ESPERO QUE EN CUBA EMPIECEN A LEVANTARSE VOCES

“Porque cuando uno piensa en la justicia, se imagina a una diosa con los ojos vendados sosteniendo una balanza.”

Por Roberto Jesús Guerra Pérez/ HABLEMOS PRESS.

Amigos, colegas, defensores y defensoras de derechos humanos del mundo, hago lo que hago porque quiero que en mi Cuba haya justicia. Justicia contra esos que han estado obligando a un pueblo a vivir en la miseria durante 60 años.

Vengo de una familia humilde de la Sierra Maestra, y no he experimentado la injusticia que merece tanta gente de mi pueblo, de mi natal Cinco Palmas, de mi Cuba. Tantos campesinos trabajadores, esclavizados por la dictadura de Fidel y Raúl Castro. Dos hermanos cobardes que llegaron al poder engañando, y que tanto daño y traición hicieron y han hecho a nuestro pueblo.

En 60 años aún no he visto justicia por los miles de encarcelados, fusilados y asesinados por este clan. No he visto justicia por las víctimas que han muerto de hambre a manos de este narco Estado. No he visto justicia por los miles que han intentado escapar por el mar de esa isla prisión. No he visto justicia por los miles de activistas que han muerto y que aún siguen muriendo víctima de ese régimen.

Les recuerdo que no sólo se lucha contra los padecimientos propios, sino que también se lucha para quien nos comprende.

No han sido 4 años, ni 8 de gobierno, han sido 60 años de dictadura militar.

Claro que la represión la hemos sufrido nosotros lo que más nos hemos opuesto a ese régimen. Pero claro está que lo fundamental es que todos los que tenemos un mejor concepto de justicia y equidad, debemos seguir luchando para construir una nueva sociedad, una nueva Cuba. Una nueva Cuba que permita al hombre nuevo salir de la enajenación, del ostracismo.

Este sistema que se proclama Socialismos del siglo XXI. Este sistema comunista nos ha perturbado hasta el derecho a la vida. Este tipo de sistema promueve los encarcelamientos, los asesinatos, las desapariciones, la represión en nombre de las revoluciones, de la constitución para engañar a la clase pobre, la cual vuelve aún más pobre.

Este sistema, crea falsas estadísticas de mortalidad infantil, de alfabetismo, de salud pública, de derechos. Pero realmente crea deficiencia alimenticia, sanitaria, de vivienda,  de progreso económico y social. Estas son parte de este sistema injusto, por el cual hago lo que hago porque quiero que en mi Cuba haya justicia. Justicia contra esos que han estado obligando a un pueblo a vivir en la miseria durante 60 años.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Help

WordPress theme: Kippis 1.15