DE LOS ARCHIVOS DE NUEVO ACCIÓN: CON LA TOGA VIRIL

“SOLO LA VERDAD NOS PONDRÁ LA TOGA VIRIL”- José de la Luz y Caballero

UNA COLUMNA A CARGO DE ALDO ROSADO-TUERO

Los cubanos nos quejamos mucho –entre ellos el que esto escribe– de la actitud asumida por los ajenos a nuestra tragedia y no sólo nos dolemos, sino que nos indignamos ante la apatía y el silencio cómplice demostrado  por líderes mundiales, escritores famosos y líderes religiosos, entre ellos los Papas de la Iglesia Católica Romana. 

Hoy mismo casi me da un infarto por la ira que me provocó leer la noticia, de que el Papa Benedicto “puso la vista ayer viernes santo, en China” e hizo mención de los crímenes que se están cometiendo allí por los chinos comunistas contra el pueblo tibetano. Mi primera reacción fue: “pero que hijo de puta y que ciego este Papa, jamás ha hablado ni ‘ha puesto la vista’ sobre los crímenes que se cometen en mi patria:Cuba”.

Pero luego leyendo hasta el final de la información y otras noticias sobre la rebelión abierta y militante del valiente pueblo tibetano, tuve que reconocer que estaba equivocado en mi reacción y que fui injusto con el Papa. Y les diré a los lectores el porque de mi cambio de actitud:

PRIMERO:- El pueblo cubano, hace mucho tiempo que no muestra el espíritu de rebeldía que hace que otros pueblos del mundo, admiren la valentía y el espíritu de lucha. Nuestro pueblo a pesar de llevar medio siglo bajo la bota comunista y totalitaria del castrato, después de aplastada la corajuda insurgencia de los primeros años, no ha dado nunca más una muestra colectiva de querer sacudirse el yugo, que ni siquiera se asemeje a la de los tibetanos. En otras palabras: aunque nos duela, hay que reconocer que los monjes tibetanos han demostrado que debajo de sus batilongos naranja, llevan bien puestos los adminículos de la virilidad y han sabido inculcar en sus conciudadanos ese espíritu de lucha, que desgraciadamente ha ido disminuyendo con el tiempo en Cuba.

Y SEGUNDO:- Que leí que el discurso del Papa fue encomendado al Cardenal y Arzobispo de Hong Kong. Evidentemente un cura con Kongjones. Ahora entiendo porque el Papa no habla fuerte contra la tiranía cubana. Imagínense, si el que le escribe las cosas de Cuba, es el Cardenal Ortega y ♪♪Al ánimo, la fuente se rompió♪♪ , perdón, debo decir, Ortega y Alamino. No podremos esperar nunca una actitud firme contra la tiranía de los Castro.

CONCLUSIÓN:-Que corresponde a los cubanos dar el primer paso, para entonces poder exigir la solidaridad y la ayuda de otros. Cuando imitemos el pueblo tibetano o a los guerrilleros del Karen, entonces, y sólo entonces, tendremos los argumentos y la moral de exigir esa solidaridad. (Publicado en 3-22-08-12:25PM)

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Help

WordPress theme: Kippis 1.15