ÁLVARO URIBE: “EL ACUERDO DE PAZ PONE A COLOMBIA EN EL CAMINO DE VENEZUELA”

alvarouribeporelno

En entrevista con La Tercera, Uribe explica su apoyo al “No” en el plebiscito del domingo y dice que Santos está creando condiciones “para que lleguen los Chávez”. Además, el ex mandatario critica a los líderes internacionales que han planteado que con el acuerdo de paz se acaba la guerra en Colombia.

María Paz Salas, enviada especial a Cartagena de Indias  / LA TERCERA

Mientras la mayoría de los residentes y visitantes de la turística Cartagena de Indias se preparaba el lunes para la firma del histórico acuerdo de paz entre el gobierno del Presidente Juan Manuel Santos y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (Farc), el ex mandatario Alvaro Uribe (2002-2010) lideraba una protesta, a la que asistieron unas 500 personas, para promover su campaña del “No”, en el plebiscito que se llevará a cabo el domingo. En conversación con La Tercera en el Hotel Las Américas, ubicado en la zona norte de la ciudad, el actual senador explicó su rechazo al acuerdo y por qué no lo hubiese firmado siendo Presidente. En Colombia, Uribe es considerado el artífice de la debacle que sufrió la guerrilla durante su gobierno. Siendo jefe de Estado, promovió la candidatura de Santos, su ministro de Defensa, pero desde que el actual gobernante asumió el poder, han estado enfrentados.

La ceremonia en Cartagena fue seguida con especial atención por la comunidad internacional y por toda Colombia ¿Cree que el “No” pueda repuntar a pesar de que las encuestas le dan mayoría al “Sí” en el plebiscito en el que los colombianos deberán pronunciarse sobre el acuerdo de paz? 

Hay 24 decisiones de inversiones que no se podrán adelantar en Colombia si no tienen el visto bueno de las Farc. Esos dos elementos ponen a Colombia en el camino de Venezuela. Además de la impunidad y de la elegibilidad política de grandes delincuentes. Nosotros tenemos enorme preocupación y si gana el “Sí” hay otro problema: una democracia lastimada porque bajaron el umbral de un 50% a un 13% (como piso para aprobar el acuerdo de paz). No ha habido recursos estatales para publicidad del “No”. Aquí hay una amnistía abierta, como es la amnistía al narcotráfico, que es incomprensible ¿Usted se imagina que México le hubiera dado amnistía a El Chapo Guzmán? Aquí se les está dando amnistía y elegibilidad política a los cabecillas de las Farc, a los mayores responsables de los crímenes de narcotráfico. Es el mayor cartel de cocaína del mundo y el mayor proveedor de los carteles de México.

¿Por las razones que usted dice la opción del “No” podría dar la sorpresa en el plebiscito?

Yo no sé. Pero quiero mandarle un mensaje a Chile. Ustedes nunca dejarían coptar la economía chilena por un grupo de terroristas. No permitirían una Constitución expropiatoria por un grupo terrorista ni le darían amnistía ni elegibilidad política a los responsables del reclutamiento de 11.700 niños, de la violación de 6.800 mujeres. No le darían una pena adecuada a quienes han violado niños. No es una justicia adecuada para los perpetradores de delitos de lesa humanidad.

Los miembros negociadores de las Farc han dicho que las sanciones que van a recibir no son menores que las que han recibido otros grupos armados en el pasado.

Justamente lo que ocurrió en el pasado es muy grave y sigue siendo un mal ejemplo. Pero en ese entonces no teníamos a la Corte Penal Internacional. Por eso las Farc se sintieron autorizadas para seguir delinquiendo y ahora las premian. Pero ahora es más grave. Hace tres años que el gobierno anunció el camino para combatir al narcotráfico ¿Y qué pasó? En tres años, las hectáreas han pasado de 47 mil a 200 mil. Me preocupa mucho cuando escucho al Presidente Piñera decir que aquí habrán sanciones adecuadas cuando no las hay. ¿Qué les van a decir a los presos colombianos? Que han cometido delitos menos graves que las Farc y que los mayores responsables de la guerrilla no van a ir a la cárcel. Es muy mal ejemplo.

¿Usted hubiera llegado a algún acuerdo con las Farc?

En el 2010 este país iba bien. Yo dejé convertido esto en un paraíso. Esto iba bien. Iba mejorando en seguridad, en inversión, en política social. Por eso elegimos a Santos. Si él hubiera continuado lo que veníamos haciendo, todos los guerrilleros se habrían desmovilizado. Los cabecillas estarían en La Habana o en Caracas, pero aquí no tendrían actividad criminal. Santos renunció a eso. Hoy nos pone en una situación muy difícil. Yo creo que el “No” sería una mejor salida. La consecuencia del “No” sería exigirles a las Farc que cesen todos los delitos, que llegue el fin de la extorsión y el narcotráfico y al mismo tiempo enviar una señal clara de que hay que corregir acuerdos para evitar que esta democracia se convierta en una segunda Venezuela. Todos los amigos personales de Santos, la comunidad internacional, dicen: ‘no, Santos no es Chávez’, pero está creando las condiciones para que lleguen los Chávez.

 ¿Qué sistema de “Justicia Transicional” hubiera implementado usted?

Primero, yo le digo de corazón, nosotros íbamos bien, teníamos una alternativa que había demostrado ser útil. Y de corazón le digo, no habría sido capaz de firmar este acuerdo. Un acuerdo que tiene una policía política en favor de las Farc, no habría sido capaz de firmarlo.

¿Pero cómo habría implementado la justicia en el acuerdo?

Esos tribunales se han constituido en otros países donde no ha habido Estado. Nosotros hemos tenido instituciones importantes. Imagínese que las decisiones de este tribunal en adelante nunca se podrán revocar. Colombia no ha tenido aquí una insurgencia civil en armas contra una dictadura. Nosotros hemos tenido un narcoterrorismo contra el Estado de derecho. Por eso me duele mucho cuando oigo a líderes internacionales decir que se acaba la guerra. Aquí no ha habido guerra, ha habido desafío narcoterrorista contra el Estado de derecho. Y a Santos le parecía muy bien la seguridad mientras lo elegimos. Nos ha puesto en un problema difícil para Colombia, para la democracia, para la economía y para la libertad.

Ustedes han dicho que si gana el “No” el domingo se podría abrir una renegociación, pero el equipo del gobierno sostiene que no hay vuelta atrás ¿Cómo sería ese escenario?

Es una amenaza injusta. Primero, nosotros tuvimos que crear el “No” porque le quitaron competitividad a la abstención. Al bajar el umbral del 50% al 13%, al no darle posibilidades de publicidad que tampoco le dan al “No”, al negarle recursos oficiales al “No” están haciendo una  publicidad pública por el “Sí”. La Corte Constitucional dice que sí se puede seguir negociando porque la competencia del Presidente sigue intacta para seguir negociando. Las Farc dicen que no aceptan renegociar, pero a ellos les dan todo. En los años 90, aquí hubo un grupo de narcotraficantes que se llamaba Los Pepes para combatir a Pablo Escobar y eso fue gravísimo. Creo que esto se parece a esta situación. ¿Sabe qué pasó con Los Pepes (Perseguidos por Pablo Escobar)? Creó los mayores delincuentes. Eso lo repiten ahora. Si yo no hubiera combatido a los paramilitares, habrían acabado con las Farc. Por eso me duele mucho ahora que Santos le genere a Colombia el mal antecedente de darle impunidad total, una abierta y otra disfrazada, y elegibilidad política, a los mayores responsables de crímenes atroces en las Farc.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Help

WordPress theme: Kippis 1.15