¿CIERTO, O MERA ESPECULACIÓN?

ELAMERONUEVAMONEDAPARANORTEAMERICAEl amero, ¿nueva divisa de la Unión Monetaria de América del Norte?

Nota de Nuevo Acción: Tomándolo con pinzas, pero con el propósito de  mantener a nuestros lectores informados vamos a hoy a comentarles sobre una teoría, que cada día que pasa va tomando más fuerza y ya comienzan órganos de opinión serios a tratarlo.

Según se afirma, el proyecto de creación de una nueva moneda para los países de Norteamérica constituye un nuevo factor que habrá que tener muy en cuenta en las actuales discusiones sobre el futuro que nos preparan las medidas tomadas por el obamismo

Al destruir por propia voluntad el dólar estadounidense, Estados Unidos privaría de esa moneda a los países que actualmente acumulan reservas de billetes verdes. También podría oficializar una amplia zona monetaria y proponer fusionarla con la eurozona. Si llegara a concretarse, el proyecto de creación del amero significaría un profundo cambio en la política estadounidense, que nos acercaría un gran paso más al Nuevo Orden o Gobiemo Mundial.

Según afirman varios expertos de distintos países que “creen que el rechazo del dólar se sincronizará con la transición a la nueva moneda: el amero». Juzga también que «según una evaluación externa de la deuda de Estados Unidos, cuando ésta supere su límite tendrá lugar el apocalipsis del dólar», cuyo «límite se sitúa en alrededor de 60 millones de millones de dólares (trillones en anglosajón) de la deuda de Estados Unidos en el mercado mundial» y que ahora anda por los 18 millones de millones, «después de lo cual la venta de registros virtuales pierde todo sentido económico».

De acuerdo con estos   expertos, “ el  dólar «es una moneda camaleón (sic) que tiene una fecha de caducidad muy concreta» y que «el amero podría sustituir no sólo el dólar estadunidense sino también las monedas de varios países de Latinoamérica (¡supersic!)».

Los expertos calculan que existirá una «zona amero que incluirá a otros países latinoamericanos como Costa Rica, Perú, Honduras, Panamá, Bermudas y Barbados».

Se afirma que «el proyecto del amero existe desde hace décadas y es un análogo al euro para Norteamérica.

Una fecha de posible reforma monetaria pudiera ser 2020, después del «registro legal de Norteamérica», cuyos estatutos contienen una mención a una transición suave del dólar hacia el amero.

Según esta hipótesis: “Los estrategas estadounidenses aceleran ahora la integración entre los países de América del Norte: “Norteamérica, tiempo para un nuevo enfoque”, según un comité de estudio al más alto nivel –presidido por el general retirado David Petraeus de KKR Global Institute  y por el ex presidente del Banco Mundial, Robert Zoellick, de Goldman Sachs– del Council on Foreign Relations (CFR), estudio cuyo “enfoque” es, «la capitalización de la promisoria perspectiva energética de Norteamérica» y su plataforma para el polémico TTIP (Tratado Trasatlántico de Comercio e Inversiones.

Desde 2008  el tema del amero , ha sido impulsado sin mucho ruido por el CFR (estadounidense) y el Instituto Fraser (de Canadá), tema que no forma parte de ningún debate abierto.

Los que anuncian esta jugada afirman, sin mostrar muchas pruebas que «En 2006, un acuerdo secreto fue alcanzado entre Canadá, México y Estados Unidos sobre la divisa común del amero como nueva unidad monetaria. Esto podría señalar los preparativos para sustituir el dólar. Los billetes de 100 dólares que han inundado el mundo podrían ser simplemente congelados, bajo el pretexto, digamos, de que los terroristas los falsifican, por lo que tendrían que ser investigados.»

Lo que sí es cierto es que «la posibilidad del establecimiento de la Unión Monetaria de América del Norte  se anunció en marzo de 2005. En Texas, se reunieron los entonces líderes de los 3 países: el presidente de Estados Unidos, George Bush; el presidente de México, Vicente Fox, y el primer ministro de Canadá, Paul Martin, quienes declararon la creación de la Alianza para la Seguridad y Prosperidad de América del Norte».

Saque el lector, sus propias conclusiones.

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Help

WordPress theme: Kippis 1.15