COLOCARON LOS TERRORISTAS, EN LA PARTE DE AFUERA DE LA LISTA

HECTORJULIOCEDENOPARAILUSTRARARTIC.Por, Héctor Julio Cedeño Negrín

Probablemente nunca tendré la oportunidad de preguntar a Barack Obama, si él consentiría en que fueran absueltos y liberados de todo castigo los asesinos de su familia, si se diera el caso de que sus familiares fueran asesinadas por un grupo enemigo, incluida su esposa y sus dos hijas.

Que Dios no quiera que esto ocurra, esto es solo una suposición. Estoy convencido de que el Presidente pondría toda su alma, su esfuerzo y su corazón  para que los asesinos fueran localizados, juzgados y castigados con todo el rigor de la ley, para resarcir en algo su dolor.

Como entonces absolver a los tiranos que asesinaron  miles de cubanos, padres, hijos, nietos, hermanos y que encarcelaron a muchos otros miles por enfrentar a gobernantes despiadados. Si se juzga  en base a lo que dice el Presidente; “cuando yo nací ya esos acontecimientos se habían producido, yo no tengo ninguna responsabilidad”, aunque eso tampoco es cierto, porque la tiranía continúa hasta el día de hoy, asesinando cubanos.

Yo estoy convencido de que ninguno de los asesinados en Cuba era familiar del Presidente, ni de su apellido siquiera y es poco probable que alguno llevara el apellido de su abuelo materno, aunque yo no lo sé ¿Este Presidente se considera verdaderamente cercano dios o piensa que él mismo es dios, para exculpar a un grupo de asesinos de cubanos? Y legitimarlos.

Obama será abogado, pero nunca ha sido juez y al parecer no  tiene mucho sentido de la justicia. Él se considera erróneamente el hacedor de la historia. Hay por ahí un concepto que expresa, “que los Estados Unidos no tienen amigos, sino intereses”. Yo pienso que el Presidente no representa los verdaderos intereses de los Estados Unidos, si no los de su propia vanagloria.

Nadie me puede regatear el mérito de haber denunciado tempranamente la intención del Presidente  Obama de reconocer a la tiranía castrista, aunque esto se pueda tomar como un signo de vanidad de mi parte. Fue verdaderamente una premonición desde mucho antes del 17 de diciembre de 2014 que resultó ser cierta.

Mis amigos me aseguraron que no, que no se produciría esa acción en base a la derrota sufrida por el partido demócrata en las elecciones parlamentarias de noviembre, que habían dejado a Obama sin respaldo en el congreso y que no le permitiría ese margen político como para hacer lo que le viniera en ganas. Erraron mis colegas.

En cambio lo deduje, por la transformación en el comportamiento de los funcionarios norteamericanos hacia los que ingresábamos en la Sección de Intereses en La Habana y por el castigo que me infringieron al suspenderme el estatus de V. I. P. que poseía desde hacía algún tiempo, esto por ser uno de los más recalcitrantes (llámese intransigente) ante la tiranía castrista y me excluyeron incluso de toda invitación a cualquier actividad que celebra la SINA.

Cierto que el Presidente George W. Bush suspendió a Corea del Norte de la lista de los patrocinadores del terror, pero lo hizo en base a que era imprescindible esta acción, para realizar las negociaciones con los terroristas coreanos y su programa nuclear. Pero en el caso de Cuba no se daban las mismas circunstancias.

Claro, sabemos cómo lo sabe el gobierno cubano que al invadir con miles de norteamericanos el territorio nacional, se puede infiltrar a cientos de agentes de la inteligencia y de la sociedad civil norteamericana, que realizarían una labor  de enseñanza  y de zapa de la dictadura, que no podrían ser rechazados ni controlados fácilmente por los esbirros del castrato.

Pero  de esto no se aprovechará el benefactor de los tiranos, que tiene un plan mucho más benigno para ellos, pero que si lo aprovecharía la avanzada republicana, que son los verdaderos anticastrista del congreso norteamericano y sus agencias independientes, por eso no me importa mucho lo que pase, el sabotaje contra el castrato está garantizado.

Pero no se trata del sabotaje con bombas, ni petardos, ni con ningún otro tipo de armas, que no lo necesitamos, sino el ideológico y el logístico, para abastecer a los opositores y a la Sociedad civil Independiente de materiales, de medios de propaganda y de sistemas  de comunicación independiente, eso sí será inevitable. Ahora podrán ingresar cientos de Alan Gross al territorio nacional y ¿Cómo apresarlos a todos? De lo demás nos encargamos nosotros.

Al final los tiranos serán los que traten de limitar la entrada de los norteamericanos a Cuba, pero será muy tarde para ellos. De todas formas Raúl Castro se convertirá, aunque él no lo desee, en el próximo Mijaíl Gorbachov a la cubana y no Carlos Lage como decían otros, un verdadero chicharrón y un farsante.

Ya ven que yo estoy en contra de esto pero también a favor de todo esto, solo hace falta un poco de imaginación y como decía el tirano desvencijado, convertir el revés en victoria. Hay que decir también como el oso Yogui, con los cambios efectuados en el bosque; “cuando todo esté en tu contra, aprovéchate recontra”.

Por eso me emberrenchino pero me entusiasmo a la vez con la política de Barack Obama. Como dice el dicho “no hay mal que por bien no venga”. Ahora lo que deben hacer los sesudos o como los llaman los tanques pensantes, es meditar cómo aprovechar mejor las circunstancias y que de cada diez norteamericanos que vengan, tres por lo menos que traigan recursos y medios para la sociedad civil independiente y que  entrenen en esta lucha con sus conocimientos y su experiencia, aunque sea a un par de jóvenes cubanos, otras veces se ha hecho así y ahora se puede realizar masivamente.

Ellos desean legitimar a su tiranía y colocar a sus herederos en posición ventajosa, pero no les será tan fácil soslayarnos. Sus esbirros tal vez los esconderán, para sacarlos en caso de peligro, pero la Policía Política no la disolverán. Tendrán que reentrenarlos para enfrentar los nuevos tiempos aunque ya han ganado experiencia en Venezuela.

La Sociedad Civil Independiente crecerá más rápidamente, aun cuando no exista una nueva ley sobre asociaciones y medios de comunicación y poco a poco seguiremos arrinconando a la tiranía.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Help

WordPress theme: Kippis 1.15