EN CUBA NADIE SABE QUIÉN ES QUIÉN

En la foto: Juana Bacallao

POR ESTEBAN FERNÁNDEZ

Hace poco mencioné en un escrito al  h.p. general fusilado Arnaldo Ochoa Sánchez y causó cierta controversia porque unos decían que era extremadamente conocido en Cuba y otros que no se enteraron de su existencia hasta ver el juicio televisado.

Las dos opiniones son ciertas y las dos erradas. Nadie en Cuba conocía a Ochoa, y sí era famoso dentro de las fuerzas armadas, porque ganó varios combates de envergadura en África y porque delante de la tropa le gritó a Raúl: “Tú eres muy maricón para darme órdenes a mí”.

Pero no es solamente a Ochoa, sino que en Cuba nadie conoce a nadie. Por dos motivos, uno, porque el régimen no le brinda propaganda a nadie, yo dos porque a la población no le interesa para nada “saber quién es quién” en Cuba.

Vamos a explicar mejor la cosa: durante la primera mitad de un siglo Cuba estaba llena de FAMOSOS. Y durante la segunda mitad, desde 1959, se acabaron los famosos. Sólo dos hermanos famosos. Los hermanos Castro. Famosos por asesinos e hijos de puta y para de contar.

En la primera mitad del siglo 20 en nuestra Patria pululaban los cubanos ilustres. En todos los campos. Ahora, repito, nadie conoce a nadie. Ni inclusive dentro de las filas castristas nadie es famoso.

Desde un principio eliminaron a todos los que consideraron traidores, y en los periódicos, por un ratito, mencionaron y se encarnaron por un tiempo en algunos funcionarios gubernamentales. Después (como con Carlos Aldana y Roberto Robaina) los desaparecieron del público. Pregúnteles a un recién llegado los nombres de 50 comandantes del inicial Ejército Rebelde.

Yo puedo recitar de memoria cientos de nombres de compatriotas famosos en la Isla: Rolando Ochoa, Jesús Alvariño, Benny Moré, Rolando Laserie, Celia Cruz, Gastón Baquero, Jorge Mañach, Agustín Tamargo, Arturo Artalejo, Luis Etchegoyen, cientos de políticos famosos, cientos de escritores, cientos de poetas, cientos de letrados.

Se pasan la vida en nuestra patria, y en el exterior, presumiendo de la cantidad de MÉDICOS que han logrado graduar. Sí, pero son médicos desconocidos y anónimos. ¿Qué médico famoso, de prestigio internacional (como nosotros podemos mencionar al Dr. Castellanos o al oculista Dr. Alamilla, y cientos más) ha dado Cuba en los últimos 50 o 60 años? Quizás el Dr. Rodrigo Álvarez Cambras, fue el único que se hizo conocido gracias a haber atendido a Saddam Hussein y a Putin.

¿Cuál es el comediante cubano famoso, a la altura de Leopoldo Fernández, Alberto Garrido, el Chino Wong, Aníbal de Mar, Federico Piñero, Rosendo Rosell, que ha dado la tiranía castrista?

¿La Cuba fidelista y esclava ha dado algún escritor famoso como nosotros teníamos a Humberto Medrano, Sergio Carbó, y mil más? El que se distinguió fue Norberto Fuente y hoy no se habla de él ni en los centros espirituales.

Yo quisiera que alguien me diga los nombres de algunos cantantes cubanos actuales más famosos internacionalmente que Barbarito Diez, Vicentico Valdés o Abelardo Barroso. Algunos son conocidos en Cuba, pero a nivel mundial nadie.

Cuando usted se encuentre con un cubano recién llegado de la Isla ofrézcale 50 dólares por cada ABOGADO CUBANO FAMOSO INTERNACIONALMENTE que ellos puedan mencionar. Parece que allí sólo hubo un abogado, pero famoso no por abogado sino por tirano.

¿Dónde están los imitadores famosos de Cuba de los casi 60 años de castrismo? ¿Dónde están los nuevos Tito Hernández y Armando Roblan? ¿Dónde están los nuevos Eduardo Egea, Olga Guillot, Otto Sirgo, Gaspar Pumarejo, Chano Pozo, Guillermo Álvarez Guedes, Ernesto Lecuona, Gina Cabrera, Marta Pérez, Olga y Tony?

¿Existe algún ajedrecista famoso mundialmente de la talla de Capablanca en todo el país? Es más ¡hasta el exilio cubano ha producido más famosos (como Willy Chirino, Andy García, Cameron Díaz, y muchísimos más) que nuestra Isla!

¿Alguien puede mencionar algunos famosos Ingenieros, Arquitectos, Matemáticos, Siquiatras, Sicólogos, Pedagogos, dentro de Cuba? No, los cubanos ni pueden mencionar los nombres de cinco o seis Generales y algunos miembros del Buró Político del Partido. Y quizás ni eso. Un tal Luis Báez hizo un libro guataqueando a los generales pero tal parece que a nadie le interesó leerlo.

A veces, están tan urgidos de famosos, que no les queda más remedio que acudir a un par de viejas cáncamos como Alicia Alonso y Rosita Fornés, y no sé si todavía está vivo, pero hasta hace poco le echaban mano al “acuarelista de la poesía antillana” Luis Carbonell, y dicho sea de paso esos tres tampoco son productos del castrismo. Porque la fama se fue de Cuba. Es más, la fusilaron. Están tan desmejorado que allí la vieja cocomacaco Juana Bacallao es una vedette.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Help

WordPress theme: Kippis 1.15