DESDE EL ARCHIPIÉLAGO: ¿SE CUMPLIRÁ POR FIN LA PROFECÍA DE SAN ANTONIO MARÍA CLARET?

Por, Héctor Julio Cedeño- Periodista Libre de Cuba.

Bueno, dicen mis amigos que estoy un poco loco, obsesionado con eso de la profecía del Padre Claret y que se trata solo de una leyenda, simplemente de una especulación. Pero me gusta seguir las predicciones, al fin y al cabo ésta me hace revivir la esperanza de un futuro mejor para Cuba.

Decía el filósofo alemán Karl Rosenkranz; “Quien intente indolentemente vivir en la cumbre de la montaña, morirá en el fondo del valle”, si no se hace el esfuerzo para llegar a la meta, poco se puede lograr. Así parece, pero podemos seguir luchando y también esperar los resultados de la predicción.

San Antonio María Claret, (ilustración que encabeza este artículo) quien fuera Arzobispo de Santiago de Cuba, profetizó inspirado por la Virgen María, el final de la tiranía. Esto en uno de sus periplos por la Sierra Maestra, por la que realizó treinta y cinco viajes y por allí, evangelizó y alfabetizó a mucha gente. El estuvo en Cuba entre los años 1851 y 1857.

La conclusión de la profecía, dice más o menos así: “…luego de la muerte del dictador en su lecho de enfermo, ocurrirán en Cuba grandes disturbios y correrá la sangre, habrá venganzas y una gran conmoción. Finalmente después de cierto período de violencia, Cuba alcanzará la libertad y retornará al cause de la democracia. Florecerá nuevamente y será la admiración de las naciones americanas incluida la América del norte y el mundo”.

Se trata de una profecía religiosa, cristiana. La profecía es una manifestación de Dios para confirmar la fe. Para los materialistas y ateos esta es una pérdida de tiempo, pero para los cristianos es una demostración de que Dios conoce del destino de los hombres y está siempre a nuestro lado, preocupado y pendiente de los vaivenes de nuestra existencia.

Vale la pena la esperanza. Lo que trato es de anticipar la configuración del escenario previo, al inicio de los grandes disturbios antecedidos en la predicción una vez que se ha cumplido la primera parte de la profecía. Eso es innegable, porque ya murió el dictador en su lecho de enfermo, pero cada día se van complicando más las cosas, para la parte sobreviviente de esta tiranía.

Leía las opiniones de algunos “expertos” recogidas por el diario The New York Times, según la periodista Elizabeth Díaz; que analizaban los escenarios posibles, que podrían articularse con la nueva situación política entre Cuba y los Estados Unidos, por esto de los ataques acústicos contra diplomáticos norteamericanos.

Según ellos, los dos escenarios más probables podrían ser; una emigración masiva hacía los Estados Unidos o un estallido social. Allí se exponían datos sobre las migraciones masivas producidas luego del triunfo de la revolución, antes nunca las hubo. Todas durante las administraciones del Partido Demócrata.

En los años sesenta con la emigración del puerto de Camarioca 1966, llegaron a los Estados Unidos, doscientos sesenta y cinco mil cubanos. Esto ocurrió durante el gobierno del demócrata, Lindon B. Johnson. Durante el gobierno de James Cárter, en 1980 fueron ciento veinticinco mil, los emigrantes cubanos.

En el gobierno de William Clinton durante el año 1994 fueron alrededor de treinta y dos mil los emigrantes cubanos llegados a los Estados Unidos. Pero omitieron contabilizar la emigración ocurrida durante el gobierno de Barack Obama, sobre todo por el fracaso de su política hacia Cuba.

Solo en el año fiscal 2016 que cerró el 30 de septiembre de ese año y a casi dos años del restablecimiento de relaciones diplomáticas entre Cuba y los Estados Unidos, los inmigrantes cubanos que llegaron ilegalmente a tierras estadounidenses pasaron de los cincuenta mil, la tercera cifra mayor desde los años sesenta.

Hablan de la olla de presión que representa Cuba y como la emigración masiva funciona como una válvula de escape. Pero esa válvula de escape funciona únicamente durante los gobiernos demócratas, que son a quienes los tiranos cubanos se atreven a manipular y a chantajear.

Con el anuncio hecho por el Departamento de Estado, sobre las nuevas dificultades para el otorgamiento de visas a los ciudadanos cubanos, que tendrán que solicitar y recibir sus visas en el extranjero, tanto para la Reunificación Familiar, Refugiados, como las visas de no inmigrantes.

Este año fiscal los cubanos perderían, operativa mente, buena parte de su cuota de veinte mil visas, conseguidas con el chantaje de Fidel Castro a Bill Clinton y un por ciento de las otras dos mil o dos mil quinientas visas, que generalmente se otorgan a Cuba, por el llamado sorteo de la diversidad. Cuando la válvula de escape está casi cerrada y la olla sigue tomando presión.

Ahora, las visas para reunificación familiar y para refugiados van a ser otorgadas, únicamente, por el Consulado de los Estados Unidos en Bogotá, la Capital de Colombia, lo que complica los trámites y los encarece sobre manera, dado que un pasaje a Colombia cuesta alrededor de $500.00 dólares, sin contar con el gasto de hospedaje y otros trámites, como la visa a Colombia.

Las visas de no inmigrantes, habrá que buscarlas en cualquier país fuera de Cuba, pero si la mayor cantidad de visas se otorgan a personas de la tercera edad, estas deberán viajar generalmente con un acompañante. Eso sin tener en cuenta la política de visado de cada país, que puede ser una dificultad adicional.

Hay que tener en cuenta, que quien gobierna hoy a los Estados Unidos de América, es un Presidente Republicano, pero no uno cualquiera, este es verdaderamente excepcional, sobre todo es el más recalcitrante, entre los Presidentes recalcitrantes y el más famoso entre los fabricantes de muros contra la emigración.

Enemigo acérrimo de la emigración, masiva, descontrolada e ilegal y el más guerrerista y anti-comunista de los Presidentes norteamericanos de los últimos tiempos, pero además, un connotado anti-castrista desde tiempos inmemoriales. ¿Quién se atreve a ponerle banderillas a Donald Trump?

Entonces la variante del supuesto éxodo masivo, quedará descartada por completo, lo que se producirá será, indiscutiblemente un estallido social. Lo que necesitamos saber solamente, es el momento en que se produciría la explosión. Eso nos acerca con certeza a la profecía del Padre Claret, ¿quién lo puede negar?

Si Fidel Castro fusiló a los tres negritos y encarceló a otros tantos que aún permanecen en prisión, para des estimular un éxodo masivo durante la presidencia de Geoge W. Bush y ante el temor de una invasión militar, que vendría como respuesta al posible éxodo de los cubanos, que harían Raúl y sus burrísimos asesores, ¿propiciar ese éxodo?

Aunque Raúl y sus asesores son reburrísimos, los burros saben bien en que palo se pueden rascar, ellos son burros, pero no tontos.

Según se ha informado, los ataques acústicos fueron iniciados durante la administración de Barack Obama, pero para el mes de noviembre, cuando se conocía que el Presidente electo era Donald Trump. Esto cambia a mi parecer el escenario, porque habría de tomarse como una provocación directa contra Donald Trump. En que estarán pensando los sátrapas, en el suicidio.

Ahora a Raúl Castro le han comenzado a llamar; “El sepulturero”, porque se ha pasado el último tiempo, enterrando y desenterrando gente. Aparte de los que mató en los años cincuenta y sesenta incluidos los ahorcados por él y que el mismo mando a enterrar o los enterró, muchos de ellos secretamente.

Ahora está enterrando a sus viejos familiares, amigos y a sus sicarios y hoy profana las tumbas de los héroes de la patria. Comenzó con Mariana Grajales, la heroica madre de los Maceo y con el Padre de la Patria, Carlos Manuel de Céspedes, sin contar sencillamente con nadie, esa es la filosofía de los tiranos.

Seguramente le pasará como al otro sátrapa, Hugo Chávez Frías, quién profanó la tumba de Simón Bolívar y enseguida contrajo una enfermedad mortal y desapareció de entre los vivos, lo mismo seguramente le ocurrirá a Raúl Castro, desaparecerá próximamente.

Sin dudas las señales nos indican que se aproxima definitivamente, el final de la tiranía, las variables están en juego y veremos los altibajos en el próximo futuro, así que debemos mantenernos, atentos y expectantes.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Help

WordPress theme: Kippis 1.15