ANTIGUOS VERSOS QUE VIENEN MUY BIEN A MUCHOS PARLAMENTOS DE CUALQUIER PARTE DEL MUNDO

PEDROMUNOZSECAPedro Muñoz Seca era uno de los autores teatrales más insignes y populares de Madrid durante la II República y antes de ella. Nacido en el Puerto de Santa María en 1879, cuando se produjo el Alzamiento gozaba ya de 57 años y estaba en la plenitud de su carrera, siendo muy admirado en una época donde el teatro era el principal espectáculo internacional en contraposición al cine que empezaba a popularizarse. En aquellos años Muñoz Seca, hombre cercano, generoso y amigo de sus amigos, arrastraba una gran popularidad y admiración desde las más altas jerarquías de la política y finanza del país hasta los aficionados mas humildes.

La sencillez de los personajes de sus obras teatrales resultaba muy accesible e identificable con las clase trabajadora. Esto se demostraba, por ejemplo, con aquellas palabras que pondría en su personaje Antoñito en el sainete que publicó en 1906 “La casa de la juerga”, unos versos que tuvieron durante la II República una gran actualidad en el plano político:   

Tengo un borrico canelo 

más sabio que un profesó, 

con orejas de ministro 

y ojos de gobernaó. 

 Rebusna como si fuera

diputao ministerial 

y se come hasta el pesebre 

como cualquier consejal. 

Yo quisiera que a mi burro 

lo sacaran diputao, 

porque otros siendo más burros 

a ese puesto ya han llegao. 

Pero temo que de serlo 

vaya a quedarme sin él, 

porque como allí habrá tantos 

no lo voy a conocer. 

Pedro Muñoz Seca fue sacado de la cárcel de San Antón en la madrugada del 28 de noviembre de 1936, en una expedición de presos que fue ejecutada por las milicias encargadas de su conducción en Paracuellos del Jarama. La orden de saca, como todas las que se produjeron con anterioridad desde primeros de noviembre, aparece firmada el 27 de noviembre de 1936 por el Delegado de Orden Público Serrano Poncela, miembro de las Juventudes Socialistas Unificadas como su gran amigo y protector Santiago Carrillo, el cual firmaba las órdenes en blanco y los jefes de milicias se encargaban de poner la fecha y nombres de los ejecutados. El siguiente día el Director de la Prisión y un funcionario firmarían las diligencias de cumplimiento de la orden con una relación de las personas que habían sido ejecutadas.( Tomado de Guerra en Madrid)

Un Comentario sobre “ANTIGUOS VERSOS QUE VIENEN MUY BIEN A MUCHOS PARLAMENTOS DE CUALQUIER PARTE DEL MUNDO

  1. Segurito que a este no lo fusilaron por franquista sino por poeta de los malos.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Help

WordPress theme: Kippis 1.15