EN COSTA RICA, EL GOBIERNO GIRA MÁS HACIA LA IZQUIERDA

Por Lic. Sergio Villalta S.

En Gobierno de Costa Rica ha acentuado su giro hacia la izquierda de manera peligrosa. A menos de un año de haber tomado posesión el Presidente Carlos Alvarado (foto de arriba, que encabeza este artículo) sigue los pasos de su antecesor.

Si bien es cierto que al expresidente Luis Guillermo Solís, que es del mismo partido político, se le consideró como un gobernante de centro izquierda; ahora el Presidente Alvarado envía señales más claras de que desea moverse aún más hacia la izquierda.

  1. La ley mordaza

Ya en el anterior gobierno se había propuesto una ley mordaza para controlar o ejercer un mayor control sobre los medios masivos de comunicación. La ley fue una copia mal hecha de leyes similares que se han creado en otros países como Venezuela, Ecuador y Bolivia.

Tan embarazoso resultó ese fiasco, que esto ayudó a que la sociedad civil y la prensa se opusieran a esa ley. La oposición de la ciudadanía y una oposición vigilante en el Congreso hicieron que el anterior gobierno desistiera en su aprobación.

Sin embargo, ahora el Gobierno de Alvarado pretende aprobar una nueva ley mordaza. El anterior Ministro de Comunicación, que renunció recientemente, desde un inicio anunció como una de sus prioridades: la guerra contra las “noticias falsas”. Ahora su sucesora, en sus primeros días volvió a condenar las “noticias falsas” y la “desinformación”.

  1. El caso del Diario Extra

Recientemente se dio un caso muy lamentable con el periódico nacional Diario Extra, que lleva una linea editorial contraria al Gobierno. El Ministerio de Gobernación le ordenó no publicar cierto tipo de fotografías en su portada, con la excusa de que las fotografías atentaban contra la dignidad de las mujeres.

Varios diputados de la oposición calificaron este acto como una agresión a la libertad de prensa.  Incluso la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) condenó la intromisión del Gobierno de Alvarado.

Tanto que la María Elvira Domínguez, presidenta de la SIP, envió una nota al Gobierno de Costa Rica externando su preocupación.

Según informó el Diario Extra, Domínguez, que es directora del diario El País (Cali, Colombia) dijo que “nos preocupa que una entidad oficial se entrometa con el criterio editorial del periódico”.

III. Tardarse en reconocer a Juan Guaidó

Extrañamente el Ministerio de Relaciones Exteriores de Alvarado tardó varias semanas en reconocer a Juan Guaidó como el legítimo gobernante de Venezuela. Para el Gobierno de Alvarado, durante mucho tiempo Juan Guaidó fue nada más que el Presidente de Asamblea Nacional de Venezuela. Cierto es que Costa Rica no reconocía la legitimidad del régimen de Nicolás Maduro; pero también es cierto que tardó mucho en reconocer a Juan Guiadó.

Esto a pesar de que muchos gobiernos latinoamericanos ya habían reconocido a Guaidó como el Presidente de Venezuela.  No fue hasta que el Presidente Trump y el Departamento de Estado reconocieron a Guidó como gobernante, que el Gobierno de Alvarado lo hizo.

  1. El “aborto terapéutico”

En Costa Rica el aborto solo es permitido en casos muy extremos en que la vida de la madre corre serio peligro. Sin embargo, el Gobierno de Alvarado se ha empeñado en reglamentar esos casos.

Los grupos a favor del aborto han estado cabildeando de manera muy fuerte para que mediante un reglamento se logre suavizar esta prohibición. Ya el Congreso ha aprobado por mayoría una exhortación al Gobierno de Alvarado, para que se abstenga de emitir un reglamento. Norma que podría abrir portillos legales para que se practiquen abortos, aún cuando la vida de la madre no esté en peligro.

  1. El control de la armas

El Gobierno de Alvarado ha presentado varios proyectos de ley que vendrían a restringir aún más la posesión y portación de armas de fuego. Ya en Costa Rica se cuenta con una estricta legislación que impone graves requisitos a las personas que desean comprar un arma; pero el Gobierno de Alvarado quiere hacerlas aún más represivas.

Por ejemplo, a las personas que desean tener un arma para su defensa, se les exige un examen teórico realizado por la Policía, una prueba práctica de tiro supervisada por los expertos en armas de la Policía, aprobar un examen psicológico, registrar sus huellas dactilares, su arma y fotografía en una base de datos de Gobierno.

Todo el proceso es sumamente oneroso, muy lento y los impuestos que pesan sobre las armas son muy altos. Por lo que solo las personas que cuentan con bastantes recursos económicos pueden comprar un arma de fuego.

  1. La extinción de dominio

El Gobierno de Alvarado, al igual que su antecesor, quiere aprobar una ley de extinción de dominio, con el pretexto de combatir el narcotráfico y el crimen organizado. Pero diversas organizaciones han señalado defectos muy severos en la propuesta de ley. Se tratan de violaciones al principio de inocencia y de irretroactividad de la ley. Han señalado que incluso una persona que demuestre su inocencia podría perder sus bienes.

También se ha criticado que la ley podría aplicarse a bienes cuya adquisición ocurrió hace muchos años o incluso décadas, por lo que esto aumentaría la inseguridad jurídica. Existe el temor en que la ley podría usarse para cometer toda clase de abusos y como arma en contra de los opositores políticos.

  1. Epílogo

Todo nos indica que el Gobierno de Alvarado lleva una clara tendencia de moverse todavía más hacia la izquierda. Las expectativas que tuvieron algunas personas al votar por él, por considerarlo un joven pragmático y mesurado se han esfumado rápidamente. Lastimosamente lo que se ha visto hasta el momento es una típica agenda de izquierda; muy parecida a lo que en su momento tuvieron otros gobiernos socialistas en América Latina.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Help

WordPress theme: Kippis 1.15