COMO VIENE VA: DESDE CUBA. ¿VERDAD U OTRA FALSA ESPERANZA?

Un grupo compacto de cubanos jóvenes se dispone hoy a intervenir en la acción política de un modo nuevo, intenso y eficaz. No invocamos para ello otros títulos que el  de cubanos preocupados por la desastrosa situación,  en todos los órdenes, a que ha llevado a la nación cubana la actual tiranía y el hecho de estar imbuidos de una noble y tenaz preocupación por las cuestiones vitales que afectan a nuestro pueblo.

No exhibimos para ello más que la garantía de que representamos la voz de estos tiempos, y de que es la nuestra, una conducta política nacida de cara a las dificultades actuales.

Nadie puede negar que Cuba atraviesa hoy una crisis política, social y económica, tan honda, que reclama ser afrontada y resuelta con el máximo coraje. No caben pesimismos ni fugas desertoras. Todo cubano que no consiga situarse con la debida grandeza ante los hechos que se avecinan, está obligado a desalojar las primeras líneas y permitir que las ocupen falanges animosas y firmes.

Hoy estamos en la más propicia coyuntura a que puede aspirar pueblo alguno. Ante la podredumbre moral que reina tanto en las filas del gobierno, como en las de una falsa y mediocre oposición que no acaba de encontrar el camino adecuado, nosotros, al margen de ellos, frente a ellos, más allá de ellos, sin división lateral de derechas e izquierdas, sino de lejanías y de fondos, iniciamos una acción revolucionaria radical, que devuelva a nuestro pueblo el orgullo y el valor de aprender a morir por un ideal y por un sueño alcanzable.

Una tarea semejante requiere, ante todo, capacidad para desvincularse de los mitos fracasados. Y la voluntad de incorporarnos, como un gran pueblo, a la movilización imprescindible y a las acciones de calle y clandestinas que sean necesaria para alcanzar la victoria.

Es un imperativo de nuestra época la superación radical, teórica y práctica del marxismo.  Frente a la sociedad y el Estado castro comunista oponemos los valores jerárquicos, la idea nacional y la eficacia económica.

Basta ya de hipocresías y de tácticas pacifistas, que no se implementan como marca el manual.  Se impone una exclusiva actuación revolucionaria hasta lograr en Cuba el triunfo de la verdadera democracia nacional.

Como no nos han dejado otro camino, vamos a la utilización de los métodos de acción directa sobre el viejo aparato del Estado hereditario castrista y los viejos y anquilosados grupos políticos que configuran una oposición y disidencia complaciente e inerme que no ha sabido avanzar hacia formas superiores de lucha.

Nacemos con cara a la eficacia de la acción directa. Por eso no buscamos votos, sino minorías audaces y valiosas. Buscamos jóvenes equipos de militantes, sin hipocresías frente al fusil y a la disciplina de guerra. Militantes que derrumben la armazón burguesa y anacrónica de una oposición o disidencia  pacifista. Queremos al militante con sentido militar, de responsabilidad y de lucha. Nuestra organización se estructurará a base de células sindicales y células políticas. Ya oirán más de nosotros.

Un Comentario sobre “COMO VIENE VA: DESDE CUBA. ¿VERDAD U OTRA FALSA ESPERANZA?

  1. No se de donde viene este escrito no me parece auténtico Y desde adentro no lo creo esperemos a ver qué leche da la vaca

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Help

WordPress theme: Kippis 1.15