CONTROVERSIAL TESIS: OBAMA Y SU LEGADO CUBANO: LA ANEXIÓN.

Por, Dr. Santiago Cárdenas

 Algo bueno  dejó la  visita del ex presidente Obama  y su  inefable  discurso  en el teatro Alicia  (Alonso ) en el país de las maravillas. Quedó claro lo que es obvio. Con los comunistas no hay arreglo. Aunque tengan la soga al cuello y poca gasolina pa’ el viaje a Varadero. Obama rompió con la regla de oro del secretario polaco  de san Juan Pablo II: ” A los comunistas le enseñaréis los dientes; nunca el culo “. Ahí están las consecuencias.

La agresiva respuesta de los Castros a Barack le vino de perillas a la calle 8, la que baila frente al Versalles. También a los menos guaracheros: los detestables, a decir de la Clinton. Ellos y todos, presenciamos en vivo y en directo como antes del despegue del Air Force One de regreso desde la Habana, los predicadores del odio volvieron  a las andadas de la guerra fría  auspiciados en el mono canal de la televisión isleña.

“No  tiren perlas a los puercos” según el  consejo bíblico. Como tampoco se le pueden tirar bombas…..? Qué es lo que  queda en el arsenal  terapeútico para devolverle a los EEUU. su seguridad nacional  tan expuesta y desvirgada  a 90 millas desde hace seis decenios ?.-La anexión del archipiélago cubano como un nuevo estado de la Unión.

La alternativa, el pecado de omisión, sería  colocar al mundo indefinidamente ante la real posibilidad de una guerra desatada por la irresponsabilidad y el fanatismo religioso-leninista cubano. Bien demostrado que ha quedado desde el asesinato de Kennedy al actual apoyo incondicional a Kim Un, pasando por la crisis de octubre  nunca “lejana” en causas y consecuencias. Sin contar con las guerra de Angola y las guerrillas por los caminos del mundo. Cuba: ese pigmeo, enemigo irreconciliable, tenaz  y peligroso de la nación americana. Más allá de los consejos de Ana Belén Montes.

El noble pueblo cubano  pudiera votar por  una anexión a EEUU. que preservará su  seguridad, dignidad, símbolos y cultura. El gran problema es convencer a los estadounidenses para que la aprueben. El gatopardismo de Trump va en esa línea. Pero, por el momento hay que agradecer a Obama por haber despejado el camino para la anexión.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Help

WordPress theme: Kippis 1.15