EL VATICANO QUIERE DESTRUIR LA ORDEN DEL VERBO ENCARNADO. EN DEFENSA DE MI HERMANO

En la foto: Sacerdote Carlos Buela, fundador de la orden del Verbo Encarnado

Por Alberto Buela

Hace dos semanas que comenzó a difundirse en los medios las violaciones ocurridas en el Instituto Próvolo de Mendoza por parte de un sacerdote italiano. En ese mismo momento comenzaron a aparecer acusaciones de abusos sexuales por parte de mi hermano Carlos a seminaristas y ex sacerdotes del Instituto del Verbo Encarnado. Pero ayer la gota rebalsó el vaso y la noticia apareció el 13/12/16 en el diario Clarín, el de mayor tirada en Argentina, en página impar y con una foto de cuarto de página de mi hermano bajo el título: La Iglesia admite abusos a seminaristas del ex líder de una congregación religiosa.

Ante esto salgo en defensa de mi hermano afirmando que, antes que nada mi hermano es: un varón. Que siempre lo fue y como tal actuó en todas las circunstancias de su vida, de modo tal que mal puede haberse convertido en un maricón a los 67 años, fecha en que se radicó la falsa y difamadora noticia. En todo caso sería un record Guinness, de cambio de sexualidad a tan avanzada edad.

Pero no termina aquí la cosa. Yo le escribí apenas salieron noticias sobre él y me respondió con un comunicado oficial del IVE en donde se afirma que: ni en el caso de la persona Luis, ya conocido de hace ocho años, ni en ningún otro caso tiene nada que ver el fundador de la orden, padre Carlos Buela.

Pero tampoco termina aquí la cosa. El IVE viene siendo atacado por la jerarquía eclesiástica desde su fundación y recuerdo que estando una vez en el Instituto en 1986, mi hermano me contó que: “mandaron un comisario gallego de apellido Rico, quien cuando me preguntó por el carisma de la orden, cansado de sus intrigas, le contesté: putos no”. Recuerdo que llegaron a tener 50 seminaristas para ordenar y que solo gracias a la intervención de un obispo italiano pudieron al final ordenarlos. Entre los cuales estaba un ex combatiente del Che en Bolivia y un lisiado en silla de ruedas.

Mi hermano fue apretado por la secretaría para las órdenes religiosas a renunciar a la conducción de la orden, bajo amenaza de intervenirla, luego vino el P.Walker que fue obligado por la misma secretaría a renunciar y así en el último pseudo capítulo, donde intervino allí la misma secretaría para designar al P. Rivas. En una palabra, desde el Vaticano se está buscando la disolución de la orden del Verbo Encarnado. Y así por Internet se lanzan noticias falsas sobre el abandono de 450 sacerdotes de los cuales un centenar dejaron el sacerdocio. Mientras tanto si uno consulta la página del IVE ve que sigue misionando en todo el mundo con tesón y voluntad de acero.

Que cada cual saque sus propias conclusiones; yo defiendo a mi hermano a capa y espada. Lástima que él no quiera defenderse o que digan que no puede hablar, como si hubiera dejado de ser un varón libre y probo. El que quiera puede escribirle a: carlosbuela@ive.org para convencerlo que se defienda.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Help

WordPress theme: Kippis 1.15