CANTACLARO

ELGALLODECANTACLARO“De ‘naide’ sigo el ejemplo, ‘naide” a dirigirme viene, yo digo lo que conviene, y el que en tal ‘gueya’ se planta, debe cantar, cuando canta, con toda la voz que tiene”

José Hernández en “Martín Fierro”

ALDOROSADOTUEROFOTONUEVA2Por Aldo Rosado-Tuero

Hoy voy a tratar varios temas que se me han ido quedando en el tintero, pero que no quiero que caigan en el olvido o por lo menos no pasen sin que manifieste mi opinión y así contesto a preguntas de amigos y lectores.

El primer asunto se refiere a la opinión mía sobre lo que deben de hacer los irreductibles y genuinos anticastristas que no se han dejado ganar por la apatía y el derrotismo que ha sembrado en muchos buenos cubanos la mojiganga Obama-Raúl, que no debía haber tomado por sorpresa a los de nuestra estirpe, pues llevamos años diciéndole a los cubanos lo que sabemos que se estaba preparando.

Mi muy personal opinión es que se debe de ir de inmediato a la creación de una Plataforma o Fórum para poner en marcha conjunta a los que creemos que esta lucha es nuestra y que no tenemos ni debemos permitir que ningún gobierno extranjero decida por nosotros el futuro de nuestra patria.

Gente de prestigio e historia de lucha como—y lo pongo en el orden en que acuden a mi mente y no por orden de importancia ni por su jerarquía—Guillermo Novo Sampol, Armando Valladares, Reinol Rodríguez, Dionisio Suarez Esquivel, Julio M. Schilling, Felipe Alonso, Esteban Fernández y muchísimos otros patriotas de la línea que no transige con ruedas de molino, deben de convocar y ser convocados para reunirse a cambiar impresiones y discutir las avenidas que debemos transitar para poner a “Cuba en Marcha”.

Una vez reunidos y llegado a un acuierdo, sugiero que se elija en votación secreta un triunvirato y un Consejo Asesor, para dirigir el Forum o la Plataforma.

Yo, como un humilde soldado de fila estaré listo para obedecerle y seguirles y pongo a este humilde órgano de opinión y combate a la entera disposición de lo que salga de la importante conjunción que se daría si se llevara a cabo dicha proposición de la que aclaro de que ni reclamo la paternidad—pues es producto de lo que he pensado después de cambiar impresiones con mucho y buenos patriotas—y que no aceptaré ningún cargo de dirección de lo que pudiera surgir. Solo seré un humilde soldado de fila que seguirá las órdenes emanadas de los que sean elegidos para encaminar el proyecto.

El segundo asunto gira sobre los que hasta hace unos meses eran anticastristas y ahora de pronto han saltado presurosos al carro de los dialogueros y pro castristas que justifican todas las triquimañas y mojigangas hechas de común acuerdo entre la Administración Obama y la tiranía castrista, y corren presurosos detrás de las oportunidades de hacer alguna plata en cualquier negocio que les permita montar el raulato, si bien es cierto—como me apuntan algunos—que no han cometido ningún delito, yo les respondería, que a los que me afirman eso, que tienen razón,  y esos cambiacasacas  no son culpables de violar ninguna ley ni precepto jurídico, pero sí estimo que moralmente son culpables de lo que yo he bautizado como un delito de “lesa hijadeputez”.

Y el tercer asunto es otro  que ha pasado al olvido y que ya nadie menciona: El affaire del Colegio Nacional de Periodistas de Cuba en el exilio (CNP-E). El tiempo ha pasado y de las anunciadas terribles consecuencias sobre la actuación de Salvador Romaní al frente de dicho organismo, “que lo llevarían a un encausamiento por la fiscalía”, la Comisión que se había creado para solucionar el problema y destituir a Romaní y llamar a unas nuevas elecciones y otras etc., tan anunciadas, una y otra vez, no se sabe nada. El silencio es total.

A menudo me cuestionan lectores sobre el tema y yo hoy les voy a dar mi sincera opinión, en que como siempre diré sin cortapisas lo que creo: Ya no me interesa lo que esté pasando. He llegado a la conclusión de que este CNP está muy lejos de ser el CNP que fue hasta antes de que Luis Felipe Marsáns ocupara el decanato por tres períodos consecutivos y una “piñita” se enseñoreara sobre el CNP, que cada día que pasa marcha de mal a peor.

Yo no tengo nada que agradecerle al CNP. Nunca he necesitado de él para ninguna cuestión y ya me cansé de guardar silencio sobre las tantas irregularidades que vienen ocurriendo desde hace tiempo, por las que muchos periodistas y miembros de hace años han presentado sus renuncias. Es una vergüenza que el CNP acepte como miembro a cualquiera que pague su cuota de admisión de $60.00 dólares para que le otorguen el título de “periodista” y le empiecen a llamar “licenciado”, como si el CNP fuera una escuela de periodismo. No importa que la persona no sepa absolutamente nada sobre lo esencial de la profesión, ni que no haya escrito jamás ni un simple artículo. Basta que tenga un par de padrinos “periodistas colegiados” y $ 60.00 y ya cualquier panadero, barrendero, o zapatero se hace “periodista” por decreto del CNP. Y lo que es peor, si el “colegiado” tiene el dinero para pagarse el viaje, lo nombran Delegado del CNP ante cualquier evento.

En resumen: no me interesa lo que ocurra en el CNP, y mucho menos me interesa seguir siendo parte de su membresía, mientras sigan ocurriendo estas anomalías que señalo y no se limpie la casa.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Help

WordPress theme: Kippis 1.15