EL FIN DE SEMANA EN EL QUE NOS JUGAMOS ESPAÑA

Por, Rafael Lopez-Dieguez Secretario General de AES –Diario Ya

Sería fácil empezar diciendo, “llevamos 40 años advirtiendo que esto llegaría, y ha llegado, pues ahora que lo resuelvan los responsables de este desastre”; sería también fácil decir “ los periodistas y políticos que tanto nos criticaban, que nos acusaban de ultras, extrema derecha, por pedir desde hace más de 10 años los rescates de las competencias y aplicación del artículo 155 de la Constitución, hoy vociferan desde sus micrófonos reclamando lo que nosotros advertimos, pues que ahora lo arreglen ellos”, también sería fácil decir “ el PP es, ha sido y muy probablemente lo será, el responsable de esta situación, Aznar hablaba catalán en familia…., cedió todo y más en el pacto del Majestic, hicieron caso omiso a la inmersión cultural y lingüística de los jóvenes catalanes, les dieron todo y más, y parece que están dispuestos a darles más si los independentista claudican, pues que lo arreglen ellos”; sería también fácil decir “la Jerarquía y clero catalán ha traicionado al Magisterio De la Iglesia en la defensa de la unidad de la Patria, como un deber Moral, comprendido dentro del cuarto mandamiento, tal como afirmara San Juan Pablo II, y que el silencio de la Conferencia Episcopal la convierte en cómplice de esta situación y en consecuencia no me reconozco fiel, ni grey, de esta Jerarquía”; sería fácil decir, “ que el ejército ha perdido toda mi aprecio y consideración por no advertir que la situación que atraviesa España puede exigir, que conforme a su mandato constitucional, siendo ellos garantes de la unidad de la Patria, se vean en la obligación de intervenir ofreciendo hasta la última gota de su sangre”; sería también muy fácil decir “ que su Majestad ni está, ni se le espera, pero que nunca ha estado, ni le hemos esperado, como tampoco lo hicimos con su padre, el Rey Emérito, que ya no merecen el más mínimo respeto de los que amamos a España y que por su ejemplo se han convertido en los mejores valedores de aquellos que aspiran a una República”.

También sería licito decir, “estamos hartos de tantas veces que hemos intentado la unidad de acción entre los diversos grupos que compartimos valores, y cuantas veces nos han dado la espalda”; por ultimo sería todavía más fácil y legitimo afirmar “ estoy cansado, harto, he luchado desde los 17 años por mi Credo y por mi Patria, hemos puesto en juego nuestro crédito personal, profesional, familiar, nuestro ocio, nuestra juventud, mientras otros dejaban que España se fuera destruyendo, haciendo oídos sordos sobre lo que advertimos ,y por todo ello el premio ha sido, la condena de todos incluidos, los que hoy parecen estar despertando del letargo, pero que todavía, por su cobarde complejo, no son capaces de reconocer su responsabilidad ante esta situación”.

Pues bien, pese a la inicua actuación de los que nos criticaron y que hoy se envuelven en la bandera del patriotismo, al que tanto a daño han hecho, pese a la dejación de funciones de mi querido ejército español, la traición de la jerarquía de mi amada iglesia católica, la execrable actuación del PP, la actitud de quién no reconozco como Jefe de Estado, la actitud insolidaridad de los grupos con los que compartimos valores, el cansancio justificado de años de combate, estoy ,y estamos, dispuestos a superar todo eso, ahora no es lo importante, y por ello estamos dispuestos a seguir apelando a la unidad, ante la destrucción de España, estamos dispuestos a seguir dando la batalla por nuestro Credo y por nuestra Patria, los dos hoy amenazados por un mismo mal, la traición de quienes tenían la obligación de velar por ellas.

Puigdemont, tal y como ha quedado recogido en los medios de comunicación, en medio de una situación tan delicada como la actual, ha sacado tiempo este pasado fin de semana para rendir cuentas ante la Gran Logia, asistiendo a su cena y reunión nacional, los que sin lugar a dudas infiltrados tanto en la Iglesia como en la antiespaña, promueven desde hace años la destrucción de nuestra Patria, no desde el punto de vista administrativo o económico, sino moral. Ellos bien saben, y a lo largo de nuestra historia lo han demostrado, que España es un objetivo a destruir, necesitan acabar con España, para que con ella sucumban los valores que representa. No es una patología conspiradora la mía, es una realidad, es una evidencia de la cual hay sobradas pruebas.

Este fin de semana nos jugamos España, este fin de semana, puede ser el principio o el final de la unidad de nuestra Patria, los que hoy se muestran sus defensores han actuado durante cuarenta años a forma de bomberos pirómanos, es por eso que mi confianza en ellos está bajo mínimos, y porque está bajo mínimos, este fin de semana debemos estar en el corazón traspasado de nuestra Patria, en Barcelona, y debemos estar, para dar apoyo a los héroes catalanes que se sienten profundamente españoles, y que sin el apoyo de nadie, más bien por el contrario, con la crítica del propio sistema y con la amenaza de los independentistas, están saliendo de forma espontánea a la calle para ondear la bandera nacional, en comunión con la bandera barrada.

Por todo ello invito a todos los militantes, simpatizantes y amigos de AES a que nos sumemos, no como miembros de un partido político -ahora no toca- sino como españoles, y bajo una sola bandera, la que nos une, que nos es otra que la roja y gualda.

Ello no es inconveniente para que también nos sumemos a las iniciativas que puedan surgir, en el mismo sentido, en pueblos o ciudades, y que en estos momentos de emergencia nacional deben tener toda nuestra consideración, no es el momento de las diferencias políticas, primero toca salvar a nuestra Patria.

¡Viva España¡ ¡Viva Cataluña Española¡

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Help

WordPress theme: Kippis 1.15