EL TERRORISMO

RENEGARCIACOLLAZOYODONALVAREZDELACAMPA

ESTEBITAOTRACONOPor, Esteban Fernández

Los que vivimos en California y vamos de vacaciones a Florida nos acostamos a dormir allá sin tormento alguno. Aquí, desde el último terremoto, siempre estamos constantemente sobresaltados y en espera del “grande” que se produzca en la falla de San Andrés. Y diariamente nos amenazan al respecto.

En Miami nos echamos en la cama y tiramos el pantalón por aquí, la camisa por allá, y no nos preocupamos de tener una linterna a mano. Aquí tenemos que tener cien  precauciones como tener agua, comidas en lata y nos asustamos ante la más pequeña sacudida. Tanto es así que tengo varios amigos que se fueron de mudada para Orlando y Tampa huyéndoles a los movimientos telúricos californianos.

Bueno, pues ustedes saben que esa misma sensación de alivio sentimos al montarnos en los aviones de la Pan American y salir de Cuba durante los años 60’s dejando atrás el temor a una bomba en el baño de un cine, en un teatro y hasta en una fiesta de fin de año y llegar a un país tranquilo y noble donde el 99 por ciento de la población desconocía las averías que el terrorismo produce.

La cosa comenzó, para mí, durante la época de Batista donde el Movimiento 26 de Julio disfrazó la palabra “terrorista” y la cambió por “Acción y sabotaje” Y quedó demostrado el carácter terrorista de la revolución triunfante cuando hicieron héroe nacional a un lisiado después de explotarle una bomba llamado Odón Álvarez de la Campa. Hasta grados de comandante le dieron en su sillón de ruedas a René García Collazo.(Fotos de ambos arriba, encabezando el artículo)

Tras la caída de Batista tal pareció que la oposición no conocía otro método de lucha que el desarrollado por los castristas y todas las noches sonaban las bombas a todo lo largo y ancho del país. Hubo una noche famosa en que sonaron decenas de petardos en La Habana.

Pero… la última noche que pasé en Cuba un hijo de perra güinero al que le decían “Tatica” (de la familia comunista de los Loritos y Crucitos) con toda la mala intención de echarme a perder mi viaje me gritó de lejos: “Vete, gusano, que vayas donde vayas allá llegará la mano larga del Comandante en Jefe y volarás en mil pedazos”. Pensé: “A los Estados Unidos nunca llegarán los sabotajes enemigos, y si llegaran le pongo cristales blindados a mi Cadillac cola de pato”, parodiando un chiste que estaba de moda en ese instante.

GUSTAVOMACHINYRAULDIAZARGUELLESY ¿quién les dice a ustedes que llegó? Y hasta utilizando las mismas tácticas castristas y subiendo la parada. Y se acabó por completo la tranquilidad en U.S.A. Ahora son los americanos los que andan sorprendidos porque están matando policías. Es algo nuevo para ellos porque desconocen los nombres y las acciones de los fidelistas dirigidos en La Habana por Raúl Díaz Argüelles y Gustavo Machín de Hoed (fotos arriba de esteb párrafo) quienes se pasaron meses tiroteando a policías inertes.

Eso de robarse aviones no lo inventó un musulmán ni un árabe, ni Osama Bin Laden, eso salió de las mentes diabólicas de los comunistas cubanos utilizando a las Panteras Negras norteamericanas.

Y si los americanos no despiertan y se arman hasta los dientes y defienden a esta gran nación el triste final no será paredón de fusilamientos para millones de seres humanos sino decapitarlos y quemarlos vivo.

Un Comentario sobre “EL TERRORISMO

  1. Por desgracia amigo Esteban,tienes toda la razón,al hablar del despertar de los E.U.Que si no despiertan pronto,millones de seres humanos serán decapitados y quemados vivos.HAY QUE PONERSE LA PILAS,SINO,PODEMOS VER ALGO QUE SE NOS ESCAPA DE LA MENTE HUMANA.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Help

WordPress theme: Kippis 1.15