ASÍ SE DESARROLLÓ LA PRIMERA JORNADA DE LA CUMBRE ENTRE KIM JONG UN Y DONALD TRUMP

Ambos líderes sostuvieron una reunión y una cena, de noventa minutos, en el lujoso hotel.  Se sentaron a cenar uno junto al otro. Foto AP Redacción

HANÓI, VIETNAM.-El líder norcoreano, Kim Jong Un, y el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, comenzaron este miércoles su segunda cumbre en un ambiente relajado y optimista. La cita de ambos líderes, que centrarán sus pláticas en hacer avanzar el diálogo sobre desnuclearización, arrancó en el hotel Sofitel Metropole.

Así fue el primer apretón de manos entre líderes. Foto AFP

Las imágenes difundidas en las agencias de noticias muestran a Kim y Trump estrecharse las manos durante al menos diez segundos.

Trump dijo que cree la cumbre “será un éxito”, mientras que Kim expresó: “Estoy seguro de que esta vez habrá grandes resultados que serán bien recibidos por todos. Lo haré lo mejor que pueda para que ocurra”.

Antes de dar paso a una cena, Trump volvió a subrayar su optimismo, diciendo que espera “un éxito igual o mayor” que el logrado en la primera cumbre entre ambos, hace ocho meses en Singapur.

Cena
Al terminar su primer encuentro cara a cara, Trump y Kim participaron de una cena con muy pocos asesores.

El magnate estuvo acompañado por su secretario de Estado, Mike Pompeo, y por su jefe de gabinete, Mick Mulvaney. El líder norcoreano fue con Kim Yong Chol, su asesor de confianza que ya estuvo en la Casa Blanca, y con Ri Yong Ho, el ministro de Relaciones Exteriores.

Ambos se sentaron el uno al lado del otro – no frente a frente, como en el almuerzo de entonces en Singapur – en una pequeña mesa redonda dispuesta para ellos y sus seis acompañantes.

Hasta ahora se desconocen los planes para el jueves, pero se cree que el formato podría ser similar al de Singapur, cuando ambos líderes se reunieron solos y también acompañados de sus asesores.

Estados Unidos podría por su parte aceptar gestos simbólicos, como la apertura de una oficina de contacto o una declaración para poner fin oficialmente a la Guerra de Corea, que terminó en 1953 con un simple armisticio.

Trump insiste en que no tiene prisa en convencer al Norte de que renuncie a su arsenal nuclear, mientras el país siga sin realizar disparos de misiles.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Help

WordPress theme: Kippis 1.15