EL “ÑÁNGARA” BERNIE SANDERS

ELNANGARASANDERSESTEBITAESTAESAHORALABUENACARAJOPor, Esteban Fernández    

Si usted es cubano igual que yo -y contemporáneo mío- sabe que EL  COMUNISMO a través de toda su existencia ha asumido cientos de posturas y que esa antesala del comunismo llamada SOCIALISMO  -hasta ahora que este viejo sarnoso lo trata de revivir- era prácticamente “una mala palabra”. Por eso siempre han dorado la píldora de mil maneras diferentes y se auto titulaban liberales, laboristas, marxistas, socialdemócratas, leninistas,   colectivistas, progresistas y cuanta expresión les ha sonado melodiosa a los oídos inocentes.  Ah, sin olvidar que prometen villas y castillas y si triunfan lo que dan es “paredón” y miseria.

Por eso ya podemos ver que Bernie Sanders -a lo descarado- anda ofreciendo exactamente las mismas cosas que Fidel Castro nos prometió a principios de los años 60’s. Y los adversarios políticos de Sanders se desgañitan diciendo que “no podrá lograr nada de lo que promete” sin darse cuenta que “La única forma de hacer todo lo que promete es implantando una férrea dictadura” lo cual es el verdadero sueño dorado de Bernie Sanders.

Dicen que “los jóvenes apoyan a Sanders” pero en realidad son un bando de tontos útiles adoctrinados en los Colegios y Universidades por   PERVERSOS PROFESORES  MARXISTAS LENINISTAS.

Los que verdaderamente están detrás de Sanders son los antiguos “hippies” que hoy se cortaron las barbas y los pelos y que en su mayoría ya están bien económicamente y son artistas, maestros, escritores, intelectuales, o las cuatro cosas.

Toda esa gentuza tiene un complejo de culpa que los lleva a apoyar causas indefendibles. No solamente se sienten culpables de todo lo que pasa actualmente en el mundo sino que se sienten herederos y partícipes de los latigazos que les dieron a los esclavos negros en este país.

Para impresionar a los ignorantes se disfrazan de “sabihondos”, despeinados y estrafalarios como Bernie Sanders, espejuelos montados al aire, un grueso libro debajo del brazo y una absurda indumentaria.

Hoy en día están más viejos aunque siguen siendo los mismos. Los Estados Unidos, país al cual trataron de poner de rodillas ante sus enemigos sigue siendo una nación poderosa,  pero estos izquierdistas -con Obama al frente-se mantienen firmes tratando de lograr su destrucción. Recuerdo que durante las décadas del 60, del 70, del 80 y de los 90, nos hicieron las vidas imposibles a todos los amantes de la democracia y, sobre todo, a los que deseamos la libertad de Cuba. Mientras tanto Bernie Sanders se iba de luna de miel a la Unión Soviética.

Los llamados “progresistas” de este país son personas que lanzan duras críticas contra todas las “injusticias” del Universo, especialmente contra cualquier error cometido por Estados Unidos, pero siempre  han encontrado una justificación para defender a los dos hijos de Lina. En el pasado han atacado con todos los hierros a Pinochet, a Trujillo, a Somoza, al gobierno blanco de Sur África, a Franco y a Batista. Son tan “buenos” que hasta están en contra de ponerse un abrigo proveniente de la piel de un animal.

Al mismo tiempo, desde 1959 hasta la fecha, a Fidel y a Raúl los defienden, los cuidan, los llaman “Comandantes, General, Presidentes”,  y han hecho de su defensa un sacerdocio. Dentro de esta perversa claque uno de los peores es el judío Bernie Sanders.

Lograron victorias de enormes proporciones, como por ejemplo en Viet Nam, porque es un cuento que los americanos fueron derrotados por las guerrillas vietnamitas sino gracias a los liberales de este país que predicaron la rendición desde el principio hasta el fin.

Es decir, que no sólo han defendido al castrismo sino a cuanta basura oliera a rojo en el mundo. Y nosotros estábamos enfrascados en sobrevivir económicamente en este país, y los momentos libres los dedicábamos a combatir directamente al régimen castrista. Los izquierdistas barrían el piso con nosotros.

Recuerdo que hubo una época aquí en Los Ángeles en que  la Dra. Ásela Gutiérrez Kann que dominaba el idioma, tenía los conocimientos históricos y estaba dispuesta siempre a salirle al paso a esta gente. Los hermanos Hugo y Mario Byrne, Frank Gutiérrez, José Norman y varios patriotas más, también realizaron una gran labor al respecto. Pero hoy en día todos tenemos que dedicarnos a combatir al gran peligro que acecha a U.S.A. porque los rojos desde hace mucho rato se han cogido el cine, la televisión, los periódicos, los centros de enseñanza, están colados en todas partes, dominan casi todos los medios de comunicación, menos FOX News.

Y ahora intentan levantar la figura de este viejo desaliñado, con sus trajes de “apéame uno” llamado Bernie Sanders. Vamos a estar claros en una cosa: Hoy en día SIGUEN AHÍ, siguen vivos, siguen manteniendo las mismas ideas, siguen siendo nuestros enemigos, y uno de ellos, Mr. Obama, ha llegado a ser Presidente de este país.

Los Castro son un par de esperpentos pero el comunismo, con el respaldo de los liberales americanos, se ha cogido un montón de países en América Latina. Y consideran que Obama “se quedó chiquito” y quieren que Sanders le dé el puntillazo final a esta gran nación. Andan tan eufóricos y envalentonados que se creen que Bernie Sanders levantará la bandera roja en la Casa Blanca y que muy pronto Jane Fonda estará  manejando un tanque iraní o ruso alrededor del Capitolio y de la Estatua de la Libertad.

Por lo tanto, mi posición actual -y ojalá sea la suya- es la siguiente: Defiendo todas las causas conservadoras y quiero cooperar a que salgan derrotados los comunistas- lo mismo sea Hillary que Sanders- en las elecciones de noviembre de este año.

4 comentario sobre “EL “ÑÁNGARA” BERNIE SANDERS

  1. Excelente escrito Esteban, que bueno seria que lo leyeran tambien en ingles, principalmente los imbeciles que creen en ese estupido sistema “politico”

  2. Muy buen comentario ,es cierto lo que sucede aqui en USA es que nadie lee y todos esos que botan por Sanders son un monton de analfabetos que ni el periodico leen .
    Idiotas que no ven mas alla de sus narices y principalmente eso que nunca en su vida se han leido un libro ,

  3. hay una parte que estoy de acuerdo , no soy ni demócrata , ni republicana, creo que hay que escoger un excelente candidato politico, que mejore la economía de este hermoso país, Lo del Barnie sanders estoy completamente de acuerdo es un comunista, dictador y esta comprodado que la economía socialista no funciona, todo gratis lo que el ofrece es absurdo, pero lastimosamente estamos viendo una política populista. tanto de sanders como de trump. No hay mucho que escoger en estas elecciones, verdaderamente a mi hubiera encantado una disputa presidencial entre Hillary clinto y Busch, lastimosamente este ultimo no fue apoyado en su candidactura, y lo que ahora queda es escoger el que menos mal es, espero que no quede Sanders y Trump porque esto significa un graver error. y la mejor opción que tenemos es Hillary Clinto. En eso no comparto contigo, Ella es la mejor opción que tenemos.

  4. Cuanta razon tiene usted señor, permitame que le informe un detalle, la palabra Ñangara es originaria de Venezuela, del idioma de la etnica indigena Kariña, concretamente su origen es la palabra ñangarum, que significa “MIERDA”. Esto se debe a que esos viejos guerrilleros decian que venian a liberar a los campesino, indios y a los pobres, pero se la pasaron el tiempo asesinandolos y actuando de forma despotica, en el Estado Zulia un frente guerrillero que se declaro protector de las etnicas indigenas de la Sierra de Perija fue capturado por el ejercito gracias a la ayuda de esas etnias indigenas que decian defender que ademas ayudo a cazarlos a todos. Otro detalle querido amigo, yo naci, creci y resido en la ciudad de Anaco, Estado Anzoategui, ciudad que se origino en torno a un campo petrolero, en 1.965 los guerrilleros castristas intentaron destruir la poblacion con un ataque con cargas explosivas, pudieron haber muerto miles de personas, la poblacion completa de la epoca si no fuera por el sacrificio de un obrero petrolero de nombre Simon Orense, que logro cerrar una válvula de paso de crudo, hazaña que le costo la vida. Mi abuela y mi madre (entonces una niña), fueron testigos del hecho y pensaban que moririan esa noche. Ya se imaginara porque esas ñangaras jamas fueron apreciados en Venezuela.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Help

WordPress theme: Kippis 1.15