ESTA ES LA ENSEÑA NACIONAL, SÍMBOLO DE LA NACIÓN CUBANA

Y quién la irrespete, la ofenda o mancille, no puede bajo ninguna circunstancia, hablar a nombre del pueblo cubano, llámase como se llame, nómbrelo quien lo nombre, páguele quien le pague,  ni así lo apadrine el Papa de Roma ni el presidente de la nación más poderosa de Orbe.

A los cubanos se nos respeta y ese respeto empieza por nuestra enseña patria.¡BASTA DE MEDIAS TINTAS Y COMPONENDAS! ¡AL PAN, PAN Y AL VINO, VINO”. ¡AL CARAJO LA CORRECCIÓN POLÍTICA! CUANDO DE LAS COSAS SAGRADAS DE LA PATRIA SE TRATA.

Aldo Rosado-Tuero

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Help

WordPress theme: Kippis 1.15