DESDE EL ARCHIPIÉLAGO: UN ANSIADO ADIOS A BARACK OBAMA

Por, Héctor Julio Cedeño Negrín-Periodista Libre de Cuba.

Me parece que en todos los años que lleva funcionando la oposición cubana, a la tiranía castrista solo han existido dos periodos totalmente nefastos para nuestra lucha, el uno durante la presidencia de John F. Kennedy y el otro durante esta última administración, la de Barack Obama, nunca antes nos habíamos sentido tan frustrados.

Durante estos últimos ocho años la oposición cubana ha sido desmantelada y en buena medida desmembrada gracias al contubernio de la propia administración norteamericana, sobre todo en el último periodo de gobierno, que ahora concluye el Presidente demócrata, aunque desgraciadamente para la intensión del Presidente Obama aun existimos y existiremos en el futuro.

Antes los opositores éramos escuchados y cuando nos reprimían recibíamos la solidaridad de los funcionarios de la Sección de Intereses de los Estados Unidos y sus funcionarios a cargo de la Sección Política nos recibían y recogían nuestra quejas, aunque poco pudieran hacer por nosotros, pero por lo menos nos brindaban una palabra de aliento y de solidaridad con nuestra lucha, que es la lucha por la libertad la democracia y por el respeto de los derechos humanos.

Hoy gracias al conciliábulo del Presidente Obama los funcionarios ni siquiera nos reciben, incluso ni nos miran, actúan como si fuéramos unos apestados. No veo como esa política pueda servir para llamar a capitulo a los personeros de la dictadura, violadores de todos los derechos y de las libertades básicas de los cubanos, estoy convencido que en ninguna ocasión los funcionarios norteamericanos han planteado estas demandas a los gobernantes cubanos cuando se reúnen en privado, de ellos no tenemos ni una sola prueba y yo personalmente no lo creo.

En dos días tendremos por fin el relevo de esta administración y mi esperanza es la del mayor optimismo, no creo, como ha dicho Nicolás Maduro que pueda venir un gobierno peor que el de Barack Obama, claro lo decimos con una perspectiva diametralmente diferente, pero eso demuestra la ambigüedad del Presidente.

Esperamos cosas muy buenas de la nueva administración y no nos asustan las medidas que pueda tomar Donald Trump, no creo en ese miedo que se nos quiere hacer creer sobre sus actuaciones, sabemos que serán buenas para los cubanos aunque no pienso que revierta la anulación de la ley “Pies Secos” porque me parece que ha sido lo único bueno que hecho Barack Obama porque esta situación estaba prostituyendo a la ley de “Ajuste Cubano”  e incluso siendo utilizada por los propios esbirros de la dictadura, que se exiliaban y se acojían a sus beneficios después de haber sido los mayores represores de los luchadores por la libertad, aunque creo que si deben retomarse las facilidades para que los médicos y los profesionales de la salud puedan escapar de la esclavitud y de la trata de personas a la que son sometidos por dictadura castrista.

Espero que el Presidente electo revierta algunas de las disposiciones impuestas a la fuerza por Barack Obama sin contar con el Congreso y sin siquiera consultar a los numerosos cubanos que son miembros del gobierno norteamericano, esperaremos al día de mañana con la mayor alegría y completo optimismo.

Mientras tanto le dedico un efusivo adiós al que considero como el peor Presidente que han tenido los Estados Unidos en toda su historia.

WordPress theme: Kippis 1.15