EL VICEPRESIDENTE BIDEN : ENTRE EL ALZHEIMER Y LA CONVENCIÓN.

Por Santiago Cárdenas- Especial y en primicia para Nuevo Acción

No hay una prueba segura para hacer el diagnóstico de la enfermedad de Alzheimer. Solamente el “ojo clínico”, decimos los médicos. Practicar la telemedicina—sin ver al enfermo personalmente—es un riesgo que asumo. El riesgo de equivocarme.

Lo más notable de este terrible mal—del cúal no conocemos exactamente la etiología, ni cómo curarlo—es la amnesia.

Esa  falta de memoria que curiosa y sorprendentemente es  para hechos recientes o frecuentes, por ejemplo: ¿ “Dónde  dejé las llaves”? o ¿“Cómo se llama mi esposo/a”? La memoria, sin embargo, para hechos más tardíos se conserva mejor. Por supuesto, aparecen además otros síntomas y signos más sutiles, que como dije anteriormente, pertenecen al dominio del ojo  clínico avezado.

No puedo hacerle un interrogatorio a Mr. Biden, pero puedo observar su cara de perplejidad en la televisión. El ex vice parece avejentado prematuramente y con cierta tendencia a la desorientación.

Pero, lo que ha preocupado a los observadores políticos, a la prensa y a sus seguidores  (es el primero en todas las encuestas del partido demócrata-socialista) no es solamente lo seguido de sus “pifias” sino la magnitud de las mismas. No voy a repetirlas; por conocidas. Son del dominio público y las delicias de los programas y espectáculos cómicos.

Pifias, meteduras de patas, disparates, etc. son los nombres que damos en español a lo que en inglés se denomina gaffe. Es un error en la expresión que se hace sin intención, sin advertencia, pero sobre todo públicamente. A Biden se le conoce como “a gaffe machine.” Una máquina de cometer graves errores en público.

Esto que es preocupante, tiene que ser bien conocido, entre los expertos de su campaña política, sus familiares cercanos  y por sus médicos de atención primaria. Ya el ex presidente Obama ha declarado refiriéndose a su aspiración presidencial: “le advertí repetidamente que no tenía porqué  hacerlo”; sin dar más detalles. “No tienes que hacerlo, Joe.”

Pienso que los baches amnésicos y su perplejidad llevan al ex vice a llenar su expresión con lo que primero le venga a su mente en el proceso de ideación. Actualmente acude al telepronter continuamente. ¡El pobre!

Solamente nos queda esperar si se retira de la campaña ahora, o cuando gane la nominación. Mientras más pronto mejor; para él ; para su partido y para la Nación.

Un Comentario sobre “EL VICEPRESIDENTE BIDEN : ENTRE EL ALZHEIMER Y LA CONVENCIÓN.

  1. Estoy de acuerdo con las sugerencias de Cardenas y lo he dicho a mis familiars y amigos, este SR. esta totalmente
    perdido, su atencion, sus gestos, lentitud al andar y movimientos, forma de articular sus ideas, su vaga expression facial lo dice todo.

    Osberto B. Fernandez, M.D.
    Tampa, Fl.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Help

WordPress theme: Kippis 1.15