalidades oficiales que exigen protocolos y tradiciones, discursos ceremoniales y políticos, inauguraciones de grandes obras públicas constituidas en hitos históricos, se suman desfiles, uniformes vistosos, festejos, exhibiciones artísticas, parques y ciudades cubiertas de color. noches iluminadas, tardes vibrando en marchas, asados y reuniones campestres, y en este año 2010, además de los gigantes televisivos, millones de neoyorquinos para observar personalmente el espectáculo de 40.000 morteros lanzados desde seis barcazas desplazadas en el río Hudson.

Esta filosofía-fisiología de optimismo que explica muchos logros de los Estados Unidos, se fundamentó en sacrificios y martirios, incluyendo los de aquellos 56 firmantes de la Declaración del 4 de Julio que aunque también motivados por conceptos económicos, tributarios, impuestos al té, etc. arriesgaban ventajas personales, pues 22 eran abogados, 10 comerciantes y 14 granjeros. De una traducción del inglés hecha por Jorge Maspons tomo estos números: Nueve murieron por heridas de guerra; 5 encarcelados; 12 hogares quemados; 17 arruinados; familiares muertos y encarcelados. Bajas militares en la guerra: 33,769 incluyendo 6,824 muertos.

Ejemplos de sacrificios económicos. A Francis Lewis, delegado por New York, ciudad ocupada por los ingleses, le encarcelaron y maltrataron a su esposa. A su regreso de la guerra vio sus propiedades destruidas o dañadas. Al comerciante Philip Livingston le confiscaron sus bienes. – Thomas Nelson, Jr. de Virginia, dijo a la Cámara de Diputados Libres: “Que perezca mi negocio” “Llamo a Dios como testigo que si cualquier tropa británica desembarca en el Condado York, del cual  soy teniente, no esperaré órdenes, sino que reuniré a la milicia y empujaré a los invasores hasta el mar.” – En la Batalla de Yorktown, acuartelados los ingleses  en la casa de Thomas Nelson, sus artilleros evitaban disparar contra ella. ¿Por qué evaden mi casa? preguntó a un artillero- “Por respeto a Ud., señor”. Entonces Nelson mismo dirigió el fuego sobre su propiedad y la dañó grandemente.

Algunos historiadores evidencian prejuicios al ensalzar la revolución francesa en detrimento de la americana. Ciertamente, la revolución francesa influyó más que la americana en las guerras de independencia frente a España, pero de la primera en tiempo deriva la tríada famosa” Libertad, igualdad, fraternidad”. Sí, el 4 de Julio fue primero; el joven Marqués de Lafayette que brilló en Francia, maduró en Estados Unidos; sus organizadores fueron devotos de Dios. Véase al Comandante en Jefe, George Washington, de rodillas en su Oración de Valley Forge”. Sí, fue una epopeya fundamentada en el derecho natural, el de gentes, que procuraba un sistema político basado en la voluntad del pueblo expresada en el sufragio. La guillotina no manchó su lucha. Sus enormes frutos materiales, espirituales, constitucionales, han permanecido vitales sin que ni siquiera la sangrienta guerra norte-sur interrumpiera la continuidad democrática. En su letra y espíritu viven músculos y alas.

El 11 de junio de 1776, el Congreso nombró a John Adams de Massachusetts, Benjamin Franklin de Pennsylvania, Thomas Jefferson de Virginia, Robert R. Livingston de New York y Roger Sherman de Connecticut, para redactar una Declaración. La comisión debatió líneas generales y nombró a Jefferson para escribir el primer borrador, misión que cumplió en 17 días. Tras algunos arreglos, la copia se presentó al Congreso el 28 de junio.

Tras el correspondiente debate se aprobó el jueves 4 de julio la Declaración de Independencia de los Estados Unidos de América. Sus firmantes, considerados traidores por Inglaterra, retaban la pena de muerte con definiciones inmortales: “todos los hombres son creados iguales…dotados por su creador de ciertos derechos inalienables… la vida, la libertad y el seguimiento de la felicidad; que para garantizar estos derechos se instituyen entre los hombres los gobiernos, que derivan sus poderes legítimos del consentimiento de los gobernados… que cuando quiera que una forma de gobierno se vuelva destructora de estos principios, el pueblo tiene derecho a reformarla o abolirla, e instituir un nuevo gobierno que base sus cimientos en dichos principios”

Y la conclusión: Por tanto, nosotros, los Representantes de los Estados Unidos, reunidos en Congreso General, apelando al Juez supremo del Universo, por la rectitud de nuestras intenciones, y en el nombre y con la autoridad del pueblo de estas colonias, publicamos y declaramos lo presente: que estas colonias son, y por derecho deben ser, estados libres e independientes; que están absueltas de toda obligación de fidelidad a la corona británica: que toda conexión política entre ellas y el estado de la Gran Bretaña, es y debe ser totalmente disuelta, y que como estados libres e independientes, tienen pleno poder para hacer la guerra, concluir la paz, contraer alianzas, establecer comercio y hacer todos los otros actos que los estados independientes pueden por derecho efectuar. Así que, para sostener esta declaración con una firme confianza en la protección divina, nosotros empeñamos mutuamente nuestras vidas, nuestras fortunas y nuestro sagrado honor.

New Hampshire: Josiah Bartlett, William Whipple, Matthew Thornton Massachusetts: Samuel Adams, John Adams, John Hancock, Robert Treat Paine, Elbridge Gerry Rhode Island: Stephen Hopkins, William Ellery Connecticut: Roger Sherman, Samuel Huntington, William Williams, Oliver Wolcott New York: William Floyd, Philip Livingston, Francis Lewis, Lewis Morris New Jersey: Richard Stockton, John Witherspoon, Francis Hopkinson, John Hart, Abraham Clark Pennsylvania: Robert Morris, Benjamin Rush, Benjamin Franklin, John Morton, George Clymer, James Smith, George Taylor, James Wilson, George Ross Delaware: George Read, Caesar Rodney, Thomas McKean Maryland: Samuel Chase, William Paca, Thomas Stone, Charles Carroll of Carrollton Virginia: George Wythe, Richard Henry Lee, Thomas Jefferson, Benjamin Harrison, Thomas Nelson, Jr., Francis Lightfoot Lee, Carter Braxton North Caroline: William Hooper, Joseph Hewes, John Penn South Caroline: Edward Rutledge, Thomas Heyward, Jr., Thomas Lynch, Jr., Arthur Middleton Georgia: Button Gwinnett, Lyman Hall, George Walton.

Observaciones: La firma primera y mayor, John Hancock, Presidente del Congreso Continental. Benjamin Franklin, 70 años de edad, el más viejo.  Edward Rutledge, 26 años, el más joven. Dos presidentes futuros, John Adams y Thomas Jefferson.

Un Comentario sobre “4 DE JULIO: DIA DE LA DEMOCRACIA MUNDIAL. DESDE AHORA EN ADELANTE Y PARA SIEMPRE

  1. Primera vez en la historia de la humanidad en la cual se coloca al individuo por encima del estado.

    God bless America.!!!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Help

WordPress theme: Kippis 1.15