EL CARDENAL: DE COMO YOANI SÁNCHEZ METIÓ LA PATA EN 14YMEDIO

TARCISIOBERTONECARDENALSANTIAGOCARDENASDR.Por, Santiago Cárdenas-Especial para Nuevo Acción

Eran los prolegómenos del 12/17/14. Era el  silencio absoluto. Más  que el de un grupo  de  mudos en una funeraria . Y entonces a la señora  Sánchez se le ocurrió- supongo que sin consultar  con Reinaldo- el director en jefe de 14ymedio- escribir una crónica acerca del cardenal Tarsicio Bertone (foto grande de arriba), de visita en el Archipiélago.

Bertone , no era, ni es  poca cosa. Simplificando: el  número 2 en la jerarquía vaticana. Era  el cardenal Secretario de Estado y varias veces el Papa en funciones cuando Benedicto XVI . Bertone, es uno de los más corruptos camajanes de la curia;   fue el que llevó las riendas  de las negociaciones  secretas  entre las aguas del Tíber, el Almendares y el Potomac.

RAULCASTROYTARCISIOBERTONESHIJOSDELDIABLO Por supuesto también  era   el diplomático más  visible   en la iglesia católica  de la  Cuba de la época, dado al buen vinillo en  paladares secretos y por aquello de que los corruptos  y bandidos tienden a encontrarse, muy cercano a Raúl Castro, un romano por adopción. ¡Por sus frutos los conoceréis! (En la foto: Raúl Castro y el cardenal Bertone, dos buenos hijos de…el diablo- pie de foto: redacción de Nuevo Acción)

(Hago un párrafo y paréntesis   para reconocer  que   recientemente Tarsicio, ¡tan generoso!, devolvió unos 100 mil euros del cuarto de millón  que había “derivado” de la obra  del Gesu Bambino, en Roma, la leche de los niños pobres, para arreglar su ático de jubilado.  Está ubicado a   solo  media cuadra de la Residencia Villa Marta, donde vive el austero Papa Francisco, que lo  reemplazó  enseguida que pudo, por el nuevo secretario de estado, el actual Parolin que en Venezuela  trabajó muy bien cuando el vendaval de Chavez).

Pero, Tarsicio Bertone  continuó trabajando entre el 2013 al 14, a la chita callando,   en el llamado  “caso Cuba”, tal vez sin una expresa aprobación del Papa. Nunca lo sabremos. Lo cierto es que  cuando la intronización de la imagen de Cachita, en los jardines del Vaticano, el ex secretario de estado  fue el maestro de ceremonia de tan augusta ceremonia, con presencia de cubanos  y obispos  de la isla. Ahí están las fotos. Ahí los videos. Ahí los invitados. Bertone en primer lugar.

De manera que cuando  este  cardenal regresó a la Habana en diciembre  del 2014,  de la manera más inadvertida, la sagaz  Yoani  destacó en una de sus crónicas  que el cardenal “tronao”  llegaba  sin el oropel  de visitas  anteriores y sin el más mínimo reconocimiento de las autoridades comunistas o del monopartido.  Como si fuera un derrotado. Atrás habían quedado  el oropel del acompañamiento al Papa en su visita a Cuba.

Lo que no sabían  ni Yoani ni Reinaldo,  su esposo, es que la sabiduría milenaria de la iglesia  tiene  recursos  insospechados y que la presencia del  este  artífice  en la Habana, se debía a la necesidad que Tarsicio estuviera presente  en el malecón, junto al palacio episcopal de  Mons. Jaime Lucas Ortega, cuando las campanas  de la iglesia  tocaran a arrebato en el día  del cumpleaños del Papa que  coincide con  el de las visitas multitudinarias al Viejo, poderoso San Lázaro, en el Rincón.

Nada, que Bertone supo más que la Sánchez

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Help

WordPress theme: Kippis 1.15