CANTACLARO

ELGALLODECANTACLARO“De ‘naide’ sigo el ejemplo, ‘naide” a dirigirme viene, yo digo lo que conviene, y el que en tal ‘gueya’ se planta, debe cantar, cuando canta, con toda la voz que tiene”
José Hernández en “Martín Fierro”

ALDOOTRAPARAILUSTRARARTICULOSPor Aldo Rosado-Tuero

Me asombra mucho el constatar que muchos de los dirigentes anticastristas del exilio, actúan—según indica la lógica—de una manera contradictoria, que va en contra de lo que predican. Parece ser que se dejan ganar por las emociones o, como dicen otros más suspicaces, están a la caza de una oportunidad para aparecer frente a una cámara, pues “hay que estar vigentes y en la palestra, para si se produce un imponderable en Cuba”.

Este comentario me lo provoca la enorme y visible contradicción en que han incurrido varios dirigentes de organizaciones anticastristas, que dicen que están contra que viajen turistas a Cuba, pero que ahora están protestando y movilizando a exiliados, para conseguir que Carnival Cruises revoque la disposición por la cual no pueden viajar en sus cruceros a Cuba, norteamericanos de origen cubano.

Francamente no puedo entender esa postura. Los líderes, para conseguir el respeto de sus seguidores y simpatizantes, deben de actuar en todo momento en consecuencia con lo predican; y no comprendo cómo personas que se han pasado años oponiéndose a que los turistas—sobre todos los cubanos exiliados o inmigrados—vayan a Cuba a llenar con su dinero las arcas de los opresores de nuestro pueblo, ahora estén abogando porque se permita a todos los cubanos de “la diáspora” viajar en cruceros de lujo a la Cuba castrista. Porque—hay que decirlo sin temor a proceder de manera políticamente incorrecta—nadie que necesite ir a Cuba, en una emergencia, a visitar a un familiar enfermo o a ver a una madre o hijos que hace años no ve, lo hace en un crucero de lujo. Se va en un avión de los tantos vuelos que salen para Cuba diariamente. En el crucero de lujo de Carnival solo viajarán los “cubanos” que para nada les interesa la lucha de nuestro pueblo por recuperar su libertad.

Si los que hoy están dando la batalla pública para que se rectifique y puedan abordar esos cruceros todos los turistas “cubano-americanos” que desean viajar a su tierra para disfrutar de unas vacaciones, obviando el dolor y el sufrimiento de nuestro pueblo, logran su objetivo, le habrán hecho un gran favor a la tiranía, pues esos turistas, llenarán las arcas de la tiranía con sus dólares.

No constituye este artículo un ataque a esos dirigentes, sino más bien es una llamada a la reflexión, porque si yo fuera uno de sus seguidores, me comenzaría a preguntar si es que ya han cambiado su postura y ahora abogan por el libre flujo de turistas—especialmente de “cubanos exiliados”—que aportarían millones de dólares a las arcas de la tiranía.

Dejen a los abogados hacer su trabajo con demandas civiles por violar los derechos de los que se les ha negado la oportunidad de viajar—insisto: como turistas de lujo—en el crucero que va a Cuba, pero no empeñen sus fuerzas en un esfuerzo que de triunfar llenaría las arcas de los mayimbes que aherrojan nuestras libertades.

Rectificar es de sabios. Para que un líder se gane el respeto de sus seguidores, tiene que actuar EN TODO MOMENTO, consecuentemente con su prédica pública. O SE PEINAN O SE HACEN PAPELILLOS.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Help

WordPress theme: Kippis 1.15