CANTACLARO

ELGALLODECANTACLARO“De ‘naide’ sigo el ejemplo, ‘naide” a dirigirme viene, yo digo lo que conviene, y el que en tal ‘gueya’ se planta, debe cantar, cuando canta, con toda la voz que tiene” José Hernández en “Martín Fierro”

Por Aldo Rosado-Tuero

Desde la mitad de la década de los 60 del pasado siglo he venido sosteniendo que sin la complicidad de los infiltrados en Washington no existiría el castrismo en Cuba. Desde ese entonces no he cesado un día de escribir y hablar sobre eso. En 1968, comencé a distribuir el libro de Salvador Borrego “Infiltración Mundial”, edición que se terminó de imprimir el día 30 de septiembre de 1968, en “Impresos Aldo”—hace ya la friolera de 46 años—les  empecé a hacer llegar ese libro a líderes y personas envueltos en la lucha contra el castrismo y a periodistas y hacedores de opinión, pidiéndole al propio autor, Don Salvador Borrego, que se los hiciera llegar, ese ha sido mi caballo de batalla. 

Algunos de los que recibieron esos libros, como el difunto Ariel Remos y otros, abrieron los ojos a esa innegable realidad, pero hubo muchos que me decían: “Tú estás loco” o “eso es una locura, eso no puede ser” y hasta, “Ese señor mexicano está inventando”. Pero el tiempo y los acontecimientos acaecidos, nos han dado la razón a los que “estábamos locos”. Basta volver a releer hoy, ese y otros libros de Borrego para darse cuenta, de que el 80 % de lo enunciado  se ha cumplido…y el 20 % restante, está al cumplirse, sino no hay un despertar a tiempo o Dios hace un milagro. 

*****************************************************************

Tocando otro tema, tengo que decir que me hace gracia leer algunos comentarios que me envían amigos que frecuentan el Facebook, sobre los ataques malintencionados de un grupito de termitas destructoras contra la actuación del Comité creado para defender el honor y la dignidad del exilio cubano. Observo, que su objetivo es dar “palos porque bogas y palos porque no bogas”.

Primero se dedicaron a decir que los integrantes de ese Comité solo buscábamos protagonismo y que además nos robamos las ideas de otros. Ahora andan regando que no tenemos liderazgo, porque según ellos vienen otros artistas y no hacemos nada, mientras que ellos en su mundo irreal, en el que, sentados en una computadora, se creen dirigir fabulosas batallas al frente de inexistentes ejércitos cibernéticos, pero no bajan a la realidad, de zapatear las calles, asistir a interminables reuniones conciliatorias y gastar horas de tiempo conciliando distintos puntos de vista, para lograr un consenso que permita una victoria como la obtenida el pasado 18 de septiembre, frente al Miami Dade County Auditórium.

Fíjense donde radica la trampa y la mala idea. Si aceptamos el reto y salimos a organizar lo que ellos están pidiendo, lo primero que van a hacer es gritar “Nos robaron la idea, ya está buscando protagonismos”, Si le dejamos a ellos la iniciativa, entonces, gritan histéricamente, “que falta de liderazgo la de ese Comité”. Yo estimo que debemos de darles la oportunidad de que demuestren su espíritu constructivo y su liderazgo, organizando una protesta de magnitud en contra de esos que ellos afirman deben también ser enfrentados.

Yo les reto a que comiencen ya a organizar por su cuenta la protesta y a invitar a otras organizaciones y a figuras de renombre para que los secunden. El movimiento se demuestra andando. Ahí les regalo la oportunidad de demostrar que son mejores y más efectivos que nosotros; pero ¡cuidado!, que entre Uds. anda dando cuerda alguien al que no le ha sido posible liderar nunca nada, y que les cranquea desde lejos; y si hay dudas de lo que afirmo al respecto, les invito a preguntar a la cantante Tanya, ¿Qué le pasó con un muy publicitado concierto de ella—que nunca se dio—en Puerto Rico, en la que fue engañada miserablemente y usado su nombre para hacer propaganda personal, que eso sí es tratar de conseguir protagonismo. Y para rematar, ese fiasco influyó mucho en el  dolido ánimo de Tanya, para hacer su decisión de regresar a cantar a Cuba.  

No se deben de tirar piedras cuando se tiene el techo de vidrio, porque a veces se callan las cosas en honor a una vieja amistad, pero todo tiene su límite y los que—como la gatica de María Ramos—tiran la piedra y esconden la mano—pueden  que colmen la paciencia y se les devele su “enorme liderazgo”, que no se ejerce mandando a soplar desde lejos.

WordPress theme: Kippis 1.15