CANTACLARO

ELGALLODECANTACLARO“De ‘naide’ sigo el ejemplo,‘naide” a dirigirme viene, yo digo lo que conviene, y el que en tal ‘gueya’ se planta, debe cantar, cuando canta, con toda la voz que tiene”

José Hernández en “Martín Fierro”

Por Aldo Rosado-Tuero

Tengo bastante fama de irreverente e iconoclasta porque, al revés que la mayoría de los que opinan públicamente, digo lo que pienso, mientras otros piensan bien lo que dicen y miden las consecuencias que ello les pueda ocasionar.

En mis opiniones no me dejo llevar por nada personal, simplemente trato de ajustarme a las realidades que conozco perfectamente y a decir mis verdades con toda honestidad.

Y hoy tengo otra vez que sacar algunos ingratos recuerdos que pueden molestar mucho a ciertas personas que si fueran un poco más precavidas, debieran tener mucho más cuidado en sus apariciones públicas, porque aunque las nuevas generaciones poco conozcan de la intensa y dura lucha llevada a cabo contra la tiranía comunista en nuestra patria; y la avalancha de “hombres nuevos” que han hecho que aquí se tergiversen los valores de tal forma que la opinión de un preso plantado de veinte y pico de años de prisión  se ponga en duda ante la palabra de otro preso cuya conducta en la prisión y durante su proceso dejó mucho que desear y arrastró a la cárcel a un rosario larguísimo de patriotas que fueron delatados por éste en su arreglo para conseguir una condena más ligera, la verdad siempre tiene que prevalecer sobre cualquier otra consideración.

REYNOLDGONZALEZY como yo no uso medias tintas ni ando con rodeos, debo decir que me refiero a Reinol González (en la foto de la izquierda), quien no solo chivateó a muchos combatientes del clandestinaje, sino que después de haber obtenido su libertad, coqueteó abiertamente con los procastristas del exilio. En una bochornosa entrevista concedida a la revista abiertamente castrista “Areito”, que le hizo nada menos que el agente castrista que vivía en Puerto Rico, Carlos Muñiz Varela en 1977, fue capaz, entre otras cosas, además de atacar al exilio cubano, a los Estados Unidos y al presidio político, de rendirle loas y pleitesías a la tiranía castrista. En esa entrevista dice Reinol González que “en el presidio de Cuba, nadie te molesta, que se come mejor que en el resto de la población en la calle y que un preso en Cuba se tiene que estar aguantando la boca para no pasarse de libras”.

Para el lector que quiera envenenarse el hígado leyendo esa entrevista aquí les regalo el link:

http://www.latinamericanstudies.org/dialogue/Reynol_Gonzalez.pdf

Este exilio se ha mediatizado de tal bochornosa forma que asombra no ver una avalancha de protestas de los ex presos políticos plantados ante la comparecencia de este chivato, que es una vergüenza para el presidio político cubano, y que volvió otra vez, a mentir en su entrevista en el programa “A Fondo” hablando maravillas del Gabo García Márquez, tratando—sin tener el valor de referirse a ello— de desmentir lo publicado por Armando Valladares sobre la reprochable conducta  y las chivaterías a favor del castrismo del recién fallecido García Márquez, a quien le vienen muy bien estas palabras proféticas de nuestro Apóstol José Martí: “Todas las tiranías tienen a mano uno de esos cultos, para que piense y escriba, para que justifique, atenúe y disfrace; o muchos de ellos, porque con la literatura suele ir de pareja el  apetito del lujo, y con éste, viene el afán de venderse a  quien pueda satisfacerlo. Por casa con coche y bolsa para querida vende la lengua o la pluma mucho bribón  inteligente.”

Basta de seguir callando. Volvamos a los tiempos en que la dignidad era la que primaba en este exilio y a los que se les “aflojaron las patas”, sirvieron a la tiranía y no supieron estar a la altura de las circunstancias, piadosa y cristianamente se les olvidó y no se les atacó con la saña que tal vez merecieran, pero que no se les permitía sin ripostarle enérgicamente que salieran a vendernos gato por liebre.

Por lo menos, ni quien escribe, ni Nuevo Acción, ni el gallo de Cantaclaro, van a dejar de cantar con toda la voz que tenemos, ante tanto descaro.

WordPress theme: Kippis 1.15