¡COMO VIENE VA! OPOSICIÓN Y EXILIO, POR PABLO PACHECO ÁVILA

Foto: A la izquierda, venezolanos peleando; a la derecha, cubanos  texteando en sus celulares.

Por Pablo Pacheco  Ávila

Realmente es difícil ignorar el tema de Venezuela, es difícil ignorar la gallardía de ese pueblo, también es difícil no comparar la lucha del pueblo de Bolívar y el pueblo de Martí.

Los venezolanos están dejando el pellejo en las calles, están escribiendo su historia con todo lo humanamente posible, cada día asesinan a uno de sus hijos pero no ceden.

El exilio venezolano, como parte indisoluble de su pueblo no se queda atrás, hace poco sacaron de un restaurante de Miami a un ex ministro chavista, la vergüenza de vivir con sus culpas, la humillación de sus semejantes por ser cómplice de la maldad y la barbarie.

Venezuela merece ser libre.

Nosotros los cubanos somos harina de otro costal.

Nuestra oposición a veces es desconocida por sus propios vecinos, tal vez un operativo policial descubra que en la cuadra vive un contrarrevolucionario, pocos proyectos disidentes han tocado la conciencia nacional y las calles, las calles siguen siendo de los revolucionarios, de los carneros amaestrados por la doctrina del odio y la maldad.

Nuestra oposición se ha convertido en arrestos, golpizas, prisión y la denuncia para los medios internacionales, dentro de la isla poco se sabe.

Nuestro exilio, salvo algunas excepciones, sólo piensa en regresar, no importa si es de mula o a ver a un pariente y está tan calada la doble moral, que visitar la isla es sólo  para mirar por encima del hombro a su propio hermano, su paisano, incluso para buscar sexo barato.

Nuestro exilio ha aprendido a convivir con nuestros ex verdugos, incluso  esos ex verdugos tiene más espacios en la radio y televisión de Miami que hombres y mujeres que han pasado largos años de sus vidas tras las rejas por enfrentar a un diabólico monstruo sistema comunista.

Los venezolanos marchan en las calles de toda Venezuela gritando libertad, los cubanos desfilan por toda Cuba apoyando al régimen, los venezolanos quieren libertad, los cubanos le temen a la libertad.

WordPress theme: Kippis 1.15