CON PUERTO RICO EN EL CORAZÓN

Por, Enrique Artalejo- Especial y en primicia para Nuevo Acción.

En Puerto Rico hicimos hace más de 35 años, lo mismo que en Cuba, antes de Castro.  Con la Manga al Codo, advertir a tiempo, a todo el que pude, de lo que venía en camino, para tratar de que no ocurriera.

En Cuba, con un medio informativo propio y muchas más relaciones que las que tuvimos en Puerto Rico… nadie escuchó.

No acostumbro a dar opiniones sin que estas estén acompañadas del por qué pienso así. Antes de marchar de Puerto Rico en 1982, después de vivir ahí por 21 años, alerté de lo que podía pasar en mi opinión y usando una vista larga hacia el futuro.

  1. No veía un cambio en el “estatus” de Estado Libre Asociado de la Isla en el futuro. Los puertorriqueños no pagan Income Tax Federal y las fábricas en Puerto Rico tenían acceso al mercado del territorio continental libres de impuestos. Por ejemplo, Bacardí Corp. el mayor contribuyente en esa época, todo lo que pagaba de impuestos al entrar sus productos en EE.UU. le era devuelto al gobierno de Puerto Rico.
  2. Las utilidades obtenidas por empresas norteamericanas en Puerto Rico se quedaban en la Isla, lo que contribuyó a se se quedaban en la Isla, lo que contribuyó a que los bancos financiaran la compra de viviendas y la expansión de empresas locales.  En el 80 se permitió la repatriación de utilidades mediante el pago de un 10% de impuesto. Pero esa ley, si mal no recuerdo era la 936, se anunció su eliminación completa en el plazo de 10 años. Este fue otro mensaje para que el gobierno local se preparara, para el impacto que tendría en la economía de Puerto Rico.
  3. Como Estado de la Unión, la Isla perdería el poder estar representada internacionalmente, individualmente en todos los eventos deportivos tan importantes para su identidad. Sus atletas pasarían a ser unos miembros más de los equipos de EE.UU. Ellos saben perfectamente a lo que me refiero.
  4. A los que resentían y resienten que Puerto Rico es una Colonia y que no tienen todo lo que tendrían si fueran una nación independiente– bandera, escudo, himno, congreso, senado, ejército, todo de verdad– les sugerí que viajaran a la República Dominicana, donde todo eso que corresponde a un país independiente existe. Así comprobarían varias cosas:

En Puerto Rico no hay la extensión territorial que permita, como en la República Dominicana, producir alimentos para la población y para exportar.

En Puerto Rico nadie carecía de electricidad, todos los pueblos estaban conectados por carreteras pavimentadas y se construyeron con el aporte del 90% del Gobierno Federal y por si esto fuera poco, el nivel de vida del puertorriqueño era más alto que el de muchas repúblicas independientes.

  1. Las Bases Militares en Puerto Rico.

Los independentistas, desde entonces, desarrollaban una campaña sistemática para que todas las Bases Norteamericanas fueran eliminadas de Puerto Rico, el foco principal lo era la de la isla municipio de Vieques.

Les advertí, a tiempo, que yo había sido testigo del cierre de la Base Aérea Ramey en Aguadilla, a principios de la década del 60, y lo que significó económicamente no solo para Aguadilla sino para los pueblos limítrofes. Las Bases representaban un ingreso económico substancial para la economía puertorriqueña.

Hay que recordar la importancia que ganaron las Bases Norteamericanas en Puerto Rico, después de la entrega de Cuba al marxismo (el Nuevo Orden Mundial) y la dificultad que esto representó para la Base Naval de Guantánamo, Cuba.

La campaña independentista de Puerto Rico logró el cierre paulatino de las Bases Militares, y el éxito mayor fue la salida de la Isla de Vieques, la mayor en esa época y selló el futuro de la de Ceiba. Esta operaba, suplía y coordinaba el entrenamiento que se realizaba en Vieques.  Al eliminarse Vieques y sin que se lo pidieran, cerraron la Base de Ceiba y con ello la ya atribulada economía de la Isla del Encanto, entró en picada y acumuló la deuda que enfrenta en estos momentos… que “no la brinca un chivo”, pero que no se puede ignorar y que esa situación es anterior a los ciclones Irma y María, lo que ya había puesto a la Isla en una situación precaria.

María solo ha puesto de manifiesto a nivel nacional y mundial, la situación tan grave en la que se encuentra hoy la ¨Isla del Encanto¨.

El momento para todos los que no siendo puertorriqueños, hemos amado y amamos a la Isla, es de reinventarla, con la ayuda de muchos y el silencio de los que deben callar.

Un Comentario sobre “CON PUERTO RICO EN EL CORAZÓN

  1. Muchas Gracias Señor Enrique Artalejo……Mas claro…ni el agua. Sus palabras han llegado a mi Corazon. Los Comunistas Internacionles buscan la caida de Puerto Rico en la letrina Socialista. Haremos hasta lo imposible para evitar esa tragedia.
    Le Saluda su Amigo,
    Henry Agüeros Garces.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Help

WordPress theme: Kippis 1.15