DE LEÓN A MONO…Y EL MONO AMARRADO

MARZOFDEZPor Marzo Fernández- Exclusivo para Nuevo Acción

Sin dudas de ningún tipo, el gobierno comunista de Cuba está viviendo momentos de esplendor. Acaba de marcharse del país el canciller japonés, comprometiéndose con una larga lista de acuerdos y nuevas líneas de crédito.   El próximo 10 de mayo Raúl se reunirá con el Santo Padre, y el 12 se reunirá con Putin y Mediedev, donde firmarán el ya conocido acuerdo de modernización de las Fuerzas Armadas  Cubanas, así como el financiamiento de
varios megaproyectos.   Sin olvidar el recibimiento de Héroe Nacional que le fue conferido  a Raúl en Argelia.

Llegando a Cuba, Raúl tendrá la tarea de recibir  la primera visita de un Presidente francés al país caribeño. ¿De qué hablarán y qué acuerdos firmarán? No se ha filtrado absolutamente nada. Pero el gobierno cubano sin dudas, explotará políticamente esta visita, que al seguro lo fortalece.

En el ámbito local, a pesar de tener la naturaleza en contra, de que azotara al país. Un aguacero platanero, que hizo daños enormes; celebraron un grandioso acto el 1ro de Mayo, donde Maduro se comprometió a continuar ayudando al enriquecimiento de la nomenclatura, perdón quise decir al pueblo cubano.  La doble moral siempre está presente, el domingo en la Plaza y el lunes en la Sección de Intereses, gestionando la visa. Y ¡manden que estamos ganando!

En este contexto, han surgido en el exilio nuevas teorías muy interesantes, arropadas de un supuesto patriotismo que no permiten ni discusión, ni análisis, allá va:
“El problema es entre cubanos y lo tienen que resolver los cubanos de allá. No se puede esperar nada del gobierno norteamericano. El problema es nuestro. Las libertades públicas, tenemos que luchar internamente por ellas”

No es una valla en la calle 8, es una consigna, una orientación, una nueva guía de acción.  Aunque parezca un anuncio político pagado no lo es. Desarmar a la oposición.

En mi opinión, estaba convencido que el gobierno norteamericano era parte, y muy importante del problema cubano. Parece que ahora es “al pelo”  y sin montura.

Durante muchos años estuvo vigente y muy activo el famoso acuerdo Kennedy-Krushov, donde el gobierno norteamericano se comprometía a no aplicar ni permitir acciones para la desestabilización del gobierno
cubano.   Además y no es secreto que los guardacostas norteamericanos son los que cuidan las fronteras cubanas.  Se ocupan de devolver a los que intentan huir por mar.  Pero, ¿Quién paga la represión?  Los familiares
en USA que tienen que pagar un rescate para una familia secuestrada y sometida a la peor de las torturas, el hambre.

¿Quiénes son los principales suministradores de alimentos al gobierno cubano?  ¿Quiénes se ocupan de reprimir a las patriotas cubanos que desde el exilio han intentado combatir al comunismo? ¿Se  pueden olvidar a Santiago Álvarez, Ernestino Abreu, y muchos más que han pagado con prisión “el intento de ir a luchar por la Patria.”?

Es una bajeza afirmar, que los cubanos que siempre se han mantenido en pie de lucha—la línea dura—son los responsables de que la dictadura permanezca en el poder por más de 56 años.  Que no han logrado nada. Hay que ser cobardes, en vez de combatir a la dictadura. Lo hacen contra hombres dignos, que han estado siempre en disposición de ofrendar sus vidas por la patria—contra todos, siempre  perseguidos—sin  esperar ninguna recompensa, solo interesados en  la libertad.

Todos hemos sido testigos de la increíble afluencia de figuras públicas norteamericanas a Cuba a confraternizar con los dirigentes comunistas. Desde Paris Hilton, agricultores de Texas, hasta el gobernador de la capital del mundo New York.  Y todavía afirman que no están ayudando a consolidar la dictadura.

Y aún  falta lo mejor. Se están afilando los dientes, al ser retirados de la Lista de Países Terroristas, el acceso a los créditos del Fondo Monetario Internacional y el Banco Mundial son inminentes.  Ya se les va facilitando el camino.

Prácticamente el mundo entero ayuda a  los gobernantes cubanos, y que haya “personajes”  que le nieguen la ayuda a los opositores bajo la consigna de “EL PROBLEMA ES ENTRE CUBANOS”.  ¡Miserias humanas!  El mundo entero debía  de estar ayudando a nuestros hermanos en su desigual lucha.

Esto parece una “yunta”; por una parte se les garantiza a los comunistas tranquilidad absoluta en Miami, represión total contra todos los patriotas. Se les devuelve a los asesinos espías.  Se mantiene preso a Arocena, sin ningún tipo de derechos.  El preso político que ha cumplido mayor condena en el mundo.

Por su parte, en Cuba: La represión total, no hay tolerancia de ningún tipo. Sin compasión,  da lo mismo hombres que frágiles mujeres que van en peregrinación a la Iglesia.
Y ahora, el mensaje subliminal: “El problema es entre cubanos.”

Solo me resta decirle a nuestros hermanos, que se encuentran en la jaula amarrados y sin recursos, que se cuiden más de los “amigos” que de los enemigos.

JUEGUEN LIMPIO. SOCIALES, NO APRIETEN TANTO.

WordPress theme: Kippis 1.15