DE LOS ARCHIVOS DE NUEVO ACCIÓN: LOS PUNTOS SOBRE LAS ÍES

Por Aldo Rosado Tuero

Sumamente sorprendido he venido constatando en los últimos días un cambio casi imperceptible en la actitud y posición de algunos movimientos de disidentes dentro de la isla. Para mí, y puedo estar equivocado en mi percepción, veo una especie de acomodamiento, como un desencanto y la asunción de una posición resignada a seguir soportando el status quo, y por ende una búsqueda de mejoras económicas que hagan más soportable la miserable vida a que ha condenado la tiranía a mi pueblo.

Al entrar ayer a la página “Basta de Apartheid” de mi amigo español Manuel Benito (El mismo que acompañara a Darsi Ferrer y a su esposa en la caminata reprimida del 10 de diciembre pasado) constaté que la página se ha convertido ahora en “Tu Amor Por Cuba” y lo que más resalta cuando la abres, es la siguiente inscripción: “BASTA DE POLITICA. Hablemos de TU AMOR POR CUBA”.

Pero no sólo repudia la política, sino que insta a viajar a Cuba, para llevar ayuda a los necesitados. Copiamos para los lectores:

“COMO AYUDAR:

Idea básica: Llévate a Cuba todas las cosas útiles que puedas, desde la ropa que no te pones a los juguetes que ya no quieren tus niños…
Objetivo

Aliviar el sufrimiento de los más desamparados en Cuba, sacarle una sonrisa a un niño albergado, darle esperanza a una pobre gente olvidada…

A continuación te mostramos unos cuantos enlaces con información útil para cuando viajes a Cuba.

Lo más importante es que sepas que tanto las leyes de Aduana como todas las internas del país permiten a los turistas introducir todo tipo de regalos, medicinas, ropas…
Enlaces útiles: Aduana cubana (turistas) Tipo de cambio oficial (CUC)
Clima y temperatura Mapas y planos.”

Todo esto sería muy bueno si va acompañado de la acción política necesaria para ganar  adeptos, abriéndoles los ojos, al mismo tiempo  que se les ayuda, demostrándole que su miseria es producto del sistema político que se les ha impuesto por la fuerza. Pero sólo así, por la ayuda, rechazando la política, lo que se está logrando, es la consolidación de la tiranía hereditaria y acondicionar al pueblo a que se conforme con unos simples cambios económicos que les traigan unos bocados más para medio llenar sus estómagos.

Es como, si cuando en los EE.UU. se luchaba por la abolición de la esclavitud, los esclavos les hubieran dicho a los abolicionistas: “No queremos hablar de libertad, ni de derechos, ni de abolición. Solo queremos que nos traigas un poco mas de grit y mash potatoes para complementar la alimentación que nos da ‘massa’ y hasta ver si ‘Massa’ se decide en el futuro a alimentarnos mejor”.

Si así se hubiera actuado, hoy todavía los negros serían esclavos, con la única diferencia de que hoy comerían “Kentucky Fried Chicken” y “Whoppers”  de “Burger King”.

Y yo me pregunto ¿No han comprendido los autores de la idea que es a eso a lo que están llevando a los receptores de su ayuda? ¿A que se conformen que del extranjero les complementen la magra ración que les ofrecen sus opresores, por los siglos de los siglos, mientras los gobernantes se enriquecen escandalosamente cada día más y más y en Cuba no existe el más mínimo derecho político?

No. Con todo respeto, pero con la firme convicción de quien les ha abierto su corazón y las páginas de esta publicación sin condiciones, les digo, que si a eso es a lo que están tratando de dirigir al pueblo cubano, se merecen lo que tienen actualmente y lo van a tener por muchos años más.

Prácticamente tal vez sin siquiera saberlo, se están convirtiendo en una agencia de viajes que publicita el turismo a la Isla. Esta vez turismo de compasión, pero turismo al fin, que sin la acción política–propagandística que se rechaza a priori, solo ayuda a la tiranía, pues contribuye a aliviar la tensión y el malestar de los sectores más marginados.
No tiene sentido que por un lado se esté convocando a discutir un documento político y por el otro se esté rechazando tajantemente la política, que en este caso no se trata de la politiquería partidista, sino de la necesaria lucha política que hay que dar para recuperar todas las libertades, entre todas ellas, a mi modesto entender, la más importante de todas precisamente: LAS POLÍTICAS.

Coincidiendo con esto me llega una declaración de Flamur en la que dicen y subrayo:

“FLAMUR es una organización autónoma e independiente y no esta  insertada a ningún proyecto ni rural, ni urbano. Conserva sus proyectos iníciales promoviendo la creación de las micro-empresas privadas con el fin de generar sustento y empleo para el campesinado cubano.

Las féminas de la organización lanzaron  en el 2006 la campaña Con la Misma Moneda, proyecto netamente económico, que exige del Gobierno que con la misma moneda que el cubano devenga su salario pueda comprar en toda la red comercial del  país, amparadas en el Articulo 88 inciso  G de la constitución vigente como un derecho que les asiste.”

Todos nuestros lectores saben que hemos abierto generosamente nuestras páginas tanto a  Flamur, como al Dr. Darsi Ferrer, y sus proyectos, inclusive después de tener un fuerte encontronazo con éste, cuando me ofendió personalmente. Encontronazo que fue olvidado por mi parte, en aras de la lucha por la libertad de la patria de ambos. Eso prueba que no nos mueve nada personal cuando escribimos.

Pero, si esta es la postura que van a seguir de ahora en adelante, nosotros al menos, no vamos a contribuir con nuestra modesta pero sincera ayuda, ni un ápice en esa dirección. La  ayuda que podamos aportar—mucha o poca—irá solamente a los que estén por la lucha por la recuperación de la libertad, de los derechos humanos y POLÍTICOS DE NUESTRO PUEBLO. Y por suerte, aunque haya muchos empeñados en ahogar sus voces, existen otros que están dispuestos a seguir por ese camino, hasta lograr el triunfo o caer en el empeño.

Esta es una cruzada a muerte contra la tiranía, para que termine la esclavitud política de los cubanos, no es una campaña para aplicar curitas de mercurocromo y aspirinitas. Si a eso es a lo que aspira nuestro pueblo, bien se merece el gobierno que tiene. Pero por suerte, todavía el desencanto no ha llegado a todos.

( Publicado en la edición del  martes 11 de marzo, 2008)   

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Help

WordPress theme: Kippis 1.15