EN LA DIANA: NI EL MISMO PERRO CON DIFERENTE COLLAR, NI EL MISMO COLLAR CON DIFERENTE PERRO

Por Aldo Rosado-Tuero-Director de Nuevo Acción.

Aunque duela y cueste mucho reconocerlo, la verdad irrefutable, es que la estancada situación de la lucha de nuestro pueblo por lograr su tan ansiada libertad, tiene muchos culpables y no todos están del lado del enemigo y de los opresores, sino que un buen número de militantes en las filas de la oposición al régimen, tanto allá en la patria oprimida, como aquí en el exilio, entorpecen la buena marcha de la lucha y todo esfuerzo serio que se hace, si no los lleva a ellos a la cabeza.

Echemos hoy un vistazo–como preámbulo a lo que vendrá pronto–, a esta “orilla de libertad” en la que existen todavía fósiles vivientes de otras eras, momias redivivas y “sepulcros blanqueados”, que enlodan todo intento serio de ayudar a los que luchan, pues en sus elucubraciones—no sabemos si producto de su avanzada edad o de sus ambiciones—y masturbaciones mentales, se ven como los futuros alcaldes de sus pueblos si la situación cambiara en Cuba. Personas que en el fondo consideran a los actuales habitantes de Cuba, como gente inferior a ellos y los quieren tratar como a chiquillos a los que hay que indicarles de la A hasta la Z, cuanto deben hacer y como deben de hacerlo.

Verdaderos dinosaurios con el cerebro paralizada en la época antidiluviana, que todavía a estas alturas piensan que porque en alguna época fueron en sus localidades gente relativamente conocidas, o porque llegaron a presidir alguna entidad de lujo, como Liceos, o Sociedades elitistas, previas al castrismo, todavía los pobres habitantes de esos pueblos les tienen que rendir pleitesía; y están convencidos en sus fosilizados cerebros, de que ellos volverán allí a pasos de vencedores, como modernos “carpetbaggers”, montados en sus caballos, con sus redingotes sobre sus hombros, si la situación cambiara, a reclamar sus “títulos” de rectores de la sociedad, en detrimento de los cubanos que se han chupado el hueso por medio siglo y; lo más detestable, por encima de los opositores internos, que serán seguramente los que propiciarían el vuelco hacia la democracia y la libertad.

Estos ejemplares, verdaderos sobrevivientes de épocas prehistóricas, a los que se les paralizó el reloj cerebral en 1958,  creen que todavía están en la época que compraban los votos a las puertas de los colegios electorales y ahora se empeñan en hacer lo mismo, al mandar unos pesitos, que nunca salen de sus propios bolsillos particulares, a amiguitos que merodean por los círculos oposicionistas, con la secreta ambición de que sean en el futuro sus sargentos políticos, para subidos en sus hombros, lograr sus sueños utópicos de regresar a  gobernar a “esa pobre grey de ignorantes cubanos que no saben nada de nada”.

Son los que confunden la ayuda humanitaria para sus amigos y coterráneos, con la ayuda para la lucha de los opositores. Los que pretenden con soberbia incontrolable, marcar pautas a los que envían ayuda, sin condiciones y DESTINADA PARA SER UTILIZADA PARA LAS GESTIONES DE LA LUCHA. Y cuando se les pone un hasta aquí y se les dice la verdad que les duele en el alma, pues destruye sus castillos construidos en al aire sin base ninguna, se dedican entonces a entorpecer y difamar a los que no tienen otra aspiración ni otra ambición que lograr que los cubanos de dentro derriben a la tiranía, con nuestra ayuda, pero sin imponerles condiciones, ni dictarles desde aquí paso por paso como tienen que actuar y como deben de repartir el dinero de la lucha (que no han conseguido los fósiles vivientes) a sus “amiguitos” acostumbrados a recibir “ayudas humanitarias”, pero no fondos y ayudas para hacer activismo y para luchar por la libertad y la democracia.

Hemos callado por meses por no brindarle argumentos al enemigo, pero, para ir a una lucha con posibilidades de triunfo, hace falta primero limpiar la retaguardia, meter el escalpelo hasta donde duela, para erradicar al cáncer de los que se creen dueños de Cuba, por antigüedad.

Esa será parte de nuestra tarea si no bajan el perfil y se muerden sus lenguas viperinas. En Nuevo Acción, no tenemos mordaza y no nos mordemos la lengua cuando de gritar la verdad quemante se trate. No callaremos los nombres y las acciones, porque por encima de todo está la libertad, la independencia y la futura felicidad del pueblo al que amamos, y al que no queremos que se le impongan los caprichos de los que desde aquí se creen rectores a control remoto del destino y del futuro de los cubanos cuando se liberen de la tiranía. Porque si nos oponemos al mismo perro con diferente collar, también nos oponemos con todas nuestras fuerzas, al mismo collar, con diferente perro.

4 comentario sobre “EN LA DIANA: NI EL MISMO PERRO CON DIFERENTE COLLAR, NI EL MISMO COLLAR CON DIFERENTE PERRO

  1. Lamentable que haya cubanos de 3ra generacion infiltrator en muchos grupos del exilio y algunos
    Hasta con puestos electos y le hacen el juego al regimen de Cuba con su actitud y no hay quien les diga la verdad a los electores. Infiltration de cuba en Miami y otros lugares es muy complicada.

  2. Es una vergüenza que a estas alturas estemos prestándonos para estar creando más división solo será posible si todos tomamos una sola y definitiva dirección que es la libertad de cuba sin aspiraciones de ningún tipo después que esto suceda todos empezamos de cero

  3. Empezar de cero, fisica, moral y materialmente, pues a toda Cuba, empezando por la Capital, hay que pasarle una Bulldozer, para arrancar toda la miasma que ha dejado la maldita Revolucion.

  4. Tristemente para Cuba las fulas y el ego es lo que mas se atiende en una gran parte del exilio. Excelente post.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Help

WordPress theme: Kippis 1.15