DESDE EL ARCHIPIÉLAGO: EL 2016 PROMETE SER BIEN DIFÍCIL PARA LA TIRANÍA

MAPADELARCHIPIELAGOHECTORJULIOCEDENOPARAILUSTRARARTIC.

Por, Héctor Julio Cedeño Negrín

El 2016 lo comenzaron los tiranos con el pie izquierdo. Como consecuencia de las elecciones del 6 de diciembre de 2015 se produjo  la estrepitosa derrota de los “maduristas” en Venezuela, ya se había producido la de los “kirchneristas” en la Argentina. Hoy los representantes del madurismo chavista  se enfrentan a un escenario difícil y turbulento y a una baja sin precedentes de los precios del petróleo, que incluso ha llegado a los 28 dólares el barril, lo que representa una dificultad adicional para Cuba.

Sumado a esto, está la formidable estampida de los migrantes cubanos que amenaza con seguir creciendo y en progresión geométrica y que pone en ridículo la “nueva estrategia” de Barack Obama con respecto a Cuba e involucra en el problema a varios países de la América del Sur, a toda la América Central y a México. La propaganda vendida; de que Cuba es el paraíso formidable del socialismo se derrumba como castillo de naipes ¿Si Cuba es el paraíso del socialismo por qué miles de cubanos recorren más de ocho mil kilómetros, partiendo desde la isla y corriendo todo tipo de riesgos para escapar del paraíso castrista y del socialismo de todos los siglos?

Además el alza desmesurada en los precios de los productos agropecuarios, que dura hasta el día de hoy y que cuadruplica en casos los precios habituales y hace cortocircuito con el estipendio miserable que pagan los gobernantes cubanos a sus esclavos asalariados, incrementando las penurias y provocando un descontento popular sin precedentes. Los gobernantes han prometido su intervención en el asunto, lo que agravará el problema y garantizará el desabastecimiento total de productos en toda la nación cubana.

El déficit en la producción agropecuaria lo provoca precisamente la intervención perniciosa, del estado omnipotente, que todo lo quiere controlar y sacarle ganancias. Que desestimula al productor por su impertinencia y vigilancia cobrando impuestos abusivos a productores y vendedores lo que provoca la subida  de los precios minoristas y no los intermediarios que son el eslabón insustituible de la cadena.

El estado debe retirarse completamente de esos menesteres y aceptar el libre mercado disminuyendo los impuestos radicalmente. Si alguien se ha de enriquecer que lo haga simplemente, porque es su derecho. ¿Por qué nadie fiscaliza y cuestiona los gastos y los ingresos de Fidel o de Raúl Castro,  o los de sus hijos y nietos y los millones que dilapidan a través del mundo proveniente del erario público? Esos son los verdaderos ladrones de Cuba, los que se hospedan en suites que cuestan miles de dólares diarios y que viven como verdaderos millonarios.

Aparejado a todo esto está el aumento vertiginoso de la represión en todos los órdenes de la vida y para toda la población cubana, que no ceso ni por un minuto en todo el año terminado y que se está multiplicando en lo que llevamos de este. Represión política, pero más aún represión y persecución de los trabajadores independientes y de todo el que trata de sobrevivir a la miseria y a la desesperanza.

Cambiando de tema, en este año comenzará la codificación de la sucesión en las más altas esferas de poder de la tiranía, que presumo continuará llamándose castrista, porque será dirigida en un futuro muy cercano, por otro de los miembros de la familia Castro, ya que Raúl está demasiado viejo y destartalado para continuar al frente de la satrapía y ha prometido retirarse en febrero de 2018. Hay quienes piensan que el sucesor natural será Miguel Díaz Canel que tiene un historial considerable aunque  muy reservado, pero yo pienso diferente.

Como la sucesión comenzará por las instancias del Partido Comunista, es de esperar que se promueva al delfín estrella de Raúl Castro, Alejandro Castro Espín,  a las instancias supremas del Buró Político y del Comité Central del Partido y como  miembro prominente y adelantado del estamento político, lo que le garantizaría su inclusión entre los primeros candidatos a sucesores de los dinosaurios del castrato para los años venideros.

Por lo tanto el 2016 será un año de expectativas y definiciones porque en él se decide el futuro del engendro político creado por Fidel Castro el primero de enero de 1959. Habrá que ver cuál es el algoritmo que utilizan los gobernantes para garantizar el poder de su familia mafiosa, porque soplan vientos de sucesión y otras familias desean dirigir la cofradía. Se habla de seguir el modelo chino o el vietnamita, pero yo me inclino porque tratarán de copiar el modelo siciliano, el de la “Cosa Nostra” donde el nuevo Padrino vendrá por línea consanguínea.

Al menos se sienten legitimados por el Presidente de los Estados Unidos que los ha reconocido y halagado públicamente ¿Quién puede competir con la investidura de una personalidad como esa, la de Barack Obama? Pero además tienen el espaldarazo del Papa, el segundo hombre más importante del mundo y tienen también el respaldo y el beneplácito del “Putín” ruso, de los chinos, de los coreanos del norte y de los iraníes; económica, política y militarmente. Si todos están a mi favor ¿Quiénes pueden estar en mi contra para derrocarme? Solo Dios y el resto del pueblo cubano, que somos todos menos ellos mismos.

De todos modos ellos se sienten optimistas y tienen la esperanza de que Hillary Clinton gane  las elecciones de noviembre de 2016 y que profundice las relaciones de todo tipo con la isla cautiva, que les otorgue miles de millones de dólares en créditos blandos, que presione al Congreso para que le levanten el embargo y que le devuelvan la Base de Guantánamo, que lleguen las empresas norteamericanas por miles para invertir en Cuba.

Que reconstruyan el país de cabo a rabo; ese mismo país que ellos  hicieron tierra en casi sesenta años de gobernar bajo el despotismo,  la intolerancia,  la represión y el crimen, pero que se los reconstruyan para ellos mismos y para el disfrute de sus familias, que son los nuevos millonarios y verdaderos dueños de la isla, es decir la nueva oligarquía. Que la tiranía se perpetúe en el poder por decenios y se gane el derecho de ser la primera tiranía  comunista de la historia, en ser reconstruida y desarrollada totalmente por el imperialismo yanqui y sin sacar a sus gobernantes del poder.

Qué ejemplo de tolerancia y de convivencia pacífica entre sistemas diametralmente contrarios y  antagónicos, con filosofías y conductas, completamente diferentes. Esta podría ser una tesis doctoral para Barack Obama cuando concluya su mandato presidencial, si desea seguir encumbrándose, porque él verdaderamente cree que esas cosas, son posibles.

Pero en la vida real veo muy difícil la victoria de un candidato demócrata en las elecciones de 2016, incluida la de Donald Trump, que debe pasar a la historia, sin penas ni gloria. Al próximo Presidente lo veo con un apellido conocido, aunque puedan considerarlo dinástico, aunque para nada me disgustaría que fuera un cubano descendiente, tal vez ganaríamos por fin, importancia para los Estados Unidos.

El año castrista lo veo bien difícil o en el comienzo del ocaso de la tiranía.

WordPress theme: Kippis 1.15