DEL DICHO AL HECHO VA MUCHO TRECHO

En la foto: Luis Alberto Rodríguez López-Callejas, Administrador de la  finca privada de Raúl Castro, Cuba, junto a Cucharita III (‘El Canelo”) en N.Y.

Ya llueve sobre lo mojado.  Son muchas las veces en que Donald Trump asegura  algo y la actuación de su administración hace lo contrario.

Hace tan solo unos días se habló de que una de las cosas que estaba haciendo Trump–para  cumplir en parte con la promesa hecha a los cubanos anti castristas-estaba la de declarar a la Gaesa y a su director Luis Alberto Rodríguez López-Callejas, como cómplice del tráfico de drogas  y de mantener nexos con los militares venezolanos y con Nicolás Maduro, en el saqueo del tesoro venezolano, pero ahora nos enteramos de que el mismo gobierno de Donald Trump ha concedido visa a el mencionado general, que es nada menos que el Administrador de la ffinca en que ha convertido a Cuba, su ex suegro Raúl Castro.

Rodríguez López-Callejas se pasea por New York, como Pedro por su casa y se ha visto en la Iglesia Riverside,  donde Cucharita III Díaz Canel fue a discursear, y en otros eventos.

La excusa de que hay que dar visas a los que vienen a Asambleas de la ONU no es válida, ya que este  Pincho no es diiplomático.

¿Hasta cuándo vamos a seguir soportando en silencio  que se rían de nosotros? Nuestro anti democratismo y nuestro apoyo al presidente, no nos puede cegar, en lo referente al  desprecio mostrado  hacia las esperanzas  de que se cumpla lo prometido por Donald  Trump de, al menos, revertir las medidas implementadas por Obama. La cruda realidad es que lejos de revertirlas, se ha llegado a dar pasos tan atrevidos como el de conceder visa al testaferro mayor de Raúl  Castro. ¿ O es que ha venido a supervisar el inicio de las conversaciones secretas para “lograr un mejor acuerdo” con la tiranía?

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Help

WordPress theme: Kippis 1.15