DE LOS ARCHIVOS DE NUEVO ACCIÓN: UNA “BRIGADA” DE RAÚL ALARCÓN

(Caricatura de Alfredo Pong)

Por Luís Alberto Ramírez – Katungo. 

La puesta en escena por mega cine de la película propagandística cubana “El Brigadista” encendió una luz de alarma en mi mente tan intensa que no me conformo solamente con leer y compartir la protesta del veterano luchador por la libertad de Cuba Aldo Rosado Tuero. Hay que ir más allá de una protesta, hay que hacerle sentir a esta partida de indolentes que hoy prestan sus medios de información para que la dictadura cubana la use como pista de aterrizaje ideológico, que somos capaces hacernos sentir.

En múltiples artículos he criticado la manera en que los autores del castrismo en el exterior tienen los canales abiertos para actuar mientras cientos sino, miles de anticastristas se le cierran; es una complicidad clara, no sé si es por odio a la causa de la libertad de Cuba o simplemente porque la novedad del castrismo internacional da más dividendos que una causa justa y humanitaria. La diáspora cubana está repleta de artistas con talentos de todo tipo. Pintores, escultores, músicos, cantantes, escritores y actores, sin embargo, ningún medio de comunicación le da siquiera un segundo de espacio para dar a conocer su arte, de manera que su talento se pudre día a día en las gavetas de sus cuartos, en las guanteras de sus autos, camiones o en cajas de almacenes, mientras los castristas llegan aquí y tienen garantizada cámara, luces y hasta acción.

Ahora, uno de los medios que más se destaca en esta guerra anticubana es MegaTV, lástima de creador. La historia de este medio de comunicación lo precede, historias de intrigas, chantajes, despidos injustos y abusos laborales son solo la punta de un cúmulo enorme de irregularidades humanas que parecen desestabilizar emocionalmente a muchos afectados por las políticas egoístas de su dirección, esto parece haberlo aprovechado muy inteligentemente la inteligencia cubana y ha convertido a la MegaTV en una sucursal de la televisión cubana, lo único que faltaría, (y no dudo que suceda) es buscar un espacio estelar y encadenarse con todas sus emisoras satélites y divulgar las apariciones de Fidel Castro, o trasmitir en cadena el próximo congreso del PCC.

Por lo pronto yo haré lo mío, apoyaré a pie juntillas la propuesta de Aldo Rosado de Nuevo Acción, y no consumiré en lo adelante ningún producto que se anuncie en MegaTV, porque vale más en la vida hablar por una gota de vergüenza, que callarse por  un océano de intereses.

(Publicado en la edición del 30 de noviembre del 2010)

Nota de actualidad de Nuevo Acción: La Mega Radio, al igual que Mega TV, sigue en su contubernio con el raulato, auspiciando espectáculos con los “artistas” que les envía la tiranía. Hoy más que nunca, si el exlio verdadero quiere que se les respete, urge el inicio de un boicot a los anunciantes que mantienen los negocios radiales y televisivos de Raúl Alarcón.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Help

WordPress theme: Kippis 1.15