CUBA: DEL ÉXODO DEL MARIEL AL ÉXODO DE LA MARIELA- Parte 2 y final

SERVANDOGONZALEZPor Servando González

Aunque existían casos de actitudes personales antihomosexuales, en la Cuba pre-Castro nunca hubo antihomosexualismo institucionalizado. Y la razón de esto es porque el homosexualismo en Cuba nunca fue politizado, en otras palabras, los homosexuales cubanos no eran gays.

Una vez que se entiende esta distinción cardinal entre gays y homosexuales, es relativamente fácil comprender la razón por la cual, al mismo tiempo que el gobierno de Castro acosaba, torturaba y asesinaba a los homosexuales y los internaba en campos de concentración, muchos gays norteamericanos se unieron a la Brigada Venceremos y viajaron a Cuba, so pretexto de cooperar con la cosecha de la caña de azúcar, pero en realidad para manifestar su total apoyo al régimen castrista.

Es interesante notar que, aunque el homosexualismo era un fenómeno común en la Cuba pre-Castro, el homosexualismo politizado, gay, no surge en la Isla hasta después que Castro toma el poder en 1959. Esto se explica si analizamos quiénes formaron el núcleo primigenio castrista. Entre los que inicialmente se unieron al círculo interno de Castro en el M-26-7 estaban su hermano Raúl, Che Guevara, Jesús Montané, Alfredo Guevara, Julio Martínez Páez, Melba Hernández y Celia Sánchez. Después que Castro tomó el poder en Cuba en 1959, Pastorita Núñez, Violeta Casals, Martha Rojas, Margot Machado, Angela Grau, Marta Frayde, Vicentina Antuña y Mirta Aguirre también se unieron al grupo que estrechamante colaboró con Castro.

La mayoría de estas personas que he mencionado más arriba eran gays machos y lesbianas machorras militantes.

REINALDOARENASReinaldo Arenas (foto de la izquierda), un escritor cubano homosexual y anticastrista, escribió lo que tal vez sea el mejor análisis del núcleo gay castrista. Según Arenas, “una característica del castrismo es que castra psicológicamente a los hombres. El sistema caudillista cubano solamente admite dos tipos de hombres: los machos-machos, obviamente representados por el propio Castro, el único que habla, patea la tribuna, truena, y da órdenes, premios y cárcel. El otro tipo es el macho-hembra, o sea, el hombre que incondicionalmente obedece y admira al macho-macho. La admiración que los machos-hembras sienten por el macho-macho es tal que terminan por imitar su voz, su entonación, sus gestos y hasta la forma en que camina.”[6]

La distinción que hace Arenas entre los machos-machos y los machos-hembras es muy similar a la que hacen los gays norteamericanos entre butchs (machos-machos) y femmes (machos-hembras). En la cultura hispana el término que más se acerca al vocablo “butch”, que designa al guerrero gay, es bugarrón (o bujarrón). Los bugarrones no se consideran a sí mismos homosexuales. Según esta distinción, sólo el hombre que adopta el papel pasivo o femenino en el acto sexual es visto como homosexual. Siempre que un hombre mantenga su papel “masculino”, no será considerado homosexual. Pero es bien sabido que muchos bugarrones esconden su homosexualidad bajo un manto de hombría y virilidad.

Por alguna razón inexplicable esta admiración de los machos-hembra por los machos-machos no se reduce a la Cuba castrista, sino que también ha permeado algunas de las organizaciones anticastristas del exilio. Prueba de ello es la cantidad de machos-machos de la inteligencia castrista que han fácilmente logrado penetrar (si no física, al menos metafóricamente) las organizaciones anticastristas del exilio.[7]

Rodeado de gays por todas partes, el Supergay en Jefe siempre ha sentido un desprecio total por los homosexuales afeminados. Su peor insulto es llamarle “maricón” a alguien. Según el escribidor Norberto Fuentes, “el hombre es una maldita fábrica de decirle maricón a todo el mundo.”[8]

NORBERTOFUENTESCOMFIDELNorberto Fuentes ( en la foto de la izquierda con Fidel Castro)narra como Castro usó varias veces a García Márquez como su enviado personal para decirle “maricón” a Felipe González, a Omar Torrijos, y a otros. [9] En otro de sus libros, Narcotráfico y tareas revolucionarias, el propio Fuentes narra cómo en una visita que Castro realizó a Rumania en 1972, le espetó a Ceaucescu, “Tú eres maricón,” y, dirigiéndose a su traductor le ordenó”: “ Díle que él es maricón. Traduce eso.”[10]

En el 2003, una broma radiofónica concebida y llevada a cabo por dos jóvenes locutores cubanos de la radio de Miami, reveló una faceta del tirano de Birán desconocida para la mayoría de los cubanos. Cuando, en el transcurso de la broma en la que, haciéndose pasar por Hugo Chávez, los bromistas le tomaron el pelo a Fidel, los locutores finalmente se decidieron a levantar la paloma y le dijeron al tirano “Caíste igual que Hugo Chávez” (a quien unos meses antes le habían hecho la misma broma), un enfurecido Fidel Castro respondió: “¿En qué caí, maricón?, ¿En qué caí, mariconzón?”

La crueldad despiadada hacia sus opositores, una característica esencial de la revolución castrista, es el resultado directo de sus raíces gay homonazis.[11] La Cuba de Fidel Castro está llena de cárceles y campos de concentración, donde el trabajo forzado, la tortura física y mental, y los pelotones de fusilamiento, son parte de la rutina diaria del sadismo gay. [12] No es por casualidad que uno de los peores tipos de tortura en Cuba, las llamadas “celdas tapiadas”, especie de ataúdes de hormigón en las que los presos son forzados a mantenerse de pie en total oscuridad por varias semanas, fueron inventadas por los gays nazis de las SS en la prisión de Oranienburg, cerca de Berlín.

Lamentablemente, Almedros y Rodríguez-Leal, demostrando una increíble falta de honestidad intelectual, no aclararon en su documental Conducta Impropia que quienes hostigaban a los homosexuales afeminados y los internaban en las UMAPs no eran los viejos comunistas del PSP, sino los gays de la pandilla castrista, entre ellos Fidel y Raúl Castro, Che Guevara y el propio Alfredo Guevara. El único que tuvo la valentía de decirlo fue René Ariza, cuando, ya casi al final del documental, afirmó que en la Cuba de Castro las fronteras se tornaron borrosas, y muchas veces no se distinguía entre el perseguido y el perseguidor.[13]

Tampoco es producto de la casualidad que tres de los hechos más deleznables del sadismo gay castrista: el fusilamiento de 71 oficiales del ejército constitucional el 11 de enero de 1959 y su enterramiento en una fosa común, los fusilamientos masivos en La Cabaña, y la creación de las UMAPs en 1965, hayan sido llevados a cabo por dos de los más connotados gays castristas: Raúl Castro y el Che Guevara.

América Latina ha conocido dictaduras despiadadas y crueles. Pero nunca en la historia de esos países un gobierno ha instituído una persecución tan sistemática de sus ciudadanos, y en particular de los homosexuales, como la llevada a cabo por los machos-machos de la Cuba gay, homofascista, de Fidel Castro.

¿Por qué ahora ese cambio tan radical en Cuba? ¿Por qué el país que más hostigó y persiguió a los homosexuales se ha convertido de la noche a la mañana — si uno cree la propaganda castrista —en un verdadero paraíso gay? La respuesta es bien simple: porque el movimiento gay se ha convertido en una punta de lanza, una quinta columna al servicio de los conspiradores del Consejo de Relaciones Exteriores que luchan en las sombras por imponer el Nuevo Orden Mundial Gay.

Y, no lo duden. Si el Nuevo Orden Mundial Gay se llega a imponer en gran parte del planeta, los campos de concentración para homosexuales no tardarán en aparecer, inclusive en la Cuba castrista.

Notas:

  1. Existe la posibilidad de que el éxodo del Mariel no haya sido un acto espontáneo, sino una operación de guerra psicológica cuidadosamente planeada y llevada a Cabo por el gobierno del Castro en complicidad con sus amos en el gobierno norteamericano. Ver, Liz Balmaseda, “Exile: I Was Mastermind of Mariel,” The Miami Herald, July 31, 1989.
  1. Ver, Camille Paglia, “The dangers of the gay agenda,” Salon magazine, octubre 10, 1998,

http://www.salon.com/col/pagl/1998/10/28pagl.html. Sin embargo, en un acto de prestidigitación ideológica, los gays norteamericanos se las arregaron para que se aprobara una ley que defendía no a los homosexuales, sino a los asesinos gays.

  1. Ver, Samuel Igra, Germany’s National Vice (London: Quality Press, 1945), y Judith Reisman, “ ‘Homosexists’: Fanatical Mysoginists”, WorldNetDaily, noviembre 5, 2010.
  1. Carlos Franqui, Diary of the Cuban Revolution (New York: Viking, 1980), p. 8.
  1. Ver, Ramón B. Conte, Historia oculta de los crímenes de Fidel Castro (autopublicado, n.p., 1995), pp. 15-30.
  1. Reinaldo Arenas, Necesidad de Libertad (México, D.F., Editorial Kosmos, 1986), p. 218.
  1. Un caso notable es el del macho-macho que se infiltró en Hermanos al Rescate. Pero ése no fue un caso aislado. Existen otros de cuyos nombres abstrusos no quiero ni acordarme.
  1. Norberto Fuentes, Dulces guerreros cubanos (Barcelona: Seix Barral, 1999), p. 200.
  1. Ibid., pp. 200-201.
  1. Norberto Fuentes, Narcotráfico y tareas revolucionarias: El concepto cubano (Miami: Ediciones Universal, 2002), p. 86.
  1. Sobre las raíces gay del movimineto Nazi, ver, Scott Lively y Kevin Abrams, The Pink Swastika: Homosexuality in the Nazi Party (Veritas Aeterna Press: Sacramento, California, 2002).
  1. Para un análisis de un aspecto particular del sadismo castrista, véase, José Luis Fernández, “Cuba, centro masoquista mundial”, La Voz de Cuba Libre, 11 de Agosto del 2005.
  1. Ver, Servando Gonzalez, “¿Quién persiguió a Muchilanga?,” Observando, Segunda edición (San Francisco: El Gato Tuerto, 1986), p. 76. 

3 comentario sobre “CUBA: DEL ÉXODO DEL MARIEL AL ÉXODO DE LA MARIELA- Parte 2 y final

  1. Estoy anonadado, desvastado, pero agradecido al eminente experto en teorías conspirativas, con tan grande background y credenciales académicas de tantas conocidas Universidades del Oeste de nuestro país, pero Coño, me muero de miedo al comprender que cuando triunfe el nuevo orden mundial gay, va a ser obligatorio dar el cu…(trasero). Voy a estar muy alerta para mandarme a hacer algunos calzoncillos de plomo, para ver si puedo evitar lo inevitable, porque yo, primero muerto que penetrado…y mucho menos obligado por la ley…Ojalá y los parta un rayo a todos esos propugnadores de este Nuevo orden mundial gay……Como Pepe Biondi pregunto, ¿Donde me pongo, donde me pongo?

  2. Muy interesante ver esta relacion entre poder y sexualidad. Los homosexuales tanto como los negros y las mujeres estan siendo usados en forma de movimientos radicales para pervertir el orden social y la familia. Muchos ilusos estan lejos de saber de que los mismos que impulsan estos movimientos son los mismos que odian a los homosexuales, a las mujeres y a los negros.

  3. Excelente analisis…soy de ls que piensan que Fidel es un caso tipico de exito politico a traves del sexoservilismo, tanto como macho alfa que como proxeneta…Wieland,Guevara, Quevedo, Llanuza, y Nati Revuelta, Orquidea Pino, Celia Sanchez…etc
    .bueno Batista tambien estuvo muy relacionado con poderosos gays como Welles y Caffery

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Help

WordPress theme: Kippis 1.15