DE LOS ARCHIVOS DE NUEVO ACCIÓN: DEJEN TRANQUILO A JOSÉ MARTÍ

Por Enrique Artalejo (exclusivo para Nuevo Acción)

Los comunistas y los que se creen demócratas quieren usar a José Martí a su conveniencia, como a los que le encanta interpretar las famosas “Profecías de Nostradamus”… allí está bien claro, como para justificar todo lo que se les antoje.  Si todo está tan claro… ¿Por qué no se han evitado los desastres?  Si a usted le dicen que mañana, camino a su trabajo, un camión le va a pasar por encima… ¿No decide tomarse el día libre y no ir a trabajar aunque lo boten?  Hasta de Castro y Obama se ocupó Nostra…  ¿Y por qué no hemos podido evitar, el desastre que representan ambos personajes para una buena parte de la humanidad?

Los izquierdosos en particular, aquellos que solo tienen “escrementus-castristi u obaminoscuo” en lugar de materia gris en sus cerebros, jamás podrán entender a José Martí, ni a los que somos verdaderos amantes de la democracia y lo que entendemos por ella.

Aló, Aló señores, Martí SÍ… siempre estuvo en contra del imperialismo, pero también en contra del comunismo, en contra de la explotación del ser humano… ni por el hombre, ni por el Estado… ni por ningún Mesías, importado del más allá y menos del más acá.  

Hace casi 49 años, en una reunión con miembros del Comité de Libertad de Prensa de la SIP, en la ciudad de Miami Beach, y su presidente entonces Jules Dubois, hablando precisamente de lo ocurrido en Cuba, y entre otros muchos puntos que se trataron y que no vienen al caso, le expresé a varios de ellos lo siguiente:

A los seres humanos, que viven en piso de tierra, sin salud, sin educación y sin alimentación adecuada, no se les puede vender la democracia teórica… diciéndoles que las condiciones en que viven o mal viven, son mejores que las promesas de los demagogos socialistas o comunistas.  Los seres humanos que viven en la miseria, son la materia prima que necesitan los vividores y demagogos de siempre, por lo fácil que son de engañar y con razón. Entonces… hablábamos de Castro, y eso que Cuba no era el ejemplo más crudo de la situación, ya que con todos nuestros problemas y defectos, éramos la tercera economía de Latino-América en 1958.  De Cuba decíamos que era de “corcho”, progresaba a pesar de la corrupción de los malos gobiernos… y no se hundía.  No es necesario recordar… que los presidentes que conocí, y muchos de los que los rodeaban, también se hicieron multi-millonarios y que yo sepa, ninguno se sacó la lotería tantas veces. 

Cuba siempre ha necesitados gobiernos honrados (y no solo Cuba), el cubano de entonces decía “peor que Batista ninguno” y se equivocaron casi todos… Castro fue el producto de Batista y le mejoró la plana. Demostró que Cuba no era de corcho y la hundió, también ha demostrado que es más asesino y más ladrón que todos los anteriores, ha fusilado y asesinado a miles y no solo se hizo millonario él y su equipo de ignorantes, sino que se ha robado la nación por los pasados 50 años, y el mundo está lleno de “cretinos” que le celebran su “hazaña” unos, y lo mantienen y cuidan otros.

Siempre hemos observado con pena, como a los norteamericanos los han “instruido” pensando que están solos en el planeta, la mayoría desconoce el mundo que les rodea.  Hace poco me referí, a la encuesta realizada hace unos años, en un par de universidades de la Florida, donde solo el 5% de sus alumnos pudieron identificar, en un mapa, donde estaban parados en ese momento.  Me gustaría que repitieran y actualizaran la encuesta.  En Estados Unidos, usted puede llegar a graduarse en una universidad, sin haber tomado un curso de geografía universal.

Pero nada de esto justifica, que un ser pensante, pueda estar de acuerdo con Castro, Chávez y el resto de demagogos, asesinos y ladrones que se están dando como la “verdolaga” por todo Latino América, y que solo están perfeccionado el sistema de explotar, para beneficio de unos pocos, a las clases más des-poseídas. El mensaje es el mismo de siempre, y está probado que ninguna dictadura o tiranía, ya sea de derecha o de izquierda es la solución a los problemas, ni las promesas de los liberales o socialistas o comunistas tampoco.

Claro que no tiene sentido (que el hasta ahora) país más poderoso del mundo, el que ha invertido los números estrafalarios de dólares, que oímos todos los días, no solo en guerras justificadas o no; el que se ha dedicado a encontrar agua en Marte, a velar por los derechos de los pajaritos, o a hacerle una cirugía reconstructiva a un pobre cocodrilo que lo arrolló un auto en una carretera… y que sin embargo 45 millón de ciudadanos, no puedan pagar el oneroso costo de los planes de salud.  Que podamos ver como empresas que han perdido, en los últimos años… cutucientos millones de dólares, les han otorgado multi-millonarios bonos a los mismos ejecutivos que han guiado a sus empresas al desastre, y en medio de ese desastre si decidimos reemplazarlos por otros “ejecutos”, les otorgamos “un jugoso paquete de despido”, en lugar de darles una buena “patada en el trasero”.

¿Estaría Martí de acuerdo con eso? Desde luego que no. Su pensamiento no tiene nada que ver ni con unos ni con otros, fue un ser humano adelantado a su época, y es una hijoputez tratar de desvirtuar su pensamiento sacándolo de contexto y usarlos como ha hecho Castro, sus eunucos mentales y también los que se creen demócratas y hasta martianos, porque repiten como papagayos los pensamientos del Apóstol.

José Martí fue anti-imperialista y anti-comunista, luchó por la libertad del ser humano y en un de sus más cortos pensamientos… lo dijo casi todo. Hay que ser culto para ser libre, y cultura no es adoctrinamiento, ni el embotamiento de cerebros, con el exceso de fantasía, consumo y diversión.

Dejen tranquilo a Martí unos y otros. Creo que nunca imaginó que existieran tantos “tontos inútiles”.

(Publicado en la edición del jueves 26 de marzo del 2009)

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Help

WordPress theme: Kippis 1.15