EL MUNDO DE LAS BOBERÍAS

MARZOFDEZPor Marzo Fernández – En primicia para Nuevo Acción

Hoy voy a escribir de cosas intrascendentes, de cosas que muchos conocen, que se olvidan y con el tiempo no tienen validez alguna, se convierten en BOBERÍAS, que no le interesan a nadie.

Increíblemente muchos viven y viven bien de hablar la clásica bobería y lo más curioso, nadie está exento de este pecadillo.  Hasta las grandes figuras de vez en cuando hablan boberías.  Recientemente ese gran escritor Vargas Llosa, un talento de las letras, afirmo solemnemente que  “EL PUEBLO VENEZOLANO SE EQUIVOCO CON LA ELECCIÓN DE CHÁVEZ”, se puede ser el mejor escritor del mundo y no saber nada de politica.

Los pueblos no se equivocan, los engañan miserablemente los políticos con el apoyo de los medios de comunicación.  Y la historia se repite y repite.   No se acuerdan de Cuba, la revista Bohemia con una campaña ficticia de 20 000 muertos, con el apoyo de la prensa, del radio, la tv. Y con el respaldo irrestricto del New York Times, sin dejar fuera a Vargas Llosa.  Todos anunciaban al mundo, la llegada del Mesías Fidel Castro que iba a salvar a Cuba y al Mundo.  Todavía no sabemos, ¿Salvar de qué?

¿Y qué me dicen de Barak, una estrella, construida por los medios, me imagino que a estas alturas nadie lo duda.  Un engaño verdaderamente profesional.

Hablando de BOBERÍAS, que rollo se ha formado con los libros de textos venezolanos, que según se dice quieren modificar la historia, con la introducción de una nodriza cubana amamantando al Libertador.

Les confieso que esta noticia no me sorprende, desde los anos “80, casi la totalidad de los libros de textos venezolanos, se editan e imprimen en Cuba, buscando costos muy baratos.
La editora hermanos “BADELL” propiedad de Juan y Manuel Badell, situada en Puerto Cabello, muy vinculada a la Causa R, ha sido la empresa que ha financiado operaciones millonarias con Cuba de impresion de libros.   Y además, aprovechando sus estrechos vínculos, con los gobernantes cubanos, le abrió la puerta grande a muchos políticos simpatizantes de los Castro.
Fueron muchos, los que fueron a Cuba, Jose Vicente, Ali Rodriguez, Pablo Medina, Aristóbulo, Andrés Velázquez, Roger Capella, y muchos más.  Ahora los veo en la mesa de diálogo, pero en bandos distintos. Pero lo más interesante, es que muchos enviaron a sus hijos a estudiar a Cuba.  NO SE SORPRENDAN, HOY SON LOS QUE DIRIGEN LOS SERVICIOS DE INTELIGENCIA VENEZOLANOS. FORMADOS EN CUBA, DESDE MUY JOVENCITOS. LOS CONOZCO.
Como soy cubano y hablando del Libertador, me gustaría que los medios comentaran, en vez de entretenerse con la Nodriza cubana, y analizaran la negativa del libertador, de apoyar la liberación de las 2 últimas colonias de América, Cuba y Puerto Rico.  Nos condenó a continuar siendo Colonias por muchos años. Este tema sí me interesa. Quiero aprender.

Cambiando el tema, voy a referirme al GABO, del que tanto se ha hablado y escrito en los últimos días.  Sin dudas, nos encontramos ante uno de los grandes escritores de la lengua española. Sus libros, creo estar seguro, que me los he leído todos.  Aunque confieso, que mi escritor preferido es Alejo Carpentier, no puedo cambiar, soy chovinista.  El mío primero.  Su obra “El Siglo de las luces, la considero junto al Quijote, lo máximo de la literatura en habla hispana.

Me voy a referir brevemente a las correrías del Gabo en La Habana.  Hay algunos ilusos que lo consideran “el gran amigo de Fidel”.  Aunque parezca increíble, hay todavía quien crea en la BOBERÍA de que Fidel tiene amigos.  Fidel no cree, ni confía en nadie, que no sea él, así lo demuestran más de 50 años en el ejercicio del Poder Absoluto. Analicen la historia, su entorno, Fidel utiliza a todos en función de sus intereses y cuando lo cree necesario, sencillamente los desecha.

Gabo fue utilizado por Fidel, en función de sus intereses de imagen, y le daba el beneficio de una amistad que permitía liberar a algunos presos políticos. ¡Cuentos de camino!  Fidel le pagaba el apoyo, sobre todo con una Casa de Protocolo, montada con todas las de la ley del buen vivir, que en la práctica era un palacio del sexo, donde Gabo podía satisfacer todas sus aberraciones con jóvenes estudiantes, incluso el lesbianismo, al que  era tan aficionado.  Todo con una protección oficial. Esta es la verdad, aunque a muchos no les guste.

Hablar del Gabo en La Habana sería muy extenso, las anécdotas son muchas.  Vale la pena en su momento escribirlas.

Solo una mención: Fidel Conoce a García Márquez debido a que Alfredo Guevara y Gabo se habían conocido en Paris. Guevara le presenta el Gabo a Fidel. De la donación de Gabo, de la Escuela de Cine de San Antonio de los Baños. Hay mucho de qué hablar. El robo del reloj de oro del Gabo, que le costó el puesto a Meléndez el jefe de Protocolo. La discusión pública entre el Gabo y Silvio Rodríguez. Fidel de árbitro. Las visitas de Fidel y Gabo a las Fábricas de Helados Copelia y de Queso Camembert. Son históricas.

Las recetas de cocina que Fidel elaboraba con Gabo.  El azafrán, las trufas, el carey y muchas más. Historias sorprendentes. No se tiene idea de los costos de estas recetas.  Ni la más remota idea, se los aseguro.

¿Cómo pagaba el Gabo sus cuentas?  Autografiando botellas de Ron Havana Club, para que fueran vendidas y comercializadas como souvenirs.

Pero un tema poco comentado, era la afición de GABO a la política internacional, un momento estelar fue cuando estuvo en el centro de coordinación de una reunión histórica de CLINTON – FIDEL con el apoyo de Salinas de Gortari.   Como todos saben, el derribo de las avionetas dio al traste con este encuentro.

Hasta donde llegaban estas relaciones, se avizora con el hecho de que la empresa cubana Treviso , radicada en Panamá, había adquirido en Monterrey, México,  una finca de unas 500 ha. Muy cerca de la residencia del GABO. Era una de las opciones, por si Fidel tenía que abandonar el poder.

En Cuba se comentaba mucho, las horas y horas, que ambos se pasaban reunidos en las Oficinas de Fidel y en La casa de protocolo de Gabo. Hay un gran anecdotario de esas relaciones que para mí tenían un contenido enfermizo.  No entendía, ni entiendo, como 2 hombres podían pasar tanto tiempo junto en la BOBERÍA.

CONRADOMARREROAntes de terminar, quiero referirme a la muerte de un grande del deporte cubano, el guajiro Conrado Marrero (en la foto). De niño lo conocí cuando yo era un asiduo al dogout del Almendares. Mi tío Manolo era el masajista del equipo.  Después Marrero era vecino mío.

Se ha escrito mucho de la grandeza deportiva de Marrero, lo que no se ha dicho es la miseria en que vivía esta Gloria del deporte.

La última vez que vi a Marrero, fue a finales de 1990. Con casi 80 años trabajaba como peón, estibador, limpieza, en el puesto de viandas ubicado en la Calle Ermita, esquina a 3ra. En Ayestarán. Daba pena verlo. Cuando me vio, me quiso vender en 10 us/d una pelota que le había autografiado Ted Williams, el día que lo ponchó, con 3 strikes seguidos. Marrero le pidió la pelota al Umpire, y se la dió a Ted para que se la firmara.  Lo que pasó, después también es historia. Ted le dio a Marrero un home run de más de 400 pies.  Y Ted pidió la pelota para que Marrero se la firmara.

Desgraciadamente estas son las historias de nuestras glorias deportivas, que no interesan. Ahora el tema es Yasel Puig, y los millones.  Marrero tuvo que morir para que lo recordaran.

Me despido, ojala que estas BOBERÍAS, le interesen alguien.

MARZO FERNÁNDEZ- Pongo mi nombre, ya que después me la reenvían como anónimas.  No se respetan ni las BOBERÍAS.

WordPress theme: Kippis 1.15