CAPITALISMO Y COMUNISMO ¿LAS DOS MITADES DEL NUEVO ORDEN MUNDIAL?-I

Fotos: Carlos Marx, creador del comunismo; Jacob Schiff, banquero capitalista quien financió a los comunistas para que accedieran al poder

Por Aldo Rosado-Tuero

 Últimarte se han destapado—especialmente en Facebook—una serie de defensores a ultranza del Capitalismo, que lo presentan como la panacea contra el socialismo-comunismo.

Todo indica que esos propagandistas del capitalismo no se han tomado la molestia de leer no ya la historia, que es más que abundante en los ejemplos en los que SIEMPRE el capitalismo, y por ende los capitalistas,  o han ayudado a la llegada del comunismo al poder, o lo han apuntalado y salvado cada vez que los regímenes tiránicos han estado en problemas; sino que ni siquiera han leído a Adam Smith, ni a John Maynard Keynes, y al parecer, no tienen ni idea de lo que es el mercantilismo, y los oligopolios, los monopolios y el Supra Capitalismo, confundiendo desastrosamente a un sistema de libre empresa con un régimen capitalista.

Plantear en pleno Siglo XXI la alternativa capitalista como la solución al capitalismo de estado que en realidad es lo que hoy llaman socialismo del Siglo XXI o comunismo, es un grave error.

Los hechos ocurridos a través de la historia nos demuestran fehacientemente que fueron—y son—los grandes capitalistas los que hicieron posible el triunfo de los bolcheviques en Rusia y los que después los sacaron de las grandes dificultades que amenazaron su existencia, tanto cuando la NEP (Nueva Política Económica) y luego durante la Segunda Guerra Mundial.

No se puede ignorar el hecho de que fueron los grandes banqueros capitalistas los que aportaron el dinero para que Lenin y Trotsky llevaran a cabo la revolución bolchevique. La casa bancaria (capitalista) Kuhn Loeb y Company le facilitó a León Davidovitch Bronstein, más conocido por León Trotsky, (foto de la izquierda) los millones necesarios.

Ni tampoco se debe de olvidar que fue el magnate capitalista Armand Hammer quién aconsejó a Lenin y proveyó los millones necesarios para salvar del desastre económico a la URSS. En posteriores artículos nos ocuparemos de dar datos concretos de esto que hoy esbozamos en este primer artículo sobre el tema.

Ningún  historiador serio puede olvidar que el presidente capitalista norteamericano Woodrow Wilson, a pesar de los esfuerzos en contra de la policía británica, hizo posible a León Trotsky entrar en Rusia con un pasaporte americano.

El 24 de marzo de 1917, el New York Times informó que el banquero Jacob Schiff ( foto de arriba a la derecha que encabeza este artículo) (B’nai B’rith) había dado tributo a Trotsky: “Él era la persona que habíamos estado esperando y por la que luchamos todos estos años”. Schiff fue quien hizo los arreglos para que Trotsky llegara a Estados Unidos en enero de 1917 y para que viviera cómodamente dispuso una limusina para su uso.

Banqueros internacionales desde Gran Bretaña, Estados Unidos, Rusia, Alemania y Francia se encontraron en Suiza en el verano de 1917. Según Oleg Platonov acordaron depositar a través de Kuhn, Loeb & Co. 50 millones de dólares en una cuenta suiza para las gestiones de Lenin y Trotsky.

Por su parte el abogado del empresario y banquero John P. Morgan, Elihu Root, también iba a pagar a los revolucionarios 20 millones de dólares más a través de un fondo de guerra. Ese dinero llegó a través de Jacob Schiff, según lo confirmado en documentos del Congreso de Estados Unidos el 2 de septiembre de 1919.

Una supuesta “delegación de la Cruz Roja” viajó a Rusia en agosto de 1917 con la intención de discutir con los líderes Bolcheviques los últimos detalles de su asunción al poder. De los miembros de la delegación siete eran doctores, mientras que los otros eran banqueros de Nueva York, entre ellos John P. Morgan y Jacob Schiff. La delegación estaba encabezada por William B. Thomson, la cabeza del Banco Federal de la Reserva de Nueva York, quien entregó a los bolcheviques al menos otro millón de dólares.

Una multitud de reportes de oficiales diplomáticos, agencias de inteligencia y observadores privados, incluyendo a Edgar Sisson, enviado especial del Presidente Woodrow Wilson informaron del triunfo bolchevique en la “Revolución de Octubre” de 1917. El informe Sisson confirmaba que ciertos banqueros capitalistas internacionales, afiliados con los Warburgs y Kuhn, Loeb and Co., ayudaron a financiar a Lenin y Trotsky para que llegaran al poder y pasasen a Rusia bajo fuego y sangre.

Esto que tratamos en esta primera entrega es solo la punta del Iceberg de la historia que hoy empezamos a re-contar. En la próxima hablaremos profusamente del Capitalista dueño de la Occidental Petroleum Company y de la compañía capitalista Arm & Hammer, Armand Hammer, amigo íntimo y protector de Lenin, quién inspiró a David Rockefeller para hacer lo mismo con Fidel Castro, y padrino y mentor de la familia del capitalista Al Gore y del también súper capitalista y facilitador de la conversión del régimen comunista de China en Capitalismo de Estado, Henry Kissinger.

¿Pretenden los cubanos “anticastristas” que propugnan y predican con tanta fiereza el capitalismo, que el futuro de Cuba, sea el mismo de China?

3 comentario sobre “CAPITALISMO Y COMUNISMO ¿LAS DOS MITADES DEL NUEVO ORDEN MUNDIAL?-I

  1. Vuelves a dar en el clavo. Lástima que haya tantos “opinadores” que no se dan un tiempo para leer

  2. Muy bueno el artículo!!! Te atreves a decir lo que muchos callan y otros ignoran.

  3. Acertado articulo, pero sigo discrepando de acusar al sistema Capitalista de ayudar al Comunismo.

    Creo que la mayoria de los Capitalistas no ayudan ni ayudaron a los bolcheviques ni a los Comunistas en general.

    Si creo que hubieron, existen y existiran “Capitalistas”, los cuales llamo Tontos Utiles que ayudaran a los Comunistas.

    No creo que se deba juzgar todo un sistema economico basado en una minoria podrida.

    Aun el Crony Capitalismo de China a levantado de la pobreza a mas de 400 MILLONES de personas. Imaginense que sucederia si China se transformara en una Democracia o Republica???

    saludos

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Help

WordPress theme: Kippis 1.15