EL PRESIDENTE SANTOS Y SU HERMANO ENRIQUE SON MARXISTAS Y NEGOCIAN CON LAS FARC- PARTE III- Y FINAL

PARAILUSTRARARTICULOProtestas en Colombia en contra el acuerdo con las FARC.

FRANKDEVARONAPor, Frank de Varona 

Ricardo Puentes Melo escribió un artículo titulado “Santos debe ser destituido o invitado a renunciar” que fue publicado en el sitio web Periodismo sin Fronteras el 5 de marzo de 2016. El periodista señaló que la paz que quieren Santos y FARC-PCC-ELN es la paz de los sepulcros.

Ricardo Puentes Melo nació en Bogotá el 20 de julio de 1963. Es un antropólogo, destacado periodista y director del sitio web Periodistas sin Fronteras.

Puentes Melo explicó que los colombianos ven alarmados cómo el presidente Juan Manuel Santos y sus ministros, además de los altos mandos militares, están violando el orden constitucional entregando en manos del terrorismo marxista internacional que dirigen los Castro desde Cuba.

El periodista dijo lo siguiente: “Los delitos de Juan Manuel Santos contra la existencia y seguridad del Estado son palpables. Concediendo licencia a los narcoterroristas para que transiten armados por el territorio nacional y hagan proselitismo a punta de armas de guerra, al mismo tiempo que ordena a la Fuerza Pública el despeje del territorio donde actuarán los criminales, exponiendo a la población civil a los atentados terroristas y sometiéndolos sistemática y deliberadamente a su accionar, como lo sucedido recientemente en El Conejo, Fonseca, en la Guajira, donde, además, entraron acompañados de ejércitos armados de otra nación (Venezuela), son pruebas más que suficientes para que Juan Manuel Santos sea destituido de inmediato. La movilización popular, la desobediencia civil es el único camino realista para que los terroristas no lleguen al poder y Santos abandone la presidencia… Los colombianos que no queremos una paz sin justicia, una impunidad de los terroristas.”

RICARDOPUENTESMELORicardo Puentes Melo (foto de la izquierda) concluyó su artículo diciendo lo siguiente: “Nuestra Patria no puede arrodillarse ante las pretensiones extorsionistas de un puñado de criminales narcotraficantes marxistas que quieren ignorar que por nuestras venas corre la sangre de antepasados que dieron sus vidas por la libertad y la libre autodeterminación. Nuestra historia reciente está repleta de intentos de traidores para postrarnos ante mafias criminales internacionales. Santos no es el primero que lo intenta, pero nosotros tampoco seremos los últimos en impedirlo. Hay que machar este 2 de abril de 2016, pero sin perder de vista que el objetivo final de ésta y otras movilizaciones deber ser la destitución de Juan Manuel Santos o la invitación a que renuncie. Si no queremos al terrorismo gobernando, no hay otra salida.”

La Cumbre de las Américas en Panamá

JUANMSANTOSYBARACKOBAMALos presidentes Juan Manuel Santos y Barack Obama (en la foto) comparten la misma ideología marxista y amistad con el dictador Raúl Castro. El presidente Santos parece haber olvidado el gran daño y los miles de muertos y heridos causados a su nación durante muchos años por las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), el Ejército de Liberación Nacional (ELN) y el M-19 los cuales recibieron apoyo de Cuba y después de Venezuela. ¿Llevará Santos a Colombia hacia el comunismo?

El presidente Santos y otros presidentes, quienes pidieron asquerosamente la inclusión de Cuba en las cumbres, cínicamente ignoraron la Carta Interamericana que firmaron sus naciones durante la Tercera Cumbre celebrada en Toronto, Canadá en 2001. La Carta estipula lo siguiente: “Son elementos esenciales de la democracia representativa, entre otros, el respeto a los derechos humanos y las libertades fundamentales; el acceso al poder y su ejercicio con sujeción al estado de derecho; la celebración de elecciones periódicas, libres, justas y basadas en el sufragio universal y secreto como expresión de la soberanía del pueblo; el régimen plural de partidos y organizaciones políticas; y la separación e independencia de los poderes públicos…”

Con gran maldad y vileza incluyeron en la cumbre de Panamá a la nación más totalitaria del continente, la cual oprime y viola a diario los derechos humanos y civiles, y las libertades fundamentales y ha estado  golpeando, torturando, encarcelando y asesinando a los cubanos que han estado luchando por la libertad y democracia por más de 57 años. Más de 15,000 patriotas niños, mujeres y hombres  cubanos han sido fusilados o asesinados extrajudicialmente. Más de 300,000 personas han sido encarceladas y unos 80,0000 han muerto ahogados o devorados por tiburones en el estrecho de la Florida tratando de llegar a los Estados Unidos. Fue vergonzoso que ninguno de los presidentes latinoamericanos en la Cumbre de Panamá alzara su voz y denunciara al único régimen que lleva más de medio siglo pisoteando al sufrido pueblo de Cuba.

Conclusión

Fue una suerte para Colombia y para el mundo que se haya aplazado la firma del acuerdo final con las FARC. El peligro no se ha acabado ya que las negociaciones continúan. Este escritor está de acuerdo con el periodista Ricardo Puentes Melo con respecto que el presidente Santos debe de renunciar a la presidencia por traidor a la Patria y por haber sido durante toda su vida un comunista que trabaja con los servicios de inteligencia del régimen sanguinario y opresor de Cuba.

Estos artículos de Ricardo Puentes Melo y sus colaboradores de Periodismo sin Fronteras deben  preocupar enormemente a los colombianos y al resto de los habitantes del Hemisferio Occidental que aman la libertad y la democracia. Como se ha explicado, el terrible y mal intencionado acuerdo aprobado por el marxista Santos permite a los  narco-terroristas de las FARC, responsables de crímenes atroces, participar en política. Desgraciadamente, a través de la fortuna de las FARC por medio del narco-tráfico, la intimidación, y la corrupción, el país podría terminar gobernado por los mismos criminales genocidas que han victimizado al pueblo por décadas con la ayuda del régimen sanguinario de Cuba. (Nota de Nuevo Acción: Busque el lector en los archivos de este diario digital donde aparecen muchos artículos de Ricardo Puentes Melo sobre el tema)

Tenemos en los Estados Unidos al presidente Barack Obama, un comunista y musulmán oculto en la Casa Blanca; al alcalde de New York, Bill DeBlasio, comunista; al senador demócrata Bernie Sanders, candidato presidencial para el 2016, comunista; ya más de 40 comunistas en el Congreso de los Estados Unidos. Muchos comunistas dominan los grandes sindicatos; muchos ejercen como periodistas en los periódicos y cadenas de televisión; y marxistas y socialistas enseñan en las universidades en los Estados Unidos. Si Colombia, un país con muchos recursos económicos, cayera bajo el comunismo sería una tragedia enorme para los que quieren ver las Américas libre del cáncer del comunismo.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Help

WordPress theme: Kippis 1.15