DE LOS ARCHIVOS DE NUEVO ACCIÓN: LA HISTORIA EN LA MEMORIA

EL PRIMER NÚMERO IMPRESO DE “ACCIÓN”

aldorosadotueroyeveliosardaagostode1963

Foto tomada en agosto de 1963, en el humilde apartamento en que vivía nuestro director y a la sazón, Jefe Nacional del Movimiento Nacionalista Cristiano (MNC), en la 2 calle y la 7 avenida del SW. en Miami.  Aldo, a la izquierda de la foto, a su derecha el joven Evelito Sardá.

Por Aldo Rosado-Tuero

A la izquierda, nuestro Director manejando el mimeógrafo en que se imprimió el primer número de “Acción”(fotos: Nuevo Acción”)

En el mes de agosto de 1963, salió a la luz en Miami, el primer número de un humilde periodiquito mecanografiado, bajo el nombre de Acción. Habíamos acabado de salir, un mes antes  de las Unidades Cubanas del Ejército Norteamericano, adonde habíamos acudido para recibir el entrenamiento militar necesario para emprender las acciones de guerra contra el régimen castrista, al que creíamos podíamos derrotar por las armas. Desencantados de las falsas promesas de nuestros aliados naturales y decididos a mantener nuestra independencia de cubanos, sin dejarnos dirigir por ninguna agencia, ni organismo que respondiera al Gobierno norteamericano, emprendimos la lucha, reclamando solamente que se nos respetara y se nos reconociera nuestra beligerancia, sin darnos órdenes, ni decirnos como debíamos llevar la lucha. Creíamos ayer, como lo creemos ahora, con el poeta José María Heredia: “ que si un pueblo su dura cadena-no se atreve a romper con sus manos- bien le es fácil mudar de tiranos- pero nunca ser libre podrá”. Y en nuestros sueños, a pesar de la pobreza de medios, aspirábamos a que “Acción” fuera un órgano de denuncia y una publicación que llamara a los cubanos  al combate y creara conciencia de nuestra nacionalidad y de que la responsabilidad de conquistar nuestra libertad, no le correspondía a nadie más que a los cubanos.

aldorosadoenlasunidadescubanasdeusaarmyen-fortjackson-s-c1963

Aldo Rosado-Tuero en Fort Jackson, S.C. 1963

En tres meses ya lo estábamos imprimiendo en una imprenta en Colombia. Luis Alfonso Madrid Castaño y  la dirigencia de Colombia Joven (Miembro de la Alianza Nacionalista Iberoamericana  “Joven América”, como el MNC); colombianos de vergüenza y calibre se encargaban de todo lo concerniente a la impresión y nos lo enviaban a Miami.

Con el tiempo “Acción” fue mejorando y fue creciendo en tamaño y páginas.  Se comenzó a imprimir en Miami, en la imprenta Colorama, propiedad de Alfredo Romero, a quien no le importaba si teníamos dinero para pagarlo a no. Muchas veces el dinero dispuesto para el periódico había que gastarlo en pertrechos bélicos, gasolina para los barcos, comida para los que se entrenaban en los campamentos o pasaban días en los cayos, esperando la oportunidad de burlar a los guardacostas para dar un viaje a Cuba. Eran los tiempos del viento y del fuego. Por esos días le adicioné el lema de “Voz sin Mordaza de una Conciencia sin Tarifa”.

Individuos allegados a la CIA, trataban de conquistarnos para que trabajáramos para ellos y al negarnos, se incrementaron las presiones, las amenazas y los confinamientos de inmigración restringiendo nuestros movimientos al Condado de Dade, bloqueando nuestra posibilidad de seguir viajando y coordinando con otros anticomunistas de nuestra América para golpear a nuestros enemigos.

Decidimos marcharnso al oeste del país, a California, para desde allí, a través de México seguir nuestra lucha. Y vino otra etapa de “Acción” impreso. Esta vez lo imprimíamos en México, gracias a la ayuda brindada por Don Salvador Abascal, el padre del actual secretario de Gobernación del Gobierno Fox, Carlos Abascal Carranza. Don Salvador puso a nuestra disposición las facilidades de su editorial Tradición y “Acción” se hizo por un tiempo en México y se distribuía en el Sur de la Florida, Los Angeles y los  pueblos aledaños, y en New York y New Jersey. El esfuerzo era ingente y costoso y entonces decidimos volverlo a imprimir en Los Estados Unidos, y esta vez fue Laurentino Rodriguez, quien se hizo cargo de las tareas  de impresión. Así fue hasta finales del 1979, cuando decidimos trasladarnos otra vez para el área de Miami y dejamos de publicar “Acción”. Ya los viajes a Cuba, no eran a llevar armas ni pertrechos, ahora los que predominaban eran los de llevar dinero a los familiares, ropas zapatos y lujos para celebrar los quince de las sobrinas o las primas, o por ende, ayudar al tirano, llegándose a la triste paradoja de que eran las víctimas de la tiranía las que apuntalaban económicamente al tirano. Decidimos esperar tiempos mejores. Aún la internet no tenía la importancia de hoy.

Hasta hace unos meses, en abril de este año, que decidimos comenzar de nuevo la publicación, esta vez digital y con alcance mundial, de la Voz sin Mordaza de una Conciencia sin Tarifa. bautizádolo esta vez como “Nuevo Acción”. Y AQUÍ ESTAMOS.

(Publicado en la edición del lunes 16 de octubre del 2006)

Un Comentario sobre “DE LOS ARCHIVOS DE NUEVO ACCIÓN: LA HISTORIA EN LA MEMORIA

  1. Jódale a quien le joda, honor para Aldo y todos los que han colaborado y colaboran con él en esta trinchera de Nuevo Acción.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Help

WordPress theme: Kippis 1.15