ESPANTANDO PATOS PARA LOS MAYIMBES DEL CASTRISMO

Por, Edel Espinosa- Especial para Nuevo Acción

Hoy daré inicio a varias anécdotas que detallarán lo que conocí de los clubs de Cacería en la Isla de Cuba entre 1970 a 1975.

En junio de 1970 yo era piloto fumigador en la ciudad de Sancti Spíritus y me trasladan para la Habana. El nuevo cargo fue el de piloto ejecutivo del Ministro de Minería, combustible y Metalurgia, Pedro Miret Prieto.

Este hombre, cazador nato toda su vida y su ayudante Rolando Román me llevaron a conocer el Club  “El Taje”. La mayoría de las personas se preguntarán ¿Dónde está ese club? Poco a poco expondré lo que yo recuerde. El Taje estaba en la antigua provincia de Las Villas y ahora tras la nueva división administrativa impuesta por el régimen castrista, en la provincia de Sancti Spíritus, y queda por la carretera de Sancti Spíritus a la Ciudad de Trinidad.

Cerca de esta vía hay un pequeño poblado llamado San Pedro y el central conocido por F.N.T.A  está muy cerca. Hay una pista para pequeños aviones y muy cerca una laguna, esa laguna es el TAJE. Es una laguna muy propicia para la cacería. En invierno se llena de aves migratorias que son muy apreciadas por sus carnes.

Todas las edificaciones de ese Club fueron hechas por orden de Jesús Montané Oropesa. Edificio, habitaciones, cocina, todo es muy similar a un motel.

La temporada de Caza es en invierno, de octubre a marzo del año siguiente. Solo para invitados y nadie puede penetrar las instalaciones de este club sumamente vigilado por tropas del Minint las 24 horas del día, se accede por tierra o por aire, en un pequeño aeropuerto local del cercano pueblo de San Pedro. En el mismo los cazadores van acompañados por palanqueros que mueven los botes en la laguna y siempre hay una o dos ambulancias cerca del club.

En 1971 se le ocurrió al ayudante Román y al propio Pedro Miret  (foto de la izquierda),  que yo volara con el AN-2, ejecutivo 1065 sobre la costa y el plan arrocero del Jíbaro,  pensando en espantar los patos, el Yaguasín mejicano, que hay por miles y miles. Las Yaguasas conocida por Cuba se ven muy pocas por la costa.

Al finalizar el trabajo y ya en la pista se acercó Raúl Castro, acompañado por Claudio Rey Moriña, éste le preguntó a Moriñas su opinión de espantar patos con avión y éste le contestó:”Van a matar al piloto.”

En el próximo artículo, de nuevo espantando patos, pero esta vez con el cosmonauta ruso Yury Romanenko, el jefe y compañero del primer cosmonauta cubano y de Latino América, Tamayo Méndez

Un Comentario sobre “ESPANTANDO PATOS PARA LOS MAYIMBES DEL CASTRISMO

  1. Tremendo titulo: “primer cosmonauta cubano y de Latino América”. Me huele a “guatacazo”. 🙁

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Help

WordPress theme: Kippis 1.15