CUBA: OTRO PRIMERO DE MAYO SIN GARANTÍAS LABORALES

Por Carmelo Diaz Fernández- Especial para Nuevo Acción

Un nuevo Primero de Mayo en Cuba al cual podemos dar el título de “nada para los trabajadores”.

Hemos arribado a este siglo XXI en Cuba con la total ausencia de una norma democrática y legal que reconozca la existencia de organizaciones sindicales independientes sin el tutelaje del Estado y de ningún partido político.

Vamos a asistir en Cuba a la “celebración” de un nuevo Primero de Mayo que lejos de ser una fecha conmemorativa organizada democráticamente por los trabajadores se ha convertido en una fiesta del Estado, organizada por el Estado y dirigida por el Estado.

En Cuba no existen organizaciones gremiales independientes, el Partido Comunista es el que traza las directivas de la oficialista Central de Trabajadores de Cuba (CTC), la cual se ha convertido en correa de transmisión del régimen totalitario despojando de ese modo todo vestigio de autonomía a las organizaciones gremiales. Ninguno de los que han ocupado el cargo de Secretario General de la CTC ha sido elegido por los trabajadores: todos han sido designados por el Partido Comunista.

Es nuestro deber en este Primero de Mayo exigir que cesen definitivamente los actos de acoso, amenazas, arrestos y registros de los hogares de aquellas personas que defienden los intereses de los trabajadores.

En este Primero de Mayo demandamos la eliminación de todo tipo de discriminación en el trabajo por motivos raciales, de sexo, religiosos y políticos, así como también se ponga fin a todo tipo de trabajo no remunerado por considerarlo lesivo a la dignidad humana, una forma sutil de esclavitud.

Demandamos en esta solemne fecha en el ejercicio del derecho, que los trabajadores cubanos inviertan en nuestro país en pequeñas, medianas y grandes empresas y no como ha sido hasta ahora un privilegio exclusivo para los inversionistas extranjeros.

Los trabajadores cubanos no tienen derecho a huelga ni tampoco a demandar los abusos y violaciones de la patronal estatal. Los trabajadores cubanos rechazan el nuevo reglamento del Partido Comunista disfrazado de Constitución donde no se hace mención a ningún derecho de los trabajadores ni se enaltece la libertad de expresión y la pluralidad de partidos y mucho menos de elecciones libres y competitivas como tampoco se refiere a la libertad de los presos políticos.

No podemos dejar de señalar en este significativo día que los trabajadores cubanos aspiramos a que todos nuestros derechos se promuevan con apego a las practicas nacionales e internacionales del derecho al trabajo, y que se remuevan del escenario nacional las estructuras parasitarias, inoperantes, y burocráticas de un régimen unipartidista y totalitario.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Help

WordPress theme: Kippis 1.15