DE LOS ARCHIVOS DE NUEVO ACCIÓN: PROFÉTICO ARTÍCULO

OBAMUNISMOEL MEDIO ORIENTE: PRIMER EXAMEN DE LA ADMINISTRACIÓN OBAMA

ANDRESPASCUALPor Andrés Pascual- Especial para Nuevo Acción

Cuando siendo candidato, Biden, el hoy vicepresidente electo de la Administración Obama, dijo que el nuevo presidente “debería enfrentar pruebas” a las que trató con el respeto, al referirse a ellas, que sólo se toma cuando de “peligros” se trata; como ocurrió con todo lo que tuviera que ver con el trasfondo del candidato demócrata por parte de los que lo eligieron, a ninguno le interesó.

A nosotros los cubanos, hechos por la práctica diaria allá y aquí, capaces de poder explicar las “cosas de la política americana” mejor-y esto no es chovinismo-, que muchos “politólogos” y que la mayoría del público americano de uno u otro partido, Biden no tenía que decírnoslo; eso, lo sabíamos…lo otro que hemos elucubrado es que Obama, como antiamericano, favorezca de una u otra forma la actividad interna y externa de los enemigos de este país; a pesar de que eligió un gabinete “clintoniano” para encubrir lo que viene; pero que, además, no importa de acuerdo al itinerario que tomará la nueva administración como cabeza indispensable en la pretensión de destruir por todos los medios y de todas las formas a Estados Unidos.

En Cuba siempre veíamos las administraciones demócratas como entreguistas de las zonas de influencia obligatoria, como aliadas, en el fondo, del comunismo y como pusilánimes y blandengues, casi cobardes, a partir de lo que eran capaces de conceder al enemigo en cualquier terreno; pero, sobre todo, en la aventura mercenaria soviético-cubana, en África y en los tratados sobre armamentos estratégicos conocidos como SALT; cada vez que se eligió una administración demócrata aquí, “el ganado se soltaba” y comenzaban las acciones que le permtieran ganar terreno y estar en mejor posición si llegaba “la hora de las conversaciones”. Sólo hay que analizar lo que ocurrió durante el periodo previo y de ejercicio de las administraciones demócratas-con la sola excepción y honrosa de Lyndon B. Johnson-: las intervenciones en África; el Mariel; la invasión de Afganistán; el desarme de aliados como Pinochet, la caída de Somoza y el ascenso al poder del sandinismo; la guerra en El Salvador; la caída del Sha en Irán y la toma del poder por el grupo radical, extremista y criminal de los Ayatolas, principales manejadores del terrorismo de hoy; el incremento de la acción guerrillera en Centroamérica, que incluía esos cinco países centroamericanos mas México y que solo neutralizó la elección, la influencia y la reactivación de la ayuda militar a los gobiernos aliados por parte de Ronald Reagan.

A Clinton se le agradece el fortalecimiento y desarrollo en los niveles actuales del terrorismo musulmán con Irán a la cabeza, el mismo que “creo su colega Jimmy Carter y que ha empleado a ALQAEDA y los talibanes como primeros escudos o tropas de tipo especial en la primera escalada de la ofensiva terrorista contra Estados Unidos e Israel.
La actividad de Hamas en Gaza es la repetición, para nosotros ya conocida, de la pulsación inicial de los comunistas, de los terroristas, de todas las fuentes antiamericanas con la democracia; pero, sobre todo, con Estados Unidos. Pero hay un problema, se escogió como punto de partida en la ofensiva que “prueba a Obama” el Medio Oriente; estado neurálgico de cualquier confrontación porque lo que se pretenda allí tiene como objetivo destruir Israel y, eso, para cualquiera en cualquier parte, son palabras mayores.
En este caso se van a probar varias cosas: una, la capacidad de liderazgo de la nueva administración; su grado de solidaridad con los aliados de este país; pero, por encima de todo, se va a poner sobre el tapete si estamos equivocados-lo que quisiéramos-, o no, los que pensamos que Barack Obama es parte fundamental de la política que tiene como objetivo destruir la nación americana.

(Publicado en la edición del 7 de enero del 2009)

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Help

WordPress theme: Kippis 1.15