CUESTA MORÚA: LA TOUR DISIDENCIA CONSTRUYENDO EL SOCIALISMO

MANUELCUESTAMORUAFOTOGRANDESANTIAGOCARDENASDR.Por Dr. Santiago Cárdenas- Especial para Nuevo Acción

La tour disidencia es la variante más visible  (y la más provechosa para  los  vivarachos) de la oposición leal.  En palabras más simples: es la oposición que convive en gracia con los comunistas. Se bañan en el Almendares  y guardan la ropa en el río  Miami sin  problemas… en estos últimos días del castrato.

Lo de “leal” le ha dado la vuelta al planeta  y al mundo de la cubanología. El término saltó, por lo insólito y obsequioso, desde las computadoras  de dos  laicos  amigos de su  Eminencia  Le  Cardinale a las  páginas de los periódicos urbi et orbi. Payá los llamó  comisarios y  definió la mojiganga  con sólo dos palabras: cambio-fraude. Así de sencillo. Así de fácil.  Que no hace falta tanta  “academia” para  definir lo evidente.

Pero Cuesta Morúa (Foto grande que encabeza este artículo),  un socialista afrodescendiente, no quiere o no le conviene entender lo dicho en los párrafos  precedentes. Allá está (o – a la inversa — aquí está; dando algunos  viajes a la isla) para demostrarnos  que en  Cuba se puede ser socialista y democrático. Que me perdone  Don Manuel, estos términos son incompatibles; mutuamente   excluíbles.

La estrategia de Cuesta M.  desde su exilio dorado es semejante  a la de Raúl: perfeccionar el socialismo cubano. Para ésto fundó una  “corriente  socialista” y un  arco “democrático” De nuevo: permítame que me sonría. No se puede ser socialista y demócrata al unísono.

Curtois evaluó en unos cien millones las víctimas del socialismo desde Lenin. Como filosofía contra natura los socialismos hay que imponerlos por la fuerza, a la cañona,  como bien sabemos los cubanos. Hay que  “construirlo”, y por consiguiente necesita de ideólogos y “arquitectos” sociales.  Es eso lo que están  proponiendo  Raúl  y Manuel –con diferentes variantes—para el sufrido pueblo cubano asqueado de tanta manipulación. El primero desde el gobierno  dictatorial; Morúa desde la tour disi-oposición. Dizque oposición.

Las mesas de “unidad”,  la   progresía, los socialismos, el viajeteo y los cambios-fraudes se definen por sí mismos. Tienen un denominador común: poco a  poco; sin pausa, pero sin prisa. Como orienta la alta inteligencia cubana y el monopartido.

Lo que necesitamos en Cuba—y urgentemente–es un baño de inmersión  en el capitalismo y no remiendos con  un nuevo socialismo. Además, unas elecciones libres para pasarlos  por las urnas; que no por las armas.

Don Manuel no va a perfeccionar el socialismo en la isla  desde la billetera, perdón  desde la sagüesera, de su  golden exile  in Miami.

WordPress theme: Kippis 1.15