DE LOS ARCHIVOS DE NUEVO ACCIÓN: LOS CULPABLES DEL STATUS QUO

Por Dr. Luis Valdés 

¿Quienes son los culpables del “Status Quo”?  Quizás sean ellos o somos nosotros, serán los buenos o pueden ser los malos.  Realmente lo somos todos, los simpatizantes, los indiferentes, los disidentes y los opuestos. 

No se puede culpar solamente a quienes fueron fácilmente impresionables o aquellos que ignoraron que Fidel era un paranoico, un enfermo dominado por la idea de matar, destruir y de mandar. 

La tiranía que nunca ha pagado la deuda externa y que mantiene el país en ruinas y a la población limosnera en harapos, siempre ha jugado a ganar y por casi medio siglo lo que mejor funciona es el sistema represivo y la industria de divisas que provienen del exterior. 

Esta industria de divisas externas que contribuye solo a la economía de la nomenclatura posee un gran frente de recursos diversos constituido por: 

  1. Las remesas familiares que sobrepasan los 1,500 millones de dólares anuales.
  2. La renta de obreros, deportistas, entrenadores, profesionales (médicos, ingenieros, etc.) a otros países.
  3. Las agencias de viajes, los tramites, los viajes, las llamadas familiares
  4. Las privilegiadas casas particulares que pagan al gobierno sobre $300.00 mensuales.
  5. La ayuda de el exilio a los disidentes, periodistas independientes o articulistas. 

El gobierno con sus truculentas artimañas y que durante 5 décadas ha mantenido una corrupción asfixiante y una inmoralidad irrestricta en todas las esferas creó una magnífica y exitosa empresa generadora de divisas para auto beneficiarse. 

Esto me hace pensar en la similitud del funcionamiento de una compañía de seguros que vende pólizas de vida pero con las triquimañas del castrismo y trataré de explicar la complejidad de la trama: 

El gobierno actúa como la compañía de seguros, vendiendo a los disidentes una póliza de vida llamada “Status Quo”.  

–         El exilio paga la prima de dicha póliza

–         El asegurando será un disidente o un periodista independiente quien recibe la prima de dicha póliza

–         y finalmente el gobierno es el beneficiario. 

Llamaremos a esta compañía:  

“LA SEGURIDAD CIA. MUTUALISTA DE SEGUROS” 

Imaginen como sería la venta de una póliza por un agente de dicha compañía. Iría algo así: 

¿Está agobiado y no puede resolver? Entonces deje que uno de nuestros agentes “segurosos” le contacte y le haga comprender los fantásticos beneficios de nuestra compañía tales como: 

-Los cursos básicos “Disidente al Minuto” y “Ponte en la Lista para Periodista” 

-Como poder ser el hijo adoptivo del exilio y a su vez “Un Guardián del Status Quo” 

-Ofrecemos la tranquilidad de que estarán cubiertas sus necesidades y la de su   familia. 

-Le haremos cómodo y fácil recibir sus pagos del exterior y los servicios en línea   (Los cheques vendrán a Ud. directamente. Le ayudaremos entender, como leer, hablar y usar sus conocimientos para resolver y recibir su dinero con rapidez) 

-Le ofrecemos la adicional y excelente cláusula “Incluya a su Conyugue” 

No hay dos opositores iguales es por eso que le ayudamos con un plan específico para resolver y proveemos soluciones para controlar posibles pérdidas. 

Recuerde que nosotros tratamos al opositor como familia. Le ayudamos a resolver y alcanzar sus sueños y tenga presente nuestro lema “Tu dinero es mi dinero”. 

Por años nos ha tocado a todos bien directa o indirectamente participar en el  “Status Quo” y me refiero a: Los Simpatizantes, Los Indiferentes , Los Disidentes y a Los Opuestos. 

Los Simpatizantes:

Todavía hay gente que se aferra al sistema como inspiración para su causa o como justificación para su conducta. Aún los hay quienes quieren seguir sus consignas Estos se merecen 50 años mas de de castrismo. Ya que una mentalidad castrista difícilmente encuentra razones para una conducta ética. 

Los Indiferentes:

Ser apático siempre será mas cómodo y seguro y son ellos los de la generación de la  seguridad y comodidad, productos de la educación e ideología castrista y de la obediencia sin darse cuenta que tal vez esa actitud en un tiempo no muy lejano  tendrá otros costos y otras consecuencias llegando a frustrar sus planes futuros.  

Los Disidentes:

No generalizo pero alguno de ellos han alcanzado niveles de vida que nunca antes habían podido alcanzar bajo la tiranía.

A pesar de lo que el gobierno quiera aparentar sobre su preocupación contra los disidentes; su comportamiento real demuestra que su interés en estos puede ser utilizado como foco de su propio beneficio. Cuando se pierde el interés de ambas partes y el producto deja la disidencia entonces se vuelve un nada.  

Los Opuestos:

Las acciones hablan más alto que las palabras. Nuestra conducta es testimonio elocuente de quienes somos y que pensamos. 

Si todo lo sucedido era de esperarse entonces que podemos hacer: 

Primero hay que abrir los ojos y actuar con prudencia 

Segundo hay que hacer lo que esté a nuestro alcance. Apoyar lo bueno y combatir lo malo. Sobretodo no cooperar con la corrupta inmoralidad, (aunque confieso que ya no se me ocurre nada más; tendremos que preguntarle a alguien que sepa más, como decía Sócrates) 

Tercero seguir remando contra la corriente, aunque cada vez nos sintiéramos mas sólos en medio de este libreto de la tiranía. 

Algo que no deja de ser cierto es que muchos exilados aparecerán sorprendidos, escandalizados y asqueados ya que jamás sospecharon que esto pudiera pasar. Tampoco soportarán la visión de tanta maldad e inmoralidad. 

Sé que algunos se sentirán aludidos y quien esté libre de pecado que tire la primera piedra. Los amigos van y vienen. Los enemigos se acumulan.

(Publicado en la edición del jueves 27 de septiembre del 2007)

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Help

WordPress theme: Kippis 1.15