EL CALENTAMIENTO GLOBAL

por Esteban Fernández

Hay personas que consideran que yo (porque me leen a menudo) soy una persona inteligente. Siento decepcionarlos. La creencia infundada de que “Yo sé mucho de todo” es un error garrafal. Sólo sé un poquito de cada cosa.

Y eso me lo dijo hace varios años Mario Byrne con estas esclarecedoras palabras: “Tú triunfo radica en que sólo escribes de los que tú sabes y nunca te metes en camisa de once varas”. Exacto.

Por lo tanto, usted no me verá explicándole a nadie lo que es el “famoso calentamiento global” porque de eso no entiendo absolutamente nada, ni quiero entenderlo. Y mucho énfasis en lo último, eso de que “no me interesa saber nada al respecto” para que ahora nadie trate de explicármelo.

Lo primero que les tengo que decir es -yo que soy tan ignorante y friolento- que la primera vez que oí sobre este tema pensé: “¡Coñooo, que bueno, parece que, dentro de poco, ya no tendré que sufrir más inviernos!”

Y lo último que escuché hace días fue a la loquita socialista de New York diciendo que: “Si seguimos como vamos el mundo se acabará dentro de 12 años”.  No lo creí, pero de todas maneras -a mi edad- vivir 12 años más sería un verdadero éxito.

Desde luego, como tengo nietos y algún día tendré bisnietos, cuando dijeron que “dentro de 20 años se acabará el agua y que el H2O será más importe que el oro” entonces en un lugar apropiado escondí 20 galones de agua y esa será mi herencia para mis descendientes.

Otra cosa que noto es que todas las preocupaciones -como el calentamiento global, evitar la extinción de los animales y el terror a los cambios climático, etc.) provienen de las clases adineras de U.S.A. Tienen de todo, viven súper bien, están acomplejados por los privilegios que disfrutan, tienen mucho tiempo disponible, quieren enseñar que son defensores de causas justas y los aterroriza que se acabe el mundo.

Si usted va a las calles de San Francisco, a los barrios humildes de Los Ángeles, New York, Chicago, Detroit, donde hay cientos de “homeless” viviendo debajo de los puentes, usted jamás los verá separando los plásticos, ni reciclando nada.

¿Ustedes creen que, en el solar del Reverbero en La Habana, ni en el barrio Tepito en Ciudad México, tienen al frente de sus casas tres latones para separar la basura, los plásticos y la hierba?

No fastidien más que lo cierto es que el 90 por ciento de la humanidad ni sabe lo que es “Global Warming”.

Por cada ciudadano norteamericano, cuidadoso, preocupado por el futuro, salvando ballenas, molesto porque alguien tenga un abrigo de visón, hay “un millón de chinos en Peking” cagando al planeta.

Y para yo comenzar a entender toda esta mojiganga, lo primero que me deben explicar es por qué los principales hipócritas voceros de evitar el calentamiento global -como Al Gore, Leonardo DiCaprio, en las fotos- viajan en aviones privados que gastan más combustible que los que gastamos usted y yo en 100 años. Parece que no saben que este es el medio de transporte más contaminante.

¡Basta ya! No pongan más falsas imágenes delante de mí, el peligro son los socialistas, los izquierdistas, los comunistas EL PELIGRO SON ELLOS.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Help

WordPress theme: Kippis 1.15