CANTACLARO

“De ‘naide’ sigo el ejemplo, ‘naide” a dirigirme viene, yo digo lo que conviene, y el que en tal ‘gueya’ se planta, debe cantar, cuando canta, con toda la voz que tiene”-José Hernández en “Martín Fierro”

¡CUIDADO! QUE HAY DEFENSAS QUE DAÑAN

Por Aldo Rosado-Tuero

Voy a comenzar por poner el parche antes de que salga el grano: No van a poder  acusarme de agente del partido demócrata o de ser partidario de Obama y los Clinton, porque puedo probar que soy más anti partido demócrata y más contrario a Obama y a los Clinton que el propio presidente Trump, quién—se puede decir que hasta antes de ayer—le regalaba ingentes cantidades de dinero a los candidatos más izquierdistas de ese partido, como, por ejemplo a la Nancy Pelosi.

Hay en las redes sociales una pequeña, pero vociferante, claque cubana “exiliada”, que con el pretexto del apoyo incondicional y fanático al presidente Trump, le están haciendo un tremendo daño, pues la gente inteligente se percata que son las masas fanatizadas las que engendran a los dictadores.

¿De dónde demonios han sacado que en un país donde funcione la democracia, los electores que no votaron o que no les guste el presidente elegido por el pueblo, tienen que irse para otros país? Esa actitud se parece como una gota de agua a otra, a la actitud asumida en Cuba por las claques fidelistas en contra de los que criticábamos a Fidel Castro. Todavía resuenan en los oídos de millones de cubanos el “QUE SE VAYA LA ESCORIA”. ¿Cuál es pues la diferencia entre el bolcheviquismo del castrismo y el bolcheviquismo de los fanáticos ultra-incondicionales trumpista del lado de acá?

 Cuando veo en las redes sociales las más disparatadas afirmaciones de las cualidades del actual presidente quien, según sus fanatizadas huestes, “es perfecto, no se equivoca nunca y es un gigante moral e inteligente que ha convertido en enanos a presidentes como George Washington y Ronald Reagan y a los padres fundadores que nos legaron la declaración de Independencia e hicieron posible, con su patriotismo y mano izquierda que las trece disímiles colonias constituyeran la gran nación que es Estado Unidos de Norteamérica”, no puedo menos que molestarme.

Cuando en las redes sociales leo la exageradas alabanzas en las que los fanatizados ultra-trumpistas repiten hasta la saciedad que “es su presidente”—lo es, pero también lo es del resto de los habitantes de este país, les guste o no—y luego escriben: “Trump, Trump, Trump”, me vienen a la memoria las hordas fanáticas que en Italia gritaron “Duce, Duce, Duce” a Benito Mussolini; o en Argentina, “Perón, Perón, Perón” y peor aún en la Cuba esclavizada: “Fidel, Fidel, Fidel”.

No soy anti-trumpista. Voté por él—y lo dije y escribí públicamente—ejerciendo el voto negativo…y posiblemente lo vuelva a hacer en el 2020 si estoy vivo, porque nunca votaría por un candidato del Partido Demócrata-marxista y mucho menos por un comunista como Bernie Sanders, pero eso no me hace un ciego fanático que se niega a ver los disparates y las “trompoloqueces” en que incurre más veces de la cuenta el soberbio y malcriado presidente que nos gastamos, como cuando afirma que el tirano norcoreano Kim Jung Un “ama a su pueblo y a su país.” Vivo en democracia y por lo tanto tengo el derecho—y la obligación como periodista—de ejercer la crítica. Alabo las muchas cosas buenas que ha logrado este presidente, pero critico lo que considero que son errores…y sobre todo no me callaré el incumplimiento de las promesas hechas a los cubanos anticastristas.

Respeto a los simpatizantes de Trump que creen en la democracia, pero francamente me desencanta la pequeña pero fanatizada horda trumpista que demuestran con su conducta y sus ataques incontrolables, su falta de cultura democrática y su desprecio al libre juego de las ideas.

3 comentario sobre “CANTACLARO

  1. Estoy de acuerdo. Personalmente nunca fui batistiano, ni fidelista, ni reaganista, ni soy Trumpista. Sigo a mis ideas y a mi causa. Si encuentro algo bueno de Trump lo aplaudo, algo malo lo critico. Soy muy medido en las criticas porque detesto hacer causa común con mis detestadas CNN, MSNBC, New York Times y Washington Post. Tampoco voy a ser cumbila con los que todo lo que hace el hombre, absolutamente todo, lo consideran una gracia.

  2. Segun creo, no hay duda alguna que Donald Trump tenia, y tiene,
    muchos defectos y virtudes,

    Votamos por el, pues la ‘cosa rara’, en el otro lado, era la
    misma, o peor desgracia, que padecimos por 96 meses.

    Los fanaticos vociferantes son un peligro en ciernes.

    Mereces respeto por tu labor, a nuestra causa.

  3. De acuerdo!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Help

WordPress theme: Kippis 1.15