DESDE LA ISLA GRANDE: RAÚL CASTRO Y SUS ESBIRROS LE ROBARON LA MISERICORDIA A FRANCISCO

LAISLAGRANDEHECTORJULIOCEDENOPARAILUSTRARARTIC.Por, Héctor Julio Cedeño Negrín

El tirano por sustitución hereditaria se robó la misericordia traída por el Papa Francisco y que sería repartida entre los pobres, los desvalidos y los desposeídos.  Los necesitados de compasión, los débiles de corazón, los que sufren de prisión y represión, los que incluso han perdido las esperanzas de una vida mejor, los que en su vejez miserable deben recoger laticas vacías para conseguir el sustento diario y que son encarcelados como indigentes o “deambulantes”  así les llama la policía.

En la mañana de ayer domingo compartí el calabozo con varios opositores, entre ellos con una Dama de Blanco. Habíamos sido apresados en los alrededores de la Plaza Cívica “José Martí” para que no participáramos en la misa que oficiaría el Papa Francisco, como nos ha ocurrido en otras visitas papales efectuadas con anterioridad. Nos encontrábamos arrestados en los sótanos de la Unidad policial situada en Zapata y C en el Vedado.

Nos acompañaba un numeroso grupo de pordioseros, alcohólicos, ancianos y enajenados mentales que habían sido apresados en zonas del Vedado. Los apresaron, por andar recogiendo laticas y botellas vacías, por revolver tanques de basura para encontrar algo de valor, por estar durmiendo  en portales y jardines o simplemente por andar borrachos,  incluso apresaron a un señor que el día 19 de septiembre, día de la llegada del Papa, había cumplido noventa y un años un hombre que trabajó incluso en la construcción de esa propia Estación de Policía en los años cuarenta y en la de la Terminal de Ómnibus en los años cincuenta. Nació en el año 1924 y es incluso dos años mayor que el sátrapa desvencijado, claro el viejo está entero y no hecho polvo como la momia del tirano.

Desde las siete de la mañana hasta mediada la tarde observé cómo transportaban a  los menesterosos de la Habana, similar a la recogida de perros sin dueños abandonados en las calles. Algunos de esos pordioseros escaparon de recogidas anteriores. Estas personas son concentradas en un internado de mala muerte situado en las Guásimas en la periferia de la ciudad, concebido para concentrar desheredados y mugrientos, muchos de los cuales no tienen domicilio reconocido o tienen problemas psiquiátricos, son abandonados por su familia, se escapan de su custodia o simplemente emigran de otras provincias.

Como estaba vestido de blanco algunos me preguntaban qué si era Babalawo y me hacían reverencias como hacen a estos personajes. Babalawo quiere decir abuelo en el rito africano, es una persona de experiencia, muy respetada por su  sabiduría, capaz de traducir lo que expresa Orula el Oricha que  comunica a los hombres con los miembros del Panteón africano y que guía con su mano a todos los iniciados en esa religión, hoy en día es más apreciada por los cubanos que por los propios africanos. La proliferación creciente de esta religión animista demuestra la situación desesperada de la sociedad cubana.

Los conducidos al internado de las Guásimas son abusados por los que trabajan allí y les roban sus pertenencias y su dinero, en ese antro se aprovechan de los indigentes, los enajenados y los desvalidos. Ellos operan desde unos ómnibus de color amarillo usados en las escuelas norteamericanas y donados por los Estados Unidos. En ellos efectúan la recogida de los “deambulantes” y como tienen barrotes no se pueden escapar.

Este método es activado de manera permanente, para recoger a los pordioseros que vagabundean por la ciudad, pero con la visita de personajes importantes como el Papa, es reforzado. Ya se sabe que los periodistas acreditados los hacen aparecer en sus reportajes y en sus fotografías, eso  molesta a la hipocresía de los gobernantes y como ellos intentan cambiar la realidad de miseria y de pobreza  en que vivimos los cubanos, se lanzan a la limpieza de los indigentes, aunque las causas de la indigencia continúan.

Me decía uno de los enajenados; “El Papa vino para los pobres y los necesitados, pero nosotros no podemos verlo porque estamos preso, los ricos están libres y se lo han cogido para ellos”. El apresado que demuestra tener domicilio lo comunica a la policía y ellos visitan el lugar en busca de sus familiares y si es menester les imponen una multa por permitir que ande vagando por la ciudad, los que no pueden mostrar un lugar de residencia los internan de manera permanente en las Guásimas, dándoles pase de cuando en cuando. Al final vuelven a escaparse del lugar hasta que los recogen en alguna redada posterior. Entre los menesterosos se encuentra un grupo numeroso de excluibles, retornado desde los Estados Unidos.

La hipocresía  y la simulación de la tiranía llega hasta el paroxismo, desde hace más de un mes lanzaron una ofensiva extraordinaria embarrando de colorete toda la zona que vería el Papa en su recorrido por la Ciudad, así toda la Calle Reina fue pintada con urgencia porque el Pontífice haría una parada en la Parroquia del Sagrado Corazón, situada en esa calle y que manejan los Jesuitas, la congregación a la que pertenece el Santo Padre. Hace más de no se sabe cuántos años que aquellos edificios no recibían el beneficio de la pintura. Ni siquiera los limpiaron,  pintaron sobre el churre de los milenios.

Entre la noche del sábado y la mañana del domingo limpiaron las calles utilizando brigadas militares y las lavaron de tanto churre acumulado por años de abandono, a pesar de que no hay ni una  gota de agua para abastecer las zonas de Centro Habana y la Habana Vieja. La calle Reina fue asfaltada como nunca y repararon las aceras. Derrumbaron un edificio que estaba frente al Capitolio, cosa que debieron hacer veinte años antes, cercaron los restos con planchas de acero resplandeciente donadas por Venezuela, Ecuador y otros países, llegadas para resarcir los daños provocados por los ciclones en las provincias orientales, pero que nunca fueron entregadas a los damnificados.

Todos los comercios del centro de la Habana se mantuvieron cerrados durante el domingo y nadie podía comprar ni un pirulí,  incluso una cafetería-dulcería situada al lado del hotel Inglaterra,  en el conocido Paseo del Prado y que está permanentemente abarrotada de turistas. Hasta el propio portal del hotel, donde bailan los visitantes y los nativos y que ameniza un grupo musical de manera permanente y hasta la madrugada o sea que el Papa solo vio una ciudad muerta, sin comercios ni alegría. Temerían que quisiera bajarse a comprar algunas golosinas y viera las tiendas desvencijadas, con un calor tremendo y sin aire acondicionado y además los exorbitantes precios de los productos.

En la esquina de las calles Monte y Cárdenas pintaron a la mitad un edificio, por esa esquina pasaría la caravana del Papa, pero al llegar allí él debía cambiar el ángulo de su mirada  y no vería la parte del edificio sin pintar, son maquiavélicamente inteligentes los tiranos y sus esbirros.   

En fin esta visita del Papa Francisco a la Habana ha sido especialmente manipulada por los tiranos, incluso desean utilizar al Pontífice para que reclame la Base de Guantánamo a los norteamericanos. La visita del Papa es simplemente una conveniencia para la tiranía y nada beneficioso traerá para los cubanos, la misericordia será aprovechada por ellos mismos y  para beneficio propio.

2 comentario sobre “DESDE LA ISLA GRANDE: RAÚL CASTRO Y SUS ESBIRROS LE ROBARON LA MISERICORDIA A FRANCISCO

  1. Hay un mal enfoque sobre esta visita que se repite en muchos escritos y opiniones. De que esta visita ha sido manipulada por los Castros, de que el Papa no fue debidamente informado. Esto es falso, lo que esta sucediendo es lo contrario: el Papa a la cabeza del Vaticano es quien esta usando a los tiranos de Cuba como un simbolismo ejemplar, ese es el significado de su visita personal y privada a Fidel Castro. El no fue a Cuba a encontararse con los pobres porque Cuba es un simbolo del Socialismo y del Comunismo. Con los pobres y desposeidos se encontrara en los paises capitalistas para azuzarlos contra el sistema, pero en Cuba no.
    Claro que el papa conoce la realidad en que viven los cubanos. El miente y lo sabemos, pero sucede que el nos contagia con su hipocresia y aparentemente continuamos aceptando que es el representante de Dios y de los pobres.
    Dejemos la hipocresia a un lado. El Papa es de mucha mas influencia y poder que los tiranos Castros como para creerse el cuento de que es un Santo manipulado por los tiranos. Eso seria tapar la verdad, confundir a los lectores, dejarle toda la churre a los hermanos Castros para lavarle las manos al que blasflema contra Dios. El sabia lo que se preparaba y si queria podia renunciar a su visita. No lo hizo porque todo estuvo con su aprobacion, y lo que diga despues ya no cuenta.

  2. Me adhiero a lo escrito por el Sr. Moreno. Una verdad como un templo.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Help

WordPress theme: Kippis 1.15