AJUSTE CUBANO, VISAS DE 5 AÑOS Y RESTABLECIMIENTO DE RELACIONES= CERO EXIGENCIA

TANIABRUGUERA

Foto: Tania Bruguera

ANDRESPASCUALOTRAFOTONUEVA2Por Andrés Pascual

Es un relajo, una falta de respeto sin contemplaciones ni escrúpulos: la tragedia cubana hace rato que dejó de serlo, la han convertido en una jodedera con beneficios desde hace más de 20 años.

No “los viajeros”, sino los viajantes, cuya identificación en Cuba tenía que ver con mercancía, con judíos, con moros que recorrían las provincias con sus autos cargados de textilería, perfumería, bisutería, quincalla o zapatería; llegaban a lugares donde las tiendas eran escasas o no existían, entonces hacían “zafra”. Días buenos los del pago al jornalero para agarrar a la mujer o a la hija en “caliente”.

Durante los años comprendidos entre 1902-1958, el cubano emigró poco, en primer lugar, no estaba en su agenda en carácter prioritario “irse” por lo que se van hoy; es decir, para comer, vestirse y habilitar la huída como un gesto humanitario de alto perfil, preferían luchar y así se ganaron el apodo de “la revolución perpetua”; entre 1956-58 no salieron en balsas, siguieron al megatirano y derrocaron a Batista con muy buena ayuda americana, la intención hace una diferencia visible: hoy me voy, “que no es conmigo ni soy político”; ayer me quedé a luchar lo mío por derecho…ese principio moral continuó cuando el castrismo inició sus crimenes; es decir, desde el 1ero de Enero de 1959 y siguieron luchando muchos que entendieron que se habían equivocado, no por tratar de derrocar al dictador de turno, sino por seguir a otro peor.

Los americanos no daban visas por tuberías para aligerar el lastre de la chalupa comunista; en esa gracia llevan 48 años, desde la creación del AJUSTE CUBANO.

Tampoco recibían a nadie que hubiera sido miembro del PSP (comunista) antes de 1958, incluso ni que hubiera pertenecido al grupo de Guiteras JOVEN CUBA. Hasta mediados de los 70′s mantuvieron cierto carácter selectivo…

Sin embargo, hace más de 10 años que entran miembros del partido, dirigentes, terroristas del MININT…que ni renuncian al carné que los identificó como represores de oficina trasvestidos en vice ministros o en jefes de algún rincón de importancia, un poco más arriba que chupatintas, o en las tenebrosas oficinas del G 2, las cosas han cambiado muchísimo, no porque que los americanos comenzaran a desteñirse, que, con respecto al castrismo ¡Jamás se ha dado un tinte ninguno de los dos partidos!

Durante años, Castro bramó contra la Ley de Ajuste, decía que incitaba a desertar (traicionar como transitivo convoyado) y culpaba a su extraordinario arma, hecho a su medida por los americanos, de las muertes en el mar.

Es raro que Raúl se refiera poco o nada al Ajuste ni como bueno ni como peor; por lo que sea, no lo tiene como cantaleta, su interés se centra en el embargo que afecta a la dirigencia, que no puede enriquecerse más de lo que desearían.

Lationoamérica y Europa, que han aplaudido el gesto de Obama restableciendo lazos que nunca han estado rotos realmente, ni recuerdan el capítulo por el cual un cubano ayer o un hombre nuevo hoy, pueden optar por la ciudadanía al año un día, que maquillaron con el apéndice “pies secos pies mojados” para contentar a algunos en 1994. Obama tampoco asume ninguna responsabilidad ante la Ley maldita.

Si el birracial demoliera la ley de Ajuste podrían pasar cosas en Cuba, cuando la gente despertara absolutamente del sueño ante la infertilidad de los cambios de mentira y encuentre cerrado el carril de salvación de la tiranía rumbo norte, por eso creo que nunca eliminarán esa ley, porque el objetivo de este país no es derrocar el comunismo castrista, sino mantenerlo “vivo y en juego”.

Para este martes se había convocado en La Habana, en la Plaza Cívica, un ensayo de “juego a la democracia”, como que no creo en ningún opositor de estos y menos en quien lo convocó, Tania Bruguera (foto), no voy a analizar lo que tuvo su apoyo en la Torre desde la que, posiblemente, Raúl Castro le hable a Miami a partir del próximo año cualquier día.

No sé si estuvo bien promovida la “exigencia”, no sé si la juventud, a la que tanto le temen los opositores, fue advertida para que se pronunciaran contra el castrismo a través de críticas.

Dicen que a Macho, a Rodiles y a Eliécer los cargaron, debe ser de “corta duración” y a la Aceliada, según contó por un teléfono que inexplicablemente le mantuvieron abierto, la obligaron a quedarse en casa pa’ terminar con buena cara el sainete.

Dentro de la gama de problemas que le ocasionará a la lucha para “liberar” al pueblo entusiasmado el restablecimiento de relaciones entre estas dos tiranías, hay uno que no puede pasar por alto ¿Quién cree que con este acontecimiento de la reapertura diplomática van a lograr que un solo hombre nuevo se sume a las nadie sabe si nobles y rebeldes protestas como la que intentó Tania Bruguera?

Esta nueva “hermandad de la lanza” Obama-castrismo es el punto de mate a cualquier protesta que pueda hacer peligrar a la tiranía, porque, como se sabe, ese nuevo engendro “atípico” aplica bien el concepto “no es conmigo”, o “que fildee el de atrás, que es quien cobra”. El joven cubano, en quien se pudiera depositar la confianza en la rebelión, está castrado por el castrismo, pero los puntos de la herida se los pone el pacifismo.

El nuevo capítulo se presenta ante los jóvenes a los que nadie trata de emancipar por miedo a la respuesta realmente grave, como la solución económica que esperaban: alivio a sus males con la perspectiva de “si sigue la escasez me voy pa’ la p…a de aquí” y chirrín chirrán.

¿Dónde está Tania? no se apure, no va a aparecer en ninguna cloaca muerta a balazos, ese gente mata en un tribunal, no son chapuceros, ah, tampoco esto ha sido un examen del ejercicio del derecho permitido, la tiranía no se comprometió nunca con Obama ni con nadie que, como no obligó, parece que estaba totalmente preparado para lo que sucedió ante la exigencia de “micrófono popular”. Quien ensayó para el público y la prensa cómo seguirá la cosa en la Isla fue Raúl Castro.

La reanudación de relaciones es un golpe mortal contra la supuesta oposición y contra la otra, que pudiera considerarse desafecta sin acción ni pacifista, sino aguantona; porque, “figúrate, no tengo leche para el niño” o “mira en qué casa vivo”, entonces le muestra al fotógrafo o a quien filma el video, contratado desde aquí, los cuatro cartones que el buen PAPÁ le dio para construir un “chiquero” con el que sustituyó el barrio Las Yaguas, siempre ejemplo de la maldad del capitalismo, pero en el que, muchas veces, algunos que vivían allí parqueaban un auto propio o una moto.

Todo lo que sea secreto y elitista es malo para quien se dirija la componenda a que llegan, o, por lo menos, para una parte significativa.

Por todo eso no podrán sumar a nadie, el hombre nuevo, que está loco por lo “bueno” que le espera, gracias a su vista larga y pasos cortos “pa’l negocio”, hace rato que adivinó dónde está el “bisne” en la jugada.

WordPress theme: Kippis 1.15